Conéctate a nuestras redes

Discos

Perrosky – “Cielo Perro”

Publicado

en

A lo largo de su carrera, Perrosky ha recorrido un camino de corte minimalista, que a ratos se acerca de forma directa y destemplada al blues, garage rock y rockabilly, y otras veces decide circundarlo, agregando matices que se alimentan de otros estilos. En este ejercicio, y luego de dos discos de ánimo más bien rock blues –“Tostado” (2010) y “Vivos” (2013)– el dúo formado por los hermanos Alejandro (guitarra y voz) y Álvaro Gómez (batería y voz) nos entrega un nuevo esfuerzo creativo, que en esta oportunidad, sin perder la característica identidad de la banda, alterna cortes de blues y garage rock con otros que, de forma sutil, intentan sumar a la ecuación sonidos anclados en el ADN local.

PERROSKY 01El inicio con “Sólo Blues” abre el disco con el ánimo arriba, en una clara invitación a seguir escuchando lo que viene. Se trata de un corte sencillo, setentero y contagioso, que se alimenta de forma precisa de la afilada guitarra de Alejandro y la sencilla pero característica batería de Álvaro Gómez (indudable sello del sonido del dúo). La continuación con “Gris” baja algo las revoluciones, con comienzo desolador y cansino que, tras dictar “Esta no es (tu historia), nunca lo fue y no lo será, ¡no!” cambia de energía, cerrando de manera  garajera y catártica. Fieles a sus raíces, la inclusión de la pantanosa “T-Box Blues” sube la distorsión y se anota uno de los momentos destacados del álbum, tanto por la inclusión del Tea Box Guitar a cargo de Alejandro, como por los precisos arreglos de teclado que, hacia el final del corte, agregan la cuota de energía justa.

Abriendo el segundo tercio del álbum, el blues de la armónica “No Canto Más” funciona como un excelente puente, que da paso al sector del disco donde se notan de forma más evidente los matices del nuevo trabajo. La distorsionada y cadenciosa guitarra de “En La Vía” –primer single del disco–, respira aires que se alejan del delta del Mississippi, navegando de manera amable y contagiosa sobre una historia de amor urbano que en el estribillo, sin perder su naturaleza rock, se deja teñir de vocales y teclados con esencia motown. Lo que sigue con “Adentro” vuelve a marcar distancia con el primer tercio del disco y se sitúa de forma juguetona entre la samba argentina y el vals (este último sobre todo en los vocales), todo coronado por el característico “Adentro…” de la samba trasandina. Un regalo para el oyente.

Previo al cierre, inicia una sección del álbum que, sin ser homogénea en lo musical, comparte como lugar común el hastío y la denuncia. “Sin Rebelión” en lo sonoro vuelve a terreno familiar, acogiendo en lo lírico de forma sencilla, pero directa, el sentir de aquellos que atestiguamos la debacle en que cae el país, a la espera de que suceda algo que quiebre el statu quo. “Hijos Del Sol” recoge el testimonio del corte anterior y sobre la base de un creciente, sucio y a ratos distorsionado garage rock, acusa hastío desde su inicio rezando “Hoy No Conecto Con Dios, Hoy Yo Tengo La Razón”. Por último, “Fuzz” y “En La Carretera” cierran el capítulo de desencanto en las letras. La primera destaca PERROSKY 02fundamentalmente por la inhabitual inclusión de samples y batería sintetizada, mientras que la segunda, oscura y distorsionada, rescata nuevamente el aporte del Tea Box Guitar. Finalmente, cambiando por completo el ánimo de lo entregado en los últimos cortes, el gospel de “Alí” nos invita a cerrar el álbum de manera brillante, con un sonido pausado que sobresale por el uso del trompe en los arreglos y una lírica optimista y cálida, como para terminar este viaje con el espíritu en paz.

A estas alturas, Perrosky ha hecho de su propuesta una marca registrada, atravesando con éxito el engañoso camino que constituye tomar un sonido de evidente identidad foránea para luego llenarlo de elementos propios, dando origen a un sonido particular y reconocible. “Cielo Perro” vuelve a plasmar el característico sello de estos hermanos, tributando de manera desenfadada al blues y, al mismo tiempo, expandiendo su raíz sonora, no sólo hacia estilos nacidos en el hemisferio norte, sino que además de manera elegante logra agregar elementos típicos de nuestra identidad local, sin perder un ápice de fluidez. Lo del dúo no tiene nada que ver con la consigna de “defendamos la música chilena”: lo de Perrosky tiene méritos sin necesidad de sumar gentilicios y debería lograr instalarse como una propuesta valorada en cualquier latitud.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Publicado

en

The Ghost Inside

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un evento que escape totalmente de nuestro control ocurra, por lo tanto, nuestra capacidad para sobreponerse puede verse constantemente a prueba. ¿Cómo continuar después de caer? La confianza en una fuerza interior, independiente de las creencias, puede ser una luz de esperanza y/o guía durante los episodios más obscuros que enfrentamos, y los integrantes de la banda The Ghost Inside son prueba viviente de la convicción en esa fortaleza.

Tras un accidente durante 2015, que afectó críticamente a la mayoría de la tripulación del bus donde la banda viajaba en el marco promocional del disco “Dear Youth” (2014), se anula abruptamente toda planificación debido al desafortunado percance. Con un futuro incierto, tanto en lo profesional como en lo personal, y después de cinco vertiginosos años de rehabilitación y con breves acercamientos a un retorno a las pistas, los oriundos de California lanzan un nuevo álbum cargado con el poder de la resiliencia.

TGI, desde las cenizas, traídos de vuelta a la vida“, es el verso certero que el vocalista Jonathan Vigil exclama en el brutal breakdown de la canción que abre el disco, “1333”. Es breve, pero desborda la carga emocional que potencia el larga duración en su totalidad, lleno de vigor y plena autoridad, debido a que el mensaje de este álbum llamado “The Ghost Inside” no es ajeno. No se trata de acomodar un discurso para conectar con la audiencia intencionalmente, pues las letras de este disco sangran y manifiestan el impacto en sus vidas, posterior a su experiencia cercana a la muerte. La composición de esta placa se orienta, sin titubeos, hacia el hardcore y metalcore más machacante, con ciertos arreglos melódicos funcionando muy bien para la construcción de secciones explosivas en “The Outcast”, “Make Or Break” y en el cuestionamiento presente de “Unseen”, con resultados realmente apabullantes.

El baterista Andrew Tkaczyk también participó activamente en el proceso creativo de “The Ghost Inside”, y su devastadora experiencia tras perder una pierna por motivo del accidente se plasma en “Phoenix Rise”, sacando lo mejor gracias a un aprendizaje consciente por haber lidiado con la amargura de la frustración y sensación de estancamiento, mostrando también la etapa de asimilación en la frenética “Begin Again”. Como cierre llega “Aftermath”, la cual fue, contra todo pronóstico, el single promocional para este resurgimiento de la agrupación, enfrentando el miedo a tener que abandonar una parte importante de cada uno, pero saliendo victoriosos, expresando esto en un gran cierre para esta etapa que se erige en superación y alienta el positivismo, mirando hacia adelante.

Sin duda, los miembros de The Ghost Inside no volverán a ser los mismos. Podemos llamarlo destino o suerte, pero lo doloroso de una experiencia que marcará siempre sus vidas se convirtió en una oportunidad para tomar las riendas nuevamente, en una versión mejorada con una visión afilada, transformando un largo proceso en valentía para hacer de este quinto trabajo discográfico un triunfo sobre la tragedia.


Artista: The Ghost Inside

Disco: The Ghost Inside

Duración: 39:11

Año: 2020

Sello: Epitaph Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Ghost Inside The Ghost Inside
DiscosHace 3 días

The Ghost Inside – “The Ghost Inside”

Uno de los aspectos fundamentales de la vida es su fragilidad, el nulo poder que tenemos para impedir que un...

To Love Is To Live To Love Is To Live
DiscosHace 4 días

Jehnny Beth – “To Love Is To Live”

Cuando David Bowie murió, su legado fue ampliamente discutido y considerado, en especial desde la coincidencia de “Blackstar” (2016) y...

Splinters From An Ever-Changing Face Splinters From An Ever-Changing Face
DiscosHace 5 días

END – “Splinters From An Ever-Changing Face”

El término “supergrupo” suele aplicarse a un nuevo proyecto conformado por miembros de otras bandas activas, o que cesaron su...

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 1 semana

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 2 semanas

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 2 semanas

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 2 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 3 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 3 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Petals For Armor Petals For Armor
DiscosHace 3 semanas

Hayley Williams – “Petals For Armor”

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y...

Publicidad
Publicidad

Más vistas