Conéctate a nuestras redes
.5: The Gray Chapter .5: The Gray Chapter

Discos

Slipknot – “.5: The Gray Chapter”

Publicado

en

Para una banda siempre es y será doloroso ponerse de pie luego de la pérdida de un integrante y/o amigo. El continuar trabajando se hace tedioso, y muchas agrupaciones deciden simple y llanamente separarse. Y es que la muerte es algo que deja una marca muy profunda y enraizada, pero hay ejemplos de músicos que han salido adelante y que, pese al dolor de la situación, optan por transformar toda esa energía negativa en algo positivo y significativo, tanto para su fiel público como para ellos mismos. Ejemplos simbólicos son Deftones y Alice In Chains, quienes saben de esto, y han plasmado desde lo mas profundo de sus mentes y corazones discos destacables, que marcan un antes y un después respecto a ese tan difícil paso, dándole el vamos al próximo capítulo. Como un inminente homenaje a su bajista y miembro fundador, Paul Gray, nace “.5: The Gray Chapter” con esa sensación mística y enigmática que es propia de un disco lleno de matices y sentimientos encontrados.

SLIPKNOT 01Esta última producción de Slipknot podría fusionar lo mejor de dos épocas. Por una parte toda la agresividad de “Iowa” (2001) y por otra la oscuridad y siniestralidad de “Vol. 3: (The Subliminal Verses)” (2004). Debemos recordar que el icónico baterista, Joey Jordison, fue desvinculado de la banda, hecho que marcó otro lamentable episodio para los fans, pero que intencionalmente –o no- dejó entrever a través de las redes sociales información fundamental sobre el proceso de composición de la esquiva quinta placa de estudio.

La placa abre con “XIX” y su gaita a ritmo fúnebre que, paulatinamente, nos transporta hacia ese sentimiento de silencio y respeto a un caído. Corey Taylor se incorpora logrando un grito desgarrador que, a la par con los tambores y de forma abrupta, converge en los enigmáticos y fantasmagóricos sonidos de Craig Jones en las mezclas. Toda esta ira reunida en el aire decanta en “Sarcastrophe” que, como un golpe en la mandíbula a la mismísima muerte, logra desencajar el ambiente creado y lo hace estallar. Esto se extrapola en el siguiente track, “AOV”, que parte muy al característico estilo de riff del death metal melódico, combinado con voces limpias que ensamblan de forma perfecta una pieza veloz, de buen groove en batería y que, hacia el final, remarca un headbanging brutal.

SLIPKNOT 02“The Devil In I” es el tema que nos introdujo al nuevo sonido de los norteamericanos y que además nos presentó en video como lucirían sus nuevas máscaras. Es un track melancólico y muy potente, que inicia con un trabajo en guitarras bien enganchador, funcionando a la perfección como mezcla entre agresividad y melodía. Percibimos nuevos sonidos y estos se ven ejecutados en “Killpop”, con un corte más hacia lo alternativo y que destaca en composición y arreglos, los mismos que estallan en el final junto a un impecable solo que, en cierta forma, mata a ese sonido “pop” que se presentó al inicio de la canción. Toda esa brutalidad culmina en “Skeptic”, corte visceral de ritmo insano marcado en batería, que nos recuerda los mejores momentos de la época “Iowa”; y es que posee todo: odio, armonía y un enorme mensaje dedicado a Paul Gray: “Este mundo no volverá a ver a un loco hijo de puta como tú / El mundo nunca conocerá a otro hombre tan increíble como tú”. Ahora, si el tema anterior dejaba ese sabor a “Iowa” que tanto se le pedía a la banda que volviera a experimentar, “Lech” deja en claro que esos bizarros tiempos de overol rojo están devuelta y arremeten con otro gran track que eleva esta fórmula a niveles simplemente demenciales.”Goodbye” es otra pausa necesaria ante el caos. Con una atmósfera llena de texturas y sentimientos, que se ven reforzados por una guitarra a medio tiempo, pavimenta el camino para “Nomadic”, tema que posee una batería con mucho groove, samples enfermizos y un coro pegadizo que, junto a las guitarras más afiladas que nunca, marca otro punto alto en este larga duración.

“The One That Kills The Least” explora sonidos contrastados entre el mencionado “Iowa” y “Vol. 3: (The Subliminal Verses)”. Un coro bien pronunciado y un puente hacia otro buen solo, hacen que esta pieza salga de las pautas autoimpuestas en trabajos anteriores. Destacable en percusiones se asoma “Custer”, que irrumpe con mucha violencia e intenta apagar una fogata con bencina. Un coro reiterativo y un trabajo alucinante en sampleos, transforman este tema en otro corte de alto calibre que los adictos al mosh pit amarán. “Be Prepared For Hell” marca otra pausa enfermiza, siendo la SLIPKNOT 03antesala perfecta para “The Negative One”, que fue elegido como single, y que además goza de varios matices en cuanto a composición, trayendo de vuelta los scratchs tan característicos de los primeros trabajos. Ya cerrando la obra, emerge “If Rain Is What You Want”, melancólica pieza que tiene todo lo que Slipknot sabe hacer: un coro bien ejecutado, una batería que marca el paso de las guitarras y el toque caótico y preciso que, con sampleos, endulza con atmósferas espectrales cada canción.

Para Slipknot el odio siempre fue el vital combustible para hacer fluir los engranajes a la hora de componer. Algo que los marcó y catapultó como el máximo exponente de una escena muchas veces menospreciada por los más puristas y que, pese a lo complicada de su carrera, ha forjado el respeto del público, tanto en lo visual como en lo musical. Posiblemente, “.5: The Gray Chapter” es su trabajo mas pulido en cuanto a sonido, con una cantidad de temas destacables que sobrepasa lo hecho anteriormente. Destacable es la forma en que son tratadas las percusiones, y cómo el resto de los integrantes aportaron enormemente en la composición, tanto en atmósfera como en la fórmula sonora seleccionada. Slipknot, cumple a cabalidad con su objetivo; han concebido un disco feroz, uno que con tan sólo escuchar el primer acorde es capaz de volarle la cabeza a quien, por curiosidad o necesidad, se determine a calificar este excelente registro.


Artista: Slipknot

Disco: .5: The Gray Chapter

Duración: 63:57

Año: 2014

Sello: Roadrunner


Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Discos

The Mars Volta – “The Mars Volta”

Publicado

en

The Mars Volta

Difícilmente exista banda que lo haya inventado o interpretado todo, pero es complejo poder renovarse cuando prácticamente se ha abarcado todo lo permitido dentro de las posibilidades. Ese dilema es algo que, tarde o temprano, termina aquejando a las mentes maestras del progresivo, y si Steven Wilson ha sido capaz de cambiar su orientación sonora en su material solista al diferenciarse de Porcupine Tree, Omar Rodríguez-López y Cedric Bixler-Zavala han hecho lo mismo para no mancillar la etiqueta de rock progresivo de The Mars Volta al adentrarse en otros sonidos con proyectos como At The Dive-In, De Facto, Antemasque, Kimono Kult, Bosnian Rainbows y un sinfín de agrupaciones. Ahora, ambos músicos deciden renovar el sonido de un nombre tan querido como este, al romper cualquier parámetro preestablecido de su fórmula y hacer algo que se diferencie considerablemente de lo ofrecido hasta ahora.

Unos cuantos adelantos bastaron para alegrar a los fans respecto al regreso de The Mars Volta, pero no así para generar muchas expectativas ante su eventual nuevo disco de estudio. La última placa del conjunto hace ya una década, “Noctourniquet”, cumplió correctamente con los estándares esperables para un disco de la dupla Rodríguez-López y Bixler-Zavala, pero se alejó de ser una de las obras más recordadas de un proyecto cuyo catálogo ha entregado joyas sonoras y creativas. Incluso en un terreno tan extenso como el progresivo, la banda ya había abarcado bastante entre las múltiples opciones posibles, por lo que este regreso discográfico da en el clavo al adentrarse en algo que, hasta ahora, no habían explorado del todo: su propia versión del pop, como asegura la banda a la hora de etiquetar las radiales y estructuralmente accesibles melodías que ofrece este trabajo homónimo.

Es curioso que, siendo su séptimo álbum, recién sea el primero titulado sencillamente con el nombre de la agrupación, pero esa decisión se justifica al desentramar lo que refleja el disco, exponiendo un ejercicio de cómo The Mars Volta es una entidad que deconstruye, analiza y reestructura los cánones de diferentes géneros para ofrecer una versión de ellos con un giro de tuerca propio, ya sea en la intensa “Graveyard Love” o las reminiscencias latinas que ofrecen tracks como “Blacklight Shine” o “Que Dios Te Maldiga Mi Corazón”, cantada en español e inglés con una sutileza propia de la voz de Cedric, capaz de invocar una fuerza interpretativa que deambula entre distintos conceptos y metáforas, muchas veces de una explicación más compleja que la necesaria, como todo brillante trabajo abstracto. Aunque las letras sean mucho menos crípticas que de costumbre, el misterio de las oraciones recitadas casi como mantras repercute perfectamente en la impecable sección instrumental del disco.

De igual forma, esa propia versión del pop que menciona el dúo es algo que no termina de cuajar en algo derechamente mainstream, y esto se debe principalmente a la influencia de artistas como David Bowie o Peter Gabriel que han citado para este trabajo, centrándose en la capacidad que ambos tienen de crear un área gris en donde se mantengan en una posición al filo de la orientación más popular, pero con los elementos viejos de su etapa progresiva siempre ahí. “Shore Story” es, por ejemplo, una composición que perfectamente puede sonar en una radioemisora junto a artistas de música más alternativa, como Beach House, The xx o el icónico proyecto Bosnian Rainbows del propio Omar, mientras que “Cerulea” podría ser el track de descanso dentro de toda la intensidad contenida en un álbum de At The Drive-In. Y si bien no es una inspiración directa, el rock alternativo moderno se puede escuchar en canciones como “Flash Burns From Flashbacks” o “No Case Gain”, donde la elegancia de The Mars Volta evita que caigan en cualquier tipo de cliché o parodia. Finalmente, ejemplos como “Palm Full Of Crux”, “Equus 3” o el cierre con “Collapsible Shoulders” y “The Requisition”, evidencian algo concreto: la banda es capaz de refrescarse sin tomar prestado de manera excesiva.

Como todo buen disco de progresivo, la séptima placa de The Mars Volta es un trabajo de cocción lenta y una digestión incluso más pausada, debido a que los más reacios a salirse de la fórmula de guitarras, batería y cambios de ritmo a toda velocidad les costará enganchar con un trabajo que no transita entre la calma y la tempestad, sino que entre la intensidad y la elegancia de la interpretación, dando como resultado un sonido más aterrizado y robusto, sin exponer muchas fracturas en el camino. La fuerza creativa del dúo está más desatada que nunca y, aunque esos elementos comunes que se encuentran en todos sus proyectos siguen inevitablemente ahí, sí se desmarca por una serie de factores como un disco de The Mars Volta, donde la mejor forma en que la banda comprueba su identidad es en demostrar su inigualable manera de interpretar.


The Mars VoltaArtista: The Mars Volta

Disco: The Mars Volta

Duración: 44:45

Año: 2022

Sello: Clouds Hill


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

The Mars Volta The Mars Volta
DiscosHace 5 días

The Mars Volta – “The Mars Volta”

Difícilmente exista banda que lo haya inventado o interpretado todo, pero es complejo poder renovarse cuando prácticamente se ha abarcado...

Will Of The People Will Of The People
DiscosHace 3 semanas

Muse – “Will Of The People”

Muse es una banda extrema, y no por el acercamiento caótico y áspero a la música que suele englobar este...

You Belong There You Belong There
DiscosHace 3 semanas

Daniel Rossen – “You Belong There”

Las separaciones o entradas en híato de las bandas son un momento incómodo para todos los involucrados, partiendo por los...

The Alchemist’s Euphoria The Alchemist’s Euphoria
DiscosHace 4 semanas

Kasabian – “The Alchemist’s Euphoria”

Kasabian vuelve después de cinco años con su séptimo álbum, y luego de que durante 2020 su ex frontman, Tom...

Baby Baby
DiscosHace 1 mes

Petrol Girls – “Baby”

Política, contingencia y un discurso absolutamente incendiario. Tres aspectos que nos permiten trazar el terreno artístico en el que se...

Sometimes Forever Sometimes Forever
DiscosHace 1 mes

Soccer Mommy – “Sometimes, Forever”

Soccer Mommy trae a la mesa el sonido de los 90 con una mirada joven y actual, mezclando a su...

Radiate Like This Radiate Like This
DiscosHace 1 mes

Warpaint – “Radiate Like This”

Seis años pasaron desde que Warpaint presentara su disco “Heads Up” (2016) y, a pesar de que todas sus integrantes...

Life Is Yours Life Is Yours
DiscosHace 1 mes

Foals – “Life Is Yours”

Partieron siendo cinco y ahora quedan tres; después de que en el documental “Rip Up The Road” (2019) pudimos ver...

Entering Heaven Alive Entering Heaven Alive
DiscosHace 2 meses

Jack White – “Entering Heaven Alive”

Como si el estreno de “Fear Of The Dawn” no fuera suficiente, Jack White hizo lo impensable al publicar dos...

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 2 meses

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas