Conéctate a nuestras redes

Discos

Queens Of The Stone Age – …Like Clockwork

Publicado

en

Quizás fue la tormentosa espera de casi seis años, o también pudo haber sido la avalancha de colaboraciones que se anunciaron. Como sea, la expectativa por el lanzamiento de “…Like Clockwork” alcanzó niveles inusitados. El retorno de Nick Oliveri y de Dave Grohl hacía que algunos presagiaran un regreso al rock más desértico de “Songs For The Deaf” (2002), mientras que las apariciones de Alex Turner, Trent Reznor, Jake Shears e incluso de Elton John, otorgaban una cuota de incertidumbre respecto al tono y la atmósfera de este nuevo disco.

QOTSA 01Y es que si nos basamos en el historial de personajes que han transitado por Queens Of The Stone Age, podemos establecer diferencias sustanciales respecto de su impacto final en las diferentes obras. A veces resultan esenciales (Mark Lanegan y Dave Grohl en “Songs For The Deaf”), en algunas ocasiones son más cosméticas (Julian Casablancas en “Era Vulgaris”), mientras que otras veces son sencillamente imperceptibles (Shirley Manson en “Lullabies To Paralyze”). En el caso de “…Like Clockwork”, quedan finalmente relegadas a un segundo plano para dar paso a la arrolladora figura de Josh Homme, quien vuelve a demostrar que sus obras están hechas para satisfacer, en primer lugar, a sus realizadores. Es por esto que no resulta una sorpresa que prácticamente ninguna canción en todo el álbum pueda caer en la categoría de “hit radial” (como sí lo hicieran anteriormente canciones como “The Lost Art Of Keeping A Secret,”, “No One Knows”, “Little Sister”, etc.). En este sentido pasa a ser un logro el que el disco no caiga en una lógica egoísta o autocomplaciente, entregando momentos sumamente poderosos, que se alimentan de una intensa reflexión y que vienen a ser un fiel reflejo del trayecto que ha recorrido Josh Homme en todos sus años de carrera.

La precisión ha aumentado, culminando en la obra más concisa de la banda desde “Rated R”. No obstante, esto no quiere decir que el resultado final sea una regresión a las primeras obras de Homme. Todo lo contrario, “…Like Clockwork” funciona como una natural progresión de lo hecho en “Era Vulgaris”, manteniendo a ratos una impronta lasciva que se yuxtapone con un trabajo mucho más maduro y trabajado. Se pasa así de la irreverencia de “If I Had A Tail”, a la gentil declaración de “The Vampyre Of Time And Memory”, culminando con la grandiosa “I Appear Missing”. “My God Is The Sun” es quizás el único remanente de una etapa que pareciera cerrarse, para dar paso a obras más personales e introspectivas.

QOTSA 02Josh Homme nunca le ha rendido cuentas a nadie, y es por eso que no existen reglas preestablecidas al momento de armar una nueva formación o de crear un nuevo disco. Es así como cada álbum posee su propia identidad, ya sea la precisión de “Rated R” (2000), el viaje desértico de “Songs For The Deaf” (2002), el lúgubre cuento de hadas de “Lullabies To Paralyze” (2005) o el hedonismo de “Era Vulgaris” (2007). Cada una de esas obras se configura como capítulos con idiosincrasias propias, pero que comparten una base común, que es la que le otorga Homme. “…Like Clockwork” mantiene esta lógica, funcionando bajo la dicotomía propia de un álbum de Queens Of The Stone Age, navegando entre la familiaridad y la novedad, entre el ritmo y la potencia, entre la majestuosidad y el ensimismamiento. En definitiva, Queens Of The Stone Age nunca había sonado de esta manera y, al mismo tiempo, nunca había sonado tan bien.

Publicidad
15 Comentarios

15 Comments

  1. Kotalo

    03-Jun-2013 en 10:33 am

    Muy de acuerdo. Es pedazo de disco y lo bonito es que se hace querer y entender. Un lujo.

  2. Andrea Rivera Rodríguez

    03-Jun-2013 en 10:36 am

    Tal como dices, me parece que es un perfecto continuo de todo lo hecho previamente. Hay elementos de todas las épocas aquí, pero es evidente que hay una evolución. Aunque muchos reclamen, dudo que vuelvan al sonido del primer disco..

  3. Cami

    03-Jun-2013 en 11:09 am

    Maravilloso, lo que he escuchado hasta el momento es maravilloso. Cuando pensé que no podían gustarme más, salen con esta obra de arte.

  4. don otto

    03-Jun-2013 en 4:22 pm

    de que es gueno, es gueno, pero no le pongamos tanto

  5. Joaquín Faúndez Hormazábal

    03-Jun-2013 en 4:24 pm

    Es impresionante como ningún tema del disco puede ser escuchado sin querer escuchar el siguiente.

    • Angel O Valdivia

      03-Jun-2013 en 7:46 pm

      Totalmente de acuerdo con tu comentario xD

  6. Martín

    03-Jun-2013 en 7:13 pm

    Debo ser el único que no le ha gustado. Poco riff, muy suave comparado a lo que hizo antes. Puede que los temas tengan calidad y que los solos sigan siendo buenos, pero Josh Homme a mi me impresionó más con sus riffs tipo Black Sabbath que con este tipo de temas

  7. mauricio palma s. (@mauricio_says)

    03-Jun-2013 en 10:11 pm

    la gracia de un disco como …Like Clockwork recae en la tremenda, esperada y por ultimo, no menos importante, magnifica evolución que ha tenido Josh Homme, como dice la nota, Mr. Homme no sigue reglas, literalmente se lo lleva la corriente y no para caer en un mar tormentoso como es el Era Vulgaris (que no se malinterprete con la calidad de disco que es) si no para caer en un mar profundo donde las emociones y los acordes se entrelazan para dar tan tremendo y esperado retorno de de la reina del desierto.

    saludos!

    • don otto

      04-Jun-2013 en 11:36 am

      cuentame mas

  8. low

    03-Jun-2013 en 10:12 pm

    disculpa si esto se lee muy grave pero, la critica fue una chupada de corneta a josh.
    mas que una critica al disco… en fin.
    me gusta el disco tiene una atmosfera oscura, y a mi parecer la colaboracion con trent es la que mas destaca.

  9. ricardo

    04-Jun-2013 en 5:54 pm

    es algo personal , pero sigo considerando cualquier lp de kyuss, superior a lo que hace en qotsa

  10. Kat

    07-Jun-2013 en 11:48 am

    lo mejor fue que lo dejaron gratis en itunes para Chile….;)

  11. Kat

    07-Jun-2013 en 11:51 am

    Hey Chile,
    Listen to the entire …Like Clockwork album for FREE right now http://itunes.com/qotsa

  12. dario

    15-Jul-2013 en 2:26 pm

    Kalopsia y I Appear Missing estan a otro nivel

Responder

Discos

DIIV – “Deceiver”

Publicado

en

Deceiver

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada a los estereotipos de los iconos del rock noventero, con una estética grunge que, para felicidad de Smith, les valieron numerosas comparaciones con su ahora ex modelo a seguir, Kurt Cobain. Sin embargo, la música de la banda nunca sonó similar a Nirvana o a sus coetáneos. En “Oshin” (2012) la melódica voz de Smith era acompañada de dulces instrumentaciones, asegurándoles un espacio como rostros del dream pop y el shoegaze. Este sonido se profundizo en “Is The Is Are” (2016), sin embargo, su contenido se aleja de la luminosidad de su predecesor y ofrece relatos más personales. Es en “Deceiver” donde el grupo toma las guitarras y abandona las dulces melodías para su trabajo más oscuro e introspectivo, escribiendo sus propias narrativas.

Resulta irónico que sea “Deceiver” el disco que por primera vez se asemeja a las influencias grunge que la banda ha presentado de forma estilística. Poco antes de su lanzamiento, Zachary Cole aseguró ya no ver a Cobain como un modelo a seguir y decidió separar al hombre de su trabajo. El primer sencillo, “Skin Game”, continúa con el tema de las adicciones de su predecesor, pero con fuertes guitarras que contrarrestan la dulce voz de Smith. A diferencia del disco anterior, el sencillo no lidia con la recuperación, sino que con la aceptación de una enfermedad y el cómo vivir con ella. La canción es un perfecto adelanto del disco, manteniendo un sonido dream pop, pero abandonando los meros guiños al rock; esta vez las guitarras son protagonistas.

El primer corte del disco, “Horsehead”, es una antítesis a las introducciones de las placas anteriores de DIIV, con una oscura instrumentación a cargo de poderosas guitarras que adelantan la gama sonora del disco. La voz de Smith no pierde su dulzura, pero su tuno sugiere una honestidad y fragilidad más presente que en trabajos anteriores. Canciones como “Like Before You Were Born” y “Between Tides” muestran que la banda no ha desestimado sus composiciones características, sólo ha expandido su gama sonora para maximizar toda la experiencia. “Blankenship”, por ejemplo, es un clásico de DIIV desde su inicio, con una suave melodía que fluye a través del liderazgo vocal de Smith, pero este espacio común es rápidamente corrompido por la inclusión de guitarras que recuerdan la intencionalidad del disco y expresan la diversidad de la banda.

Si bien su duración es menor que la de su antecesor, “Deceiver” suena mucho más grande. Las vocales y líricas son mucho más claras y la instrumentación nos acerca a un maximalismo no visto antes en su discografía. Y es que en este esfuerzo no hay espacios para sutilezas; después del lanzamiento de “Is The Is Are” el cantante se refirió a sus composiciones como unas “mentiras”, lamentando la forma en que representó las adicciones, enfocándose sólo en la recuperación y no en la vida con estas. Por esto, todos los elementos del disco se maximizan, como una contraparte más oscura y profunda que la anterior. “Taker” se presenta como una pieza central, tomando las responsabilidades de las mentiras cometidas y aceptando las consecuencias de un viaje lejos de terminar. Las guitarras son mucho más pesadas en este punto, adelantando la forma en que esta oscuridad se profundizará en la segunda mitad.

Es la segunda parte del disco la que presenta su mayor vulnerabilidad y sinceridad, donde el problema ha sido aceptado y comienza la búsqueda por la redención. “For The Guilty” presenta los efectos que las adicciones han causado en su círculo y en sí mismo, con un instrumental que prueba que el álbum triunfa en sus momentos sonoros más oscuros, sin opacar el desempeño vocal, sino que resaltándolo. “The Spark”, tal como lo índica su título, presenta un inusual momento de luz en el disco, con una brillante melodía que acompaña la catarsis de su narración. Sin embargo, culmina con “Acheron”, quizás uno de los momentos más oscuros de “Deceiver”, con sombrías guitarras y líricas: “Odio al Dios en el que no creo. El paraíso es sólo una parte del infierno”. La pieza es lo más cercano a rock noventero que alude su imagen, y sus siete minutos de duración dejan en un punto alto el cierre del disco.

La escena de rock en la que DIIV ha participado durante esta década ha sido asociada a las adicciones por casi tanto tiempo como existe. Asimismo, la figura de Zachary Cole Smith, quien había gozado de las comparaciones con quien veía como un modelo a seguir, pero su distanciamiento de estas figuras no viene desde un lugar juzgador, sino de reconocerse y querer narrar su propia historia. El protagonismo de las guitarras no es coincidencia, es parte del viaje a emprender y un reconocimiento a las influencias que esas bandas que lo formaron estilísticamente tuvieron a la hora de hablar sin tapujos de las adicciones. “Deceiver” puede no ser el sonido más característico de DIIV, pero es el más sincero y pertinente para reflejar el presente de la banda.


Artista: DIIV

Disco: Deceiver

Duración: 42:28

Año: 2019

Sello: Captured Tracks


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Deceiver Deceiver
DiscosHace 1 semana

DIIV – “Deceiver”

Desde su debut, la imagen de DIIV –y en particular la de su líder, Zachary Cole Smith– ha sido asociada...

Macro Macro
DiscosHace 1 semana

Jinjer – “Macro”

Para destacar en el actual y variado espectro musical, se puede tomar la opción de desmarcarse de algún género en...

Pyroclasts Pyroclasts
DiscosHace 2 semanas

Sunn O))) – “Pyroclasts”

La densa y oscura capa que Stephen O’Malley y Greg Anderson han construido a través de los años a punta...

No Home Record No Home Record
DiscosHace 2 semanas

Kim Gordon – “No Home Record”

En su primera experiencia solista, Kim Gordon da con un disco abstracto y cambiante, mostrando una faceta aún más experimental...

Corpse Flower Corpse Flower
DiscosHace 2 semanas

Mike Patton & Jean-Claude Vannier – “Corpse Flower”

En el cuestionamiento en torno a qué resultado puede salir frente a una colaboración de mundos tan diferentes siempre hay...

Ode To Joy Ode To Joy
DiscosHace 2 semanas

Wilco – “Ode To Joy”

El camino que Wilco ha trazado en sus más de veinte años de carrera es la prueba viviente de unos...

Railer Railer
DiscosHace 3 semanas

Lagwagon – “Railer”

Cada vez que un histórico del punk rock decide anotarse un nuevo álbum de estudio, se genera un ambiente de...

Ghosteen Ghosteen
DiscosHace 3 semanas

Nick Cave & The Bad Seeds – “Ghosteen”

Las composiciones de Nick Cave & The Bad Seeds han visto un cambio en la década presente. Dejando descansar a...

All Mirrors All Mirrors
DiscosHace 3 semanas

Angel Olsen – “All Mirrors”

Con los primeros acordes de su debut, “Half Way Home” (2012), Angel Olsen dejó en claro su perspectiva del folk:...

Metronomy Forever Metronomy Forever
DiscosHace 3 semanas

Metronomy – “Metronomy Forever”

Ha pasado más de una década desde el clásico de Metronomy, “Nights Out” (2008), material que los estableció como parte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: