Conéctate a nuestras redes

Discos

Slash – Apocalyptic Love

Publicado

en

Slash, el ex guitarrista de Guns N’ Roses y Velvet Revolver, vuelve a la escena musical con su segundo álbum en solitario, el cual fue editado bajo su propio sello discográfico (Dik Hayd International, aunque distribuido por EMI) y que cuenta con la voz del frontman de Alter Bridge, Myles Kennedy, quien también colabora en la composición de todas las canciones. Kennedy ya había trabajado con Slash en dos placas en vivo, “Live In Manchester” (2010) y “Made In Stoke” (2011), pero este constituye el primer registro en estudio. El resto de los músicos que dan vida al álbum, son Bobby Schneck (guitarra rítmica), Brent Fitz (batería) y Todd Kerns (bajo), que según la portada del disco, vendrían siendo “The Conspirators” (Los Conspiradores).

Este trabajo fue grabado en los estudios Barefoot Recording de Hollywood, y su producción estuvo a cargo del conocido Eric Valentine, quien también fue responsable del primer disco de Slash (2010), y que ha colaborado con artistas de la talla de Queens Of The Stone Age, Smash Mouth y Good Charlotte. Como era de esperar, la mayoría de las canciones del álbum se fundamentan sobre potentes y bien logrados solos de guitarra, además de sólidos riff, que no hacen otra cosa que dejar en claro el virtuosismo de Slash, y un egocentrismo que lo motiva a plasmar su impronta en cada uno de los cortes del disco. A pesar del papel protagónico que asume la guitarra del inglés, en varios pasajes la voz de Myles Kennedy se logra imponer, alcanzando un equilibrio entre ambos elementos, lo que tiene como resultado lógico un trabajo consistente y lleno de potencia.

El tema encargado de abrir el disco, es también el que le da su nombre; “Apocalyptic Love” es un prólogo perfecto a lo que será el resto del álbum, con una guitarra que suena potente y la particular voz de Kennedy, exigiendo al máximo su registro vocal de 4 octavas. La segunda canción es “One Last Thrill”, que crece en velocidad respecto a su predecesora y que mantiene la energía en lo más alto. En “Standing In The Sun” se bajan un poco las revoluciones, para dar paso a una melodía mucho más armónica, en donde gana en presencia la guitarra de Slash. El siguiente tema, “You’re A Lie”, corresponde al primer sencillo de la placa, el cual destaca por lo fuerte de su sonido y un estribillo pegajoso. “No More Heroes” comienza mucho más relajado, con una batería que suena tímida, y en donde irrumpen las seis cuerdas y la voz de Myles, para completar una pieza potente. Los sonidos más crudos llegan de la mano de “Halo”, sin duda uno de los puntos más altos del trabajo, que saca ventaja en energía, casi forzando a seguir el ritmo con cada parte del cuerpo. El siguiente corte es “We Will Roam”, que en contraste con los anteriores temas, no aporta mucho al desarrollo del álbum. Un track del que perfectamente se podría prescindir sin ver impactada la integridad del disco.

La segunda mitad del trabajo comienza con la singular “Anastasia”, que desde un principio llama la atención por los sonidos limpios y melódicos de una guitarra acústica, pero que de inmediato vuelve a la realidad con toda la potencia del hard rock que llega de improviso. El disco continúa con “Not For Me”, en donde todo el protagonismo lo asume la voz de Alter Bridge, relegando a un segundo plano al resto de la banda. En el comienzo de “Bad Rain” el registro de Kennedy sigue dominando, pero de a poco vuelve a aparecer la batería y los sonidos ásperos de la guitarra de Slash. “Hard & Fast” hace honor a su nombre, imprimiendo mucha velocidad y una interpretación que no escatima en energía y entrega. El tema “Far And Away” trae de vuelta los sonidos más limpios en una suerte de balada rock, con un guitarra que suena al volumen exacto, para no interrumpir la perfección de la pieza. La última canción del álbum es “Shots Fired” que cierra el circuito de la misma manera en que comenzó, con sonidos potentes en cada una de las pistas y la fuerza vocal de Myles Kennedy que se convierte en pieza angular de los buenos dividendos que saca el disco. La edición de lujo también incluye los temas “Carolina” y “Crazy Life”, que mantienen la misma línea del resto del trabajo.

A modo de resumen, se puede decir que Slash consiguió superar con creces su primer trabajo en solitario, encontrando en Myles Kennedy el complemento perfecto para dar vida a un álbum lleno de energía y potencia, que cumple cabalmente con lo que se espera de un artista de su reputación.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Joaquin Chocapic Perez

    31-May-2012 en 3:28 pm

    Es el medio disco. La verdad, desde que salió el primer single del disco, quede con las esperanzas que Slash, Myles y The Conspirators nos traían algo muy bueno, potente y de calidad. No me decepcione. Gran trabajo!

Responder

Discos

Waxahatchee – “Saint Cloud”

Publicado

en

Saint Cloud

Poniendo a descansar las melodías rockeras de su último álbum, “Out In The Storm” (2017), Katie Crutchfield se arma de los elementos característicos del folk y americana para enfrentarse a su etapa más vulnerable. Con un acercamiento más cálido e íntimo, “Saint Cloud” se presenta como un clásico contemporáneo del género. A través de su carrera, Crutchfield ha sido capaz de moldear el sonido de sus guitarras para representar las emociones detrás de sus canciones. Desde sus composiciones lo-fi (American Weekend”, 2012), pasando a un rock más pulido (“Out In The Storm”), hasta llegar a su disco más country, donde las melodías son tan dulces como confrontacionales.

“Oxbow”, la pieza inicial, es una vulnerable y altisonante apertura, un juego entre géneros musicales que deja al oyente adivinando qué es lo que se avecina. Líricamente, retrata el primer paso del viaje de sobriedad de la cantante, capturando los temas de adicción y codependencia en un esperanzador estribillo. “Can’t Do Much” aclara de mejor manera la gama sonora que presentará el disco, donde la voz y las cuerdas presentan los elementos característicos del americana. Si bien, en el corazón de sus discos el folk siempre ha estado presente, es en sencillos como este donde queda claro que aquí abraza el género completamente.

Sin embargo, el espíritu del americana no se encuentra sólo en las melodías del álbum, ya que este está construido como un mapa de los lugares que inspiraron cada canción presente. Algunos de estos son claros, como “Ruby Falls”, una cascada en la ciudad donde reside su gemela; un oscuro y acústico corte sobre la adicción a los opioides y sus efectos, siendo un ejemplo del combate temático y sonoro presente en el disco, entre lo esperanzador y lo descorazonador. “Arkadelphia” –una carretera en su natal Alabama– es una visita a su adolescencia, donde las cuerdas logran trazar una nostálgica melodía que ayuda a adentrarse en el flashback que relata. Y es que los espacios y la significancia de estos siempre han sido relevantes en el proyecto, desde su mismo nombre, Waxahatchee, un arroyo en su ciudad nativa, y Crutchfield siempre ha llevado sus orígenes en ella.

Los sencillos que se desprenden de “Saint Cloud” son algunas de las piezas mejor logradas de su carrera. “Fire” es un himno de autoaceptación; un diálogo interno donde cada palabra es de aliento para sí misma y para cualquiera batallando una adicción. Sin dejar jamás el espíritu country, es el acercamiento más prominente a una canción rock, con una pegajosa melodía que es alentadora como conmovedora. “Si pudiera amarte incondicionalmente, podría planchar los bordes del cielo más oscuro, para una compositora que temía escribir estando sobria, estas son algunas de sus líricas más importantes. “Lilacs” es un confesionario corte donde la artista lamenta la dependencia de un otro, un clásico atemporal donde las cuerdas y su voz muestran el progreso después de todos estos años, donde ya no tiene miedo de llenar cada espacio en el que se presenta.

Waxahatchee lleva sus influencias en la manga, asegurándose de no sonar como un tributo y logrando sacar una sonrisa al recordar un sonido que ha traspasado las barreras del tiempo. Reminiscente es el falsete presente en “Can’t Do Much” o “Lilacs”, que por un segundo emocionan al pensar en Joni Mitchell o las melodías presentes en “Hell” o “War”, que de seguro serían aprobadas por Bob Dylan. En un género con tantos clásicos como lo es el folk, la cantautora no se queda en el pasado, sino que lo estudia para su presente.

El track final, “St. Cloud”, inspirado en la ciudad donde nació y creció su padre, es una delicada pieza acústica con una desnuda interpretación vocal, dándole cierre al recorrido por las ciudades que conforman su trayectoria. Pero no sólo los lugares, sino que las personas presentes en estos: su hermana, sus padres, sus amistades, su versión adolescente e incluso David Berman, quien recibe un tributo a su nombre. Al finalizar, es claro que en “Saint Cloud” Waxahatchee ha presentado su disco más liberador y quizás el más importante de su carrera. Sin grandes decoraciones, ahonda en lo más profundo de sí misma, visitando los momentos que la hicieron ser quien es mirando hacia un futuro prometedor, con un clásico entre sus brazos.


Artista: Waxahatchee

Disco: Saint Cloud

Duración: 40:06

Año: 2020

Sello: Merge


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Saint Cloud Saint Cloud
DiscosHace 45 mins

Waxahatchee – “Saint Cloud”

Poniendo a descansar las melodías rockeras de su último álbum, “Out In The Storm” (2017), Katie Crutchfield se arma de...

Gigaton Gigaton
DiscosHace 22 horas

Pearl Jam – “Gigaton”

Hay bandas que tienen un legado tan amplio y exitoso, que pareciera innecesario que continúen sumando trabajos a su catálogo,...

Heavy Light Heavy Light
DiscosHace 2 días

U.S. Girls – “Heavy Light”

Con su séptimo álbum bajo el proyecto de U.S. Girls, Meghan Remy nos ofrece un material libre de restricciones, reflexivo,...

Underneath Underneath
DiscosHace 6 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 1 semana

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 1 semana

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: