Conéctate a nuestras redes

Discos

Riverside – Love, Fear And The Time Machine

Publicado

en

Lo de estos polacos va en serio. Desde el año 2003 han trabajado de manera prolija y sistemática, con el objeto de lograr un sonido que los ayude a destacar en una escena plagada de exponentes de muy buen nivel. Con su disco “Anno Domini High Definition” (2009), lograron ganarse el reconocimiento transversal de críticos y seguidores del rock progresivo. Aun así, para “Shrine Of New Generation Slaves” (2013) decidieron no repetir la fórmula, bajaron las revoluciones, sumaron algunos elementos de jazz y terminaron despachándose un trabajo de excelente factura, que les reafirmó como una de las bandas de rock progresivo a seguir con atención. Para su nuevo disco, “Love, Fear And The Time Machine”, Riverside decidió una vez más cambiar el libreto, y se autoimpuso como objetivo desarrollar un álbum dirigido a explorar un espacio musical y lírico donde lo positivo fuera el ánimo imperante.

RIVERSIDE 01Para darle al larga duración un rostro que cumpliera con transmitir el ánimo definido, Travis Smith (Amorphis, Katatonia, Opeth), colaborador habitual de la banda, desarrolló una carátula que, además de estar muy bien lograda, funciona como complemento perfecto para el viaje al que nos invita Riverside. El inicio, con el corte de aires celtas “Lost (Why Should I Be Frightened By A Hat?),” seguido de la melódica “Under The Pillow”, rápidamente establecen la identidad de un disco que se caracteriza principalmente por un meticuloso y cuidado trabajo en las melodías, que se las arregla de forma sistemática para introducir paulatinamente sonidos que permiten matizar el ambiente y generar ánimos que van desde la quietud a la oscuridad, con un marcado predominio de las guitarras, por sobre lo que aportan el bajo y el órgano.

“Caterpillar And The Barbed Wire” se alza como uno de los buenos cortes del álbum, destacando por la presencia de una excelente progresión instrumental que finaliza con una desatada sección de teclados cortesía de Michał Łapaj. “Saturate Me” llega a entregar sonidos más cercanos a lo ofrecido por la banda en su celebrado “Anno Domini High Definition”, sin embargo, es hacia la segunda mitad del álbum, con “Towards The Blue Horizon”, que aparece el tema mejor logrado del disco (también el más extenso), cuyo mérito principal es lograr atravesar de manera perfecta un recorrido que inicia con guitarras acústicas de sensibilidad indie folk, para luego desembocar en espacios llenos de oscuridad y melancolía, logrados en base a marcados riffs de guitarra y arreglos de órgano Hammond; como para repetir varias veces.

RIVERSIDE 02Hacia el cierre, “Time Travellers” y “Found (The Unexpected Flaw Of Searching)” vuelven sobre el lado más acústico del disco; la última de ellas con una letra llena de optimismo, acompañada de un solo de guitarra acorde al ánimo de cierre de “Love, Fear And The Time Machine”.

Riverside vuelve a bajar las revoluciones, llegando con el que a la fecha es su disco menos duro. A esta altura, parece claro que de metal no queda mucho en el sonido de los polacos; por el contrario, lo que predomina hoy es rock progresivo con un marcado énfasis en la elaboración de paisajes sonoros de cuidada factura, donde no existen grandes restricciones estilísticas siempre que el objetivo final se logre. Misma sensación deja este excelente grupo de músicos, quienes colaboran como partes de una maquina más grande e importante, ubicada por sobre cada uno de ellos. Sin duda, este no es un trabajo que golpea al primer contacto, y probablemente muchos sientan que Riverside perdió la fuerza, sin embargo, para aquellos que decidan ir por una segunda vuelta, de seguro este es un disco que se va a quedar dando vueltas por un rato. Con casi quince años de rodaje, Riverside ya no tiene nada que envidiar a Steven Wilson y al resto de la camada. De lo mejor que se ha dejado ver este año en esta frontera del rock.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Algiers – “There Is No Year”

Publicado

en

There Is No Year

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su segundo larga duración, “The Underside Of Power”, cuyo mensaje visceral y contestatario tuvo una relativa buena recepción. Caracterizados por su singular capacidad de mezclar el góspel con géneros más modernos, este año regresan con un trabajo menos ruidoso que sus antecesores, distanciándose levemente del sonido noise punk de sus inicios para estrechar lazos con sonoridades más íntimas, como el post-punk y el dark wave.

El álbum comienza con la canción que le da nombre, “There Is No Year”, y ya desde aquel punto la banda nos muestra la apuesta por explorar nuevas sonoridades que dialoguen más de cerca con el mainstream. Como si fuera la misma canción, una transición minimalista da paso a “Dispossession”, un tema que vuelve con fuerza a las raíces góspel. El cambio más drástico con trabajos anteriores se hace más notorio con “Hour Of The Furnaces”, transportándonos hacia pasajes mucho más oscuros, dando paso uno de los cortes más asfixiantes y conmovedores de esta larga duración, “Losing Is Ours”, y quebrando ese ambiente bruscamente con “Unoccupied”, uno de los pocos tracks de ritmo enérgico del larga duración.

Posteriormente se encuentra “Chaka”, dónde se hace notar con fuerza la influencia dark wave antes mencionada. Este es uno de los momentos más interesantes del álbum, convirtiéndose en una veta que debería seguir siendo explotada por los de Atlanta. Como acto seguido, “Wait For The Sound” y “Repeating Night” mantienen una sonoridad sutilmente tenebrosa, la que, gracias a las pinceladas de sonido industrial, nos recuerdan al “Black Celebration” de Depeche Mode del año 1986. Ambos temas, pese a ser auditivamente más digeribles, resaltan el interesante trabajo de producción hecho por Randall Dunn, nombre vinculado al drone y post-metal.

Llegando al cierre, rodeados por un aura cuasi vampírico, “We Can’t Be Found” mantiene un tira y afloja entre pasajes lúgubres y celestiales, mientras que “Nothing Bloomed” nos hace sentir toda su intensidad, conduciéndonos a un falso gran finale, pues luego de esto, algunas ediciones cuentan con el bonus track “Void”, un single noise punk que revive el sonido de los primeros años de la banda y que ya había sido publicado anteriormente para Adult Swim como material promocional.

A diferencia de los dos álbumes anteriores de esta agrupación, “There Is No Year” es un trabajo que muestra una fachada más personalista, mayormente destacando el talento de su vocalista Franklin James Fisher. Esto conlleva una disminución o, mejor dicho, una mutación del protagonismo del resto de los miembros y sus capacidades interpretativas (al menos en el estudio), lo cual se hace notorio en una banda que desde sus inicios concibió una propuesta musical vanguardista. Son esos los costos que muchas veces deben pagar quienes aspiran a consolidar un sonido más radial, y en el caso de Algiers es un sacrificio que, si bien es evidente, no perturba la esencia ruidosa, política y, sobre todo, exploratoria, manteniéndonos en la búsqueda por agregar nuevas texturas a su poco convencional apuesta sónica.


Artista: Algiers

Disco: There Is No Year

Duración: 37:05

Año: 2020

Sello: Matador


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

There Is No Year There Is No Year
DiscosHace 1 día

Algiers – “There Is No Year”

Algiers es una banda que logró algo de notoriedad en los circuitos alternativos durante 2017 gracias al lanzamiento de su...

Deceiver Deceiver
DiscosHace 2 meses

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 2 meses

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 meses

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 meses

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 meses

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 meses

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 2 meses

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 2 meses

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 2 meses

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Publicidad
Publicidad

Más vistas