Conéctate a nuestras redes
Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan

Discos

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

Publicado

en

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que sea trascendente para todos los fanáticos. Es improbable que alguna vez tengamos un “Master Of Pupppets” de esta generación; es decir, aquel que marque un hito y dicte cátedra respecto a cómo se deben hacer las cosas. Esto tiene múltiples factores, que ciertamente requieren un análisis por separado, pero quizá uno importante a mencionar es la diversidad cultural de lo que se entiende por “metal” en la actualidad. De ahí que bandas como Periphery sean ajenas a aquellos más cercanos al estilo más clásico y queden fuera del radar más apegado al tronco común de bandas como Metallica, Slayer o Megadeth.

En ese contexto, es imposible que “Periphery IV: Hail Stan”, el sexto LP de Periphery, sea un disco señero para el futuro del rock pesado en general, sin embargo, tiene los méritos de sobra para ostentar tal título en el círculo más reducido del metal progresivo de esta época. Y es que el nuevo opus de la banda liderada por Misha Mansoor destaca por su versatilidad, libertad compositiva y carencia de compromiso con etiquetas preestablecidas. Este álbum contiene un potencial difícil de mesurar en lo inmediato, dada las múltiples lecturas que se pueden hacer del mismo y que hacen parecer que al interior de la banda conviven en realidad tres distintas, pero que comparten la idea base de explotar a más no poder dos ámbitos: modernidad y complejidad.

De partida, está el cariz más pesado del quinteto. “Blood Eagle” es agresión pura, sin matices y directa al mentón. Lo importante acá es que se aleja –dentro de lo posible– del djent más masivo (si es que existe tal género y no es sólo la excusa para copiar los riffs de exponentes como Meshuggah). Las guitarras más ambientales se intercalan con los riffs filosos y con un Sotelo que sin duda está en un estado superlativo. Algo similar ocurre con “CHVRCH BVRNER”, que es otro ataque sin escalas, aunque no tan cohesionado como el corte anterior, lo que lo vuelve más prescindible. “Follow Your Ghost”, aunque más baja en velocidad, denota que el quinteto aún puede echar mano a estructuras compositivas ya ocupadas en su repertorio sin perder frescura.

Luego el álbum nos lleva a esa zona más innovativa de Periphery, en donde los recursos de la música pop toman protagonismo. Estos parajes son aquellos que podrían alejar de la banda al rockero más duro, pero que sin duda hacen que “Periphery IV: Hail Stan” no sea un disco más. “It’s Only Smiles” es una composición más cercana al emo que al metal, gracias a un Spencer Sotelo que derrocha una versatilidad encomiable. “Garden In The Bones” es otro corte pausado, con una melodía pegajosa, bastante similar a canciones que encontrábamos en “Juggernaut: Alpha” (2015). Finalmente, en esta línea destaca “Sentient Glow”, la que, a pesar de tener un patrón de batería bastante rápido y guitarras intensas, la vocalización limpia de Sotelo le da una textura similar al metalcore, ajena a un metal pesado, verbigracia además de un interludio que frena la fuerza del tema y le entrega una agradable sensación de grandilocuencia.

A continuación están los aires de libertad y frenesí creativos, que son siempre bienvenidos en un ambiente cada vez más ahogado por las estructuras de los géneros y sub géneros. “Reptile”, la canción con la que inicia el álbum, es sin duda el epítome de esto: inclasificable a más no poder, desbordando energía y con los cinco miembros de la banda contando con espacio para resplandecer: Holcomb, Bowen y Mansoor arrojan toda su técnica a través de riffs afilados, escalas imposibles y melodías suaves, todo en un mismo conjunto sonoro que sobrepasa los 16 minutos; para qué decir de la calidad de Matt Halpern, quien no desfallece y, por el contrario, encuentra los espacios para brillar a través de tiempos complejos que crea tras el kit de batería. Quizá la única mácula, es que hay partes bastantes interesantes que se pierden en su excesiva duración, sobresaturando la canción. En tanto, “Crush” abiertamente electrónica, da cuenta de esta emancipación, pero se asemeja más un remix que a un corte en sí mismo, evidenciando cierta inconsistencia en su inclusión.

En suma, “Periphery IV: Hail Stan” no será un álbum que marque una época para todo el espectro del metal, pero definitivamente debe estar entre lo más destacado del año, pues es la consagración sonora de un Periphery despojado de etiquetas. El disco reboza en libertad y creatividad, lo cual se puede apreciar en su mejor corte, “Satellites”: moderno, libre, épico y complejo, es un resumen perfecto de este álbum y los valores que la banda quiere plasmar.


Artista: Periphery

Álbum: Periphery IV: Hail Stan

Duración: 63:36

Año: 2019

Sello: 3DOT Recordings


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Wand – “Laughing Matter”

Publicado

en

Laughing Matter

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la música. Pese a su vocación vanguardista, el rock, o mejor dicho el público rockero, suele ser férreo defensor de la consigna “todo tiempo pasado fue mejor”. Y es que en tiempos donde supuestamente todo se ha hecho, no resulta complicado recurrir a los recursos del pasado en beneficio del presente, y lo importante es utilizar dichos elementos con sutileza y no burdamente. Dentro de quienes cumplen este objetivo se encuentra Wand, quinteto proveniente de Los Angeles, que con “Laughing Matter”, su quinto larga duración, comienzan a consolidar una identidad sónica luego de cerca de seis años de experimentación.

Aquella delicadeza a la que se hace referencia se expone inmediatamente en los dos primeros tracks del LP, “Scarecrow” y “xoxo”. Entre ambos se construyen progresivamente en intensidad, la cual orienta la dulzura vocal de Cory Hanson, vocalista, guitarrista y líder de la banda. Posteriormente nos encontramos con “Bubble”, primero de varios intertantos instrumentales del álbum, el que decanta en la balada “High Planes Drifter”. Es significativo considerar que, hasta el momento, todo se entrelaza como un relato auditivo continuo, enriquecido por los matices.

El quiebre lo genera “Walkie Talkie”, sacando a la luz una faceta más lúdica de la banda y mutando hacia una vertiente psicodélica con “Thin Air”, uno de los adelantos de este nuevo material. Acá es posible apreciar la herencia progresiva de la que Wand se ha hecho cargo en sus últimos trabajos, proyectada en la segunda pausa instrumental con “Here”. Por su parte, “Wonder” se asemeja a la primera etapa de la banda, con un sonido más garage rock, aunque con toques oníricos. En consideración de aquello, resulta importante destacar que Hanson y el baterista Evan Burrows colaboraron con Ty Segall en la época de “Emotional Mugger” (2016).

Pese al ruido de su introducción, “Evening Star” es una balada con grandes variaciones sónicas. Es acá donde mejor se puede apreciar la influencia setentera que intenta plasmar la banda, recurriendo sutilmente a la nostalgia zeppeliana, de la que también se nutre el instrumental “Tortoise”. Luego encontramos “Rio Grande”, uno de los grandes singles del LP, en donde disfrutamos del ímpetu radial que posee Wand en esta nueva etapa. Así, llegamos a “Airplane”, una canción de largo aliento, protagonizada vocalmente por la tecladista Sofia Arreguin, y que nos pone a viajar a través de un cielo de detalles sonoros, encontrándonos con lo que es tal vez el mejor momento del disco. Por su parte, “Lucky’s Sight” resuelve a la perfección la estridente tentación que nos ofrecía por momentos su predecesora. Todo se apacigua en los últimos dos tracks de Laughing Matter, “Wonder (II)”, una pieza con tintes dream pop donde retorna la voz femenina, y “Jennifer’s Gone”, una beatlesca balada a cargo de Hanson.

Wand es una colectividad inquieta, cuyo ímpetu creativo no se permite reposar con el paso de los años, no por nada han lanzado material año a año tras su conformación. Particularmente con este álbum estamos ante lo que se espera sea la puerta para un pronta consolidación. Los encontramos en pleno proceso de evolución, manifestado como un retorno a lo elaborado en “Plum” (2017), el último larga duración de la banda, y el EP “Perfume” de 2018. Otro elemento fundamental de “Laughing Matter” es que, tras un trabajo silencioso, el quinteto ha logrado desarrollar toda una sonoridad propia, jugando con elementos nostálgicos del género, sin recurrir al poco valorado –con justa razón– recurso de asemejarse a una banda tributo del tributo, tema tan en boga hoy en día. Como se mencionaba al principio, de esto se trata: sutileza.


Artista: WandLaughing Matter

Disco: Laughing Matter

Duración: 67:28

Año: 2019

Sello: Drag City


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Laughing Matter Laughing Matter
DiscosHace 2 semanas

Wand – “Laughing Matter”

Hoy en día, tal como ayer y probablemente mañana, los sonidos vintage generan especial atención en el mundo de la...

Doolittle Doolittle
DiscosHace 1 mes

El Álbum Esencial: “Doolittle” de Pixies

El éxito comercial nunca fue algo que se le diera a Pixies, quienes, pese a la considerable buena recepción de...

Periphery IV: Hail Stan Periphery IV: Hail Stan
DiscosHace 1 mes

Periphery – “Periphery IV: Hail Stan”

En el estado actual de la música extrema, es poco probable que en el corto plazo exista un disco que...

American Football American Football
DiscosHace 1 mes

American Football – “American Football (LP3)”

American Football es de esas bandas rodeadas por un halo de misticismo. Aquellos proyectos que, pese a lo sucinto de...

The Brian Jonestown Massacre The Brian Jonestown Massacre
DiscosHace 2 meses

The Brian Jonestown Massacre – “The Brian Jonestown Massacre”

Nunca es tarde para un homónimo, sobre todo si consideramos la cantidad de años de carrera que lleva The Brian...

Lux Prima Lux Prima
DiscosHace 2 meses

Karen O & Danger Mouse – “Lux Prima”

Existen diferentes contextos en los cuales la música se puede concebir y transmitir, desde el sentido vanamente comercial, hasta una...

DiscosHace 3 meses

The Claypool Lennon Delirium – “South Of Reality”

Demás está decir que los álbumes colaborativos entre dos o más artistas son generalmente obras que gozan de cierto pie...

La Voz de los 80 La Voz de los 80
DiscosHace 5 meses

El Álbum Esencial: “La Voz de los ’80” de Los Prisioneros

Jorge González dijo una vez que el primer disco de una banda toma mucho tiempo porque el proceso parte desde...

Back Your Head Off, Dog Back Your Head Off, Dog
DiscosHace 12 meses

Hop Along – “Bark Your Head Off, Dog”

Desde hace no mucho, ha circulado la noticia de que las mujeres están siendo quienes dan la cara por esta...

Down Below Down Below
DiscosHace 12 meses

Tribulation – “Down Below”

Dentro del espectro de lo que se entiende como “metal extremo”, la evolución general en cada subgénero ha ido apuntando...

Publicidad
Publicidad

Más vistas