Conéctate a nuestras redes

Discos

Primal Scream – “Chaosmosis”

Publicado

en

El arte es un reflejo de la sociedad que es, en esencia, contradictorio. Una de sus discordancias es la tensión existente entre dos ideas que conviven en este: innovación e identidad. En el caso de la música, a muchos artistas se les hace difícil combinar ambos elementos, lo que los lleva a situarse en uno de los extremos; hay tantas bandas sin un sonido propio, como otras en las que cada disco parece una extensión del anterior. En ese sentido, Primal Scream es uno de los grupos que puede jactarse de mantener viva, a lo largo de toda su carrera, la tensión entre ambos conceptos de manera fructífera.

PRIMAL SCREAM 02Justo en el 25° aniversario de “Screamadellica” (1991), su primer éxito comercial, la banda oriunda de Glasgow lanza “Chaosmosis”, su undécimo álbum. En la portada exhibe a un joven Bobby Gillespie, en medio de figuras coloridas, en una imagen que refleja el giro del sonido de la agrupación hacia un estilo pop liviano. También evidencia la mirada de la banda hacia su pasado, caracterizado por un continuo tambaleo entre las sombras y el mainstream, al que parecen tener deseos de volver. El mencionado giro se hace patente desde el comienzo del álbum, con la alegre “Trippin’ On Your Love”, que recuerda a los últimos trabajos de Kasabian, en especial a “48:13” (2014). Tanto esta canción como “I Can Change”, encuentran su mayor virtud en la riqueza que surge de la combinación de sonidos diversos de manera sumamente armónica. En la primera se van superponiendo distintos teclados y guitarras con melodías aparentemente discordantes, mientras que la segunda logra combinar ágilmente un hipnótico riff electrónico con un órgano que recuerda a The Doors, teniendo incluso la presencia de una flauta en el estribillo.

La búsqueda de un sonido más “amigable para la radio” también se nota en la elección de los artistas invitados de este disco, cuya presencia en general es un fenómeno recurrente de los discos de Primal Scream. Si en 2002 la modelo Kate Moss cantó junto a Gillespie en el single “Some Velvet Morning”, en esta ocasión las colaboraciones también corresponden a voces femeninas. Por un lado, en el single “Where The Light Gets In”, el reducido registro vocal de Gillespie se ve complementado con la voz de la revelación del synthpop estadounidense, Sky Ferreira. Por otro lado, “Trippin’ On Your Love” y “100% Or Nothing” cuentan con la participación de las hermanas Alana y Danielle, de la banda HAIM. Cuando el disco ya lleva más de 20 minutos sonando, comienza a notarse cierto desgaste que es revertido rápidamente por la caótica “When The Blackout Meets The Fallout”, que recuerda a The Prodigy en sus momentos de mayor locura, con una melodía tensa y un coro que tiene a Gillespie gritando en un micrófono distorsionado.  Después de esos refrescantes dos minutos demenciales el disco vuelve a su curso, esta vez con “Carnival Of Fools”, que es protagonizada por un riff minimalista, heredero del house, para pasar al éxtasis cargado de rock de “Golden Rope”.

PRIMAL SCREAM 01Así como en “Chaosmosis” hay canciones de gran factura, también hay grandes desaciertos: ¿Qué pueden tener en común Kansas y el rock electrónico? No mucho, da la impresión. Por ello es llamativa la inclusión de la canción “Private Wars” en el medio del disco, que genera una sensación muy similar al hit “Dust In The Wind” de la banda estadounidense, lo que sencillamente no funciona en este contexto. Más que en la composición o en la estructura, el mayor trabajo de este disco se centra en la riqueza de los arreglos, un factor dejado de lado por la banda en otras ocasiones. Las canciones transitan por progresiones predecibles la mayor parte del tiempo, pero son los arreglos y las texturas –principalmente electrónicas– las que evitan la monotonía y mantienen fresco el undécimo trabajo de la banda escocesa, especialmente en la percusión, en la que exploran las posibilidades de samples y efectos, con lo que prácticamente en ninguna canción se reduce sólo a los elementos de una batería tradicional.

La tensión entre cambio y continuidad es el principal sustento de la carrera de Primal Scream. En “Chaosmosis” se mantienen fiel a sus consignas, pero las pone en práctica de manera distinta. Este álbum deja de manifiesto, una vez más, la renovación constante del sonido de la banda. Es un disco de músicos experimentados que, dejando bien atrás la crisis de los cuarenta, se reorientan hacia un sonido amigable con la radio, con canciones de tres minutos, de tempos bailables y coros repetitivos, aunque aprovechando su experiencia para mantener la esencia de su sonido.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Publicado

en

C’MON YOU KNOW

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de Liam Gallagher sin contar con el talento compositor de su hermano, quedó en el pasado. Después de dos sólidos álbumes, Liam vuelve con “C’MON YOU KNOW”, un tercer larga duración más maduro y genuino, con una apuesta por sonidos nuevos y una producción de calidad, demostrando su evolución sin transar una esencia que vive en la influencia de The Beatles, con las guitarras como protagonistas en canciones melódicas con letras optimistas.

Si bien, la producción de sus tres álbumes se ha mantenido con varios nombres constantes, esta vez el encargado es Andrew Wyatt, quien toma mayor protagonismo, y se nota. Wyatt ha trabajado con artistas como Lady Gaga y Bruno Mars, entre otros, la mayoría principalmente de la escena pop, por ende, no es casualidad que en este álbum el rock se sienta con mayor ritmo, como es el caso de “Better Days”, una canción llena de energía y coescrita por la cantante sueca Tove Lo, mostrando arreglos experimentales que hacen recordar lo mejor de Primal Scream y que se mantiene dinámica con la intensidad de la batería. Una fórmula que se repite en “Don’t Go Halfway”, “World’s In Need”, “I’m Free” y “It Was Not Meant To Be”, esta última mayormente influenciada por The Beatles.

“More Power” abre el álbum como una intro que va in crescendo hasta alcanzar progresivamente un cúmulo de sonidos que sintetizan el estilo de Liam, que, al igual que “C’mon You Know”, son las canciones más influenciadas por el estilo de Oasis, con esa batería constante acompañada del órgano similar a “Mucky Fingers” del álbum “Don’t Believe The Truth” (2005), pero con otro tempo. En “Everything’s Electric”, primer adelanto del álbum, nos encontramos con el track más peculiar, en una colaboración con Dave Grohl que derrocha rock y donde Liam alcanza nuevas notas, demostrando que su voz sigue siendo versátil, y con un coro que mantiene la tensión hasta un riff donde se luce la guitarra. Otra canción con actitud es “Diamond In The Dark”, que suena muy al Arctic Monkeys de la era “AM” (2013), con guitarras distorsionadas y una batería potente.

Por su parte, “Moscow Rules”, una colaboración con Ezra Koenig de Vampire Weekend, es una canción que podría pasar desapercibida por ser más lenta y menos rockera, pero es más instrumental que el resto del disco, contando con varios detalles sonoros que la hacen más compleja y atractiva. Y para terminar las baladas del álbum, “Too Good For Giving Up” y “Oh Sweet Children” destacan por su letra, con un mensaje inspirador al estilo “Stop Crying Your Heart Out” de Oasis, cargada de esa seguridad que Liam Gallagher transmite con su actitud tanto arriba como abajo del escenario.

Las polémicas por esa actitud rebelde que colmaba portadas de diarios quedaron atrás, hoy Liam Gallagher sigue dando que hablar, pero por tocar en Knebworth, trollear a su hermano Noel en redes sociales y seguir siendo rey en su tierra debutando en el N°1 de las listas. Una leyenda viviente, el rockstar original que sobrevivió a la era digital sin abandonar su esencia que se mantiene viva a través del éxito sostenido, siendo “C’MON YOU KNOW” la prueba de ese éxito. Cualquier duda sobre el potencial de Liam Gallagher como artista queda disipada, y este álbum lo consolida como uno con sonido propio, que se adaptó para trascender a través de la música.


C’MON YOU KNOWArtista: Liam Gallagher

Disco: C’MON YOU KNOW

Duración: 45:13

Año: 2022

Sello: Warner Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 9 horas

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 6 días

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 1 semana

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 2 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 2 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 3 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 3 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Cruel Country Cruel Country
DiscosHace 1 mes

Wilco – “Cruel Country”

Roberto Bolaño decía que la patria podían ser sus hijos, sus libros, e incluso simplemente se podía no tener patria...

Publicidad
Publicidad

Más vistas