Conéctate a nuestras redes
Drunk Tank Pink Drunk Tank Pink

Discos

Shame – “Drunk Tank Pink”

Publicado

en

Adscritos dentro de la eterna obsesión por encontrar el relevo generacional del rock, Shame es una banda que despertó interés desde su enérgico debut. Hace tres años, “Songs Of Praise” (2018) se posicionó como un primer disco prometedor, donde el potencial letrista de Charlie Steen y el estilo de las guitaras en sus canciones articularon un proyecto con un sello británico incuestionable. Una agrupación llena de expectativas, que, pese a marcar un buen inicio, exigía un segundo álbum para confirmar sus verdaderas capacidades. Dicha espera concluye con “Drunk Tank Pink”, el nuevo trabajo de los londinenses, donde demuestran que el tiempo no ha pasado en vano.

Para esta segunda ocasión, Shame toma un camino más sobrio. Asistidos por el experimentado productor James Ford –partícipe de trabajos tan emblemáticos como “AM” de Arctic Monkeys–, la banda grabó en los afamados estudios La Frette de París, dando los primeros indicios de un resultado sólido y diferente. Tal como ilustra la portada, las melodías coloridas que acompañaron al debut se dejan de lado y el sonido se torna oscuro, intrincado y agresivo. Gran parte de esta nueva arista se debe al trabajo de los guitarristas Eddie Green y Sean Coyle-Smith, cuyos diálogos disonantes entregan un matiz más sombrío a las letras de Steen y a la percepción completa del álbum.

A modo de una transición paulatina, “Alphabet” guarda ciertas similitudes musicales con su predecesor “Songs Of Praise”, sin embargo, también asoman aquellos elementos nuevos que recuerdan a otras bandas de esta reciente camada post punk inglesa. Los esfuerzos por componer compases menos predecibles se evidencian en “Nigel Hitter”, donde la influencia de nombres como Gang Of Four resuena como un pilar fundamental en esta nueva propuesta. Pese a que el ingenio rítmico es una virtud transversal a lo largo del disco, la evolución lírica del frontman es el eslabón definitivo que le otorga a “Drunk Tank Pink” un valor de rotundo crecimiento.

Letras introspectivas y desbordantes de sentimientos intensos se desprenden de cada una de las canciones del álbum. “Born In Luton” y “Snow Day” son puntos álgidos de emotividad, reflejando la melancolía y la necesidad de aprender a convivir con uno mismo. De igual modo, “March Day” ofrece líneas tan sencillas como valiosas. Tal como dice Charlie Steen: “En mi cuarto, en mi vientre, es el único lugar donde encuentro paz”. El franco desamor queda al desnudo en “Water In The Well”, donde el soporte musical también da muestras de su calidad, reluciendo particularmente el desempeño de su baterista, Charlie Forbes.

Como punto de quiebre, “Human, For A Minute” le da un respiro a la agresividad sonora del disco sin abandonar la tónica de una honestidad brutal. La primera canción compuesta para este trabajo es la última pausa que se da la banda antes de soltar toda su visceralidad en un cierre magistral. “Great Dog” reitera la idea de renegar la naturaleza humana, mientras los ingleses conservan la estridencia a tope. Sin bajar un ápice, “6/1” presenta lo que puede ser uno de los puntos más altos de su repertorio; indudablemente una de las canciones que refleja de manera satisfactoria el progreso artístico de los londinenses. La extensa “Station Wagon” es la encargada de despedir una placa que no destiñe y mantiene el equilibrio en su potencia hasta el final.

Debido a la odiosa –aunque inevitable– comparación, el segundo disco suele ser un desafío mayor para bandas jóvenes. A pesar de que los integrantes de Shame comentan que no sintieron las presiones, la evolución integral es evidente en “Drunk Tank Pink”. La cohesión musical y sensibilidad poética dan cuenta del empeño por entregar una propuesta desafiante, consolidándolos y dejando abierto un camino interesante hacia un porvenir creativo.


Artista: Shame

Disco: Drunk Tank Pink

Duración: 41:35

Año: 2021

Sello: Dead Oceans


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Publicado

en

Jubilee

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre ella para entregar su placa definitiva, donde se consolide lírica y sónicamente. “Jubilee”, su tercer disco bajo el nombre de Japanese Breakfast, aparece como un punto cúlmine en su carrera, como un testamento de una nueva fuerza del indie a considerar. Todo comienza con “Paprika”, una patada a la puerta tras casi cuatro años de silencio desde el lanzamiento de su último álbum, “Soft Sound From Another Planet”, y es también un adelanto de los nuevos sonidos y temáticas que explorará en el álbum, con trompetas que guían una llegada mucho más alegre de lo que se le recuerda.

A diferencia de sus materiales anteriores, “Jubilee” busca alejarse de la pérdida y tristeza. Rítmicas guitarras eléctricas, synths ochenteros, cuerdas y trompetas reflejan un disco más relajado, pero no por eso menos complejo. “Be Sweet” es el himno definitivo del álbum, su tema más cercano al pop clásico, el que creó en colaboración con Jack Tatum de Wild Nothing. Existe un sentido de exploración casi adolescente en este tema, donde sólo pide la amabilidad y honestidad de la otra persona: “Se dulce conmigo, quiero creer en ti, quiero creer en algo”, expresa en el pegajoso coro. La sensación juvenil se replica en “Kokomo, IN”, un tema más confesionario donde utiliza elementos del folk para contar un imaginario adolescente. Aquí Zauner luce sus talentos líricos, creando una carta a una versión más joven de sí misma y convirtiéndose en la compañía que hubiera deseado tener en esa época.

“Posing In Bondage” cierra la primera mitad del disco y lo hace de manera espectacular. A diferencia las anteriores, esta canción se acerca más al art pop en una constante composición que sorprende a cada segundo por los detalles de su producción. Las cuerdas la convierten en un tema ideal para una noche solitaria, que fácilmente podría aparecer en un capítulo de “Twin Peaks”. La soledad y el deseo por una conexión significativa se pueden percibir en los espacios en vacío de la canción, dando lugar a la construcción de más tensión en un atmosférico final y cerrando bien el primer tramo de “Jubilee”, bloque donde se encuentran los tracks que apuntan a convertirse en éxitos.

El resto de las canciones exploran una mayor diversidad sonora e instrumentales más oscuros, como en la atrapante “Sit”, que comienza con distorsiones cercanas al noise, pero que pronto dispersa el ruido para un angelical trance. La segunda parte también presenta mejor su punto de vista como mujer en la industria. “Savage Good Boy”, en colaboración con Alex G, cuestiona el poder de los billonarios y se posiciona desde el lugar de un hombre poderoso, sin embargo, sus personajes son complejos, donde, lejos del dinero, quieren regresar a casa con su ser amado.

“Jubilee” tiene un ambiente más positivo, pero hay puntos que recuerdan a la música anterior de Japanese Breakfast. En “In Hell” maldice su propia suerte y lamenta la pérdida de su perro y, pese a lanzarlo ahora, el tema se escribió en sus eras anteriores, lo que explica la disonancia temática con el resto de las canciones. A pesar de esto, pasa desapercibido con un instrumental lleno de trompetas y synths que lo homogenizan con el resto del material. También existe un momento barroco en “Tactics”, donde se acerca más a contemporáneas como Angel Olsen, en la que es quizás la única balada como tal del disco.

Lejos de ser un cierre temático como tal, “Posing For Cars” es un tema para lucir sus dotes como músico, con un brillante solo de guitarra, finalizando el álbum en uno de sus puntos más altos. “Sólo soy una mujer con soledad. Sólo soy una mujer con necesidades”, expresa en su carta de amor, donde las palabras no logran expresar todo lo que se siente y es su instrumento el que refleja toda la complejidad de sus sentimientos. De esta forma, “Jubilee” puede parecer menos complejo que otras placas de Japanese Breakfast, sin embargo, es quizás el material donde mejor refleja su punto de vista como artista, reconectándose con una adolescencia perdida y reexaminándola con la experiencia del presente. En su tercer acto, Zauner se va a lo grande y aprovecha cada oportunidad de explorar sus límites como compositora, narradora y músico.


Artista: Japanese Breakfast

Disco: Jubilee

Duración: 36:59

Año: 2021

Sello: Dead Oceans


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Jubilee Jubilee
DiscosHace 2 días

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Ancient Dreams In A Modern Land Ancient Dreams In A Modern Land
DiscosHace 4 días

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es...

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 2 semanas

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 2 semanas

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 3 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 1 mes

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 1 mes

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Publicidad
Publicidad

Más vistas