Conéctate a nuestras redes

Discos

Serj Tankian – Harakiri

Publicado

en

Déjà vu es ese extraño fenómeno sufrido por Keanu Reeves en Matrix cuando ve que pasa un gato negro por un pasillo y se da cuenta que algo no anda del todo bien. Como Keanu nunca pudo poner cara de intriga, el director decidió poner un segundo gato negro en escena para que nosotros, los espectadores, supiéramos de ese error en la Matrix. Déjà vu también es un video de Beyoncé, que a juzgar por su coreografía, hay un error en ella misma. Una sensación similar al Déjà vu es el Déjà entendu, que se define como el fenómeno de haber escuchado algo antes, sin que ello haya pasado. Y “Harakiri”, el nuevo álbum de Serj Tankian, patrón de fundo en System Of A Down, es también un Déjà entendu, pero de los buenos.

No hay que trabajar en Billboard o HumoNegro para saber de la preponderancia de Tankian en SOAD y de la posibilidad de que un proyecto en solitario tenga los mismos códigos de su banda. Si nos vamos unos años atrás, encontramos los álbumes “Imperfect Harmonies” (2010) y “Elect The Dead” (2007), ambos con la misma fórmula sonora de SOAD: vértigo, velocidad, síncope, guturales, riffs rápidos y gritos parecidos a los de una señora de la tercera edad. Y con “Harakiri” pasa lo mismo, completando la interesante trilogía en solitario del doble oficial del Duque Igthorn de los Osos Gummy.

El desfile de tracks comienza con “Cornucopia”, estandarte que cuenta lo que está por venir en los próximos 45 minutos y un poco de lo que ya hemos escuchado antes, seguido por “Figured Out”, abriendo el disco con un dúo de tracks con los arreglos necesarios en voz y guitarra como para no extrañar a su partner Daron Malakian. En tercer lugar y en tono folklórico del Cáucaso está “Ching Chime”, interesante muestra de la capacidad vocal  y legado étnico de los antepasados de don Sergio, provenientes de Armenia (país vecino de Georgia, Irán y Azerbaiyán. Todo pasando por allá, perro). En “Butterfly” vuelve el poder sónico de costumbre, con esos cambios de ritmo que quién sabe cómo diablos a la larga te arman un tema ordenado. El quinto track lleva el mismo nombre del álbum y se merece un par de orejas más para escucharlo, porque es una de esas baladas o “lentos” de esos buenos que ya le conocemos, como “Aerials” y “Toxicity” de SOAD. Luego conmemora la ocupación de Wall Street con “Occupied Tears”, tema que se desmarca del set completo del disco, al combinar bases electrónicas con arreglos rockeros y le alcanza incluso para meter algo de jazz por ahí. Buena jugada. Las secuencias electrónicas le quedan gustando y lo comprueba con “Deafining Silence”, jugando también el beatboxing y las segundas voces. Pero la sangre tira y su sello rockero personal vuelve con la velocidad característica en “Uneducated Democracy”, para nuevamente bajar las revoluciones con “Forget Me Knot” y un falsetto femenino que coquetea perfectamente con la ópera, que nuevamente aparece, pero cambiándose de sexo para hacer registros vocales masculinos en “Reality TV” y su combinación ganadora de letras en el estribillo “nipples, tongues , testicles, cheeks”.

Cerramos con todo el vértigo y la fuerza de “Weave On”, para coronar un álbum que no se desinfla en ningún momento, así que este próximo 10 de julio no queda nada más que bajarlo por Torre… comprarlo y ponerle harta oreja.

“Harakiri” es el hermano menor mateo de “Elect The Dead” y de “Imperfect Harmonies”, y también primo de los álbumes de SOAD, que depura el sonido de sus familiares, evitando innovar demasiado, porque lo hecho por Tankian en solitario y con sus amigos armenios ya es algo nuevo. En términos de letras, detenerse en cada una de ellas es pega. Pero en todos los tracks se pueden encontrar conceptos propios de una crítica contemporánea e inteligente contra las grandes corporaciones, los medios, los gobiernos, las guerras y la falta de humanidad en la ídem. Harta metáfora y juego de palabras. Mucha gracia y mucha rabia. Nada de protestas gratuitas como “el shishtema es corrupshión” o “la shoshiedad tiene la culpa de que yo queme microsh y kioshkosh”.

El único detalle de “Harakiri” es que ese mismo detalle puede convertirse en el gran problema: la similitud en sonido con System Of A Down. Un problema vivido en otras épocas, como en los 80’s con Journey y los proyectos en solitario de su vocalista Steve Perry. Pero, ¿qué se le va a hacer cuando el Tatita Dios armenio te entrega el don de una voz única? Seguir sacando discos buenos sin preocuparse si suenan parecidos o no.

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Marco Moya

    06-Jul-2012 en 9:52 pm

    Weon!

    QUE DISCAZOOOOOO

    QUE VOOOOOOOOOOOOOOOOOZ

    Y http://kat.ph/usearch/harakiri%20serj%20tankian/ Por que eserar hasta el 10 es demasiado Mainstream jajajajajajaja

  2. BJ

    17-Jul-2012 en 8:53 pm

    Me gusta mucho más lo q hacía en el proyecto SERART.

  3. ElHarakiriLink

    30-Jul-2012 en 5:18 pm

    Serj Tankian

    Harakiri – 01 – Cornucopia
    Harakiri – 02 – Figure It Out
    Harakiri – 03 – Ching Chime
    Harakiri – 04 – Butterfly
    Harakiri – 05 – Harakiri
    Harakiri – 06 – Occupied Tears
    Harakiri – 07 – Deafening Silence
    Harakiri – 08 – Forget Me Knot
    Harakiri – 09 – Reality TV
    Harakiri – 10 – Uneducated Democracy
    Harakiri – 11 – Weave On

    ST-H.rar
    subido a media fire en el link:

    http://www.mediafire.com/?opgetlligdw1lis

Responder

Discos

Gaerea – “Limbo”

Publicado

en

Limbo

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias musicales y estéticas de bandas como Venom, Celtic Frost y Mercyful Fate, un colectivo de bandas de Noruega impulsó al extremo a uno de los subgéneros más controversiales dentro del metal. Provocadores y selectivos, establecieron las raíces de lo que conocemos como black metal tradicional, y continuando con una de sus características fundamentales, lo desafiante de este sonido también sirvió para que el enfoque pagano, mitológico y musicalmente minimalista, evolucionara a través de agrupaciones que vieron en su oscuridad nuevas formas de expresión.

Desde Portugal, cinco individuos encarnan las tinieblas en el anonimato absoluto, haciendo que Gaerea sea un ente materializado sólo por sus obras. “Limbo” es el segundo larga duración oficial de esta agrupación, un trabajo que durante sus seis canciones expande la frialdad con matices ambientales, que remueven fibras emocionales por su desgarradora propuesta. La estridente obertura de “To Ain” se ve interrumpida con una crudeza majestuosa. La potencia rítmica de Gaerea despeja todo atisbo de pasividad hasta el aterrizaje a mitad del track, en un delicado pasaje con un cuidado armado en su trabajo de cuerdas, muy apegado al post rock, siendo un respiro previo al remate del tramo final.

Una vorágine conduce a un potente clímax, navegando entre lo solemne y disonante, para arremeter de inmediato con “Null”, la apabullante muestra de la dimensión más feroz del misterioso quinteto. El brillante despliegue de percusión, que va más allá de lo brutal, aplica leves variaciones que brindan los espacios necesarios para que los componentes más emotivos brillen por su descarnada entrega, lo que desemboca en la devastadora “Glare”, donde un filoso riff con sentido de urgencia se ve inmerso en una sofocante atmósfera, conjugando elementos del shoegaze y que son bien asimilados dentro de la desesperación que envuelve toda la canción.

En equilibrio, la mitad de “Limbo” va mostrando más aristas del sonido de Gaerea. En crescendo, “Conspiranoia” se va desenvolviendo en lo intrigante. Cada elemento va añadiendo algo exquisito al armado del explosivo ataque de cuerdas, que tiene a lo inquietante y a lo bestial de la voz durante el introspectivo viaje a través de la mente del intérprete y sus demonios como combustible sonoro.

Preparándonos para un final inminente, “Urge” es un letal homenaje a los precursores del black metal. Siendo el corte más breve del opus, Gaerea no se guarda nada e invoca absoluta destrucción, dando lugar –aún en contrariedad con los pioneros del sonido de origen– a un bajo muy presente, junto a tenebrosos acordes que van dando forma a “Mare”, el extenso cierre del larga duración: una muralla sonora que no escatima en potencia, llevado a un disonante intervalo que cautiva por la solemnidad en su punto más alto, el cual se disuelve en un gélido valle.

En el pasado, lo que hacía a una banda “verdadera” dentro del hermético circuito del black metal radicaba en privarse de una producción de calidad y en la claridad del sonido mostrado, y así impactar con una visceral muestra. Es en este último punto donde Gaerea se alza como un conjunto que hace de la catarsis un componente indispensable para librarse de un esquema que bebe del pasado, y con “Limbo”, en su agonía y frenesí, los portugueses consiguen crear una extrema muestra emotiva, que brilla en la vasta oscuridad.


Artista: Gaerea

Disco: Limbo

Duración: 51:47

Año: 2020

Sello: Season Of Mist


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 2 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 2 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 3 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Thalassic Thalassic
DiscosHace 4 semanas

Ensiferum – “Thalassic”

Dentro de las historias que aparecen en la mitología griega, existe una que hace referencia a Talasa, la diosa primordial...

Certified Heavy Kats Certified Heavy Kats
DiscosHace 4 semanas

!!! – “Certified Heavy Kats”

Primero que todo, son necesarias dos aclaraciones: primero, que no es posible hablar del dance punk sin incluir a los...

Slow Decay Slow Decay
DiscosHace 4 semanas

The Acacia Strain – “Slow Decay”

En nuestros tiempos de inmediatez, captar la atención del oyente durante los años requiere de algún valor agregado, independiente de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: