Conéctate a nuestras redes
Carry Fire Carry Fire

Discos

Robert Plant – “Carry Fire”

Publicado

en

Cuando hablamos de músicos fundacionales del rock que aún mantienen vivas sus carreras, especialmente los que formaron parte de las décadas de los 60 y 70, se pueden distinguir al menos tres caminos. El primero es el que siguió Roger Daltrey quien, aunque cuenta con una abultada carrera solista, sigue compartiendo escenarios codo a codo con su compañero de toda la vida, Pete Townshend, para mantener viva esa leyenda llamada The Who, a pesar de que la banda sólo cuenta con la mitad de su formación original.

El segundo es aferrarse a la nostalgia, como lo ha hecho Roger Waters, quien nos prueba una y otra vez que la obra de Pink Floyd toca temas tan universales, que cada tanto lo vemos recontextualizando sus piezas maestras en el mundo actual –porque siempre habrá lados oscuros en la luna de la sociedad y muros que tendrán que caer– o valerse de esos mismos elementos para crear algo tan fresco como “Is This The Life We Really Want?” (2017). Que quede claro, ambas rutas son perfectamente válidas, sin embargo, la que escogió Robert Plant es la más difícil: sacudirse de su estatus, emprender un camino totalmente propio y no mirar atrás.

En este contexto, “Carry Fire”, disco número once en la discografía de Plant, es su segunda incursión con la magnífica banda de apoyo nombrada apropiadamente como The Sensational Space Shifters y sigue la senda de lo planteado en “Lullaby And…The Ceaseless Roar” (2014), con una amalgama de sonidos eclécticos que funcionan como un viaje musical por el norte de África y el Medio Oriente, combinados con el blues que forma parte de su ADN. Además, su alma inquieta explora de manera sensacional la mezcla entre world music y elementos electrónicos que el ensamble logra resolver con soltura.

Lejos de los bríos que alguna vez expresaron una virilidad incuestionable con base en una voz aguda privilegiada, Plant encara su presente con un timbre excepcional añejado en roble que lo hace aún más cautivante. Prueba de ello son las delicadas “Season’s Song” y “Dance With You Tonight”, esta última con un aire envolvente propio de lo más hipnótico del catálogo de The Velvet Underground, explorando el amor desde el punto de vista de un hombre que ya ha recorrido un largo trecho. La lánguida “Heaven Sent” y la misteriosa “Keep It Hid” mantienen una atmósfera íntima, no obstante, la segunda se alimenta de una intrincada guitarra aderezada con una percusión onírica en clave de jazz. De hecho, la riqueza musical del disco también nos lleva a rincones etéreos y minimalistas, como en “A Way With Words”, sacada casi de los parajes que Massive Attack exploró en “Mezzanine” (1998) con una sutil línea de piano creada por el tecladista John Baggott.

Y es que sólo Robert Plant puede mezclar mundos tan distintos que juegan con el pasado, el presente y el futuro, además de poner lo electrónico y lo étnico al servicio de piezas tan exuberantes como la homónima “Carry Fire”, cuyo uso del laud y de la viola eléctrica a cargo de Seth Lakeman le dan un aire desértico y místico, mientras que “Bones Of Saint” se toma del blues para llevarnos a un terreno mucho más movido, camino que sigue la enérgica “The May Queen”, con su abrazadora guitarra que bebe de los sonidos clásicos del folk, una señal de que Plant sigue encarnando una habilidad única para facturar canciones con una fuerza rítmica excepcional.

Dicha vigorosidad también queda explícita en el discurso de actualidad plasmado en “New World”, que con su fraseo de guitarra abierto y a la vez melancólico, trata de mostrar los males del colonialismo y los cambios que va sufriendo la identidad nacional a causa de la inmigración, temática que se repite con fuerza en “Carving Up The World Again… A Wall And Not A Fence”, que el guitarrista Justin Adams electrifica para que Plant añada las texturas necesarias en un track que resplandece por su contenido lírico sobre los conflictos armados, un guiño a las vivencias de su abuelo en la Segunda Guerra Mundial. Como si fuera poco, se vale de la ayuda de Chrissie Hynde de The Pretenders para darle vida a una versión de “Bluebirds Over The Mountain”, original de Ersel Hickey, que supera con creces a las versiones de Ritchie Valens y The Beach Boys, ya que exhibe un mayor nivel de sorpresa gracias a sus sintetizadores que emergen desde las sombras y a la confianza proyectada en su ejecución, justificada en lo bien que Plant conoce esta canción desde que la tocaba como parte de las pruebas de sonido con los mismos Space Shifters.

En suma, “Carry Fire” es un excelente indicio de que la vigencia del otrora vocalista de una de las bandas más importantes del mundo recae única y exclusivamente en su capacidad para mezclar lo étnico con lo futurista, acompañado de un poderoso mensaje que se hace cargo de problemas actuales más urgentes, y deja atrás los himnos de estadio que cantaban las aventuras épicas de J.R.R Tolkien en busca de relatos más personales y vivenciales. De hecho, es ese espíritu explorador e incansable el que consigue mostrar todo lo que ha aprendido a sus 69 años de edad y facturar una reflexión personal sobre el rumbo del mundo, de su persona y de los caminos que ha escogido hasta ahora para vivir sin mirar el espejo retrovisor.


Artista: Robert PlantCarry Fire

Disco: Carry Fire

Duración: 48:00

Año: 2017

Sello: Nonesuch / Warner Bros.


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Preoccupations – “New Material”

Publicado

en

New Material

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations. Más aun pensando que hasta hace un par de años su nombre era Viet Cong, el cual decidieron cambiar a causa de las controversias políticas que les generaba. Pero, más allá de mutaciones taxonómicas, este cuarteto canadiense es uno de los nombres a destacar dentro de la camada de bandas que le dan un nuevo revival al post-punk. Liderados por Matt Flegel en voz y bajo, el nuevo álbum “New Material” –valga la redundancia– propone un sonido predominantemente electrónico, con leves matices de música industrial, además de ritmos deprimentemente pegajosos.

Al comenzar a reproducir este disco es fácil recordar a New Order, y prueba de ello es el tema inaugural, “Espionage”, el que, pese a poseer una leve cuota de agresividad, esta no es suficiente para impedir el desarrollo de una atmósfera bailable. A continuación, “Decompose” es un tema donde la consigna “menos es más” es puesta en juego magistralmente. El sombrío pero enérgico “Disarray”, dueño de un onírico coro, nos recuerda con nostalgia los cabellos escarmenados del new wave y el punk gótico ochentero –mismos peinados que no pocos prefieren olvidar–. Por su parte, “Manipulation” logra cautivarnos con una elegante superposición de capas sonoras; aquí, el trabajo de Daniel Christiansen en guitarra y Scott Munro en sintetizadores genera densas atmósferas, convirtiéndolo en uno de los tracks a tener en cuenta dentro del disco.

Abriendo el lado B, “Antidote” se presenta como el punto alto de “New Material”. Su estética más industrial y la inclusión de elementos cercanos a la psicodelia la transforman en la canción que más se aproxima a lo realizado en “Preoccupations” (2016). “Solace”, volviendo a rendir tributo al movimiento post-punk de principio de los 80, nos presenta ese característico balance entre tristeza y alegría arraigado a este género. Más lúgubre que sus antecesoras, “Doubt” hace predominar las reverberaciones al compás del beat de Mike Wallace, que, aunque pueda resultar monótono, calza a la perfección con lo realizado por el resto de los músicos. En el cierre, “Compliance” retoma la sonoridad ruidosa y experimental, lo que puede llevar a los seguidores más antiguos de la banda a sentirse reconfortados, aunque el hecho de que sea sólo un instrumental deja con un gusto un tanto amargo.

En esta nueva entrega, los canadienses dan un vuelco hacia una propuesta más sobria, mostrando un distanciamiento no menor del sonido vanguardista característico de sus anteriores trabajos. Probablemente, este cambio se debe a una intención de llevar la propuesta hacia un público nuevo; a posicionarse sólidamente más allá del circuito indie dentro del que ya se han consolidado. Bajo esa lógica, tiene sentido el viraje hacia un sonido más radial en desmedro de lo presentado en las dos producciones antecesoras.

En tal sentido, podemos catalogar a “New Material” como un álbum transicional difícil de procesar inmediatamente, como todo lo que adquiere dicho calificativo y, por lo mismo, no debe preocupar la especie de inseguridad que genera escucharlo. En el futuro se podrá evaluar el rol que cumple en la evolución discográfica de la banda; incluso podríamos referirnos a él como un disco de culto. Lo que es ahora, Preoccupations cumple y, más importante aún, genera expectativas para lo que vendrá de aquí en adelante.


Artista: Preoccupations

Disco: New Material

Duración: 36:07

Año: 2018

Sello: Jagjaguwar


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

New Material New Material
DiscosHace 6 días

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue
DiscosHace 2 meses

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera...

Publicidad
Publicidad

Más vistas