Conéctate a nuestras redes

Discos

Savages – Silence Yourself

Publicado

en

“El mundo era silencioso. Ahora tiene demasiadas voces. Y el ruido es una distracción constante”. Estas son las primeras cuatro líneas del manifiesto que ponen las inglesas Savages en la portada de su álbum debut, “Silence Yourself”. Sí, un manifiesto en 2013, un año donde pareciera que las cosas importantes se dicen sólo en la política más evidente, y que el resto hiciera material para entretenernos, o para darse mensajes a sí mismos, o simplemente por el ideal de hacer arte y punto. Pero Savages quiere volver a los grandes conceptos, a denotar la relevancia de los propios discursos para la música y, más importante, no dejar que su mensaje llegue a sus receptores con cualquier tipo de ruido. Es en este trance y con estos elementos a su alrededor que “Silence Yourself” se erige como un disco fundamental de este año, quizás más que ningún otro, por su mera capacidad de devolverle SAVAGES 01a la música su trascendencia moral, ética y humana. Lo mejor de todo es que se hace de forma directa, potente y lo hacen cuatro mujeres con más cojones que muchos machos recios que prefieren hablar de sus problemas antes que instalarse con importancia sobre el resto de las cosas.

Savages tiene la ambición de las bandas de antes, y el look y postura de su frontwoman, la francesa Jehnny Beth, le ha recordado a muchos a Ian Curtis, el fenecido emblema de Joy Division, o la potencia de la interpretación vocal de Siouxsie Sioux, y la banda en sí ha sido comparada con los rostros del post-punk, tales como Gang Of Four o Magazine. Quizás ellas son reflejos de estas influencias, pero lo que las hace únicas es el arrojo y la seriedad con la que se toman el hacer música. Es raro que exista una foto sonriendo de alguna de las cuatro integrantes de Savages, y no es necesario que lo hagan. Su personaje transversal se caracteriza por la seriedad y la urgencia con la que entregan su música.

Parte de esos deberes se refleja en que al disco no le sobra nada. Su parquedad y minimalismo es un indicador de cuán desarrolladas se encuentran las composiciones, al punto de que los coros se caracterizan por usar una palabra o frase de forma repetitiva, como “I Am Here” o “Husbands”. Pero también se trata de no guardarse nada, como la afilada guitarra de Gemma Thompson, en el mejor riff de lo que va del año, en la potente “She Will”, o la batería de Faye Milton cayendo crecientemente como una aplanadora en la ya mencionada “I Am Here”. Pero todo inicia con “Shut Up”, canción que parte con un excerpt de “Opening Night”, película de John Cassavetes, otro de esos artistas a los que parecía no sobrarles nada. Y desde ese interrogatorio que parte desde la pregunta “¿Cuántos años SAVAGES 02tienes?” y la tensión en la falta de una respuesta, y después del descreimiento ante las respuestas, esa tensión se desencadena en “Shut Up”, dominada por la armonía entre las figuras de bajo y guitarra.

La oscuridad resulta natural, de frente, al borde de lo inevitable, siempre generando recovecos en los que se cuela el misterio y la seducción de una propuesta que es tan rockera como bailable. Allí caen paradas las comparaciones con Joy Division, otra banda donde el bajo definía mucho en la dinámica de las canciones. Pero acá la energía no se basa en letras de lamentos o de descontento, sino que todo se trata de la inquisición a la naturaleza humana y la identidad (“No Face”), la espera por algún indicio, por algo (“Waiting For A Sign”) o lo asfixiante que resultan las comparaciones en todo orden (“City’s Full”).

La cumbre del álbum probablemente sea “She Will”, que viene después de esa inquietante pausa que representa el instrumental “Dead Nature”. En esa canción no sólo tenemos a Jehnny Beth interpretando de forma impecable, sino que haciéndose cargo de conducir a una banda cuya mejor faceta se da en la explosión de los sonidos en la forma más expansiva que se pueda. Así, el minuto final de “She Will” es una total catarsis, donde desde la guitarra de Thompson irrumpe el bajo de Ayse Hassan, potente e inclemente, y de ahí la batería de Milton culmina un in crescendo sin misericordia.

La propia Jehnny tiene su propia explosión en “Husbands”, donde en los coros muestra su lado más animal y bestial con inesperada naturalidad. Y es que la frontwoman es consciente del terreno que pisa. Tiene su propio sello (Pop Noire); una relación de más de una década con su amor de juventud; apuesta por la relevancia del arte en todas sus expresiones; es fanática devota de Joy Division; y pese a toda su furia, sigue dándose maña de llevar zapatos de diseñador en el escenario, con total gracia y (repetimos el término) naturalidad. Lo que hablemos de Jehnny Beth, de verdad es aplicable a todas SAVAGES 03las miembros de la banda, porque todas tienen un estilo particular, pero lo interesante es que, aunque los manifiestos y la estética en blanco y negro sean aparentemente mecanismos llenos de ambición y demasiada autoconsciencia en lo que se hace, la invitación al silencio para escuchar es lo primordial aquí. No por nada en sus conciertos hacen la petición expresa de que nadie saque fotos o grabé con teléfonos, dado que también la interacción persona a persona debe restablecerse.

Finalmente, llega más lento, pausado, pero igualmente potente y coherente el track final, “Marshal Dear”, que hasta incluye un clarinete, pero que no abandona el camino visceral y constantemente inquisidor de este, quizás uno de los debuts más potentes del año. Lo más relevante es que no sólo debutan con un disco sólido en materia compositiva o sonora, sino que también tratan de devolverle los principios y la moral artística a la música. En una época donde todo apunta a la tecnología y los dispositivos, finalmente alguien trata de que nuevamente la música, su creación y admiración, sea cosa de humanos, y para ello primero hay que silenciar las voces internas, y así escuchar fuerte y claro. Y vaya que Savages suena fuerte y claro.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Claudio Espinoza

    03-Oct-2013 en 12:44 pm

    Uno de los mejores discos que he escuchado este año. Son 11 potentes mazazos directo a tu cabeza.
    Joy Division + Siouxsie & The Banshees = SAVAGES

    Espectacular

Responder

Discos

Protomartyr – “Ultimate Success Today”

Publicado

en

Ultimate Success Today

El padre de la bomba atómica, un perro rabioso, el Emperador Constantino I, una actriz de cine mudo y una mula. La secuencia de portadas de los discos de Protomartyr tiene más significado que el aparente, debido a que las piezas diseñadas por Joe Casey, su vocalista, dan pistas de una identidad visual y por dónde se trazará la línea lírica y sonora. Frente a este panorama complejo y oscuro, llegan las punzantes y asfixiantes canciones de la banda, cuya particular visión del mundo, nihilista, reflexiva e irónica, puede ser para algunos un bálsamo, un baño de realidad, o bien, una mecha que lo encienda todo.

Obsesionado con la historia de las mulas y su función de animales casi desechables para el ser humano, el narrador toma inspiración para mirar con ojo crítico el mundo actual. Centrándose en la reflexión, y de manera casi profética, da en el clavo con sus referencias a los matones que llegan a los puestos de poder (“Processed By The Boys”) la policía y su brutalidad, y a quienes, aferrados a sus dogmas económicos, desechan la vida de otros.

“Ultimate Success Today” –retrasado por la pandemia– aparece como reflejo de ello. Al inicio, Jemeel Moondoc se encarga de introducir con extrema confianza el saxofón en “Day Without End” y en varios pasajes del álbum. Esa fuerza y carácter post punk en constante experimentación se materializa en nuevos arreglos, melodías e instrumentos ajenos a la banda, los que aportan más color y actitud. Por otro lado, el trabajo vocal es superior y se complementa con coros femeninos a cargo de Nandi Rose (“June 21”), donde es posible identificar a un Joe Casey que recita y balbucea cada vez menos, pero sin abandonar su postura de frontman despreocupado y poco carismático.

Los cinco discos que adornan las vitrinas de los de Detroit los han posicionado como una de las bandas más interesantes del último tiempo, a punta de intensos y repetitivos riffs, profundas líneas de bajo y una atmósfera ahogada por la voz recitada de Casey. Como punto alto, “The Aphorist” mantiene esa receta con una hipnótica guitarra contenida hacia un disonante final y una batería seca. La letra, con guiños a la literatura, repasa otra vez a la sociedad y a la política de manera ácida y directa.

Nuevamente el saxo acompaña a un bajo con mucha distorsión en “Tranquilizer”, una catarsis de tres minutos, que bien se asemeja a los primeros trabajos de la banda y que desemboca en la inquieta “Modern Business Hymns”. Podría parecer un caótico final si no fuera por “Worm In Heaven”, una suave, pero amarga balada, con un dejo a despedida.

Las referencias de las que bebe este y todos los álbumes de Protomartyr no son explícitas. Refugiados en la filosofía, las metáforas y el sarcasmo a ratos, construyen un relato difícil de descifrar, pero que al final es más sencillo de lo que parece. “Ultimate Success Today” suena oscuro y atrapante, como el fin de un ciclo o una declaración final, sin embargo, la luz se cuela cuando el discurso se torna más reflexivo y abierto: ¿Existe realmente un futuro? El miedo y la incertidumbre ahora se comparte.


Artista: Protomartyr

Disco: Ultimate Success Today

Duración: 40:07

Año: 2020

Sello: Domino


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ultimate Success Today Ultimate Success Today
DiscosHace 6 horas

Protomartyr – “Ultimate Success Today”

El padre de la bomba atómica, un perro rabioso, el Emperador Constantino I, una actriz de cine mudo y una...

Inlet Inlet
DiscosHace 20 horas

Hum – “Inlet”

Hay ocasiones en que el reconocimiento puede ser esquivo; un terreno donde no sólo basta con el talento, sino que...

Beyond The Pale Beyond The Pale
DiscosHace 2 días

JARV IS… – “Beyond The Pale”

Al final del día, casi todo termina siendo cosa de límites y dinámicas. Tras ocupar Irlanda en el siglo XIV,...

Providence Providence
DiscosHace 1 semana

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 1 semana

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 2 semanas

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 2 semanas

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 2 semanas

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 2 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 3 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: