Conéctate a nuestras redes

Discos

Snarky Puppy – “Family Dinner – Volume 2”

Publicado

en

Corría febrero de 2015, y en los Esplanade Studios de Nueva Orelans se daba lugar a una velada definitivamente única en su tipo. La banda de jazz fusión, Snarky Puppy, abre su formación estable para otorgar aún más variedad a su sonido con la ayuda de una serie de invitados, quienes desde sus consolidados sonidos dan espacio a un colorido ensamblaje. Esta interesante reunión –o “cena familiar”, como han decidido apodar en esta, su segunda versión– incluiría un registro audiovisual para dar lugar al lanzamiento de “Family Dinner – Volume 2”, décimo larga duración de la prolífica banda, el que finalmente vio la luz recién a principios de este año. La variedad de paisajes que terminan por ser el sello de este experimento está dada por la diversidad de influencias que importan sus distintos invitados, algunos de ellos de reconocida trayectoria, pero sin duda todos poseedores de un sonido consolidado que llena de singularidad cada una de las pistas que lo componen. Todo esto, construido sobre la base de la amplia flexibilidad del género jazz, caballo de batalla de la banda, de donde han sabido sacar infinito provecho y que en este disco viene a encontrar otro sólido bastión.

snarky-puppy-01Delicados arreglos de cuerdas y metales dan el puntapié inicial con “I Asked”, un coqueteo con el pop que, a través de su progresividad, alcanza un clímax de armoniosa intensidad marcado por el cálido color de voz de Becca Stevens, la primera invitada en decir presente. A continuación, “Molino Molero” reúne influencias de la música gitana para mezclarla con ritmos de raíz profundamente latinoamericana, región de origen de Susana Baca, quien ofrece su voz a esta pista donde priman las percusiones nativas gracias al sonido de bongós y cajón peruano. De aquí en adelante, la tripleta siguiente hará gala de tres diferentes estilos, donde la integración de voces negras demuestra ser una exquisita decisión.

En primer lugar, “Liquid Love” y sus líneas inconfundiblemente soul condimentada con una base de jazz-funk viste de fiesta este pasaje del larga duración. Metales de sonido limpio coronan el clímax de la pieza en un momento que entusiasma a vibrar en tan sabrosa sintonía. El protagonismo de las voces negras continúa en “Soro (Afriki)”, un homenaje a los mejores ritmos que se han exportado desde el África, con voces que rememoran la música tribal regional y hasta un emocionante recorrido por el afrobeat. La última mención en este volumen se hará desde el pop, de la mano de Laura Mvula, británica de ascendencia keniata que en “Sing To The Moon” logra plasmar con prestancia lo mejor de ambos mundos.

El pop se mantiene firme por dos pistas más, pero en esta sección será nuevamente el funk el que permita marcar la diferencia, cargando de ritmo y personalidad los pasajes que encaminan el cierre snarky-puppy-02del disco, el que queda finalmente sellado de la mano de David Crosby” –ex The Byrds, actualmente Crosby, Stills, Nash & Young– con la espléndida “Somebody Home”, una balada que con su encantadora intimidad se convierte en el broche de oro para este larga duración. Cinco pistas más continúan en la edición de lujo, pero eso es historia aparte.

Es así como la segunda edición de esta gran cena familiar se enriquece generosamente de la influencia de sus distintos comensales, teniendo como base el consolidado jazz fusión de la banda anfitriona, pero manteniéndose sumamente respetuosos a lo que cada invitado tiene por aportar, dando lugar a un tránsito fluido que va de baladas calmas a ritmos bailables, una y otra vez en tan solo ocho pistas, descartando de plano la posibilidad de caer en la monotonía. Esta selección confirma la versatilidad de impecable factura que existe en el sonido de Snarky Puppy, además de describirlos como una gran familia donde siempre habrá lugar para más miembros en miras de enriquecer aún más el resultado. Tras tamaña demostración, sólo nos resta mirar con ojos de sana envidia al reducido público que pudo presenciar la ejecución de tan apetitosa cena familiar.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

DIIV – “Deceiver”

Publicado

en

Deceiver

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada a los estereotipos de los iconos del rock noventero, con una estética grunge que, para felicidad de Smith, les valieron numerosas comparaciones con su ahora ex modelo a seguir, Kurt Cobain. Sin embargo, la música de la banda nunca sonó similar a Nirvana o a sus coetáneos. En “Oshin” (2012) la melódica voz de Smith era acompañada de dulces instrumentaciones, asegurándoles un espacio como rostros del dream pop y el shoegaze. Este sonido se profundizo en “Is The Is Are” (2016), sin embargo, su contenido se aleja de la luminosidad de su predecesor y ofrece relatos más personales. Es en “Deceiver” donde el grupo toma las guitarras y abandona las dulces melodías para su trabajo más oscuro e introspectivo, escribiendo sus propias narrativas.

Resulta irónico que sea “Deceiver” el disco que por primera vez se asemeja a las influencias grunge que la banda ha presentado de forma estilística. Poco antes de su lanzamiento, Zachary Cole aseguró ya no ver a Cobain como un modelo a seguir y decidió separar al hombre de su trabajo. El primer sencillo, “Skin Game”, continúa con el tema de las adicciones de su predecesor, pero con fuertes guitarras que contrarrestan la dulce voz de Smith. A diferencia del disco anterior, el sencillo no lidia con la recuperación, sino que con la aceptación de una enfermedad y el cómo vivir con ella. La canción es un perfecto adelanto del disco, manteniendo un sonido dream pop, pero abandonando los meros guiños al rock; esta vez las guitarras son protagonistas.

El primer corte del disco, “Horsehead”, es una antítesis a las introducciones de las placas anteriores de DIIV, con una oscura instrumentación a cargo de poderosas guitarras que adelantan la gama sonora del disco. La voz de Smith no pierde su dulzura, pero su tuno sugiere una honestidad y fragilidad más presente que en trabajos anteriores. Canciones como “Like Before You Were Born” y “Between Tides” muestran que la banda no ha desestimado sus composiciones características, sólo ha expandido su gama sonora para maximizar toda la experiencia. “Blankenship”, por ejemplo, es un clásico de DIIV desde su inicio, con una suave melodía que fluye a través del liderazgo vocal de Smith, pero este espacio común es rápidamente corrompido por la inclusión de guitarras que recuerdan la intencionalidad del disco y expresan la diversidad de la banda.

Si bien su duración es menor que la de su antecesor, “Deceiver” suena mucho más grande. Las vocales y líricas son mucho más claras y la instrumentación nos acerca a un maximalismo no visto antes en su discografía. Y es que en este esfuerzo no hay espacios para sutilezas; después del lanzamiento de “Is The Is Are” el cantante se refirió a sus composiciones como unas “mentiras”, lamentando la forma en que representó las adicciones, enfocándose sólo en la recuperación y no en la vida con estas. Por esto, todos los elementos del disco se maximizan, como una contraparte más oscura y profunda que la anterior. “Taker” se presenta como una pieza central, tomando las responsabilidades de las mentiras cometidas y aceptando las consecuencias de un viaje lejos de terminar. Las guitarras son mucho más pesadas en este punto, adelantando la forma en que esta oscuridad se profundizará en la segunda mitad.

Es la segunda parte del disco la que presenta su mayor vulnerabilidad y sinceridad, donde el problema ha sido aceptado y comienza la búsqueda por la redención. “For The Guilty” presenta los efectos que las adicciones han causado en su círculo y en sí mismo, con un instrumental que prueba que el álbum triunfa en sus momentos sonoros más oscuros, sin opacar el desempeño vocal, sino que resaltándolo. “The Spark”, tal como lo índica su título, presenta un inusual momento de luz en el disco, con una brillante melodía que acompaña la catarsis de su narración. Sin embargo, culmina con “Acheron”, quizás uno de los momentos más oscuros de “Deceiver”, con sombrías guitarras y líricas: “Odio al Dios en el que no creo. El paraíso es sólo una parte del infierno”. La pieza es lo más cercano a rock noventero que alude su imagen, y sus siete minutos de duración dejan en un punto alto el cierre del disco.

La escena de rock en la que DIIV ha participado durante esta década ha sido asociada a las adicciones por casi tanto tiempo como existe. Asimismo, la figura de Zachary Cole Smith, quien había gozado de las comparaciones con quien veía como un modelo a seguir, pero su distanciamiento de estas figuras no viene desde un lugar juzgador, sino de reconocerse y querer narrar su propia historia. El protagonismo de las guitarras no es coincidencia, es parte del viaje a emprender y un reconocimiento a las influencias que esas bandas que lo formaron estilísticamente tuvieron a la hora de hablar sin tapujos de las adicciones. “Deceiver” puede no ser el sonido más característico de DIIV, pero es el más sincero y pertinente para reflejar el presente de la banda.


Artista: DIIV

Disco: Deceiver

Duración: 42:28

Año: 2019

Sello: Captured Tracks


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 7 días

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 7 días

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas