Conéctate a nuestras redes

Discos

Sepultura – “Machine Messiah”

Publicado

en

El pasado casi siempre es recursivo. Al contrario de lo que se puede suponer, lo que hicimos y lo que vivimos vuelve al presente y se proyecta al futuro, como una sombra imperecedera imposible de sacudir. Cuando aquel pretérito es oscuro o mediocre, la más mínima acción positiva presente se torna como un símbolo de evolución y mejora. Por el contrario, cuando es demasiado bueno, el pasado se erige como una vara con la cual se medirá el estado actual de nuestras realizaciones, y las mismas acciones positivas serán insuficientes y se creará un halo de insignificancia, por más que aquellas sean objetivamente notables.

Lo anterior es cien por ciento aplicable a Sepultura y su último disco, “Machine Messiah”: por más que se diga que es uno de los álbumes más sólidos de este último tiempo en el alicaído mundo del metal, estará condenado a vivir en la sombra del pasado de los brasileños. Aun reconociendo que por mero contexto no causará el impacto de obras como “Chaos A.D.” (1993), “Arise” (1991) o “Beneath The Remains” (1989), decir que en el plano técnico no tiene nada que envidiar a estas sería un sacrilegio para los ortodoxos que estiman que la banda murió con la salida de Max Cavalera. Pero lo concreto es que “Machine Messiah” es eso, un esfuerzo sólido, desbordante de calidad y con una interesante propuesta de amalgamas sonoros que, si bien no conllevan necesariamente un elemento de novedad, ciertamente son un aporte para la esforzada renovación del metal más duro.

Ya el comienzo con la canción homónima sienta un precedente en orden a que la apuesta de Kisser y compañía va por el lado de lograr un crisol con los mejores elementos pesados: un riff oscuro y denso, recordando pasajes de “My Dying Bride” o “Paradise Lost”, que finalmente estallan a través de la garganta de Derrick Green, quien en todo momento realiza un trabajo más que correcto, fórmula que se repite en su esencia al cierre con “Cyber God”; a su vez, “Phantom Self” juega con aquellos elementos también, pero en una veta distinta y ciertamente influida por el productor Jens Bogren, quien se tomó de su trabajo con los israelíes de Orphaned Land para dotar a este corte de sonidos extraídos del medio oriente, logrando una interesante amalgama con la filosa guitarra de los brasileños. Otro tema que destaca en demasía por estas mismas características es “Sworn Oath”, en donde el groove campea sobre una base de batería y bajo machacantes, y que encuentran su pausa y profundidad en los arreglos y en los solos de un Andreas Kisser inspirado en cada segundo.

Notable es el trabajo de la batería. El integrante más nuevo, Eloy Casagrande, sin duda ha dado con la nota brutal y tribal clásica de Sepultura, lo cual se intensifica en temas duros como “Resistant Parasites”, “I Am The Enemy” o en las sorprendentes “Vandals Nest” y “Silent Violence”. En estas últimas, particularmente, existe una reminiscencia muy positiva al death metal de comienzos de los noventa, tributando de bandas como Sadus o Death en los tiempos de “Spiritual Healing”, lo que no lleva a concluir más que esta versión de la banda recoge todos los elementos a su disposición para hace un collage compositivo que da texturas distintas a la brutalidad. Lo dicho precedentemente se intensifica en un tema que es angular en la construcción de este “Machine Messiah”: el instrumental “Iceberg Dances”, una apuesta temeraria, pero que conjuga de manera sobresaliente la improvisación con el cálculo, dejando espacios de tiempo en donde a ratos la guitarra clásica, los tambores y el órgano adquieren protagonismo, para luego cederlo a la distorsión y la técnica de las seis cuerdas, en una mezcolanza que suena natural y correcta, como todo el álbum.

Y así, este decimocuarto álbum de Sepultura es un esfuerzo exuberante de calidad, sin ningún segundo de desperdicio, pero que lamentablemente por la sombra de lo que alguna vez fue e impactó, no tendrá la relevancia que quizás merece. Esto no será culpa de la banda, ni tampoco de los fans o el círculo metalero, sino que es sólo una muestra más de que la música, como todo en la vida, tiene un contexto que determina la relevancia de las cosas y muchas veces esta no se condice con la calidad o el mérito.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. nelson

    14-Mar-2017 en 11:59 am

    Es un muy buen álbum de Sepultura y punto, media vuelta para decir que lamentablemente este disco pasara colado por culpa del éxito pasado de la banda,lo que es verdad! pero Sepultura no vive de sus recuerdos, eso queda para los Cavalera con Roots tour (ni siquiera es su álbum más significante). Aplausos a Kisser y sus compañeros.

Responder

Discos

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Publicado

en

The Ghost Inside

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un evento que escape totalmente de nuestro control ocurra, por lo tanto, nuestra capacidad para sobreponerse puede verse constantemente a prueba. ¿Cómo continuar después de caer? La confianza en una fuerza interior, independiente de las creencias, puede ser una luz de esperanza y/o guía durante los episodios más obscuros que enfrentamos, y los integrantes de la banda The Ghost Inside son prueba viviente de la convicción en esa fortaleza.

Tras un accidente durante 2015, que afectó críticamente a la mayoría de la tripulación del bus donde la banda viajaba en el marco promocional del disco “Dear Youth” (2014), se anula abruptamente toda planificación debido al desafortunado percance. Con un futuro incierto, tanto en lo profesional como en lo personal, y después de cinco vertiginosos años de rehabilitación y con breves acercamientos a un retorno a las pistas, los oriundos de California lanzan un nuevo álbum cargado con el poder de la resiliencia.

TGI, desde las cenizas, traídos de vuelta a la vida“, es el verso certero que el vocalista Jonathan Vigil exclama en el brutal breakdown de la canción que abre el disco, “1333”. Es breve, pero desborda la carga emocional que potencia el larga duración en su totalidad, lleno de vigor y plena autoridad, debido a que el mensaje de este álbum llamado “The Ghost Inside” no es ajeno. No se trata de acomodar un discurso para conectar con la audiencia intencionalmente, pues las letras de este disco sangran y manifiestan el impacto en sus vidas, posterior a su experiencia cercana a la muerte. La composición de esta placa se orienta, sin titubeos, hacia el hardcore y metalcore más machacante, con ciertos arreglos melódicos funcionando muy bien para la construcción de secciones explosivas en “The Outcast”, “Make Or Break” y en el cuestionamiento presente de “Unseen”, con resultados realmente apabullantes.

El baterista Andrew Tkaczyk también participó activamente en el proceso creativo de “The Ghost Inside”, y su devastadora experiencia tras perder una pierna por motivo del accidente se plasma en “Phoenix Rise”, sacando lo mejor gracias a un aprendizaje consciente por haber lidiado con la amargura de la frustración y sensación de estancamiento, mostrando también la etapa de asimilación en la frenética “Begin Again”. Como cierre llega “Aftermath”, la cual fue, contra todo pronóstico, el single promocional para este resurgimiento de la agrupación, enfrentando el miedo a tener que abandonar una parte importante de cada uno, pero saliendo victoriosos, expresando esto en un gran cierre para esta etapa que se erige en superación y alienta el positivismo, mirando hacia adelante.

Sin duda, los miembros de The Ghost Inside no volverán a ser los mismos. Podemos llamarlo destino o suerte, pero lo doloroso de una experiencia que marcará siempre sus vidas se convirtió en una oportunidad para tomar las riendas nuevamente, en una versión mejorada con una visión afilada, transformando un largo proceso en valentía para hacer de este quinto trabajo discográfico un triunfo sobre la tragedia.


Artista: The Ghost Inside

Disco: The Ghost Inside

Duración: 39:11

Año: 2020

Sello: Epitaph Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 3 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 4 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 5 días

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 1 semana

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 2 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Petals For Armor Petals For Armor
DiscosHace 3 semanas

Hayley Williams – “Petals For Armor”

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: