Contáctanos

Discos

Overkill – White Devil Armory

Publicado

en

Un álbum cada dos años parece ser el acuerdo que tiene Overkill con uno de los sellos discográficos de mayor peso en la industria metalera. Aunque esta fórmula no siempre dé los resultados esperados, en especial cuando se trata de una banda con una trayectoria tan amplia y diversa como la de los americanos, el peligro de tropezar parece estar esperándolos a la vuelta de la esquina. Sin embargo, no parece justo describir de esta manera un disco totalmente válido como “White Devil Armory”,  pero después de dos entregas excelentes, es normal dudar del próximo desempeño.

Serán quizás las ganas de marcar el lugar al que pertenecen o un momento de inspiración, pero Overkill desata desde el primer momento todo el potencial disruptivo que la caracteriza, y lo mantiene a lo largo del disco sin salirse de tono. Después de una breve intro atmosférica como “XDM”, logra OVERKILL 01clavar los colmillos en el cuello de su presa exactamente como lo haría el viejo quinteto, porque “Armorist” es, literalmente, un concentrado de ásperas ráfagas lanzadas sin piedad a través de una guitarra. Pero no sólo los instrumentos mantienen todos los ingredientes que han forjado la historia del grupo, las letras también aportan solidez y estructura al disco, demostrando una madurez compositiva que se revelan en “Down To The Bone”, canción que se nos pega en la cabeza rápidamente.

Un álbum de thrash debe respetar y ser fiel a sus propias características, y “PIG” sigue esta regla al pie de la letra; sin consideraciones desata un violento martilleo y, como la violencia atrae más violencia, “Bitter Pill” y “Where There’s Smoke…” llegan sorpresivamente aportando una velocidad tétrica capaz de inquietar hasta el alma más perturbada. La voz de Ellsworth parece estar llena de veneno y nos lleva por un camino tortuoso, donde en pocos minutos seremos víctimas de las incendiarias seis cuerdas que vibran como insaciables llamas del infierno, las que no se extinguen ni calman en “Freedom Rings”, una verdadera oda a la locura humana.

Encontramos otra prueba de valor y potencia en la mortífera “Another Day To Die”. Acá una voz cortante como un trozo de vidrio ensangrentado arremete sin piedad contra el oyente, sin conceder siquiera un momento de tranquilidad. “King Of The Rat Bastards” es como un verdadero himno, con una lucidez brutal y riffs destructivos que son capaces de regalar más de una satisfacción a los seguidores del género. Nada de tiempos muertos: la intimidante “It’s All Yours” crea una pausa en la mitad de la canción sólo para cargar energía y cerrar con gran potencia, como una masacre. “In the OVERKILL 02Name” lanza una ofensiva final perfecta para que los bonus tracks “The Fight Song” y “Miss Misery” hagan un cierre con numerosas pausas que imprimen una marcha marcial y enriquecen el contexto dramático del disco.

“White Devil Armory” impone un tracklist intrigante, que parece no pertenecer a una banda que tiene casi treinta años de trayectoria a la espalda. Este álbum no quita ni aporta nada a la propuesta de los discos anteriores, pero una cosa es segura: el espíritu de Overkill se ha mantenido intacto si consideramos que el estancamiento de ideas, la apertura a nuevos sonidos y el tentativo de contentar a nuevos seguidores y fans de antaño pueden pasar la cuenta. Esto que tenemos delante no deja de lado sus raíces y, lo más importante, demuestra lo que muchos no logran hacer: no traicionar los propios ideales por fines comerciales, presentándose con una sed de competencia y entusiasmo con inspiración; es justo lo que necesita una banda histórica para permanecer como un ejemplo a seguir. Así, Overkill no suelta su presa y reaparecen en escena como protagonistas indiscutibles para reivindicar la corona del thrash metal.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Discos

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

Publicado

en

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto y así esclarecer las ideas para dar el siguiente paso. Bajo ese escenario, Lee Ranaldo optó por alejarse de todo lo que ya había hecho, intentando encontrar un sonido más acústico y dándole un pequeño giro a su proyecto Lee Ranaldo And The Dust. Así fue como el músico lanzó “Acoustic Dust” (2014), donde versionó de un modo más desnudo las canciones de “Last Night On Earth” (2013), único LP de este proyecto. Ese último período supuso un tiempo en España, donde el ex guitarrista de Sonic Youth comenzó a trabajar con el productor Raúl Fernández para trazar las líneas de su siguiente trabajo de estudio, “Electric Trim”, que refleja todo lo aprendido durante este viaje musical.

El sentido introspectivo y personal se siente de inmediato: canciones como “Moroccan Mountains”, “Uncle Skeleton” o “Let’s Start Again” demuestran la melancolía característica en la música del cano guitarrista, quien se apoyó en muchos de sus amigos y colaboradores recurrentes para concebir este trabajo de estudio. Una de esas colaboradoras es la cantante Sharon Van Etten, quien acompaña a Lee en la canción “Last Looks”, con una armonía natural que fluye muy bien, recordando mucho el intercambio que Lou Reed y Nico realizaban en The Velvet Underground. Esto último no es al azar, el propio Ranaldo ha establecido al autor de “Perfect Day” como una de sus inspiraciones más grandes a nivel musical y artístico.

Pese a muchos significados, el título del álbum se puede traducir como “ajuste eléctrico”, algo que refleja muy bien lo que realiza Lee mediante estas composiciones. “Circular (Right As Rain)”, “Electric Trim” y “Purloined” se entreven como un ajuste de la furiosa y estridente composición que el músico deja caer regularmente dentro de sus canciones. Ranaldo siempre fue la parte más “limpia” de Sonic Youth, más melódico y calmo que su compañero Thurston Moore, pero cuando se trataba de meter ruido, lo hacía sin mayores problemas, y lo siguió haciendo también en “Between The Times And The Tides” (2012), el que es, técnicamente, el trabajo que antecede a “Electric Trim” dentro de su carrera solista.

Con un cierre a la altura, “Thrown Over The Wall” se presenta como una canción tranquila y bien estructurada, que va progresando hasta un estado más psicodélico y místico, dando el paso perfecto a la más convencional “New Thing”, donde cada integrante luce perfectamente en lo suyo, con cierto toque de emotividad por su bajo ejecutado por el fallecido Tim Lüntzel, compañero de Ranaldo tanto en The Dust como en su faceta solista. Esta “nueva cosa” puede tener muchos significados, pero lo cierto es que lo referente a internet y los nuevos tiempos en que vivimos es el mensaje principal de una composición que se adorna hermosamente de la voz de Sharon Van Etten, el toque más delicado y dulce dentro de toda esta tempestad tecnológica.

El viaje para auto encontrarse de Ranaldo logra llegar a buen puerto finalmente, ya que se nota claro, seguro y muy conciso en el relato que desarrolla durante el álbum. La madurez musical es evidente y, a pesar de que su trayectoria ya acumula varias décadas, es bueno notar cómo todavía es capaz de hacer fluir su creatividad mediante sus composiciones. Quizás este sea el inicio de un período más melódico y elaborado del músico, dejando un poco atrás el ruido y distorsión de las guitarras afiladas que suele interpretar. No obstante, el resultado es consistente y muy bien estructurado, tanto así, que Ranaldo demostró poder salir de su zona de confort explorando nuevas vías y reglas para entregar su música.

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

DiscosHace 13 horas

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 7 días

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 1 semana

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

DiscosHace 1 semana

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

DiscosHace 2 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 2 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 2 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

DiscosHace 2 semanas

Royal Blood – “How Did We Get So Dark?”

La última joya del rock inglés se llama Royal Blood, y la prensa internacional se rindió ante su irrupción, ganándose...

DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Tubular Bells” de Mike Oldfield

“Tubular Bells” fue y sigue siendo una rareza. Hasta el día de hoy parece llamativo que un sello discográfico haya...

DiscosHace 3 semanas

Mogwai – “Every Country’s Sun”

Mogwai sin duda alguna es uno de los principales referentes a la hora de hablar de post rock. Aunque en...

Publicidad

Más vistas