Conéctate a nuestras redes
Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful

Discos

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Publicado

en

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo de ejecutar nada menos que 16 instrumentos e involucrando en el proceso a más de 30 músicos, fácilmente se puede caer en el error de pensar que el noveno álbum de la banda inglesa es una suerte de continuación de su predecesor, por el contrario, el mismo Pierce se ha encargado de aclarar que esta nueva entrega viene a plasmar un momento diferente del conjunto y en ningún caso persigue ser una extensión del álbum previo. Es con esta certeza que el otrora Spacemen 3 nos invita a explorar este nuevo capítulo discográfico, en esta ocasión compuesto sólo por siete tracks, donde encontramos momentos de extrema belleza, oscuridad, una perfecta cuota de caos y los infaltables guiños del Spaceman a sus trabajos anteriores y, sobre todo, a sus eternas influencias, todo tremendamente Spiritualized.

Es difícil acercarse a “Everything Was Beautiful” en aleatorio porque, si bien no hubo una intención deliberada de confeccionar un trabajo conceptual, lo cierto es que el disco fluye muy bien si se aborda siguiendo el orden del tracklist. “Always Together With You” es posiblemente uno de los mejores tracks a cargo de abrir un disco que vamos a ver este año; no pasa ni un segundo de canción y la alusión a “Ladies And Gentlemen We Are Floating In Space” (1997) es evidente, confirmando que Pierce está en el ánimo de “vengo a celebrar mi obra” para este álbum, y francamente lo consigue. Es imposible no notar cómo esta canción es un resumen perfecto de gran parte del sonido Spiritualized, construyéndose sin prisas, agregando capa tras capa de sonido en forma absolutamente natural y delicadísima, y cuando alcanza el éxtasis final y parece terminar (pero todos sabemos que no va a terminar), no lo hace y vuelve por una última gran explosión. Cuerdas, voces, teclados, campanadas, todo junto. Y funciona de manera asombrosa.

“Best Thing You Never Had (The D Song)” cambia las claves de la oferta y entra derecho a golpear en un ánimo más garajero y reverberante. Sin duda, es la sección de bronces lo que hace de la canción la experiencia catártica y cautivadora que es, sin embargo, las letras también aportan un pequeño detalle, particularmente cuando habla del viaje de “Holly”, donde probablemente están haciendo alusión a la misma “Holly” del álbum “Transformer” (1972) de Lou Reed y su inolvidable viaje al lado salvaje. Para continuar, y luego de dos cortes gigantes, el disco nos da un pequeño descanso con “Let It Bleed (For Iggy)” y “Crazy”, temas de texturas más amables y abiertamente más reflexivos en lo lírico, con el primero de ellos abordando lo angustioso que puede ser el proceso creativo cuando se siente que el destinatario merece algo perfecto y el segundo –con Nikki Lane en los acompañamientos vocales– completamente entregado a resucitar el lado más romántico de la banda.

El lado B de la placa consta de dos canciones enlazadas entre sí, y luego un gigantesco cierre. “The Mainline Song” inicia con sonidos que recuerdan a una estación de trenes, insistiendo en el concepto de viaje que ya nos había entregado el segundo corte del disco. La forma en cómo se construye este track, más el juego de capas sonoras, indudablemente apunta a las claves más tradicionales de la banda, sin embargo, en lo melódico es particularmente atractivo e inevitablemente rememora a “Pet Sounds” (1966) de The Beach Boys. “The A Song (Laid In Your Arms)” retoma desde la aparente pausa del corte anterior y prepara las cosas para la salida, no sin antes golpearnos con la clásica cuota de distorsión y caos que la banda siempre incluye en alguno de sus tracks. Para el final “I’m Coming Home Again” toma todo lo que habíamos venido experimentando y se encarga de darle una salida monumental. Inquietantes y cinematográficos diez minutos son los que dan vida a este magnífico opus de space rock, en el que no queda más que sumergirse y dejarse llevar.

Terminado el recorrido, es evidente que “Everything Was Beautiful” no es una segunda parte de su predecesor de 2018, no obstante, es inevitable notar que hay una suerte de ánimo recopilatorio de postales y claves sonoras que, sin ser un tributo al catálogo de la banda, apuntan claramente a reflotar su propio imaginario. La portada y la forma en que inicia el disco, rememorando al tercer trabajo del conjunto y los guiños a “Sweet Heart Sweet Light” (2012) en “The Mainline Song”, son sólo algunos ejemplos de lo anterior. Como el mismo Pierce resalta hacia el final del disco, algo de cerrar ciclos y volver a casa hay en el espíritu de esta aventura. Como sea, e independiente de las lecturas que uno quiera darle al significado del álbum, lo cierto es que el nuevo trabajo del inglés es un disco redondo. “Everything Was Beautiful” es atractivo en lo melódico, fiel a sus conceptos musicales (que a esta altura son únicos) y además amigable para aquellos que llegan por primera vez al conjunto. A 30 años del inicio de la aventura, Pierce solo parece seguir mejorando su fórmula.


Everything Was BeautifulArtista: Spiritualized

Disco: Everything Was Beautiful

Duración: 44:00

Año: 2022

Sello: Fat Possum


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Warpaint – “Radiate Like This”

Publicado

en

Radiate Like This

Seis años pasaron desde que Warpaint presentara su disco “Heads Up” (2016) y, a pesar de que todas sus integrantes se mantuvieron muy activas, no había un nuevo larga duración del cuarteto hasta este 2022 con “Radiate Like This”, cuarto disco de las oriundas de Los Angeles, California, y que ratifica la química de sus integrantes y la capacidad de generar una obra a punta de canciones sencillas y con una profundidad arraigada en lo cotidiano. Luego del parón evidente durante la pandemia, la banda tomó el trabajo realizado durante ese período para entregar un disco que las muestra en una de sus versiones más relajadas y conectadas, reflejando un sentimiento de reencuentro tras un tiempo que para muchos no será tanto, pero que luego de lo presentado en su tercer larga duración significó una pausa más extensa de la cuenta por parte de la banda.

Con un sonido refinado a punta de una consistente discografía, Warpaint enriquece aún más su paleta sonora en este disco con una clara inclinación a la fórmula rítmica que han aplicado en sus composiciones. Piezas como “Champion” o “Hips” demuestran ese dinamismo que la agrupación aplica a su música, donde, de manera alegre y juguetona, exploran distintos conceptos dentro de sus obras. La vida les ha cambiado un montón a las cuatro integrantes, ya que, tal como ellas describen, sus últimos años estuvieron inmersos en intensos procesos, como la maternidad, trabajos, giras, proyectos solistas, cambio de domicilio, entre otros, y es probable que eso es lo que mejor se adapta al respiro que la banda toma en este trabajo, el que, más que tratarse de una obra urgente o con conceptos complejos, se enfoca en el hecho de disfrutar el tiempo juntas haciendo música.

La química entre las integrantes es indudable y el rol que se comparte entre Emily Kokal y Theresa Wayman se adapta a la perfección con la sección rítmica de Jenny Lee Lindberg y Stella Mozgawa, ya que sólo gracias a la comprensión y conocimiento entre ellas pueden lograr momentos tan hipotónicos como “Hard To Tell You”, el desarrollo pausado de  “Stevie” o el punzante sigilo de “Like Sweetness”, todas canciones con un sonido muy claro en cuanto a los estándares de Warpaint y que, si bien no ofrecen nada nuevo, encuentran su gracia en la capacidad de mantener ese espíritu con el pasar del tiempo, sobre todo considerando los seis años que pasaron desde su último trabajo y el método a distancia con el que tuvieron que desarrollar “Radiate Like This” debido a la pandemia.

Alejándose un poco del pop llegan instancias como “Trouble” o “Proof”, siempre con el sello de Warpaint, pero a la vez con una vibra de renovación en lo experimentadas que suenan con este disco, el que, si bien tiene algunos momentos insignes en su construcción, es con la parte final donde culmina el relato de una manera redonda y lúdica. Desde “Altar”, la banda construye un mini relato cuyo puente en “Melting” se transforma en su parte más robusta, mezclando los tres puntos clave que tiene la estructura de este álbum: su esquema instrumental, el relajo en su interpretación y la fuerza lírica mediante juguetones cruces de palabras. El broche de todo aquello es “Send Nudes” y una presentación en tres minutos y veinte segundos de cada uno de los elementos que hacen de este disco un regreso digno al panorama por parte de la banda.

Más allá de los cuestionamientos a lo realmente nuevo que Warpaint entregue en “Radiate Like This”, el cuarteto nuevamente juega de local y aprovecha todos sus atributos para desarrollar una obra concisa, lúdica y con una constante clave sonora que les permite explayarse a sus anchas. Cuando lo musical se transforma en una constante que da cuerpo y alma a sus composiciones, Warpaint aporta la personalidad mediante una divertida y jovial forma de expresarse en las letras y sus conceptos abordados, elementos que terminan por unirse en un método de composición que les ha traído varios réditos desde su primera aventura como banda. Posiblemente pase una cantidad de tiempo similar o mayor hasta que tengamos un nuevo larga duración del cuarteto, pero no hay duda de que, a pesar del paso del tiempo, las ganas de pasarlo bien en torno a la música seguirán presentes en estas cuatro almas siempre jóvenes.


Artista: Warpaint

Disco: Radiate Like This

Duración: 41:36

Año: 2022

Sello: Heirlooms / Virgin Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Radiate Like This Radiate Like This
DiscosHace 6 horas

Warpaint – “Radiate Like This”

Seis años pasaron desde que Warpaint presentara su disco “Heads Up” (2016) y, a pesar de que todas sus integrantes...

Life Is Yours Life Is Yours
DiscosHace 1 día

Foals – “Life Is Yours”

Partieron siendo cinco y ahora quedan tres; después de que en el documental “Rip Up The Road” (2019) pudimos ver...

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 1 semana

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 1 semana

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 2 semanas

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 2 semanas

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 3 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 3 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 4 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 4 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Publicidad
Publicidad

Más vistas