Conéctate a nuestras redes
Róisín Machine Róisín Machine

Discos

Róisín Murphy – “Róisín Machine”

Publicado

en

Ya sea como parte del extinto dúo musical Moloko, o bien en su carrera como solista, Róisín Murphy ha destacado siempre por su tacto extravagante y original a la hora de componer y lucir en lo escénico. Es decir, en una dimensión integral del concepto de música, aunque no siempre tuvo completa libertad para trabajar a sus anchas, algo que sí pudo realizar esta vez con “Róisín Machine”, su quinto álbum de estudio. En compañía de un fiel colaborador, DJ Parrot (o Crooked Man), la artista irlandesa da cierre a un ciclo de canciones sueltas que venían sonando desde hace años como sencillos sin destino fijo. Es aquí donde les otorga un merecido espacio para revivir, editando y reconstruyendo para hacerlas calzar con el concepto musical al que tributa este álbum: la música disco en diálogo con otros variados subgéneros de la electrónica.

Desde el principio la propuesta suena atractiva, pues aparecen los elementos más hipnóticos del dance y del house, en temas como “Simulation” o “Kingdom Of Ends”. Resulta interesante también prestar atención a las letras, ya que, en términos generales, pareciera ser un relato de distintos momentos por los que atraviesa una voz femenina que deja en el aire la sensación de ser alguien autosuficiente y muy segura de sí misma, aunque también algo caprichosa.

En “Something More” se declama a modo de intro el deseo de “querer algo más”, sobre una tenue base melódica de teclados, que luego desencadenan en un sonido con cierto encanto melancólico, en el que Róisín canta: “Una corona sobre mi cabeza, diez amantes en mi cama, pero yo quiero algo más / Un billón en el banco, títulos de alto rango, pero yo quiero algo más”. En “Sellfish Mademoiselle” asistimos a la genialidad de mezclas de electrodance cargadas de una resonancia groove, mientras en las vocales el relato se escucha un poco más contingente: “Sé que no debería estar bailando en este momento, pero puedo ser una mademoiselle egoísta”.

Es agradable constatar que todas las canciones están entrelazadas entre sí, formando esta gran máquina sonora, pues cada outro da paso al intro del siguiente track de forma armónica. Las rupturas están en la amalgama misma de las composiciones, en los cambios de ritmo e intervenciones vocales y musicales de los distintos géneros que se combinan. Dicho de otro modo, a la Róisín-Máquina nada se le escapa, y podemos advertir lo fascinante de estas mixturas a lo largo de todo el disco. En “Incapable”, por ejemplo, resuena algo de tecno en afinidad con toques de funk, en tanto que la voz nos cuenta que nunca ha tenido el corazón roto, por lo que se siente incapaz de amar. “We Got Together”, por su parte, afloja en las letras, pero es contundente en sintetizadores, sonidos robóticos y algo de house industrial, lo que le da al tema un carácter netamente bailable que no resta profundidad, sino que lo contrario.

“Murphy’s Law” es una de las piezas destacables del álbum por su sonido funky-jazz y un icónico intro que reza: “Siento que mi historia aún no ha sido contada, pero haré mi propio final feliz”. Una base boogie se suma a realzar el ritmo. Y como si se tratara de un augurio entre líneas, nos vamos acercando a la tripleta final del disco, compuesta por “Game Changer”, “Narcissus” y “Jealousy”, todas canciones que siguen en la lógica del juego entre seductor e hipnotizante, que convierte la escucha en una experiencia cautivadora y catártica, y con la que terminamos casi dando gracias a Murphy por el lanzamiento precisamente en este año de abulia generalizada, que parecía cada vez más insalvable desde varios puntos de vista.

Dicho esto, termina siendo complejo y completamente innecesario buscar algún defecto o desacierto que haga tambalear la extraordinaria máquina de Róisín Murphy, pues esta llega a refrescar el panorama musical y colectivo con un sonido meticulosamente trabajado, que tiene mucho de sensual y experimental a la vez (y esto hay que pensarlo a otro nivel del adjetivo), lo que resulta revitalizante. “Róisín Machine” es, en definitiva, un disco que motiva –o al menos apacigua– ciertas fallas del mundo real a través de sonoridades que, aunque ya existían, aquí son puestas a bailar de manera ingeniosa y sagaz.


Artista: Róisín Murphy

Disco: Róisín Machine

Duración: 54:27

Año: 2020

Sello: Skint / BMG


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Bruce Springsteen – “Letter To You”

Publicado

en

Letter To You

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su guitarra emblema de la americana y su expresiva voz han sido las imágenes de décadas idealizadas, sin embargo, con 71 años, su voz narra otro tipo de historias. En “Letter To You”, El Jefe realiza un nuevo viaje al pasado, pero esta vez para enfrentar aquellos fantasmas que le recuerdan su propia mortalidad. “One Minute You’re Here” es quizás la canción menos Springsteen para abrir un disco. No existe una enorme banda de acompañamiento que da paso a un instrumental ídem, capaz de llenar los más grandes estadios, sino que esta carta de entrada es sutil, delicada y madura. Quien ha animado a generaciones por décadas, finalmente reconoce su soledad; una leyenda que ha visto a sus pares caer uno a uno y que se sienta junto a su guitarra acústica en lo que parece un desértico confesionario: “Pensé que sabía quién era y qué hacía, pero estaba equivocado”, reconoce con valentía a su edad.

Sin embargo, la pieza anterior parece ser transicional, ya que “Letter To You” recibe con los brazos abiertos a The E Street Band, con quien no grababa desde 2014. Tras la vulnerable confesión, su legendaria banda de apoyo viene a darle un nuevo aire de energía a Springsteen en el verdadero inicio del disco. Casi como si intentara replicar cada elemento asociado a su figura, el músico mezcla aquellos sonidos tan propios de su persona. Las guitarras suenan fuertes y vigorosas, su voz ha cambiado con los años, pero sigue siendo la fuerza motivadora de la melodía, y su principal objetivo es demostrar la enorme conexión aun presente en esta banda: luego de años sin grabar juntos, el disco se completó en tan solo cinco días y, como amigos de toda la vida, el tiempo no ha hecho más que fortalecer su conexión. En 2020, esta es la forma en la que una banda de rock se luce ante las nuevas generaciones, siendo capaz de crear una crónica generacional en cosa de días.

“Burnin Train” es particularmente potente, un apasionado tema que bien pudo ser parte del Springsteen setentero y, en un álbum que cuestiona su mortalidad, cortes como estos dejan clara su vitalidad. Un par de estas canciones fueron escritas durante los 70, cuando el músico estaba en el peak de su representación de juventud, como “Janey Needs A Shooter”, escrita en 1972, que ahora toma un nuevo significado. Su atracción y pasión ya no viene de su vigorosidad, sino que de todo lo aprendido y vivido, de la madurez alcanzada. En canciones como “If I Was The Priest” y “Song For Orphans” es palpable su escritura juvenil, pero su voz logra dotar estas historias de nuevas experiencias. En la primera, luego de una vida alejado de la religión, el músico se reconcilia con su propia forma de ver la fe, algo que ha ido necesitando con el paso de los años.

“Last Man Standing” y “Ghosts” son las dos canciones que envuelven la nostalgia de “Letter To You”, escritas tras la muerte de George Theiss, último miembro sobreviviente de su primera banda, cargan con el peso emocional de la placa, con el músico enfrentando directamente a estos fantasmas, donde la culpa del tiempo perdido viene a pasarle la cuenta. Ahora, debe quedarse con la carga de ser el único en llevar estas memorias: “Soy el último hombre en pie, se recuerda con imágenes que nadie más puede compartir, pero, en vez de sucumbirse en tristeza, se asegura de transportar estos recuerdos y hacerlos perdurar. “Estoy vivo y estoy aquí por mi cuenta, estoy vivo y estoy regresando a casa”, canta con vigor en “Ghosts”, con un coro que le asegura la compañía de miles de seguidores. Un sonido tan clásico como el de su guitarra no debería sonar así de moderno, pero una vez más logra representar a su generación.

El corte final, “I’ll See You In My Dreams”, cierra el disco en un lugar similar a la tranquila apertura, sin embargo, ya no se siente la soledad. “Te veré en mis sueños, volveremos a vivir y reír”, relata esperanzado. “La muerte no es el final” es la lección aprendida y su guitarra está lejos de ser colgada. Ahora, su música no carga solo sus memorias, sino que todas las de los amigos caídos. “Letter To You” está lejos de innovar en el género, pero un músico como Springsteen tiene poco que probarle a nadie. Tras tantas pérdidas, la música conocida es el amigo que le queda, y la conexión que tiene con sus cuerdas son su verdadero legado.


Artista: Bruce Springsteen

Disco: Letter To You

Duración: 58:17

Año: 2020

Sello: Columbia


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 días

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 4 días

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 5 días

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 1 semana

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 semanas

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 semanas

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 semanas

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 3 semanas

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 3 semanas

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 3 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

Publicidad
Publicidad

Más vistas