Conéctate a nuestras redes
Carry Fire Carry Fire

Discos

Robert Plant – “Carry Fire”

Publicado

en

Cuando hablamos de músicos fundacionales del rock que aún mantienen vivas sus carreras, especialmente los que formaron parte de las décadas de los 60 y 70, se pueden distinguir al menos tres caminos. El primero es el que siguió Roger Daltrey quien, aunque cuenta con una abultada carrera solista, sigue compartiendo escenarios codo a codo con su compañero de toda la vida, Pete Townshend, para mantener viva esa leyenda llamada The Who, a pesar de que la banda sólo cuenta con la mitad de su formación original.

El segundo es aferrarse a la nostalgia, como lo ha hecho Roger Waters, quien nos prueba una y otra vez que la obra de Pink Floyd toca temas tan universales, que cada tanto lo vemos recontextualizando sus piezas maestras en el mundo actual –porque siempre habrá lados oscuros en la luna de la sociedad y muros que tendrán que caer– o valerse de esos mismos elementos para crear algo tan fresco como “Is This The Life We Really Want?” (2017). Que quede claro, ambas rutas son perfectamente válidas, sin embargo, la que escogió Robert Plant es la más difícil: sacudirse de su estatus, emprender un camino totalmente propio y no mirar atrás.

En este contexto, “Carry Fire”, disco número once en la discografía de Plant, es su segunda incursión con la magnífica banda de apoyo nombrada apropiadamente como The Sensational Space Shifters y sigue la senda de lo planteado en “Lullaby And…The Ceaseless Roar” (2014), con una amalgama de sonidos eclécticos que funcionan como un viaje musical por el norte de África y el Medio Oriente, combinados con el blues que forma parte de su ADN. Además, su alma inquieta explora de manera sensacional la mezcla entre world music y elementos electrónicos que el ensamble logra resolver con soltura.

Lejos de los bríos que alguna vez expresaron una virilidad incuestionable con base en una voz aguda privilegiada, Plant encara su presente con un timbre excepcional añejado en roble que lo hace aún más cautivante. Prueba de ello son las delicadas “Season’s Song” y “Dance With You Tonight”, esta última con un aire envolvente propio de lo más hipnótico del catálogo de The Velvet Underground, explorando el amor desde el punto de vista de un hombre que ya ha recorrido un largo trecho. La lánguida “Heaven Sent” y la misteriosa “Keep It Hid” mantienen una atmósfera íntima, no obstante, la segunda se alimenta de una intrincada guitarra aderezada con una percusión onírica en clave de jazz. De hecho, la riqueza musical del disco también nos lleva a rincones etéreos y minimalistas, como en “A Way With Words”, sacada casi de los parajes que Massive Attack exploró en “Mezzanine” (1998) con una sutil línea de piano creada por el tecladista John Baggott.

Y es que sólo Robert Plant puede mezclar mundos tan distintos que juegan con el pasado, el presente y el futuro, además de poner lo electrónico y lo étnico al servicio de piezas tan exuberantes como la homónima “Carry Fire”, cuyo uso del laud y de la viola eléctrica a cargo de Seth Lakeman le dan un aire desértico y místico, mientras que “Bones Of Saint” se toma del blues para llevarnos a un terreno mucho más movido, camino que sigue la enérgica “The May Queen”, con su abrazadora guitarra que bebe de los sonidos clásicos del folk, una señal de que Plant sigue encarnando una habilidad única para facturar canciones con una fuerza rítmica excepcional.

Dicha vigorosidad también queda explícita en el discurso de actualidad plasmado en “New World”, que con su fraseo de guitarra abierto y a la vez melancólico, trata de mostrar los males del colonialismo y los cambios que va sufriendo la identidad nacional a causa de la inmigración, temática que se repite con fuerza en “Carving Up The World Again… A Wall And Not A Fence”, que el guitarrista Justin Adams electrifica para que Plant añada las texturas necesarias en un track que resplandece por su contenido lírico sobre los conflictos armados, un guiño a las vivencias de su abuelo en la Segunda Guerra Mundial. Como si fuera poco, se vale de la ayuda de Chrissie Hynde de The Pretenders para darle vida a una versión de “Bluebirds Over The Mountain”, original de Ersel Hickey, que supera con creces a las versiones de Ritchie Valens y The Beach Boys, ya que exhibe un mayor nivel de sorpresa gracias a sus sintetizadores que emergen desde las sombras y a la confianza proyectada en su ejecución, justificada en lo bien que Plant conoce esta canción desde que la tocaba como parte de las pruebas de sonido con los mismos Space Shifters.

En suma, “Carry Fire” es un excelente indicio de que la vigencia del otrora vocalista de una de las bandas más importantes del mundo recae única y exclusivamente en su capacidad para mezclar lo étnico con lo futurista, acompañado de un poderoso mensaje que se hace cargo de problemas actuales más urgentes, y deja atrás los himnos de estadio que cantaban las aventuras épicas de J.R.R Tolkien en busca de relatos más personales y vivenciales. De hecho, es ese espíritu explorador e incansable el que consigue mostrar todo lo que ha aprendido a sus 69 años de edad y facturar una reflexión personal sobre el rumbo del mundo, de su persona y de los caminos que ha escogido hasta ahora para vivir sin mirar el espejo retrovisor.


Artista: Robert PlantCarry Fire

Disco: Carry Fire

Duración: 48:00

Año: 2017

Sello: Nonesuch / Warner Bros.


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Kanye West – “Donda”

Publicado

en

Donda

Donda West, la madre de Kanye, falleció en 2007 por complicaciones en una serie de cirugías plásticas. Hacia 2019, West publicaba en su cuenta de Twitter una foto del cirujano plástico que operó a su madre, anunciado así el lanzamiento de “Donda”, su esperado nuevo disco. Tras una serie de retrasos, polémicas y una mudanza a un mega estadio, el décimo álbum del rapero ya está aquí.

“Donda” es la forma en que West busca homenajear la memoria de su madre, sin embargo, es un disco en extremo egoísta, nuevamente con lecciones cristianas, incoherencias y polémicas que, más que ser un tributo, buscan mantener a West como el centro de atención, el mesías. Y es que la obsesión del rapero con la religión y lo espectacular es más que palpable en las 27 canciones que completan la hora y 48 minutos de “Donda”, reflejado en la grandilocuencia de su puesta en escena y todo lo que rodeó el lanzamiento del esperado álbum: shows en mega estadios, donde la catedral es el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta y la liturgia a cargo de West, un orador con sotana Balenciaga, encapuchado y con nadie a su alrededor. West pagó millones de dólares para poder vivir ahí, terminar el disco y posteriormente trasladarse a diferentes recintos, siendo el Soldier Field de Chicago el último de ellos, donde construyó en el centro de la cancha una réplica de la casa donde creció para entregar un mensaje, trasladarnos a sus recuerdos y al fondo de la inspiración para este trabajo.

En “Donda”, y desde el magnífico “Yeezus” (2013), West ha explorado con un giro interesante dentro de las propuestas de rap, por lo que podría guardar ciertas similitudes con uno de sus últimos trabajos antes de caer en el delirio. West aprovecha de manera muy penetrante los beats y bajos profundos que mezcla con sutiles guitarras programadas, samples y esa especie de rap góspel industrial que bien podría ser una nueva categoría para su propuesta. Y es que es sumamente importante para él y el desarrollo de su música tener aquellos elementos (cuenta con la participación del Sunday Service Choir), haciendo de este álbum una experiencia más robusta y jugada con esos matices. Pero, pese a contar con 27 tracks, carece de solidez. Los matices están presentes en los cambios de “Jail” o “God Breathed”, o la interesante “Off The Grid”, trío de canciones que conservan esa esencia distorsionada que alguna vez estuvo presente en trabajos como el ya mencionado “Yeezus”. The Weeknd se encarga de las voces en “Hurricane” y forma parte de la extensa y controvertida lista de colaboradores.

Dentro de la lista de featurings donde destaca Jay-Z o Travis Scott, West también se encargó de convocar a Chris Brown, DaBaby y Marilyn Manson. Por supuesto que en el camarín del estadio de Atlanta, donde vivió los últimos meses, existía conexión a internet y Kanye decidió de todas formas contar con ellos, pese a las diversas acusaciones que enfrentaron y enfrentan. Aún así, se cree incuestionable y pone su figura por encima de todo. West se siente infranqueable y por eso suma y sigue, apoya sin tapujos a Trump o le da espacio a agresores, como si de una lección se tratara, o de si será criticado o no.

¿Por qué “Donda” pareciera ser en extremo un ejercicio egoísta? Su desarrollo, que siempre mantiene los motivos religiosos y autorreferentes, se expresa en cada verso y es difícil ver la motivación principal de una obra que pretende tributar a su difunta madre. Kanye busca en esos motivos religiosos (hace rato) una especie de redención y predicar al mismo tiempo, sin embargo, el uso de la religión en su aparataje mediático pareciera no ser lo suficientemente profundo ni honesto. Kanye no busca a Dios a través de la música como su salvación, ni se presenta como un servidor, sino que busca ser él ese mesías. Podríamos decir que una de las últimas pruebas de humanidad y humildad de West está en “Runaway” de 2010, donde se mostró sincero, autocrítico y entregó una de sus mejores canciones y, por qué no, su mejor trabajo. Esa honestidad desapareció entre las luces del espectáculo y cegaron a un artista que prometía de avanzada.

En “Donda” el mérito de West está en terminar un álbum que parecía que no iba a ver la luz. Estrategia comercial o no, el desfile de canciones a esta altura es agotador, sin embargo, Jesús aparece como la respuesta al tedio. “Jesus Lord” es otra oda tremendamente completa y sencilla, pegajosa y uno de los puntos altos de un disco donde el segundo mérito está en rescatar ese motivo musical que había dejado en “Yeezus”, e incluso más atrás. Porque ese giro es una de las grandes jugadas musicales de West, incluso en este álbum, que parece hecho a medias o un compilado sin conducción coherente, salvo su imagen y discurso. Un disco que pareciera ser desechado antes de lanzado, criticado y amado, y una experiencia agotadora. En ciertos pasajes pareciera ser un regreso hacia un Kanye más creativo y centrado, pero el manto que rodea su polémica vida y carrera difumina esa idea hacia resultados cada vez menos consistentes.


DondaArtista: Kanye West

Disco: Donda

Duración: 108:49

Año: 2021

Sello: GOOD / Def Jam


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Donda Donda
DiscosHace 8 horas

Kanye West – “Donda”

Donda West, la madre de Kanye, falleció en 2007 por complicaciones en una serie de cirugías plásticas. Hacia 2019, West...

Screen Violence Screen Violence
DiscosHace 6 días

CHVRCHES – “Screen Violence”

Con una carrera de casi una década, CHVRCHES ya debería tener su lugar asegurado en la industria, sin embargo, desde...

If I Can't Have Love, I Want Power If I Can't Have Love, I Want Power
DiscosHace 1 semana

Halsey – “If I Can’t Have Love, I Want Power”

Es imposible no cruzar la situación mundial con cada disco que aparece en las plataformas de streaming y ver si...

Loving In Stereo Loving In Stereo
DiscosHace 2 semanas

Jungle – “Loving In Stereo”

Es difícil pensar en cuántas cosas le ha quitado la pandemia al mundo. Son vidas, recursos, tiempo, recuerdos y ansias...

Infinite Granite Infinite Granite
DiscosHace 2 semanas

Deafheaven – “Infinite Granite”

“El que mucho abarca, poco aprieta”, reza un dicho popular y, en cierto grado, podría aplicarse a Deafheaven. Demasiado mainstream...

Solar Power Solar Power
DiscosHace 2 semanas

Lorde – “Solar Power”

En un mundo donde la información avanza aceleradamente, es comprensible la necesidad de desconectarse para escapar de una sociedad cada...

Pressure Machine Pressure Machine
DiscosHace 3 semanas

The Killers – “Pressure Machine”

Las cuarentenas y los momentos de introspección sirvieron de inspiración para muchísimos artistas durante el año pasado; reconectarse con viejas...

Intacto Intacto
DiscosHace 3 semanas

Cevladé – “Intacto”

El universo del rap vive actualmente en una dicotomía en la que, si bien no es necesario tomar bando, es...

Take The Sadness Out Of Saturday Night Take The Sadness Out Of Saturday Night
DiscosHace 4 semanas

Bleachers – “Take The Sadness Out Of Saturday Night”

En la última década, Jack Antonoff se estableció como el arquitecto del indie pop por excelencia. Colaborando con algunas de...

Distant Populations Distant Populations
DiscosHace 4 semanas

Quicksand – “Distant Populations”

Demoledor. El nuevo trabajo de Quicksand supera con creces las expectativas de un retorno esperado desde “Interiors” (2017), y una...

Publicidad
Publicidad

Más vistas