Conéctate a nuestras redes

Discos

Radiohead – “A Moon Shaped Pool”

Publicado

en

La música de los ingleses Radiohead es una bomba de racimo; una especie de caja de pandora que hiere, inspira y entibia el alma según la posición o el estado anímico de quien la escucha; puede hacer feliz o puede romper algo dentro. Aquello es un escozor para ellos mismos incluso. Thom Yorke y compañía huyen de esa molestia llamada complacencia y llevan casi veinte años rascándose ese letargo de una forma irónicamente letárgica. Esa incomodidad inspiró tal vez “How To Dissapear Completely” del fundamental “Kid A” (2000), cansados del ajetreo que significó ese otro pilar en la historia de la banda, “OK Computer” (1997). Lo que sucedió el primer fin de semana de mayo de este año es una oda a la canción antes mencionada: Radiohead borró todo de sus redes sociales y página web oficial por un par de días, reemplazándolo por fotos en blanco; esa estrategia de anti-marketing fríamente calculada fue el puntapié inicial para “A Moon Shaped Pool”, su noveno disco de estudio.

RADIOHEAD 01Desaparecer del entorno digital supone una metáfora respecto a lo que “A Moon Shaped Pool” implica: una reconexión con lo humano, con lo orgánico. “Desert Island Disk” y “Present Tense” funcionan como claros ejemplos de ello, con arpegios de guitarra que le otorgan un color menos maquinal, menos frío. La interesante inaccesibilidad y complejidad de “The King Of Limbs” supuso un punto álgido en la exploración musical de la banda y este disco viene a aterrizar, sensibilizar y dotar su música de una piel nueva. Nunca antes Radiohead había basado tanto una canción en los arreglos de cuerdas como en “Burn The Witch”, una composición que, si seguía de largo en el in crescendo, podría haber sido una continuación de “Threnody For The Victims Of Hiroshima” de Krzysztof Penderecki. Ese acercamiento a la música docta va y viene de vuelta, ellos se han nutrido de ella y músicos como Steve Reich, bastión del minimalismo, se han influenciado en la música de Radiohead.

“Daydreaming”, el segundo adelanto publicado luego del blackout virtual de los ingleses, se alimenta con sonda de la desolación y la melancolía de canciones como “Videotape” o “Pyramid Song”. De alguna forma se siente como si Yorke se hubiese limpiado a sí mismo en sus proyectos personales y hubiera regresado con nuevos bríos, “A Moon Shaped Pool” tiene mucho de sus trabajos solistas, pero este sonido no hubiera sido posible de ninguna forma sin sus compinches de siempre; sin los afanes explorativos de Jonny Greenwood, sin la precisión de reloj de Phil Selway a la batería, sin la firmeza de Colin Greenwood en el bajo o sin la certeza de Ed O’Brien en las guitarras, este álbum no sería lo mismo.

RADIOHEAD 02“Ful Stop” tiene dos cualidades fundamentales en el desarrollo del disco: la primera es servir como una de las pocas canciones up-tempo, y la segunda es formar parte de una pequeña gran trampa; tanto esta canción como “Identikit”, “Present Tense” y por sobre todo la sobrecogedora “True Love Waits” fueron de alguna forma “recicladas” para poblar este álbum, considerando que ya ha habían sido interpretadas en vivo, sin embargo, nunca incluidas oficialmente en ningún trabajo de estudio. Pero vamos por partes: “Ful Stop” conserva el BPM, aunque en estudio suena más cálida y mucho más contenida que en vivo, casi rozando el krautrock. “Identikit” mantiene la pulsión y gana en profundidad. “Present Tense” se mantiene casi igual en intención, pero los elementos que le son incluidos la enriquecen, teniendo en cuenta que en vivo fue interpretada la mayoría de las veces en formato totalmente acústico. Y en esa misma senda la que más muta es “True Love Waits”, un clásico de la banda que ya a fines de la década pasada (cuando vinieron a nuestro país) ya estaba totalmente transformada. Ahora Yorke la retoma sin tantos efectos, la traslada al teclado y la ralentiza para darle un nuevo aunque igualmente triste toque.

Hay dos dimensiones para analizar lo que “A Moon Shaped Pool” entrega: es un viaje y un destino. Un viaje porque cada una de sus canciones lo es, y un destino porque agarran sus maletas y se instalan en una vereda distinta de su propio espectro. El cuándo volverán a mudarse es un misterio y engrandece la leyenda detrás de este quinteto. Tal vez no es su mejor disco, aunque fácilmente entra en el top 5 y por una simple razón: después de tantos años huyendo de sí mismos, jugar a encontrarse es un nuevo cuadro en esta obra de teatro.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

  1. Pingback: Nuevo video en vivo de Radiohead: “The Numbers” » HumoNegro.com

Responder

Discos

Pearl Jam – “Gigaton”

Publicado

en

Gigaton

Hay bandas que tienen un legado tan amplio y exitoso, que pareciera innecesario que continúen sumando trabajos a su catálogo, más aún cuando siguen teniendo vigencia por su historia e impronta. De ese tipo de bandas es Pearl Jam, ícono del grunge en los noventa y actualmente poseedores de uno de los mejores shows en vivo dentro del rock. Cargando con eso, y con la presión de que sus últimos dos discos no terminaron de convencer a la crítica, los de Seattle se sumergieron nuevamente en el estudio, logrando disipar las dudas de quienes los creían creativamente a la deriva porque, si bien “Gigaton” está lejos de ser un disco rupturista o novedoso, da con la dosis perfecta de madurez, rabia y rock para afrontar un mundo que se cae lentamente a pedazos.

Quien dijo que todo se ha dicho, renunció a la satisfacción”, canta Vedder en el coro de “Who Ever Said”, y quizás eso explica el porqué de seguir lanzado discos para los creadores de “Come Back”. El hecho de que todavía hay mucho por escribir y explorar es el motor para Pearl Jam, quienes en esta aventura decidieron acompañarse por Josh Evans para dar con nuevos aires sin perder su identidad sonora. De esta nueva búsqueda nace “Dance Of The Clairvoyants”, primer adelanto de “Gigaton”, y la que será la más rupturista de las doce piezas que completan el álbum, logrando incluso, tras ser liberada, dividir a los fans más pragmáticos por lo novedoso del sonido para los cánones de la banda.

Otra de las claves para entender este nuevo lanzamiento es que Vedder y compañía todavía tienen algo que decir.            Quizás la rabia adolescente de “Ten” (1991) o “Vs.” (1993) ya no esté, pero sí sigue existiendo un malestar generalizado con quienes nos gobiernan y con el estilo de vida que llevamos. Que en la electrizante “Quick Escape” cite directamente a Trump o que en “Alright” relaten el lado bueno de la soledad, muestra a una banda que sigue escribiendo desde el corazón.

Es esa misma pasión la que los mantiene unidos después de más de veinte años y la que hace que todos tengan su espacio en el grupo, a tal punto, que en este disco todos tengan oportunidades para escribir y componer. Eso permite dos cosas: que el álbum pase por muchos estados anímicos y que también todos tengan momentos para lucirse. Por ejemplo, en “Take The Long Way” (canción compuesta por Matt Cameron) podemos sentir la energía y el desplante del ex baterista de Soundgarden de manera magistral, para luego sumergirnos en las cuerdas de la cíclica “Buckle Up”, creada por Stone Gossard.

Quizás el punto más emotivo del registro llega en “Comes Then Goes”, donde es imposible no relacionar la letra de Eddie con la partida su amigo Chris Cornell, en una canción country que recuerda al sonido de “Into The Wild” (2007) y que comienza a marcar el cierre del trabajo, donde los decibeles rockeros y enérgicos de las primeras canciones van mutando a melodías folk y acústicas.

“Retrograde”, compuesta por Mike McCready, y “River Cross” cierran un trabajo que vuelve a poner en el radar discográfico a Pearl Jam y que da fe de que las cosas están mejorando dentro del estudio, donde, además de crear canciones de estadio (su marca registrada), dan con piezas emotivas y bien ejecutadas. Quizás lo que más quedó al debe en “Gigaton” fue la distribución de estas o el amago a experimentar más en su sonido, pero ya habrá una próxima oportunidad, porque con los de Seattle nunca está todo dicho.


Artista: Pearl Jam

Disco: Gigaton

Duración: 57:03

Año: 2020

Sello: Monkeywrench / Republic


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Gigaton Gigaton
DiscosHace 13 horas

Pearl Jam – “Gigaton”

Hay bandas que tienen un legado tan amplio y exitoso, que pareciera innecesario que continúen sumando trabajos a su catálogo,...

Heavy Light Heavy Light
DiscosHace 2 días

U.S. Girls – “Heavy Light”

Con su séptimo álbum bajo el proyecto de U.S. Girls, Meghan Remy nos ofrece un material libre de restricciones, reflexivo,...

Underneath Underneath
DiscosHace 6 días

Code Orange – “Underneath”

El término mainstream es un foco de observación por el apartado de artistas que pueden ser considerados –independiente de controversias–...

Aló! Aló!
DiscosHace 1 semana

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 1 semana

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 2 semanas

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 2 semanas

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 2 semanas

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 3 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 3 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

Publicidad
Publicidad

Más vistas