Conéctate a nuestras redes
Thunderbolt Thunderbolt

Discos

Saxon – “Thunderbolt”

Publicado

en

Siempre es provechoso que las bandas clásicas del heavy metal entreguen nuevo material como señal de supervivencia para un estilo que está en constante renovación. En ese sentido, existen dos ejemplos que ilustran cómo la vieja guardia se mantiene vigente: Accept y Saxon. Y es que la relación entre los germanos y los británicos no es al azar, ya que comparten al productor Andy Sneap, figura clave que ha influido en la propuesta que ambos combos exponen hoy en día. Es verdad que las dos bandas han endurecido su sonido durante el último tiempo, sin embargo, mientras los intérpretes de “Balls To The Wall” muestran respeto a todas las credenciales que los ha definido por décadas, los de “Princess Of The Night” intentan combinar su sonido de antaño con tintes modernos, pero obteniendo resultados dispares en la entrega número veintidós de su catálogo.

En canciones como “Nosferatu (The Vampires Waltz)” el experimento no convence, debido a un exceso de teclados que busca generar una atmósfera tenebrosa que no le viene bien a la banda, ya que suenan como cualquier otra agrupación que defiende valores góticos. Otro corte en el que su esencia se pone en juego es “Predator”, track en que la voz de Biff Byford y Johan Hegg de Amon Amarth van solapadas, pero este monstruo de dos cabezas con una parte de león británico heavy y otra de monstruo vikingo gutural es amorfo, por lo que pierde equilibrio y cae abatido vertiginosamente. Siendo esos los puntos más bajos del disco, la fórmula entre lo moderno y lo clásico tiene un resultado bastante positivo en “Speed Merchants”, ya que la combinación entre el contundente riff de la dupla de guitarras comandada por Paul Quinn y Doug Scarratt, sumada a la atronadora batería de Nigel Glockler, suena fresca y encuentra un buen camino en su desarrollo.

“Sons Of Odin” se exhibe robusta con el bajo de Nibbs Carter dándole mucho cuerpo, además las guitarras gemelas logran crear un clima épico en el que se les siente mucho más holgados. “A Wizard’s Tale” encapsula los valores más actuales del metal, esta vez al servicio de Saxon, con una perspectiva agresiva, letal y eficaz en los versos, pero cadenciosa y melódica en los coros. Siguiendo esta senda más rejuvenecedora se encuentra “The Secret Of Flight”, que toma por sorpresa al tener tantos parecidos con los cortes de “The Rise Of Chaos” (2017) de Accept. La forma de encarar los riffs, el pre-coro lleno de majestuosidad y el coro poderoso, recuerdan de sobremanera a Hoffmann y los suyos, aspecto que en ningún caso es negativo, puesto que prefigura un sentido de “hermandad” entre dos bandas clásicas del género, hilo conductor que Sneap maneja satisfactoriamente.

Como no todo puede ser experimentos, modernidad e influencias, “Sniper” nos trae un heavy metal con mucha sustancia interpretativa, donde el doble bombo se roba las miradas. La dupleta “Olympus Rising” y “Thunderbolt” también sigue la senda de la vieja escuela, una bienvenida de lujo gracias a la performance notable de la banda completa, reuniendo todos los ingredientes para sonar en un cien por ciento al Saxon que todos conocemos. “Roadies’ Song” funciona excelente en el plano del hard rock ochentero –terreno en el que los británicos siempre juegan de local– con una letra dedicada a sus tramoyas, aquellos personajes que ayudan a convertir cada espectáculo en realidad, como ya lo había hecho Motörhead en “We´re The Road Crew” 38 años atrás. De hecho, “They Played Rock And Roll” es un emocionante homenaje a la banda de Lemmy, y se esmeraron para retratar en cuerpo y alma el carácter del trío a tal nivel, que la estructura completa de la canción está tomada de su manual de estilo, además de inducir excelentes guiños en la letra que ponen la carne de gallina a cualquier fanático de la movida británica.

Después de vivir una época de baja notoriedad en los noventa, el heavy metal de corte clásico renació como un fénix gracias a la vuelta de puntas de lanza, como Bruce Dickinson y Rob Halford a sus respectivas agrupaciones en los albores de la década del 2000, y otros estandartes como Accept y Saxon reformándose y sacando nuevo material de manera constante para mantener el barco a flote. Es innegable que el presente de los sonidos más pesados goza de buena salud, con una camada importante de nuevos talentos bebiendo de las influencias que han dejado –y siguen dejando– los próceres del estilo. Lo importante es que contamos con bandas de energía inagotable, como Saxon, para continuar un legado que ya lleva cuarenta años y que no deja de reproducirse; de hecho, llama la atención ese traspaso de ideas que los antiguos entregan a los nuevos y viceversa, aunque esto no siempre logre resultados eficientes en algunos casos. Se valoran los esfuerzos por seguir buscando nuevos horizontes, pero hay veces en que no es necesario que el águila vuele tan lejos si recorre con tanta gracia y sabiduría los parajes que ya conoce.


Artista: SaxonThunderbolt

Disco: Thunderbolt

Duración: 47:03

Año: 2018

Sello: Silver Lining Music


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Dance Gavin Dance – “Afterburner”

Publicado

en

Afterburner

Como todo nuevo movimiento, un grupo de personas conecta con una idea inicialmente por compartir convicciones. También sucede así con un sonido donde la diversidad tiene un nicho en crecimiento por su atractivo en lo poco convencional y, a su vez, la accesibilidad que una banda puede generar a través de una discografía compleja de hacer encajar en un molde, la cual también comprende cambios de alineación que, paradójicamente, consiguen aportar con una evolución y revitalización de la particular carrera musical de Dance Gavin Dance, agrupación de Sacramento que lleva quince años fusionando el post-hardcore con el math rock, tomando ritmos de jazz y del screamo de los 90, creando un sonido experimental y ganchero.

Desde 2012, Tilian Pearson ha cumplido con las labores de vocalista. Poseedor de un registro muy versátil y melódico, se adaptó muy bien al trabajo de Jon Mess, quien desempeña los gritos que suman a la diversificación del trabajo de los estadounidenses, y en “Afterburner” la progresión se expande con ritmos entre el funk y el rap sin ser una incorporación abrupta, debido a la misma naturaleza de la agrupación. Y es que, como miembros originales, el guitarrista Will Swan, junto a Jon Mess y el baterista Matthew Mingus, han construído un inconfundible sello, que por momentos puede parecer una parodia de sí mismos por su contenido, pero, desbordante de talento, su propuesta es virtuosa, atravesando patrones complejos con una calidad en sonido notable por la producción que los acompaña desde su debut larga duración “Downtown Battle Mountain” (2007).

La dupla que abre el álbum logra reafirmar que se trata de la banda en un momento muy bueno de su trayectoria; “Prisoner” y “Lyrics Lie” son claros ejemplos del trabajo compositivo que tomó un nuevo brillo desde el bien recibido “Instant Gratification” (2015). Cuerdas progresivas, pero que mutan a delicados arreglos y variaciones, acompañando las voces entre gritos que potencian los compases fuera de tiempo en percusión y coros limpios en contagiosa interpretación. Con la llegada de “Calentamiento Global” viene el atrevimiento de exploración y, en una canción en su mayoría en castellano, el ritmo de la escucha cambia de vibra totalmente a una bailable atmósfera que se extiende también a “One In A Million”, no exenta de quiebres, manteniendo la impredecibilidad como parte del sello de la agrupación.

“Strawberry’s Wake” es una continuación de una saga de canciones iniciada en “Happiness” (2009), y justo en mitad del disco se evidencia con esta canción que aún quedan herramientas para emplear en la mezcla. Secciones de rock más radial junto con explosivos giros en un despliegue más progresivo en su instrumentación es lo que sigue con naturalidad durante “Born To Fail” y “Night Sway”, aplicando sus influencias del math-core y rock alternativo. Y, hacia el final, “Say Hi” va coronando de forma implacable la dualidad asequible de Dance Gavin Dance y la intensidad clave en una de las mejores canciones de “Afterburner”.

¿Cómo sostener una prolongada carrera sin riesgos, cambios o una identidad clara? Basado en el noveno trabajo discográfico y analizando sus previas entregas, Dance Gavin Dance satisface las tres alternativas, pero cayendo en un cierre poco cohesionado, donde “Nothing Shameful” e “Into The Sunset” son más tenues, e incluso con las colaboraciones del vocalista de la banda Eidola, Andrew Wells y Bilmuri (nombre artístico del ex vocalista de la banda Attack Attack!), respectivamente, las canciones aterrizan un momento álgido y lo llevan por un espectro más alternativo.

Sin tener un hilo conductor y armando un buen listado de canciones, tiene una validez apoyada en la capacidad de los intérpretes de “Afterburner”, siendo un disco de buena factura y entretenida escucha. Con un recorrido no menor, donde han obtenido una buena base de oyentes, Dance Gavin Dance tiene la agudeza suficiente para ir aún más allá.


Artista: Dance Gavin Dance

Disco: Afterburner

Duración: 48:05

Año: 2020

Sello: Rise Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Afterburner Afterburner
DiscosHace 13 horas

Dance Gavin Dance – “Afterburner”

Como todo nuevo movimiento, un grupo de personas conecta con una idea inicialmente por compartir convicciones. También sucede así con...

What The Dead Men Say What The Dead Men Say
DiscosHace 2 días

Trivium – “What The Dead Men Say”

Existe un concepto dentro del relato de Philip K. Dick en el que está inspirado este álbum, el que hace...

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 7 días

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 1 semana

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 1 semana

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 2 semanas

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 2 semanas

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 2 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 3 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Earth Earth
DiscosHace 3 semanas

EOB – “Earth”

Bajo perfil, escudero de Radiohead y uno de sus pilares creativos, Ed O’Brien asoma con su esperado lanzamiento en solitario...

Publicidad
Publicidad

Más vistas