Conéctate a nuestras redes
RTJ4 RTJ4

Discos

Run The Jewels – “RTJ4”

Publicado

en

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe a ciencia cierta si habla del asesinato de George Floyd en específico o si es un caso imaginado para disponer líricas sobre la apatía de la gente ante un racismo estructural instalado cómodamente en la sociedad estadounidense. Esa es la capacidad del dúo de Mike y El-P: reflejar lo que pasa y proyectar lo que ocurrirá, porque no se trata de tener una bola de cristal, sino que de observar bien lo que ha pasado y notar cómo hay cosas que nunca cambian. Run The Jewels no se dedica a decir lo que ven o creen que verán, sino que lo hacen con esas sensaciones que viven en el sedimento que dejan las aguas de la historia, que corren fuerte en un territorio tan fraccionado y vasto como es Estados Unidos.

“RTJ4” es el cuarto disco del dúo, que completa casi una década desde que se conocieron a través de un ejecutivo de Cartoon Network, y cuyas primeras labores marcan el camino de Run The Jewels: El-P en la producción y Killer Mike en las rimas del último trabajo solista de algunos de estos raperos, “R.A.P. Music” en 2012. Desde ahí, las aptitudes de ambos se han ido amalgamando al ritmo de una amistad y hermandad donde la empatía y el apoyo mutuo han sido claves de una evolución constante. Sí, lo político se les da, pero eso viene desde una capacidad de observación curtida por las circunstancias y el talento, no obstante, es lo espiritual lo que cuaja todas las acciones y canciones firmadas por RTJ.

El disco inicia con “yankee and the brave (ep. 4)”, o sea, acerca de El-P, el oriundo de New York, y el “valiente” Mike, de Atlanta (donde el equipo de béisbol son los Braves). En esa canción queda clara la intención: “No queremos hacer daño, pero ciertamente lo hacemos con la falta de respeto”. No hay tema complejo al que RTJ le tenga temor, sea una economía construida sobre el legado de la opresión a los esclavos (“JU$T”), cómo el racismo es algo impregnado en el alma de la nación (“pulling the pin”), o cómo un joven negro piensa en el suicidio como opción frente a la brutalidad policíaca, escenario que también se dispone en el track inicial.

Sin embargo, ninguno de estos mensajes, ideas y consignas sería escuchada con tanta atención sin un cuidado a la fluidez y a la capacidad propia de cada track, de cada canción, y también eso hace de “RTJ4” el álbum más cohesivo del dúo, casi sin espacios de bache (quizás un poco “never look back”) y con mucha variedad. La producción del disco es magistral, con El-P tomando las decisiones necesarias, ayudado por Little Shalimar y Wilder Zoby, terminando de marinar un material que, pese a lo explosivo, demuestra cómo se cocinó a fuego lento. Sólo Gorillaz haría las mezclas que RTJ hace en algunas canciones, poniendo a Pharrell a desenmascarar al capitalismo junto a Zack De La Rocha, o a Josh Homme tocando guitarra y haciendo coros como base para Mavis Staples. Hay un desprejuicio clave que siempre ha sido parte de El-P y Killer Mike, y que en este disco más que nunca se traduce en la libertad para hacer lo que se necesita y se quiere.

Mucha gente ha indicado que “RTJ4” llegó en el momento justo y que es el soundtrack perfecto para la revolución en ciernes en EE.UU., pero este disco pudo haber salido antes, o después, porque en él convergen ideas de décadas atrás, de protestas y de poemas, de almas y de billetes, y eso va más allá de una coincidencia de contingencias. Lo que hace Run The Jewels acá es, con toda la libertad expresiva y el talento que la experiencia les ha dado, ponerse a disposición de la abolición de los resabios de un pasado de desigualdades que, en la América de Trump, Piñera y Bolsonaro, queda en evidencia que no se fue, sino que se volvió parte de un continente donde el clasismo y el racismo son características basales. En “a few words for the firing squad (radiation)”, el precioso track que cierra el disco, El-P y Killer Mike enfrentan sus falencias y sus virtudes, poniendo el espejo al frente, sin mover la mirada, entendiendo que es el momento de la protesta, de sacar la voz y de contener a quienes necesiten llorar, bailar, sonreír y enojarse, porque la lucha continúa, ya sea en las calles o en lo profundo del alma.


Artista: Run The Jewels

Disco: RTJ4

Duración: 38:57

Año: 2020

Sello: Jewel Runners / RBC / BMG


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

Publicado

en

Mukiltearth

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una renovación en la dirección del sonido a materializar. Dentro de la evolución, el pasado también puede aportar algo en pos del aprendizaje y, en una especie de tributo a sus raíces, The Fall Of Troy, banda insigne en el desarrollo del math rock y el post hardcore desde inicios de la década anterior, lanza “Mukiltearth”, su sexto material larga duración, donde el espíritu de lo que dio forma inicialmente a la agrupación se encuentra presente en toda su extensión.

Un año antes del debut homónimo del trío de Mukilteo, “The Fall Of Troy” (2003), el proyecto liderado por el guitarrista fundador y vocalista Thomas Erak, The Thirty Years’ War, lanzaba “Martyrs Among The Casualties”, su único y último EP. Este trabajo funcionó como los cimientos del sonido de The Fall Of Troy y muchas otras bandas que se influenciaron por la mezcla de la catarsis del screamo y los arreglos orientados al jazz del math rock, y en “Mukiltearth” no sólo el nombre de la ciudad de origen de la banda se ve destacado como base de nacimiento del grupo, sino también que seis canciones del listado son regrabaciones de este EP de antaño.

Es así como esta colección de canciones tiene una evidente vibra de los años previos a The Fall Of Troy, con matices reconocibles dentro de las variantes ejecutadas por bandas como Dance Gavin Dance o Chiodos, y más de la oleada que explotó el post hardcore con quiebres más técnicos en su mezcla. Considerando el tiempo y la actual alineación conformada por Erak, el bajista y también vocalista Tim Ward, junto al baterista Andrew Forsman, las voces definitivamente se alejan de las versiones más viscerales de canciones como “A Tribute To Orville Wilcox” y “Chain Wallet, Nike Shoes”, y aún más evidente en una versión un tanto más accesible de “The Tears Of Green-Eyed Angels”, que sin la incendiaria interpretación original queda en un despliegue vertiginoso, y certero, por lo demás.

“Mirrors Are More Fun Than Television” cambia la tendencia al mostrar mucho más ímpetu en su ejecución, y aún con la bajada de intensidad hacia la mitad del track la emotividad concentrada resulta explosiva, al darse el quiebre después de un armado por capas en su rítmica. Para finalizar la revitalización del homenaje a sus raíces, The Fall Of Troy se mantiene firme durante “The Day The Strength Of Men Failed” y “Knife Fight At The Mormon Church”. Con notorios cambios en la claridad del sonido, la conducción de estos cortes desborda nostalgia y son excelentes ejemplos de patrones polirrítmicos en la batería y ejecución frenética en las cuerdas, propias del screamo de finales de la década del noventa.

Sin entregas originales desde “OK” (2016), “Counting Sheep” inicia el recorrido de la actualidad compositiva de The Fall Of Troy. Una inclemente carta que destaca de manera saludable la pericia de la agrupación, que también alterna –como parte de un sello indudable– vertiginosas estructuras y salvajes gritos, con gancheros versos junto a voces limpias, que ven en “Round House” un espacio ideal para brillar.

Cerrar “Mukiltearth” con la movida declaración llamada “We Are The Future” es muy acertada, tomando en cuenta que The Fall Of Troy es una banda influyente, pese al prolongado tiempo desde su anterior álbum. Habiendo tenido un tiempo en pausa a final de 2010, la identidad de la agrupación de Mukilteo se ha mantenido coherente durante su discografía. The Fall Of Troy concibe su último trabajo de estudio como un ejercicio de revisión a sus raíces, lamentablemente sin concretar algo más novedoso, pero dentro de los sonidos que dan la bienvenida a la experimentación y a desafiar límites. En el futuro todo puede suceder.


Artista: The Fall Of Troy

Disco: Mukiltearth

Duración: 39:22

Año: 2020

Sello: Independiente


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 2 días

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 6 días

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 6 días

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 1 semana

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 1 semana

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 2 semanas

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 4 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas