Contáctanos

Discos

Sepultura – “Machine Messiah”

Publicado

en

El pasado casi siempre es recursivo. Al contrario de lo que se puede suponer, lo que hicimos y lo que vivimos vuelve al presente y se proyecta al futuro, como una sombra imperecedera imposible de sacudir. Cuando aquel pretérito es oscuro o mediocre, la más mínima acción positiva presente se torna como un símbolo de evolución y mejora. Por el contrario, cuando es demasiado bueno, el pasado se erige como una vara con la cual se medirá el estado actual de nuestras realizaciones, y las mismas acciones positivas serán insuficientes y se creará un halo de insignificancia, por más que aquellas sean objetivamente notables.

Lo anterior es cien por ciento aplicable a Sepultura y su último disco, “Machine Messiah”: por más que se diga que es uno de los álbumes más sólidos de este último tiempo en el alicaído mundo del metal, estará condenado a vivir en la sombra del pasado de los brasileños. Aun reconociendo que por mero contexto no causará el impacto de obras como “Chaos A.D.” (1993), “Arise” (1991) o “Beneath The Remains” (1989), decir que en el plano técnico no tiene nada que envidiar a estas sería un sacrilegio para los ortodoxos que estiman que la banda murió con la salida de Max Cavalera. Pero lo concreto es que “Machine Messiah” es eso, un esfuerzo sólido, desbordante de calidad y con una interesante propuesta de amalgamas sonoros que, si bien no conllevan necesariamente un elemento de novedad, ciertamente son un aporte para la esforzada renovación del metal más duro.

Ya el comienzo con la canción homónima sienta un precedente en orden a que la apuesta de Kisser y compañía va por el lado de lograr un crisol con los mejores elementos pesados: un riff oscuro y denso, recordando pasajes de “My Dying Bride” o “Paradise Lost”, que finalmente estallan a través de la garganta de Derrick Green, quien en todo momento realiza un trabajo más que correcto, fórmula que se repite en su esencia al cierre con “Cyber God”; a su vez, “Phantom Self” juega con aquellos elementos también, pero en una veta distinta y ciertamente influida por el productor Jens Bogren, quien se tomó de su trabajo con los israelíes de Orphaned Land para dotar a este corte de sonidos extraídos del medio oriente, logrando una interesante amalgama con la filosa guitarra de los brasileños. Otro tema que destaca en demasía por estas mismas características es “Sworn Oath”, en donde el groove campea sobre una base de batería y bajo machacantes, y que encuentran su pausa y profundidad en los arreglos y en los solos de un Andreas Kisser inspirado en cada segundo.

Notable es el trabajo de la batería. El integrante más nuevo, Eloy Casagrande, sin duda ha dado con la nota brutal y tribal clásica de Sepultura, lo cual se intensifica en temas duros como “Resistant Parasites”, “I Am The Enemy” o en las sorprendentes “Vandals Nest” y “Silent Violence”. En estas últimas, particularmente, existe una reminiscencia muy positiva al death metal de comienzos de los noventa, tributando de bandas como Sadus o Death en los tiempos de “Spiritual Healing”, lo que no lleva a concluir más que esta versión de la banda recoge todos los elementos a su disposición para hace un collage compositivo que da texturas distintas a la brutalidad. Lo dicho precedentemente se intensifica en un tema que es angular en la construcción de este “Machine Messiah”: el instrumental “Iceberg Dances”, una apuesta temeraria, pero que conjuga de manera sobresaliente la improvisación con el cálculo, dejando espacios de tiempo en donde a ratos la guitarra clásica, los tambores y el órgano adquieren protagonismo, para luego cederlo a la distorsión y la técnica de las seis cuerdas, en una mezcolanza que suena natural y correcta, como todo el álbum.

Y así, este decimocuarto álbum de Sepultura es un esfuerzo exuberante de calidad, sin ningún segundo de desperdicio, pero que lamentablemente por la sombra de lo que alguna vez fue e impactó, no tendrá la relevancia que quizás merece. Esto no será culpa de la banda, ni tampoco de los fans o el círculo metalero, sino que es sólo una muestra más de que la música, como todo en la vida, tiene un contexto que determina la relevancia de las cosas y muchas veces esta no se condice con la calidad o el mérito.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. nelson

    14-Mar-2017 en 11:59 am

    Es un muy buen álbum de Sepultura y punto, media vuelta para decir que lamentablemente este disco pasara colado por culpa del éxito pasado de la banda,lo que es verdad! pero Sepultura no vive de sus recuerdos, eso queda para los Cavalera con Roots tour (ni siquiera es su álbum más significante). Aplausos a Kisser y sus compañeros.

Responder

Discos

The Charlatans – “Different Days”

Publicado

en

Different Days

Para ser una banda que ha enfrentado el fallecimiento de dos integrantes, primero el tecladista Rob Collins en 1996 y luego el baterista Jon Brookes en 2013, The Charlatans es la viva muestra de lo que no te mata te hace más fuerte. Con 28 años de carrera y 13 discos de estudio al hombro, los de Manchester siguen siendo una de las agrupaciones más consistentes entre los ilustres nombres de la escena alternativa inglesa, ya que han sabido reinventarse sin perder un ápice de frescura, siempre adornada con los toques de psicodelia y acid-house que los hicieron famosos desde que irrumpieron en la escena a fines de los años 80.

Para esta nueva aventura discográfica, el cuarteto central constituido por el vocalista Tim Burguess, el bajista Martin Blunt, el tecladista Tony Rodgers y el guitarrista Mark Collins se embarcó en un proceso que tomó aproximadamente 15 meses entre su composición y posterior grabación, además contó con un desfile de músicos invitados que reviven toda la vibra colaborativa del Manchester de los 80. Precisamente, eso es lo que hace que la entrega número trece de The Charlatans sea tan interesante: las colaboraciones se acoplan tan bien en el nuevo “Different Days”, que el conjunto suena totalmente resuelto y confiado, e imprime una vibra extremadamente resplandeciente que nos remonta a “Wonderland” (2001).

La inconfundible guitarra de Johnny Marr se hace presente en la efímera “Future Tense”, con un parlamento en formato spoken word de Rankin, que sólo sirve como introducción a “Plastic Machinery”, una pieza que destaca con los mejores colores de la paleta indie que el combo puede ofrecer y que trata sobre la individualidad en un mundo tan autoritario. Como suele ocurrir cuando el ex The Smiths juega de invitado, termina robándose la película con interpretaciones tan pulcras, que le dan una orgánica mucho más sólida a estas canciones. También lo escuchamos en la impresionante “Not Forgotten”, que, precedida por el monólogo de Kurt Wagner del grupo Lambchop en “The Forgotten One”, empieza con un bit muy cibernético, complementado por las guitarras de Marr y de Anton Newcombe, líder de The Brian Jonestown Massacre.

Los héroes de New Order, Gillian Gilbert y Stephen Morris, se suman en “Over Again” y “The Same House”, quizá las piezas en que la colaboración pasa menos inadvertida, ya que podrían figurar en cualquier disco de la banda que estos próceres comparten con Bernard Sumner. Además de hacerse cargo de la programación de las baterías de gran parte del disco, el ex baterista de Joy Division toma las baquetas en la homónima “Different Days” y en la soleada “Solutions”, rol que comparte con el ex The Verve Pete Salisbury desde la muerte de Brookes. La única canción que logra ensombrecer un disco con un clima tan radiante como su portada es “Spinning Out”, en la que Paul Weller deja caer una bruma atmosférica de R&B con un toque setentero. Según el propio Burguess, esta colaboración –en la que el ex The Jam aporta el piano y es coautor– se venía gestando hace tiempo y desembocó de manera natural en el disco.

Canciones como la liviana “Let’s Go Together”, acompañada de esa extensión totalmente psicodélica llamada “The Setting Sun”, la amigable “There Will Be Chances”, candidata a directa a convertirse en clásico de la banda, o la hermosa  “Hey Sunrise”, con una sutileza amplificada por su naturaleza acústica, nos hacen sentir que el tiempo no ha pasado para The Charlatans; son composiciones que parecen venir desde la época en que el britop levitaba en total estado de gracia y el sol brillaba en el Candem Town de Londres. Aunque las inclemencias de los tiempos hayan golpeado fuerte al grupo inglés, la química de los liderados por Burguess sigue creando canciones con gancho, en las que la alegría y la melancolía se mezclan para transformarse en una colección de excelentes canciones.


Artista: The Charlatans

Disco: Different Days

Duración: 45:03

Año: 2017

Sello: BMG


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Different Days Different Days
DiscosHace 6 horas

The Charlatans – “Different Days”

Para ser una banda que ha enfrentado el fallecimiento de dos integrantes, primero el tecladista Rob Collins en 1996 y...

Relatives In Descent Relatives In Descent
DiscosHace 3 días

Protomartyr – “Relatives In Descent”

¿Cómo va a sonar el apocalipsis cuando llegue e impacte a la humanidad? ¿Será un rugido del núcleo de la...

Carry Fire Carry Fire
DiscosHace 3 días

Robert Plant – “Carry Fire”

Cuando hablamos de músicos fundacionales del rock que aún mantienen vivas sus carreras, especialmente los que formaron parte de las...

Ogilala Ogilala
DiscosHace 5 días

William Patrick Corgan – “Ogilala”

Cuando estaba en medio del proceso de creación del sucesor de “Monuments To An Elegy” (2014), la mente maestra de...

A Night At The Opera A Night At The Opera
DiscosHace 1 semana

El Álbum Esencial: “A Night At The Opera” de Queen

Al abrir la versión en vinilo de “A Night At The Opera” (1975) uno se encuentra con una imagen reveladora...

The Sin And The Sentence The Sin And The Sentence
DiscosHace 1 semana

Trivium – “The Sin And The Sentence”

Beethoven señaló que el genio se compone de un dos por ciento de talento y de un noventa y ocho...

The Desaturating Seven The Desaturating Seven
DiscosHace 2 semanas

Primus – “The Desaturating Seven”

Cuando alguien decide adentrarse en el extraño mundo de Primus, acepta el riesgo de visitar un terreno en el que...

Hiss Spun Hiss Spun
DiscosHace 2 semanas

Chelsea Wolfe – “Hiss Spun”

La carrera artística de Chelsea Wolfe ha sido un recorrido gradual por las múltiples variantes que orbitan alrededor de lo...

Cendrars Cendrars
DiscosHace 2 semanas

Cendrars – “Cendrars”

El álbum debut siempre es un fenómeno interesante. Suele combinar en distintas medidas la imagen que el artista quiere proyectar...

Visions Of A Life Visions Of A Life
DiscosHace 2 semanas

Wolf Alice – “Visions Of A Life”

Cuando Wolf Alice lanzó su primer disco, “My Love Is Cool” en 2015, la prensa especializada los catalogó como la...

Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: