Conéctate a nuestras redes

Discos

Red Hot Chili Peppers – “The Getaway”

Publicado

en

La larga serie de apelativos que se pueden utilizar para definir y entender la trayectoria musical de Red Hot Chili Peppers en sus más de 30 años de vida, quedan eclipsados cuando se intenta insertar un nuevo elemento dentro de esa larga cadena de éxitos y memorables recuerdos regalados por los californianos. Para enredar todavía más esta extensa historia, transcurrió un largo lustro para que Red Hot Chili Peppers nos proporcionara un nuevo trabajo de estudio, buscando superar el impase de “I’m With You” (2011), todo esto en medio de giras mundiales, discutidas investiduras en el Rock & Roll Hall Of Fame e incluso rumores de separación de la banda. Como puede entenderse, el tiempo no pasa en vano, pues mantener viva la llama del funk es tanto una proeza como la misión auto encomendada por Kiedis a los suyos.

RED HOT CHILI PEPPERS 01Con todos estos antecedentes a cuesta, “The Getaway” se presenta inundado de cambios, tanto en el plano musical como en las gestiones de su concreción. El disco aparece producido por Brian Burton, más conocido como Danger Mouse, productor más rejuvenecido que el eterno acompañante de los Peppers, Rick Rubin. Asimismo, en 13 canciones la banda plasma una línea melódica y rítmica más elaborada, pero no por ello bien lograda en la totalidad de los temas. Pese a la extrañeza inicial que podría producir “The Getaway”, lo cierto es que Red Hot Chili Peppers se la juega por un sonido único y diferente, asumiendo el desconcierto que inevitablemente iba a generar entre el público.

La placa la inaugura la homónima y experimental “The Getaway”, una canción dominada por las bases electrónicas, teclado y batería. Con todo, se reconoce la inconfundible voz de Kiedis, pero no se vislumbra todavía aquí la proyección sonora del disco. A continuación se desliza “Dark Necessities”, que fue el single que acompañó la espera por el trabajo final. Aquí el típico funk resuena tan característico pero disfrazado con pequeños toques de innovación, al incluir unos delicados sonidos de piano en medio de un bajo poderoso y envolvente. “We Turn Red” se muestra dura y pesada en un comienzo, para lentamente transformarse en una canción que hace recordar los momentos más juveniles de la banda en “Californication” (1999), donde las melodías hacían despegar los pies del suelo de manera automática. “The Longest Wave” es una canción de mesura y de espera, tiene una letra delicada y un coro lleno de introspección mezclado con madurez. Ciertamente los años no pasan en vano cuando de dar tranquilidad se trata. “Goodbye Angels” enreda el panorama, pues es inicialmente inofensiva, pero proyecta un leve crescendo sonoro que revienta casi al minuto de impecable ejecución rítmica. Es una verdadera alusión a los intereses de Anthony Kiedis en su faceta más experimental. Con “Sick Love” vuelven los sonidos más típicamente funkies; música de rebote pero con líneas de bajo elegantes y bien cuidadas, con Kiedis nuevamente mostrando su cara más íntima y apasionada.

RED HOT CHILI PEPPERS 02“Go Robot” es una canción que suena atípicamente pepperiana por su alto grado de experimentación, pero que se une coherentemente a “Feasting On The Flowers”, por representar un momento musical que deja entrever claramente que este es un trabajo de no retorno al pasado de la banda. “Detroit” suena tan violenta como puede ser. La histórica ciudad de los más grandes y recordados disturbios raciales en Norteamérica parece musicalizarse en esta composición: una letra directa con una guitarra poderosa y afilada, para conmemorar los problemas que todavía aquejan al mundo en términos de tolerancia y respeto. “This Ticonderoga” transporta a la locura y hace volver al sueño en sólo segundos; aquí Red Hot Chili Peppers juega con las intensidades acústicas y la ineludible mezcla de instrumentos que su larga carrera les ha permitido. “Encore” llega en el momento justo para trasmitir la paz necesaria prácticamente al final. Una canción apagada y relajada en su ejecución y sin mayores sobresaltos, que bien se emparenta con “Hunter”. “Dreams Of A Samurai” es la encargada de cerrar el ciclo y lo hace de una manera sorprendentemente experimental, llena de bases electrónicas, guitarras acompasadas, una batería firme, riffs marcados y un bajo envolvente.

¿Es inevitable juzgar el presente con los resabios del pasado? Ciertamente que lo es. Pero un aspecto que hay que asumir son los cambios a los que el también inevitable devenir del tiempo expone y somete. “The Getaway” simboliza no sólo la bifurcación en la historia musical de Red Hot Chili Peppers a más de 30 años del comienzo, sino que fundamentalmente ayuda a entender –de manera a veces sorprendente e inesperada– que no todo tiempo pasado fue mejor. No siendo necesariamente un trabajo imprescindible en la discografía de la banda, el disco entrega luces que vislumbran que el presente es el único momento donde hay que asentarse para seguir adelante.

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. Depaso

    14-Ago-2016 en 6:30 am

    Que grupo insulso y aburrido. Uno de los culpables de meter el rapeo en el rock. El cantante es un estupido que desafina y mucho.

    • Sergio soto gamboa

      19-Sep-2016 en 12:43 pm

      Primer comentario y siempre es negativo , sociedad de mierda esta … Bueno no soy gran fan de rcph pero me daré esta tarde para escuchar el Discos y ver que ofrecen … Prefiero armar una opinión antes de tirar ladridos virtuales y sin sentido al aire como el Sr termocefalo

    • Yo no volteo la página, yo la arranco de golpe!

      23-Feb-2017 en 6:03 pm

      1.Se nota que no conoces el magnetismo y pura poesía de Kiedis y de este grupo, dudo mucho que hayas escuchado nada de ellos, de seguro eres uno de esos reegatoneros que se conforman con lo que hay y basta.
      2.Culpables de meter el rapeo en el rock? Perdona, pero ellos no son raperos, ni nunca lo fueron, no confundas funk, hard rock, alternativo con rapear XD! 😂😃 Ya está Eminem para hacer el ese trabajo, que edad tienes? Sobre los 20,parece ser, otra sea no conoces diversos estilos de música, rapear, me hizo llorar de la risa! 😂 😂
      3.El cantante te parece estúpido, desafina, acaso le conoces y alguna vez hablaste con él?Se puso delante de ti a cantar y desafinó? Uy que pena! ja😂!! Puedes plantearte oír todos sus álbumes? Harías un cover por ejemplo? La voz de Anthony es como la del grandisimo Freddie Mercury, inimitable!
      Hazte un favor, ponte delante de un espejo y mirate primero a ti antes de juzgar a quienes no conoces. Ya de paso, dices que desafina? Demuestra que tú lo puedes hacer mucho mejor que Kiedis! Y más a sus 50 y tantos de años que tienen los miembros del grupo!!! Excepto Josh, mucha crítica hacia él, cierto, pero John Frusciante, uno de los mejores guitarristas del mundo le estuvo enseñando los difíciles acordes….
      Todo esto se suma a más y más y más…
      Lo que demuestra, que no tienes ni idea de música! No reconocerás ni a Bob Marley, Lou Reed, Frank Zappa, the Allman Brothers … Que vas tú a conocer, ah si!! El reegaton o como se llame esa “música provoca – migrañas encefalicas”.
      Un consejo: *NUNCA SEÑALES CON TU DEDO A LOS QUE TE PUEDEN TUMBAR SOLO CON UNA SIMPLE NOTA DE MUSICA*
      Ni siquiera juzgues a quienes no conoces, sé más amable, eso te hará que… caigas algo bien a la gente… Si es que le caes bien a alguien…
      Aprende un poco de música buena, te doy una idea, lee un libro sobre las grandes bandas del mundo de la música, seguro que llegarás a la página 2.😊
      Que tengas un buen día musical!!

Responder

Discos

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Publicado

en

Any Human Friend

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse, quererse, transparentar lo que se es frente al espejo. La auto aceptación implica abrazar lo propio con autenticidad y ser honesto consigo mismo y con los demás, invitando a decir lo que se piensa sin tapujos y a no dejarse llevar por códigos sociales restrictivos ni preocuparse por el qué dirán. Esto es exactamente lo que hace Marika Hackman, cantante y multiinstrumentista británica, en su tercer larga duración “Any Human Friend”, una entrega marcada tanto por el cambio de sonido, como por el toque gráfico y sincero en la lírica respecto a su intimidad y mundo interior.

El inicio está marcado por “Wanderlust”, un tema acústico que engaña a quien lo oye por vez primera, pues lleva a pensar que Hackman vuelve a sus raíces con una línea más unplugged. Es menester recordar que la hija de Sub Pop Records emprendió vuelo bajo el alero de sonidos de cuerda inundados de melancolía, tanto en su debut “We Slept At Last” (2015) como en su primer EP, “That Iron Taste” (2013), por ello, el opening de esta saturada pieza puede entenderse como un regreso a dicha corriente sonora. Pero no. Es solamente una exquisita trampa, pues el sintetizador comienza a agarrar fuerza para dar paso a “The One”, el popero, memorable y bailable segundo sencillo de este compilado. Consolidándose como un punto fuerte de este álbum, su ritmo encabezado por guitarras y su lírica relacionada al creciente e insoportable ego de una estrella de rock arruinada por sus populares pero desdichadas composiciones, hacen de este un tema digno de cantar a todo pulmón (y a coro).

A lo largo del disco, la artista juega con canciones que se contraponen, pero que se funden de forma perfecta. Una fórmula que se hace evidente en los más de 41 minutos es pasar de creaciones más pausadas, reposadas y sentimentales, a otras colmadas de energía, agilidad, vigor y honestidad. Cambios radicales, pero intrigantes y encantadores, son pilar fundamental y principal razón de que el tercer LP de Hackman sea tan cautivante. Es cosa de entregarse sin problemas a la explícita y seductora “All Night”, transitar posteriormente por una ágil y seca melodía en “Blow”, para luego ceder al frenesí y desborde del crudo primer single “I’m Not Where You Are”, y finalmente perderse en la apacible “Send My Love”.

A medida que el LP avanza, se aprecia lo favorable que fue para la británica seguir por la senda que comenzó a trazar con “Boyfriend” hace un par de años, donde se propuso no limitarse ni censurarse en la composición. En una industria dominada por el hombre, con letras de amor, lujuria o desenfreno emanadas y creadas desde un lugar y punto de vista masculino, Marika rompe barreras y abulta el archivo de líricas LGBTQ añadiendo el punto de vista de una mujer queer en el plano emocional y sexual. Sin dejar espacio para la imaginación, la cantante explicita y hace una oda al autoplacer femenino en “Hand Solo”, detallando maniobras, efectos y pensamientos que danzan en torno al mismo y, a su vez, sacándole la lengua a todos ellos que creen que es un tabú del cual no debería hablarse.

La sinceridad nunca se había escuchado tan fuerte y tan despojada de vergüenzas, y en su tercer álbum, Marika Hackman da cátedra de una reveladora metamorfosis. Empoderada de un sonido fuerte, pero frágil a la vez, la artista se desenvuelve más segura que nunca, a pesar de que lo mezcla con la épica tarea de desnudarse física y emocionalmente ante el universo. Más humana que nunca, la artista prueba que el exponer aspectos que el mundo heteronormativo y patriarcal considera a menudo como debilidades, tales como el no querer una relación normal, el autosatisfacerse sexualmente o el reconocer y hablar de la fragilidad mental, solamente la hacen más fuerte, pues tiene el arma más potente de todas: el autoconocimiento.


Artista: Marika Hackman

Disco: Any Human Friend

Duración: 41:01

Año: 2019

Sello: Sub Pop Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 2 horas

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 15 horas

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 6 días

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 1 semana

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 1 semana

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 2 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 2 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 2 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 3 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 3 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: