Conéctate a nuestras redes
We Are Not Your Kind We Are Not Your Kind

Discos

Slipknot – “We Are Not Your Kind”

Publicado

en

La masividad no es algo ajeno en el panorama actual de los oriundos de Iowa, y mucho menos la controversia relacionada a sus miembros y su variopinta discografía. Retomando el encabezar grandes festivales sobre el globo (incluido el que lleva su nombre), Slipknot elevó el nivel de ansia frente a un inminente nuevo lanzamiento, contemplando efectivas estrategias, como el misterio detrás de las nuevas máscaras a modo de ritual de inicio de cada nuevo ciclo, o declaraciones que avivan el esperar algo cercano a lo efectuado a cabalidad y brutalmente en “Iowa” (2001). Todo esto como los primeros pasos hacia un nuevo capítulo en la historia de Slipknot, una agrupación que despegó con un ensordecedor ruido e impactante propuesta audiovisual y escénica gracias a su primer larga duración, el homónimo de 1999.

Aún con tremendas entregas de estudio, era imposible vaticinar lo que podía deparar lo venidero y, cercano al vigésimo aniversario de su primer álbum, la agrupación nos brinda “We Are Not Your Kind”, un trayecto que invita a deshacerse de comparativas y aceptar que cada época tiene definido un enfoque, por más experimental y ambicioso que éste sea.

Una breve intro titulada “Insert Coin” conecta –atravesando la densidad del track– con “Unsainted”, segundo single que llegó a ser incluido en el listado de canciones, y que es una ganchera maquinaria rebosante de momentos precisos para conectar y verse inmerso en ella por su efectivo armado. En contraste, “Birth Of The Cruel” toma la batuta, donde una galopante percusión acompaña la voz limpia de Corey Taylor, empleada en la creación de un clima oscuro y transformándose en un recurso técnico que brinda una vibra especial y magnética. Los momentos de agresión sonora se encuentran en un impecable nivel en este disco, con el feroz vozarrón de Taylor, quien tiene un desempeño vocal notable, demostrado en las variaciones que ejecuta. “Nero Forte” es inmutable, conteniendo un paralelo entre gutural y falsete, junto a un entramado rítmico que nos remonta a antaño, como en la potente “Red Flag” o la machacante “Orphan”, una combustión absoluta.

Este sexto disco desafía al oyente, no hay un patrón fijo que pueda satisfacer la nostalgia o alguna señal de estancamiento creativo y/o condescendiente, cayendo en un riesgoso y fructífero plano, donde “A Liar’s Funeral” o “Spiders” se pueden tomar con lejanía por lo peculiar en sus respectivas formas. Y, no obstante, los últimos pasajes superan los seis minutos de duración, donde se percibe la libertad en la composición y participación no menor de Sid Wilson y Craig Jones, quienes, con capas sintetizadas y teclados sombríos, guían pasajes diversos en “My Pain”, una extensa muestra de introspección y aspereza inquietante en toda su extensión. Estos elementos se incorporan a interludios utilizados para mantener la expectación alejada totalmente de lo convencional, como en “Solway Firth”, canción que finaliza la reciente propuesta de los nueve, moviéndose dentro de lo ambiental en leves dosis y lo caótica que se puede tornar la experiencia, apoyado por el potente groove de las cuerdas de Jim Root, Mick Thomson y Alessandro Venturella, enriquecido por los arreglos presentes que engrandecen la, a estas alturas, inesperada pieza.

Concebir un disco como un trabajo integral requiere de una claridad importante en el concepto como hilo conductor de la atmósfera global que lo envuelve y, además, claridad en la estructura que sostiene cada canción para no caer en una inconsistencia durante la escucha. Para Slipknot, desde hace bastante tiempo la reformulación es carta obligada, y también producir un álbum cohesionado. Si bien, los atisbos de emplear recursos ya conocidos se encuentran en ciertos tramos –lo que comenzó con “Vol. 3: (The Subliminal Verses)” de 2004)–, se expande en sorpresivos giros en la intensidad por los elementos que colaboran a crear una atmósfera que brinde identidad propia a este nuevo opus. No cabe duda de que gran parte de la esencia de los creadores de “People = Shit” es bordear el límite de la provocación y, teniendo una gran cantidad de seguidores, una jugada maestra es la de brindarnos un grupo único y más complejo de canciones dentro de su discografía, tal vez único en su clase.


Artista: SlipknotWe Are Not Your Kind

Disco: We Are Not Your Kind

Duración: 63:29

Año: 2019

Sello: Roadrunner


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Sum 41 – “Order In Decline”

Publicado

en

Order In Decline

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en mayo de 2014 que Deryck Whibley, fundador, vocalista y compositor principal de la banda, era sorpresivamente internado de urgencia debido a una severa falla renal y hepática provocada por su desmedido consumo de alcohol. Para ese entonces, Sum 41 no atravesaba su mejor momento. Sin firmar un álbum realmente destacable desde “Chuck” (2004), la banda parecía destinada a ser uno más de los innumerables grupos de skate punk condenados a la intrascendencia. Sin embargo, algo cambió a partir del año 2014. Con temas como “There Will Be Blood” y “Fake My Own Death”, “13 Voices” (2016) se encargó de abrir una senda de búsqueda sonora que en “Order In Decline” termina apropiándose de la identidad del conjunto, marcando un antes y después en la bitácora del quinteto.

Sin duda, el mayor cambio de “Order In Decline” tiene que ver con lo musical. Sin tratarse necesariamente de un giro cien por ciento estilístico (“The People Vs…” es prueba definitiva de que el punk rock sigue ahí), lo cierto es que la banda ha comenzado a experimentar con las esquinas más pesadas de su oferta sonora, dejándolas fluir sin contemplaciones. Así, actualmente el conjunto se da maña para sorprendernos con cortes de abierto aire metalcore, como “Eat You Alive” o “Out For Blood” (destacadísimas por el fenomenal trabajo en la guitarra de Dave Baksh y la aplastante performance de Frank Zummo en la batería) y también jugar a alternar tiempos e intensidades, como lo hace “A Death In The Family”, uno de los mejores tracks del álbum, destacado no sólo por el excelente nivel del que hace gala cada uno de los músicos, sino que también por la sentida y contundente interpretación vocal de Deryck Whibley.

Sin embargo, no todo lo interesante del larga duración pasa por agregar peso a la apuesta, prueba de ello es “The New Sensation”, quizás la canción más desafiante del disco. Antémica por naturaleza, se trata de una curiosa combinación de algo así como el Muse de “The Resistance” (2009) con el “Sing The Sorrow” (2003) de AFI, interpretado por Sum 41. Sin importar lo extraño que pueda sonar, lo cierto es que el corte funciona y además suena creíble. ¿Por qué? Básicamente porque en este álbum hay espacio para este tipo de apuestas, y ese es justamente uno de los triunfos de “Order In Decline”. La placa además alterna velocidades, agregando dos baladas, “Never There” y “Catching Fires”. La primera de ellas, abiertamente confesional, cumple su objetivo sin ser descollante, sin embargo, es justo la encargada de cerrar el álbum la que queda en deuda, principalmente por su abuso del cliché sonoro y de producción.

En términos líricos, el disco también tiene una identidad bastante definida, principalmente alternando momentos que reflejan disconformidad y decepción con la forma en que funcionan las cosas hoy en día –“Out For Blood”, “The New Sensation” y “Heads Will Roll” son ejemplos de esto– con otros de abierta crítica política. En esta última vereda destaca “45 (A Matter Of Time)” con la banda declarando su total desprecio por Trump (el presidente número 45 de Estados Unidos), al punto que ni siquiera merecería ser nombrado, reduciendo su identidad tan sólo a un número que más temprano que tarde no será más que un mal recuerdo, y “The People Vs…” también dirigido a Trump en una línea que apunta a lo perjudicial de su figura en frases como “Reconozco a una persona mala con sólo ver su cara / y ahora sufrimos como raza humana”.

Sorpresivamente, con tan sólo diez canciones, Sum 41 acaba de firmar el que probablemente es el disco más interesante de su catálogo. No sólo se trata de que en este álbum la banda haya decidido agregar nuevos colores a su paleta sonora, sino que además tiene que ver con que lo hicieron de forma efectiva y contundente, anotándose un trabajo que, más allá de preferencias personales, es inevitablemente una escucha compacta y entretenida, con cada uno de los integrantes haciendo gala de un excelente nivel interpretativo, fluyendo perfecto a lo largo de sus 36 minutos y cerrando en el momento justo, evitando caer en el autoplagio.

Tuvieron que pasar casi seis álbumes de estudio y una muy mala experiencia de vida para que Whibley y compañía decidieran tomar el riesgo de salir de su zona de confort, y con “Order In Decline” el quinteto canadiense abre una puerta que hasta acá parecía cerrada para ellos. Por el momento, no queda más que sacarse el sombrero y esperar con ansias lo que tengan que decir de aquí al futuro.


Artista: Sum 41

Disco: Order In Decline

Duración: 36:00

Año: 2019

Sello: Hopeless Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 9 horas

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 6 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 7 días

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Alien Alien
DiscosHace 3 semanas

Northlane – “Alien”

Northlane es una agrupación que se abrió paso inicialmente por un camino influenciado por el metalcore, y decidieron llevar esto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas