Conéctate a nuestras redes

Discos

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

Publicado

en

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose rápidamente un nombre en la industria. Su disco debut homónimo tuvo tanta repercusión, que incluso Jimmy Page les dio su bendición, catalogando su música como “lava saliendo de un volcán”. Y es que el dúo no necesita más que un bajo y una batería para crear una buena dosis de rock crudo y cargado de riffs memorables, y así hacer retumbar cualquier escenario al que se suban.

La presión por hacer un segundo álbum que estuviese a la altura del debut no era obra sencilla de realizar, y si a eso le agregamos la fuerte ansiedad –o hype– que se generó previo al lanzamiento, parecía que “How Did We Get So Dark?” iba a tener una tarea titánica. Sin embargo, los ingleses logran salir adelante sin grandes complicaciones, conservando parte de los elementos que les proporcionaron el éxito de su primera placa. El comienzo con la canción homónima es una gran apertura, llena de fuerza y riffs apabullantes, que permiten colocarse en sintonía rápidamente. Lo mismo ocurre con “Lights Out”, primer single de esta producción, donde los matices de Ben Thatcher en batería destacan de manera sobresaliente. Los ritmos más bailables salen a la luz con “I Only Lie When I Love You”, los que hacen una canción entretenida, pero que de todas formas dejan un gusto a poco. Caso similar ocurre con “She’s Creeping”, que pareciera buscar un sonido más digerible, pero que a fin de cuentas no convence.

En esta nueva producción se nota un sonido más trabajado por parte del dúo, en el sentido que prima más la utilización de la variedad de recursos y matices antes que la crudeza, lo que hace que este trabajo se sienta menos pesado y descontrolado que el anterior, y eso se extraña en algunos momentos. Lo bueno vuelve de la mano de “Look Like You Know” y “Where Are You Now?”, donde los oriundos de Brighton repiten de manual la fórmula utilizada en “Royal Blood” (2014), creando canciones con fuerza, llenas de matices y mucho groove.

Probablemente con “Don’t Tell” y “Hook, Line & Sinker” es donde mejor se siente la intención de Kerr y Thatcher de dar el siguiente paso en la evolución de su sonido. Ambas exploran distintos pasajes, desde momentos más tranquilos hasta una intensidad muy trabajada, la que logran cautivar de muy buena manera. Con “Hole In Your Heart” las cosas comienzan perder los estribos, pero en el buen sentido: crean una atmósfera tranquila, pero algo oscura, que se intensifica radicalmente a medida que pasan los segundos, recuperando esas bases más pesadas que se echaban de menos y logrando así el mejor momento de todo el álbum. Cerrando esta placa, “Sleep” es un mid-tempo lleno de grandes riffs cortesía de Mike Kerr, donde además hay una cuota de sensualidad que engrandece aún más en este cierre redondo.

No es nada fácil escribir el siguiente capítulo de una historia cuando una banda tiene un disco debut tan poderoso, donde los fanáticos y la industria caen rendidos a sus pies. “How Did We Get So Dark?” pasa esta prueba, quizás no al nivel de su predecesor, pero rescatando sus elementos esenciales y creando un puñado de canciones más orientadas a ser hits radiales que pasajes más crudos y pesados, en donde también se siente más que nunca la influencia de bandas como Queens Of The Stone Age o The White Stripes. Royal Blood sigue demostrando que su éxito no es un mero golpe de suerte, sino que una propuesta muy trabajada, en un espacio donde muchos verían muy limitadas sus posibilidades de escribir música, sin embargo, se las arreglan para volverlas infinitas y entregar una inyección cargada de buen rock y actitud.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Ulver – “Flowers Of Evil”

Publicado

en

Flowers Of Evil

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo que pueda surgir como parte de la experiencia de vida junto a las inquietudes que, al ser abordadas, nos impulsan a un mejor entendimiento. Extrapolar esto al analizar la carrera del músico y productor Kristoffer Rygg resulta muy orgánico, debido a que, a través de su propia extensión llamada Ulver, ha permitido que cada etapa de la agrupación haya asimilado de manera sorprendente y soberbia géneros que no son habituales en coexistir dentro de una extensa discografía. Resultado de lo anterior, su último álbum, “Flowers Of Evil”, es un nuevo paso dentro de la tendencia a la reinvención de la banda oriunda de Oslo.

Remontarse a su época de origen es un ejercicio muy interesante, pues nos encontramos con “The Black Metal Trilogie”, un período comprendido entre la innovación para el movimiento black metal al incluir voces limpias y matices folk, “Bergtatt – Et Eeventyr I 5 Capitler” (1995) y la crudeza de “Nattens Madrigal” (1997). Todo un compendio de la etapa más brutal de Ulver y un acercamiento a las influencias que, radicalmente, tendrían mayor protagonismo durante la experimentación que fue pavimentando un largo recorrido que, en su decimosegundo larga duración, se alza atrevido desde la inmersión a través de ligeras capas ambientales que abren el material.

Esta es nuestra canción”, es parte de un verso de “One Last Dance”, la que, junto a “Russian Doll”, se desenvuelven enigmáticas y aguardan hasta la adhesión de una percusión precisa, apoyada por unas líneas de bajo que marcan el ritmo y deja a la atmósfera fluir orgánicamente a nivel sensorial con una intensidad controlada. Los apacibles arreglos de piano brindan espacio a la protagonista absoluta de los tracks: la voz de Rygg, quien, después de la invitación para adueñarse de estos sonidos, abre paso a la pista de baile con “Machine Guns And Peacock Feathers” y su atrevida vibra synth-pop, que bebe de la década de los ochenta, en un enérgico acierto.

Las transiciones durante “Flowers Of Evil” son sutiles. Los detalles que contiene el álbum gozan de ambientes sombríos, mutando al desenfado. Sintetizadores con sentido de urgencia a densos matices de música industrial trascendiendo a un tramo hipnótico, como en “Hour Of The Wolf” y “Little Boy”. Ninguna variación llega a un punto de ebullición, sino que se estructuran como acompañamientos elegantes, con rítmica limpia, como en “Nostalgia”, y aún durante una narrativa grisácea, Ulver consigue un exquisito brillo gracias a melodías de cuerdas, delicadamente conjugadas para erizar la piel, como bien queda demostrado en “A Thousand Cuts”.

Lo único que podría frenar el disfrute de la evolución de Ulver sería una actitud obtusa frente al curso natural que alienta un proceso creativo. Indudablemente, “Flowers Of Evil” se aleja incluso de su predecesor, el aclamado “The Assassination of Julius Caesar” (2017), el cual apuntaba a la epicidad con ambientes tan experimentales como bellos. Conocer esta nueva arista de los noruegos resulta novedoso para su carrera y, si bien el salto es convencional en cierto nivel, lo desafiante de arriesgarse sigue construyendo un buen legado y un atractivo porvenir.


Artista: Ulver

Disco: Flowers Of Evil

Duración: 37:51

Año: 2020

Sello: House Of Mythology


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Flowers Of Evil Flowers Of Evil
DiscosHace 2 días

Ulver – “Flowers Of Evil”

Como parte del desarrollo personal, es importante considerar la integración de las distintas dimensiones que tenemos, y no reprimir lo...

Hannah Hannah
DiscosHace 3 días

Lomelda – “Hannah”

Hasta ahora, Lomelda ha dicho mucho con poco. A través de minimalistas composiciones y directas prosas, el proyecto de Hannah...

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 4 días

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 1 semana

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 1 semana

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 2 semanas

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 2 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

WE ARE CHAOS WE ARE CHAOS
DiscosHace 2 semanas

Marilyn Manson – “WE ARE CHAOS”

Si existe un concepto definitorio que pueda englobar toda la carrera discográfica de Marilyn Manson, ese sería ser ecléctico. Comenzando...

Virus Virus
DiscosHace 3 semanas

Haken – “Virus”

Los efectos de la pandemia han sido, por mucho, el tópico global de este año. Desde las relaciones interpersonales hasta...

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 3 semanas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Publicidad
Publicidad

Más vistas