Conéctate a nuestras redes

Discos

Soilwork – The Ride Majestic

Publicado

en

La construcción de la carrera artística de Soilwork se levanta, de manera literal, desde los cimientos sólidos que han construido desde el final de los años 90. A diferencia de varios contemporáneos suyos, los suecos sobrepasaron el obstáculo que supuso el cansancio creativo que les afectó a mediados de carrera. En este caso, se habla de discos como “Figure Number Five” (2003) o el siguiente, “Stabbing The Drama” (2005), dentro de un catálogo que ha sido objeto de múltiples debates en más de una ocasión. Tópicos como “americanización” del sonido o repetir una fórmula, se contrastan siempre con la apreciación de la ejecución técnica o de la complejidad llena de riesgo que siempre usan.

SOILWORK 01“The Ride Majestic” perpetúa la discusión que, a la larga, ha ubicado la propuesta de Björn Strid (único miembro original y alguna vez calificado como una “súper voz humana” por Devin Townsend) y compañía dentro del conjunto de actos más cotizados en el mundo metal. La intención de su arte siempre ha sido la misma: alcanzar notoriedad y llegar a un público cada vez mayor a través de su mezcla de melodeath y –de acuerdo a sus propias palabras- toques de metalcore, más el filtro melodioso característico. Dicho esto, resulta lógica una obertura como “The Ride Majestic”, porque se extrae de la cosecha más clásica del grupo, aunque al mismo tiempo parece un tanto genérica, similar a lo hecho en el álbum de 2003. En una vereda totalmente opuesta se localiza “Alight In The Aftermath”, pieza dinámica e intensa, que contiene guiños al black metal, encajando perfecto con arreglos más suaves, sobre todo vocales, como los que abundan en Soilwork. “Death In General” también ocupa elementos más convencionales a la hora de estructurarse, y pasa un poco desapercibida dentro del registro en comparación al resto de las pistas. Por su parte, “Enemies In Fidelity” es fiel al estilo, pero innova en toda la sección antes del coro mismo, donde se produce uno de las cumbres del trabajo, debido a la experimentación exquisita que se logra, confrontando la brutalidad del blast beat de Verbeuren con una vocalización sutil y melancólica, dando a luz a una nueva forma de concebir la radicalidad de la música extrema.

“Petrichor By Sulphur” posee una fórmula bastante sencilla, que se sitúa dentro del espectro moderno del metal, muy al estilo Pantera, con Strid llegando a los tonos más agudos que alguna le hayamos escuchado. Por su parte, “The Phantom” es una auténtica demostración de la evolución que ha alcanzado el death metal melódico sueco, similar a la vibra que generan sus compatriotas de Dark Tranquillity, en un tema violento pero matizado con texturas armoniosas que alcanzan incluso los confines del black metal, alzándose también como uno de los mejores cortes de este nuevo LP. Desde este punto en adelante, esta versión actual de Soilwork plasmada en el álbum crece exponencialmente en frescura y originalidad, avanzando hacia un disco completo y consistente, a la altura de las expectativas de cualquier seguidor. Para evidenciar este buen momento, qué mejor que un tema lleno de texturas diferentes como “The Ride Majestic (Aspire Angelic)” que, como muchas de sus composiciones, tiene algo de metal progresivo en su columna, lo que se traduce en una potente inyección de energía para lo que queda del opus.

SOILWORK 02Más cercano al metal alternativo que desplegaron hace unos años, “Whirl Of Pain” no sorprende, y su estadía en la memoria es bastante breve, a pesar del cambio de ritmo que acaece en la parte media-final. Resulta claro que “The Ride Majestic” posee algunas de las secciones más densas y agresivas jamás compuestas por la banda, como queda en evidencia en “All Along Echoing Paths”, que además de exhibir aquellos riffs afilados, los conjuga con esos toques tan propios de la banda. Siguiendo esta línea, otra de las canciones sobresalientes, como “Shining Lights”, dispone sus atributos de manera tal, que a pesar de que sean los mismos que han mostrado siempre, suenan frescos y modernos, lo que evoca la misma sensación de sorpresa que surgió al escuchar por primera vez “A Predator’s Portrait” (2001) o el inmejorable “Natural Born Chaos” (2002). Como culminación de esta entrega, “Father And Son, Watching The World Go Down” no genera la misma atmósfera que sí lograron antes en su discografía, pese a que es una canción llena de virtuosismo, porque reaviva el fantasma de lo genérico y conspira para que todo se diluya sin grandes aspavientos, a diferencia de cierres memorables como el del disco antes mencionado de 2002 (con la épica “Soilworker’s Song Of The Damned”) o en “The Chainheart Machine” con “Room N° 99”.

Este esfuerzo de Soilwork por mantenerse vigentes y relevantes es muy acertado, y sin duda cumple con el objetivo y la convicción que existe dentro de la banda de entregar música extrema que se aleje un poco del estilo tradicional del metal escandinavo, pero bajo un enfoque moderno que no descansa a la hora de incorporar ideas que refresquen la propuesta, aunque estas sean temerarias y alejen a algunos de los seguidores más ortodoxos. El conjunto sueco, igual que varios de sus pares, emprendió un camino que siempre ha sido difícil: el de la innovación y el riesgo que esta implica. Sin embargo, se infiere que tal decisión responde a la ambición de sus  músicos por expandir y superar los límites que, en teoría, son inherentes al metal extremo.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Trivium – “What The Dead Men Say”

Publicado

en

What The Dead Men Say

Existe un concepto dentro del relato de Philip K. Dick en el que está inspirado este álbum, el que hace referencia a un personaje que vive como un psicopompo, es decir, como un ser que fluctúa entre este mundo y el de los muertos, guiando a los recién fallecidos hacia el siguiente plano existencial. Este ente es mencionado en aquella narración para catalogar a una persona que, cuando sus órganos dejan de funcionar, pasa a un estado de “semi-vida” proporcionado por la tecnología de ese mundo, para poder alargar un tanto más su permanencia en esa realidad y comunicar sus últimas voluntades.

Un objetivo simbólico que Trivium ha querido explorar en “What The Dead Men Say”, su noveno álbum, el que, a su vez, puede ser tomado como una especie de presagio acerca del momento histórico que estamos viviendo, dentro de una pandemia global que ha causado muchas muertes, y que hace converger las impresiones de aquellos que ya han partido a través de sus 46 minutos de duración sobre el daño que estamos haciendo tanto al planeta como a nosotros mismos.

Musicalmente, Trivium nunca ha pertenecido a un solo estilo. Aunque fueron encasillados dentro de la ola metalcore de la década de 2000, se fueron rápidamente desmarcando con cada entrega posterior al legendario “Ascendancy” (2005). Con trazos de heavy metal combinado con thrash e incluso black metal, el cuarteto de Florida estaba bien posicionado con su trabajo predecesor, “The Sin And The Sentence” (2017), acto que los volvió a colocar en el mapa de las mejores bandas de metal de los últimos tiempos. Eso, en parte gracias a la inclusión de Alex Bent (ex Battlecross) como miembro oficial en la batería, otorgando nuevos aires de pulcritud y maestría en las composiciones del grupo. Sólo basta con escuchar el tema del mismo nombre de la placa, con su introducción “IX”, para darse cuenta de que, lejos de algún signo de desgaste, la agrupación se muestra refrescada y resuelta a preparar los fuegos de lo que se vendrá más adelante, que es básicamente –en palabras del vocalista y guitarrista Matt Heafy– un resumen de todos los estilos repasados en un sólo disco.

Así, encontramos dentro de este larga duración canciones con estructuras reconstruidas a partir de la inclusión de Bent, rompiendo con la tradicional manera de actuar de la banda como una verdadera “vía de tres”. Por ejemplo, en temas como “Amongst The Shadows & The Stones” o “Bending The Arc To Fear”, apuestan por asaltar los tímpanos con riffs disonantes y ritmos frenéticos, que se acercan al black/death metal. Mientras que en “Scattering The Ashes” y “Bleed Into Me”, Heafy usa un registro más melódico en su voz, a su vez su labor guitarrística en “The Defiant” posee reminiscencias de sus primeros trabajos, contrastando con las límpidas ejecuciones de Corey Beaulieu en las seis cuerdas. Todo esto, acompañado por el toque punzante del bajo de Paolo Gregoletto y la experticia del mencionado Bent en la batería, parece crear un mensaje sonoro con el que pretenden terremotearnos con renovada brutalidad.

En cuanto a lo lírico, “What The Dead Men Say” recurre a algunos aspectos de la vida moderna que hacen eco en estos tiempos de pandemia. Muchos apuntan a que “Catastrophist”, el primer single, es una predicción acerca del impacto del COVID-19 en nuestras existencias. Sin embargo, el leitmotiv principal dentro del álbum es cómo la muerte puede darnos luces acerca del estilo de vida egoísta y poco empático que llevamos como personas. Por ejemplo, al invisibilizar problemas como la drogadicción o los abusos sexuales (“Bleed Into Me”, “The Defiant”). Si bien esta placa no llega a ser un disco conceptual, temas como “Sickness Unto You” y “The Ones We Leave Behind” suenan como una elegía hacia quienes dejamos partir, sin escuchar lo que tienen que decir acerca de cuán equivocados podemos estar. Y el cuarteto estadounidense es honestamente enfático en esa moraleja que nos dan.

Sea tomado como advertencia o no, lo importante es que Trivium nos entrega un mensaje desde el otro lado, tomando “What The Dead Men Say” como canal de comunicación. Un registro inequívoco, con todos sus elementos agudizados, fuerte contendiente al disco de metal del año por su discurso de mortandad en estos momentos difíciles, donde el cuidarse es primordial para seguir escuchando a los muertos a través de una psicofonía con heavy/thrash metal como soporte.


Artista: Trivium

Disco: What The Dead Men Say

Duración: 46:31

Año: 2020

Sello: Roadrunner Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

What The Dead Men Say What The Dead Men Say
DiscosHace 7 horas

Trivium – “What The Dead Men Say”

Existe un concepto dentro del relato de Philip K. Dick en el que está inspirado este álbum, el que hace...

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 5 días

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 6 días

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 1 semana

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 2 semanas

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 2 semanas

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 2 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 3 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Earth Earth
DiscosHace 3 semanas

EOB – “Earth”

Bajo perfil, escudero de Radiohead y uno de sus pilares creativos, Ed O’Brien asoma con su esperado lanzamiento en solitario...

Guardians Guardians
DiscosHace 3 semanas

August Burns Red – “Guardians”

La consistencia en una banda se relaciona con la habilidad para desarrollar una identidad que evite que cada trabajo discográfico...

Publicidad
Publicidad

Más vistas