Conéctate a nuestras redes
I'm Not Bossy I'm Not Bossy

Discos

Sinéad O’Connor – “I’m Not Bossy, I’m The Boss”

Publicado

en

Controversial, como siempre, Sinéad O’Connor lanza su décimo álbum de estudio haciendo referencia en su portada a la mediática discusión sostenida con Miley Cyrus el año pasado, en la que juzgaba innecesaria la sexualización excesiva de la ex chica Disney –a lo que esta respondía haciendo alusión a su trastorno bipolar–. El  disco, producido por su ex esposo, John Reynolds, que inicialmente iba a llamarse “The Vishnu Room”, cambió su nombre a “I’m Not Bossy, I’m The Boss” con el objetivo de apoyar la campaña de Ban Bossy lanzada a principios de año, la que busca incentivar a las niñas para que no desistan de ser ambiciosas ni tengan miedo de ser líderes, pues este no es un tema que concierne sólo a los varones.

SINNÉAD O'CONNOR 01Y he aquí la contradicción, ya que el contenido del disco dista mucho de esa independencia de la que hace gala con su nombre, pues en él encontramos letras que en su mayoría hacen referencia al amor sumiso, casi masoquista, desde una perspectiva femenina. Así se inicia, al menos, con “How About I Be Me” –haciendo referencia al disco anterior “How About I Be Me (And You Be You?“) de 2012–, en el que O’Connor canta “Quiero ser una mujer completa de verdad. Una mujer como yo necesita un hombre para ser más fuerte que ella misma”. Se trata de una dulce melodía que habla sobre la idealización del amor, aunque sin hacer una crítica de ello. “Dense Water Deeper Down” continúa con la ejecución de melodías armónicas que resultan agradables de escuchar, y así mismo sigue con el romanticismo inicial, que habla sobre el amor de una mujer que se duerme pensando en su amante. Hasta este punto, sospechamos que se trata de un disco profundamente romántico, que musicalmente funciona bien, pero cuyas letras hacen un poco de ruido en cuanto a la autonomía femenina, pues se estima que para que esta exista debe haber una figura masculina de por medio.

Sin embargo, atravesando esta primera parte, es posible encontrarse con canciones muy variadas, que se mueven en distintos estilos, explorando el blues, el rock, y el funk. “Your Green Jacket” es uno de los temas destacables, que crea una atractiva atmósfera de entrada tanto con la guitarra como con la voz de O’Connor, que funciona como un instrumento más. Posee grandes momentos y frases llenas de nostalgia que quedan muy bien en relación al tinte melancólico de la canción: “Y aun cuando sé que no soy la indicada para ti, ¿es correcto decir que de verdad te adoro? Y que daría cualquier cosa por ser quien te besa”.

“The Voice Of My Doctor”, por su parte, incorpora ritmos bluseros que la convierten en una canción entretenida. Se aprecia el talento de O’Connor en los fraseos llegando a notas más complicadas y que le otorgan intensidad al tema. La letra es, en este caso, un punto a favor, ya que permite acceder al lado más personal de las composiciones, algo que claramente se agradece, pues queda a la vista la motivación puesta en el proyecto, así como la importancia de este para su creadora. Ejemplo de esto es “The Vishnu Room”, en donde la irlandesa confiesa que le canta a Vishnu “sólo para decir gracias”.

SINNÉAD O'CONNOR 02Luego nos encontramos con variaciones que pasan del blues bien rockero y sensual de temas como “How Nice A Woman Can Be” (bonnus track) a otros de corte más funk, como es el caso de “James Brown”. En otros es posible hallar fragmentos de rock casi progresivo, como en “Harbour”, cuyos riffs hacia el final del tema se convierten en un poderoso lenguaje que, lamentablemente, acaba muy pronto. La balada también se hace presente en canciones como “8 Good Reasons”, en donde se puede apreciar la honestidad de O’Connor expresándose desde lo más profundo, llegando a conmover con la pasión de alguien que confiesa “sabes que no me gusta mucho la vida. No me importa admitir que no es correcto. Sabes que me encanta hacer música, pero mi cabeza ha sido destruida por el negocio”. Un detalle que perjudica al disco es el uso excesivo de fades-out al terminar las canciones, y el hecho de que estas son demasiado cortas (todas duran aproximadamente tres minutos). En muchas ocasiones quedamos con ganas de seguir escuchando (como en “Harbour” o “James Brown”), y en otras hacen falta terminaciones más sintéticas, que le den cohesión a los tracks.

A pesar de las limitaciones que ofrecen algunas letras, y que a algunas pueden parecer banales, se trata de un disco desenvuelto que muestra mucho de O’Connor como artista, lo que resulta admirable. Sólo queda pensar que Sinéad es mucho más de lo que ella piensa que es, o al menos de lo que proyecta en la dependencia de sus composiciones, y quedamos a la espera de que su próximo disco tome esto en cuenta.


I'm Not BossyArtista: Sinéad O’Connor

Disco: I’m Not Bossy, I’m The Boss

Duración: 40:59

Año: 2014

Sello: Nettwerk


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

JARV IS… – “Beyond The Pale”

Publicado

en

Beyond The Pale

Al final del día, casi todo termina siendo cosa de límites y dinámicas. Tras ocupar Irlanda en el siglo XIV, los ingleses rápidamente se dieron cuenta de que no podían mantener la ocupación de forma segura, por lo que decidieron restringir sus áreas de dominio a dos o tres regiones, y construyeron un gigantesco muro que separaba la zona ocupada del resto de las tierras de Irlanda. El muro terminó siendo la barrera que separaba dos mundos: el mundo seguro, tradicional y protegido por la corona (Inside The Pale), del mundo de lo incierto, donde no había reglas, básicamente una tierra de nadie (Beyond The Pale). De ahí en más, los ingleses acuñaron la expresión “Beyond The Pale” para referirse a aquellas cosas que uno hace, que se encuentran más allá de lo que se podría considerar el límite de las conductas aceptables. Es justamente a ese lugar donde quiere llevarnos Jarvis Cocker con esta nueva entrega.

Cocker claramente buscaba trabajar una dinámica distinta para este álbum; algo que le permitiera, por un lado, aprovechar al máximo los espacios que se generan cuando hay otros involucrados en el proceso creativo y, al mismo tiempo, sumergirse a explorar de manera distinta la interacción público/banda. Sin ir más lejos, “Must I Evolve?”, “Sometimes I Am Pharaoh” y “Children Of The Echo”, exploran el mismo terreno que alguna vez recorrió The Who, cuando luego de “Tommy” (1969) intentaron dar vida a “Lifehouse” bajo un formato en el que los cortes se creaban en vivo. Lo que hizo JARV IS… fue desarrollar estos temas con el objetivo de ser interpretados en vivo, dejando de lado la sofisticación del estudio, para privilegiar (y registrar) la interacción con la audiencia. De hecho, esto explica en parte la “excesiva” duración de las canciones, básicamente entendidas como un móvil para dialogar con el público.

“Must I Evolve?” (toda una oda al concepto de la evolución, como lo dice su nombre) es el que mejor explota la dinámica vocalista/banda, iniciando con un diálogo a la Ray Charles en “What’d I Say”, cuando Cocker pregunta si debe evolucionar y Emma Smith (violín, saxofón) y Serafina Steer (sintetizadores) responden a esa y cada una de las preguntas que progresivamente van dando cuerpo al track. La canción se alimenta de su propia energía, sumando sintetizadores, violín, palmas y órgano, para alcanzar el clímax cerca de los dos minutos y luego mantener el ímpetu bajo la magnética conducción de Cocker, quien es definitivamente un maestro en estas lides. Por su parte, “Sometimes I Am Pharaoh” desarrolla un concepto parecido al del corte anterior, sin embargo, opta de forma brillante por poner todo el peso del track sobre las percusiones y el saxofón, anotándose posiblemente el punto más alto de la entrega.

El resto del álbum nos regala dos tipos de canciones: aquellas que mantienen la tendencia de crear ambientes sobre bases de identidad electrónica y otras que exploran un ánimo más reposado, en la línea de “This Is Hardcore” (1998). En el primer grupo, si bien “Am I Missing Something?” trabaja de forma perfecta los sintetizadores y las voces, lo cierto es que se sostiene fundamentalmente en la interpretación de Cocker, mientras que “House Music All Night Long” sorpresivamente se gradúa como un maravilloso y asfixiante himno al encierro, una suerte de “Yendo De La Cama Al Living” versión 2020. En la esquina más pausada, “Save The Whale” –encargada de abrir el disco– destaca por su innegable y perfectamente lograda identidad coheniana (uno de los héroes de Cocker), mientras que “Swanky Modes”, si bien cumple a la hora de alternar tiempos, se ubica dentro de los cortes cuyo real aporte es más discutible.

Una de las particularidades que tiene JARV IS… es la de ser un proyecto “inconcluso / en desarrollo”; de hecho, el nombre del conjunto apunta en ese sentido. Finalmente, los siete temas que dan vida a “Beyond The Pale” intentan moverse en un terreno hasta ahora muy poco explorado, ese donde se funde la propuesta en vivo (de naturaleza impredecible y avasalladora) con el trabajo de estudio (de identidad indudablemente más fría y calculada). Y aunque por momentos pareciera que el conjunto logra su cometido, lo cierto es que algunos pasajes del álbum también dejan la sensación de que aún queda bastante por trabajar. Por fortuna, mientras el leitmotiv de esta banda siga siendo aventurarse beyond the pale, con seguridad vale la pena seguir mirándolos de cerca.


Artista: JARV IS…

Disco: Beyond The Pale

Duración: 40:12

Año: 2020

Sello: Rough Trade


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Beyond The Pale Beyond The Pale
DiscosHace 15 horas

JARV IS… – “Beyond The Pale”

Al final del día, casi todo termina siendo cosa de límites y dinámicas. Tras ocupar Irlanda en el siglo XIV,...

Providence Providence
DiscosHace 6 días

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 7 días

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 1 semana

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 2 semanas

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 2 semanas

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 2 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 3 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Consummation Consummation
DiscosHace 3 semanas

Katie Von Schleicher – “Consummation”

Las limitaciones jamás han sido un impedimento para Katie Von Schleicher, por el contrario, se convirtieron en su sello. Para...

Lamb Of God Lamb Of God
DiscosHace 3 semanas

Lamb Of God – “Lamb Of God”

Con un poco más de dos décadas de historia, incluyendo sus inicios bajo el nombre Burn The Priest, la carrera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas