Conéctate a nuestras redes

Discos

Sigur Rós – Kveikur

Publicado

en

Describir la música de Sigur Rós siempre es un trabajo arduo. Sus canciones van desde pianos con poquísimas notas acompañado sólo por un chelo, hasta paredes de sonidos catárquicos en que percusión, guitarra y gritos crean una verdadera explosión de decibeles. En sus seis discos de estudio han recorrido decenas de instrumentos, emociones, falsettos, idiomas y “fórmulas” en sus canciones.

Dos noticias han marcado al grupo en el último tiempo. La primera, la partida del tecladista Kjartan Svensson en enero de este año porque “había pasado quince años en la banda y sentía que quería hacer algo diferente”. La segunda fue a pocas semanas de la publicación de su disco “Valtari” (2012), confirmaron que el año 2013 vendría un disco “distinto a las cosas que han hecho antes” y que “sería más electrónico que Valtari”. La espera acabó hace un par de días con “Kveikur”, el nuevísimo último disco del ahora trío islandés. Y sí, las expectativas que ellos generaron se cumplieron: es un álbum caótico, cacofónico, lleno de sonidos electrónicos de fondo y una batería muy, pero muy potente. El baterista Orri Dýrason estuvo casi ausente en “Valtari” y ahora está a la carga con una energía desbordante.

SIGUR ROS 02Los trabajos de la banda suelen usar los primeros minutos en crear una íntima atmósfera para preparar el ambiente de lo que vendrá, como pasa en los temas que abren, pero “Kveikur” no advierte, sólo ataca. Los primeros segundos de “Brennisteinn” comienzan sin aviso ni anestesia; un rasgueo agresivo de guitarra y un azote (no un golpe, un azote) al bombo de la batería. Al aparecer la inconfundible voz de Jónsi Birgisson y el sonido de su guitarra con arco, lo último que hace “Brennisteinn” es perder energía. A eso de la mitad de la canción, ocurre un cambio en el ritmo y Jónsi da rienda suelta a su falsetto; los fans de “( )” (2002) se sentirán en el paraíso.

Los instrumentos se tranquilizan un poco en el segundo tema donde si bien no existe la paz, el eco que generan las percusiones y la voz dan una idea de mucho espacio alrededor, como si estuvieran tocando con la ventana abierta y parte del sonido se fuera. Mención especial a los segundos finales, donde un par de bronces son los responsables de relajar al oyente. Todo era un engaño porque “Ísjaki” (Iceberg) llega con todo. Los mismos metalófonos que hace pocos instantes dieron sensación de tranquilidad, ahora se unen con Jónsi en cacofonía. Resulta curioso que la batería sea el único sonido grave en gran parte de la canción. Igual que un iceberg, la parte aguda y visible del tema se muestra en gloria mientras hay una porción grave y poco perceptible allí, debajo del agua.

Entre canciones que rugieron con un ímpetu pocas veces visto, aparecen delicadezas como “Yfirborð” y “Stormur”. Nunca perdiendo el tinte adquirido en sus temas anteriores, la música se torna más esperanzadora; aun hay partes que atacan, pero surge una bondad en los sonidos de la canción. Sigur Rós es enfático en mostrar que siguen siendo los mismos que desgarraron el alma en “Brennisteinn”, pero ahora convertidos en una calidez y benevolencia que recuerda a pasajes del “Takk…” (2005) o el propio “Valtari”.

SIGUR ROS 01Nuevamente hay un cambio de ánimo. En un disco bipolar y siempre agresivo aparece “Kveikur”, contraparte idónea de “Ískaji”. Ahora todos los instrumentos son graves salvo la voz de Jónsi. Llegando a la mitad del tema los músicos se apartan y dejan a Orri golpeando las cajas y bombos con una furia que no se oía desde hace más de una década; se suman luego algunos sonidos, pero la batería se roba toda la película. Si Orri quiere hacer retumbar las paredes, lo hará.

“Rafstraumur” merece una mención especial. Las canciones pop siguen una fórmula preestablecida: estrofa, coro, estrofa, coro, puente, instrumental, coro. Así funciona esta canción también, pero no es banal, superficial, descartable, ni de relleno. Al contrario, es una de las mejores canciones en todo el álbum; toman una estructura ya conocida y con ella crean la balada más hermosa desde la aclamada “Hoppípolla”. Alegre, enérgica y tremendamente cálida, “Rafstraumur” está para mostrarles a las personas que no conocen Sigur Rós por qué a lo largo de sus seis trabajos anteriores se ha formado una base de fans tan acérrima.

El epílogo del disco es una canción muy distinta a las anteriores. Un piano amparado en un íntimo drone de fondo, y con esa exquisita y delicada despedida se acaba un trabajo salvajemente enérgico. “Kveikur” está hecho con pasión, melancolía, rabia, amor e, incluso, fragilidad. Crearon algo nuevo y fresco sin perder nunca la esencia que ha caracterizado a Sigur Rós; los momentos de descontrol y agresión se equilibran con los calmos y amables. No se fueron a ninguno de los extremos, pero aún así no se restringieron en nada. Plasmaron todo en este disco y eso se nota de principio a fin.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pæblo Towers (@imnotasigurboy)

    22-Jun-2013 en 11:40 am

    Oye pero y Bláþráður que ondi que volá ? Yo, así como opinión random, creo que es LA canción del cd que sí o sí debiesen tocar en vivo, los “nonono” de Jónsi son espectaculares.
    Buen analisis en todo caso, se nota que el analista (?) escucho ene veces el cd.

    PD: es Yfirborð ps, machucao !

Responder

Discos

Bruce Springsteen – “Letter To You”

Publicado

en

Letter To You

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su guitarra emblema de la americana y su expresiva voz han sido las imágenes de décadas idealizadas, sin embargo, con 71 años, su voz narra otro tipo de historias. En “Letter To You”, El Jefe realiza un nuevo viaje al pasado, pero esta vez para enfrentar aquellos fantasmas que le recuerdan su propia mortalidad. “One Minute You’re Here” es quizás la canción menos Springsteen para abrir un disco. No existe una enorme banda de acompañamiento que da paso a un instrumental ídem, capaz de llenar los más grandes estadios, sino que esta carta de entrada es sutil, delicada y madura. Quien ha animado a generaciones por décadas, finalmente reconoce su soledad; una leyenda que ha visto a sus pares caer uno a uno y que se sienta junto a su guitarra acústica en lo que parece un desértico confesionario: “Pensé que sabía quién era y qué hacía, pero estaba equivocado”, reconoce con valentía a su edad.

Sin embargo, la pieza anterior parece ser transicional, ya que “Letter To You” recibe con los brazos abiertos a The E Street Band, con quien no grababa desde 2014. Tras la vulnerable confesión, su legendaria banda de apoyo viene a darle un nuevo aire de energía a Springsteen en el verdadero inicio del disco. Casi como si intentara replicar cada elemento asociado a su figura, el músico mezcla aquellos sonidos tan propios de su persona. Las guitarras suenan fuertes y vigorosas, su voz ha cambiado con los años, pero sigue siendo la fuerza motivadora de la melodía, y su principal objetivo es demostrar la enorme conexión aun presente en esta banda: luego de años sin grabar juntos, el disco se completó en tan solo cinco días y, como amigos de toda la vida, el tiempo no ha hecho más que fortalecer su conexión. En 2020, esta es la forma en la que una banda de rock se luce ante las nuevas generaciones, siendo capaz de crear una crónica generacional en cosa de días.

“Burnin Train” es particularmente potente, un apasionado tema que bien pudo ser parte del Springsteen setentero y, en un álbum que cuestiona su mortalidad, cortes como estos dejan clara su vitalidad. Un par de estas canciones fueron escritas durante los 70, cuando el músico estaba en el peak de su representación de juventud, como “Janey Needs A Shooter”, escrita en 1972, que ahora toma un nuevo significado. Su atracción y pasión ya no viene de su vigorosidad, sino que de todo lo aprendido y vivido, de la madurez alcanzada. En canciones como “If I Was The Priest” y “Song For Orphans” es palpable su escritura juvenil, pero su voz logra dotar estas historias de nuevas experiencias. En la primera, luego de una vida alejado de la religión, el músico se reconcilia con su propia forma de ver la fe, algo que ha ido necesitando con el paso de los años.

“Last Man Standing” y “Ghosts” son las dos canciones que envuelven la nostalgia de “Letter To You”, escritas tras la muerte de George Theiss, último miembro sobreviviente de su primera banda, cargan con el peso emocional de la placa, con el músico enfrentando directamente a estos fantasmas, donde la culpa del tiempo perdido viene a pasarle la cuenta. Ahora, debe quedarse con la carga de ser el único en llevar estas memorias: “Soy el último hombre en pie, se recuerda con imágenes que nadie más puede compartir, pero, en vez de sucumbirse en tristeza, se asegura de transportar estos recuerdos y hacerlos perdurar. “Estoy vivo y estoy aquí por mi cuenta, estoy vivo y estoy regresando a casa”, canta con vigor en “Ghosts”, con un coro que le asegura la compañía de miles de seguidores. Un sonido tan clásico como el de su guitarra no debería sonar así de moderno, pero una vez más logra representar a su generación.

El corte final, “I’ll See You In My Dreams”, cierra el disco en un lugar similar a la tranquila apertura, sin embargo, ya no se siente la soledad. “Te veré en mis sueños, volveremos a vivir y reír”, relata esperanzado. “La muerte no es el final” es la lección aprendida y su guitarra está lejos de ser colgada. Ahora, su música no carga solo sus memorias, sino que todas las de los amigos caídos. “Letter To You” está lejos de innovar en el género, pero un músico como Springsteen tiene poco que probarle a nadie. Tras tantas pérdidas, la música conocida es el amigo que le queda, y la conexión que tiene con sus cuerdas son su verdadero legado.


Artista: Bruce Springsteen

Disco: Letter To You

Duración: 58:17

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Letter To You Letter To You
DiscosHace 1 día

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 3 días

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 4 días

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 1 semana

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 1 semana

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 1 semana

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 2 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 2 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: