Conéctate a nuestras redes
Choosing Mental Illness As A Virtue Choosing Mental Illness As A Virtue

Discos

Philip H. Anselmo & The Illegals – “Choosing Mental Illness As A Virtue”

Publicado

en

Conocemos bien a Phil Anselmo. El personaje se desenvuelve de manera segura para provocar con la ferocidad de una pantera en la selva del rock, identificando a su presa y atacando de improviso en el momento justo, directo a la yugular, sin rodeos. Sabemos también que el hombre tiene mil caras y que su faceta solista muestra su lado más indomable, lo que se materializa a cabalidad en “Choosing Mental Illness As A Virtue”, un disco que no tiene la intención de agradar a nadie; de hecho, busca todo lo contrario: quiere incomodar, trata enérgicamente de ser lo más repulsivo posible y no escatima en esfuerzos para poner a prueba al oyente en todo momento. Ciertamente, entregar una obra de fácil escucha nunca estuvo en sus planes, pero hay factores que se encargan de complicar aún más las cosas en un trabajo que tiene luces y sombras a partes iguales.

Para su segunda incursión en solitario, Anselmo tuvo que mover algunas piezas del tablero, como incluir al bajista Walter Howard IV y al guitarrista Mike DeLeon, quien tomó el lugar de Marzi Montazeri, y se unieron al guitarrista Stephen “Schteve” Taylor y al baterista José Manuel “Blue” González en esta nueva encarnación de The Illegals, que lleva la propuesta musical mucho más al extremo que en el debut “Walk Through Exits Only” (2013), valiéndose de la misma receta: un cóctel venenoso de thrash, hardcore, sludge  y death metal con un toque de avant-garde, ingrediente complejo de digerir en el transcurso del larga duración.

A pesar de que ambas placas comparten la misma idea fundacional, uno de sus puntos distintivos recae en el cambio de enfoque compositivo, que, a diferencia del disco anterior –en el que el vocalista asumió la totalidad la labor creativa–, esta vez fue un esfuerzo colectivo. De hecho, la ejecución de los músicos denota que tienen un gran potencial como agrupación, sobre todo en los riffs enfermos que sobresalen en “Utopian”, los intrincados cambios de ritmo que manejan en “Invalid Colubrine Frauds” y la intensidad furiosa de “Delinquent”. Sin embargo, el sobresaliente desempeño de los secuaces de Phil no logra suplir las falencias generales.

La descuidada producción –efecto intencional a todas luces– no aporta a la crudeza que las canciones intentan transmitir, lo que se nota de inmediato en el arranque de “Little Fucking Heroes”, donde las guitarras suenan opacas y la batería carece de una mezcla contundente, restándole potencia. La excesiva duración de “Mixed Lunatic Results”, “Finger Me” o “Individual” tampoco ayudan mucho y rayan en lo monótono: es impensado que tanto caos se pueda extender por más de tres minutos. Finalmente, se nota que los años no han pasado en vano y, aunque el frontman logre interesantes guturales de ultratumba en “Photographic Taunts”, algunos chillidos y gritos en plan grindcore de “The Ignorant Point” y de “Choosing Mental Illness” suenan excesivamente desgastados, llegando a ser molestos en ciertos momentos.

La consigna es muy simple: o lo amas o lo odias, no hay términos medios. Si el oyente busca brutalidad, odiosidad y locura, será bienvenido, pero tiene que aceptar las condiciones y atenerse a las consecuencias, porque no es un trabajo pulcro, es deslavado, a ratos cansador, jugando con el nihilismo y la oscuridad en sus propios términos. Una dosis de salvajismo que a ratos viene bien, especialmente para los que tienen alta tolerancia al desorden y que su fidelidad para con el ícono del metal les permite sortear la desprolijidad de “Choosing Mental Illness As A Virtue”, para lanzarse de lleno a una experiencia catártica. Los que esperaban una jugada a la segura es mejor que ni se molesten en tomar este paseo de casi 50 minutos por el manicomio alborotado, anárquico y confuso liderado por Phil Anselmo. El tipo ya escogió la hostilidad como virtud y no se va a quedar relegado a los libros de historia del género.


Artista: Philip H. Anselmo & The Illegals

Disco: Choosing Mental Illness As A Virtue

Duración: 47:03

Año: 2018

Sello: Housecore


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

Publicado

en

Doolittle

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de sus trabajos por parte de la crítica especializada, nunca gozaron de un éxito a nivel masivo como sí lo estaban viviendo otras bandas de la época. El período de fines de los ochenta y principios de los noventa significó un auge en torno a la música alternativa, donde los sonidos rabiosos y desenfrenados estaban ganando terreno por sobre el heavy metal y el rock ochentero de Poison, Mötley Crüe o Bon Jovi. Bandas como Nirvana, Sonic Youth o The Smashing Pumpkins representaban esta camada de jóvenes que sólo deseaban expresar todo mediante la música, dejando atrás la premisa del éxito comercial, primando la calidad por sobre la exposición mediática.

Bajo ese alero, Pixies ya llevaba un tiempo sonando en el circuito independiente gracias al EP “Come On Pilgrim” (1987) y su posterior álbum debut “Surfer Rosa” (1988), trabajos que posicionaron su nombre como una banda de futuro prometedor. Fue así como, llegando a 1989 y con la presión por parte de Elektra, su nueva casa discográfica, de lanzar un sucesor de su anterior placa, Black Francis y compañía trabajaron en los demos de un disco que rescataría elementos de la música mainstream para adaptarlos al inclasificable espectro sonoro del cuarteto. “Doolittle” (1989) significó un paso agigantado para la banda, quienes de pronto se oyeron sonando en las radios, siendo citados por sus colegas e, inclusive, pasando a la posteridad en cuanta lista de lo más destacado del año.

Sin duda, Black Francis siempre se mostró como el principal artífice de Pixies, trabajando en letras, música, y hasta en el aspecto gráfico de cada trabajo del grupo, por lo que un ritmo tan autosuficiente como este generó roces casi por inercia con Gil Norton, productor del disco, que intentó a como dé lugar forzar a Francis para realizar canciones más largas, agregar estrofas, solos, incluso extender ciertos parajes, lo que por supuesto no cayó muy bien en el robusto intérprete.

El propio frontman aseguró en entrevistas que el productor estaba intentando hacerlos sonar de manera comercial, contrario a la visión que ellos mismos tenían de las cosas, por lo que, pese a unas accidentadas sesiones de grabación, el disco finalmente vería la luz, resultando un consenso de la visión de Francis y los consejos no tan bien recibidos de Norton.

Se podría considerar a “Doolittle” como el despegue absoluto en los continuos cambios de ritmo, que serían el sello habitual de Pixies, demostrándose en canciones como “Debaser” o “Crackity Jones”, impregnadas del dinamismo propio de David Lovering, el baterista y arma secreta de la banda, quien también incursiona en la voz con “La La Love You”, otro de los cortes más recordados del LP. Aunque el sonido crudo y agresivo del cuarteto fue uno de los factores que los hizo reconocidos, el lado melódico también ha aportado canciones que en la actualidad son verdaderos clásicos, pasando desde “Here Comes Your Man”, “Monkey Gone To Heaven” o la simple pero poderosa “Tame”, construida sobre la base de una sucesión de acordes cuya intensidad va atrapando al auditor a medida que avanza hasta su desenlace.

Si juntamos y analizamos todos los factores que hicieron de Pixies una banda tan importante en la fugaz primera etapa de su carrera, probablemente comprendamos por qué las rencillas entre su líder y la bajista Kim Deal hayan terminado por desarmar a la banda, incluso cuando todavía tenían actividades por cumplir. Y es que, básicamente, Pixies se trata de eso, sobre cómo cuatro naturalezas muy diferentes chocan para formar una obra única y con una estructura que recoge lo mejor de todos lados.

Deal aporta la actitud, Lovering la elegancia, mientras que la meticulosidad de Francis se conjuga con el siempre sereno Joey Santiago, alguien que aportó la seriedad y profesionalismo suficientes para que este barco saliera a flote. De ahí en adelante, todo se puso un poco más turbulento, los egos no resistieron una convivencia armónica y la belleza propia de este caótico surrealismo generado por Pixies comenzaría a apagarse poco a poco. Para hablar de eso, es necesario ahondar en los trabajos posteriores del cuarteto y el contexto en el que se vieron envueltos durante su gestación, pero ese será tema para una próxima ocasión.


Artista: PixiesDoolittle

Disco: Doolittle

Duración: 38:38

Año: 1989

Sello: 4AD / Elektra


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Doolittle Doolittle
DiscosHace 4 días

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 5 días

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 2 semanas

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 3 semanas

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 4 semanas

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 2 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 4 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 11 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 11 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Resistance Is Futile Resistance Is Futile
DiscosHace 11 meses

Manic Street Preachers – “Resistance Is Futile”

El consenso general en torno a cada trabajo de Manic Street Preachers siempre ronda en torno a cuánto se acercan...

Publicidad
Publicidad

Más vistas