Conéctate a nuestras redes

Discos

Perrosky – “Cielo Perro”

Publicado

en

A lo largo de su carrera, Perrosky ha recorrido un camino de corte minimalista, que a ratos se acerca de forma directa y destemplada al blues, garage rock y rockabilly, y otras veces decide circundarlo, agregando matices que se alimentan de otros estilos. En este ejercicio, y luego de dos discos de ánimo más bien rock blues –“Tostado” (2010) y “Vivos” (2013)– el dúo formado por los hermanos Alejandro (guitarra y voz) y Álvaro Gómez (batería y voz) nos entrega un nuevo esfuerzo creativo, que en esta oportunidad, sin perder la característica identidad de la banda, alterna cortes de blues y garage rock con otros que, de forma sutil, intentan sumar a la ecuación sonidos anclados en el ADN local.

PERROSKY 01El inicio con “Sólo Blues” abre el disco con el ánimo arriba, en una clara invitación a seguir escuchando lo que viene. Se trata de un corte sencillo, setentero y contagioso, que se alimenta de forma precisa de la afilada guitarra de Alejandro y la sencilla pero característica batería de Álvaro Gómez (indudable sello del sonido del dúo). La continuación con “Gris” baja algo las revoluciones, con comienzo desolador y cansino que, tras dictar “Esta no es (tu historia), nunca lo fue y no lo será, ¡no!” cambia de energía, cerrando de manera  garajera y catártica. Fieles a sus raíces, la inclusión de la pantanosa “T-Box Blues” sube la distorsión y se anota uno de los momentos destacados del álbum, tanto por la inclusión del Tea Box Guitar a cargo de Alejandro, como por los precisos arreglos de teclado que, hacia el final del corte, agregan la cuota de energía justa.

Abriendo el segundo tercio del álbum, el blues de la armónica “No Canto Más” funciona como un excelente puente, que da paso al sector del disco donde se notan de forma más evidente los matices del nuevo trabajo. La distorsionada y cadenciosa guitarra de “En La Vía” –primer single del disco–, respira aires que se alejan del delta del Mississippi, navegando de manera amable y contagiosa sobre una historia de amor urbano que en el estribillo, sin perder su naturaleza rock, se deja teñir de vocales y teclados con esencia motown. Lo que sigue con “Adentro” vuelve a marcar distancia con el primer tercio del disco y se sitúa de forma juguetona entre la samba argentina y el vals (este último sobre todo en los vocales), todo coronado por el característico “Adentro…” de la samba trasandina. Un regalo para el oyente.

Previo al cierre, inicia una sección del álbum que, sin ser homogénea en lo musical, comparte como lugar común el hastío y la denuncia. “Sin Rebelión” en lo sonoro vuelve a terreno familiar, acogiendo en lo lírico de forma sencilla, pero directa, el sentir de aquellos que atestiguamos la debacle en que cae el país, a la espera de que suceda algo que quiebre el statu quo. “Hijos Del Sol” recoge el testimonio del corte anterior y sobre la base de un creciente, sucio y a ratos distorsionado garage rock, acusa hastío desde su inicio rezando “Hoy No Conecto Con Dios, Hoy Yo Tengo La Razón”. Por último, “Fuzz” y “En La Carretera” cierran el capítulo de desencanto en las letras. La primera destaca PERROSKY 02fundamentalmente por la inhabitual inclusión de samples y batería sintetizada, mientras que la segunda, oscura y distorsionada, rescata nuevamente el aporte del Tea Box Guitar. Finalmente, cambiando por completo el ánimo de lo entregado en los últimos cortes, el gospel de “Alí” nos invita a cerrar el álbum de manera brillante, con un sonido pausado que sobresale por el uso del trompe en los arreglos y una lírica optimista y cálida, como para terminar este viaje con el espíritu en paz.

A estas alturas, Perrosky ha hecho de su propuesta una marca registrada, atravesando con éxito el engañoso camino que constituye tomar un sonido de evidente identidad foránea para luego llenarlo de elementos propios, dando origen a un sonido particular y reconocible. “Cielo Perro” vuelve a plasmar el característico sello de estos hermanos, tributando de manera desenfadada al blues y, al mismo tiempo, expandiendo su raíz sonora, no sólo hacia estilos nacidos en el hemisferio norte, sino que además de manera elegante logra agregar elementos típicos de nuestra identidad local, sin perder un ápice de fluidez. Lo del dúo no tiene nada que ver con la consigna de “defendamos la música chilena”: lo de Perrosky tiene méritos sin necesidad de sumar gentilicios y debería lograr instalarse como una propuesta valorada en cualquier latitud.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Publicado

en

Dream Weapon

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa sorpresa viniendo de una banda como Genghis Tron. Luego de más de una década de ausencia discográfica, “Dream Weapon” es un giro inesperado, que deja la sensación de reinvención por sobre la consigna de continuidad. Un trabajo donde el riesgo es alto, pero cuyo resultado es sólido y mira hacia adelante.

El factor tiempo fue uno de los primeros ingredientes que componen este nuevo álbum. Ya han pasado 13 años desde que “Board Up The House” posicionó a la banda dentro de un espacio donde convive la música extrema con los arreglos electrónicos, marcando una huella profunda, que incluso suena novedosa en la actualidad. No fue hasta principios de este año que los estadounidenses dieron las primeras luces de un tercer trabajo. Mediante los singles “Dream Weapon”, “Ritual Circle” y “Pyrocene”, Genghis Tron despertaba interés y dejaba en claro que este retorno se articularía desde una fórmula diferente. Estos adelantos son, precisamente, una ventana al concepto sonoro del disco, donde las guitarras ceden protagonismo a los sintetizadores, generando composiciones sumamente hipnóticas, en las que los guiños al ambient y el krautrock viajan con fluidez a lo largo del tracklist.

La apertura instrumental con “Exit Perfect Mind” es el inicio apropiado para generar esta idea de abstracción y luego situarse de forma brusca en “Pyrocene”, donde las voces oníricas del sencillo despiertan otro de los factores más evidentes de este regreso. Mookie Singerman ya no forma parte del proyecto, dejando atrás los alaridos y abriéndole camino a un trabajo vocal más refinado a cargo de Tony Wolski. Del mismo modo, Nick Yacyshyn marca una diferencia significativa en comparación a las producciones anteriores. Las canciones se alejan de las máquinas de ritmos, optando esta vez por un sonido orgánico donde resalta la calidad artística del baterista, reconocido también por su banda mater, Sumac.

Más allá de descansar en los cortes de adelanto, “Dream Weapon” goza de un cuidado equilibrio y cohesión, que incluye interludios tales como “Desert Strais” y extensas composiciones donde se aprecia un sólido desarrollo de esta nueva etapa. “Alone In The Heart Of The Light” destaca como uno de los momentos más altos del álbum, donde la progresión de sintetizadores y cambios de ritmo no tienen nada que envidiar a su pasado más caótico, sino que nutren la versatilidad de la banda. Mediante una fórmula bastante similar, “Great Mother” es el cierre de este viaje surreal, que no deja de ser apoteósico ni demoledor, pese a la atípica aura de templanza que lo rodea.

En definitiva, el contundente retorno de Genghis Tron con “Dream Weapon” está compuesto de una serie de elementos frescos e inusuales, considerando la trayectoria de la banda, siendo un claro ejemplo de aquellos casos donde el factor sorpresa resulta una virtud más que un desacierto. Un cambio interesante, que deja el camino abierto y donde sólo el futuro dirá si se trata de una nueva faceta o tan sólo es un aire de experimentación por paisajes nebulosos y espaciales.


Artista: Genghis Tron

Disco: Dream Weapon

Duración: 45:31

Año: 2021

Sello: Relapse


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 5 días

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 5 días

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 3 semanas

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 3 semanas

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 1 mes

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Show Me How You Disappear Show Me How You Disappear
DiscosHace 1 mes

IAN SWEET – “Show Me How You Disappear”

En “Shapeshifter” (2016), Jilian Medford se presentó como IAN SWEET con una interesante propuesta de pop sucio cargado a las...

CARNAGE CARNAGE
DiscosHace 1 mes

Nick Cave & Warren Ellis – “CARNAGE”

En un mundo sin pandemia, Nick Cave & The Bad Seeds estaría girando alrededor del globo para presentar el excelente...

Ghost Tapes #10 Ghost Tapes #10
DiscosHace 1 mes

God Is An Astronaut – “Ghost Tapes #10”

En la Guerra de Vietnam, EE.UU. utilizó una campaña de terror psicológico llamada Operación Alma Errante (Operation Wandering Soul), consistente...

The Shadow I Remember The Shadow I Remember
DiscosHace 1 mes

Cloud Nothings – “The Shadow I Remember”

“The Shadow I Remember”, séptimo disco de Cloud Nothings, nace casi de la misma manera que su anterior lanzamiento de...

Little Oblivions Little Oblivions
DiscosHace 2 meses

Julien Baker – “Little Oblivions”

No pasa ni un minuto del inicio de “Little Oblivions” para que quede claro que este será un viaje distinto...

Publicidad
Publicidad

Más vistas