Conéctate a nuestras redes

Discos

Omar Rodríguez López – Un Corazón De Nadie

Publicado

en

El prolífico guitarrista y productor de At The Drive-In y The Mars Volta, vuelve a sorprender con el lanzamiento de un nuevo trabajo en solitario, el cual fue editado bajo su propio sello discográfico y que llama la atención por ser concebido en un período en que Omar se encuentra ocupado en muchas otras actividades, como lo son el retorno a los escenarios de At The Drive-In, después de 11 años de alejamiento, y la edición de la nueva producción de The Mars Volta (“Noctourniquet”). El álbum lo conforman 10 canciones distribuidas en poco más de 35 minutos, con una tendencia a los sonidos electrónicos, y que se caracterizan por el uso –y abuso- del sintetizador.

Es sabido que en sus otros proyectos, Omar también se hace cargo de las voces de apoyo y esto queda en evidencia en “Mono”, canción que abre el disco y en donde, más que cantar, se dedica a recitar la letra, en un volumen tan moderado que la voz tiende a perderse sobre la base del tema. “Ocho”, la segunda canción de la placa, sigue en la misma línea que su predecesora, dando las primeras muestras de que este disco no se caracterizará por su variación de estilos. El álbum continúa con “Tiburyn”, en donde el protagonismo sigue estando a cargo del sintetizador, pero reflejando una carencia de la energía propia de la música electrónica. En “Esperar”, la voz sigue relegada a un segundo o tercer plano, y es precisamente en este punto que se genera un contrasentido entre lo experimental de la placa y el poco afán por realizar algún quiebre en el ritmo y velocidad de las canciones. El tema que cierra la primera mitad del disco es “Colmillo”, en donde los sonidos robóticos y la melodía de un órgano, logran esbozar una variación respecto al resto del álbum.

La segunda parte del disco comienza con “Querer”, que en una suerte de paramnesia, vuelve a rememorar la poca energía que ofrece el primer track del álbum. “Tres” tiene el mérito de incorporar sonidos más cercanos a lo experimental, pero que no terminan por plasmar una identidad propia. Acercándonos a la recta final del trabajo, comienza a sonar “Vencer”, la tercera canción de la placa que es 100% instrumental, y que perfectamente podría ser incluida en un disco de relajación, debido a su prácticamente nula intensidad. El tema “Hez” se mantiene fiel al estilo del álbum, con efectos principalmente electrónicos, los cuales no tardan en caer en un ciclo que no da lugar a cambios de ritmos. El cierre del trabajo queda a cargo de “Adiys”, que como era de esperar, cede a la potencia del sintetizador y que tiene como mayor cualidad que, hacia el final de la canción, logra imprimir por primera vez en el disco, un cambio de ritmo sustancial, al pasar de sonidos saturados (que llegan a ser incluso molestos), a sonidos más melódicos, casi propios de una caja de música.

Lamentablemente, el nuevo material de Omar Rodríguez López es una muestra inequívoca que el hecho de que se cuente con el tiempo y los recursos necesarios para grabar un disco, no son en lo absoluto razones suficientes para hacerlo. Una placa carente de sentido artístico, que no aporta en nada al género, y en donde, más que evidenciarse el indiscutible talento de Omar, se despiertan dudas respecto a su habilidad para grabar en solitario. Un disco absolutamente prescindible, que pasará a la historia como un experimento fallido del puertorriqueño, y que deja la enseñanza que los grandes también se pueden equivocar.

Publicidad
4 Comentarios

4 Comments

  1. Mario

    28-May-2012 en 1:29 pm

    Parece que a Gustavo Inzunza no le gusto el disco, no le gusta comentar…tiene una flojera tremenda y “se lee” como si tubieras “lata” de comentarlo.
    Saludos =)

    • Mario

      28-May-2012 en 1:57 pm

      Me respondo sólo, y me retracto en cierto sentido: el disco nuevo de omar es 99% identico a como lo describe Gustavo Inzunza. =(

      • omar

        29-May-2012 en 1:42 am

        respecto a la opinión sobre el disco, creo que está mal entendido el disco, lo que ofrece el álbum no es algo para satisfacernos propiamente, de hecho, hasta en la misma portada, el disco es para él mismo (omar rodríguez lópez), una especie de desahogo y de abstracción del periodo por el que está pasando, es decir, el fallecimiento reciente de su madre, obviamente ni hay forma de compararlo con el álbum jazzero “omar rodriguez”, “calibration”, u “old money”, siento que esta atmósfera obscura y de hasta pesadez sí lo logra pues es eso mismo lo que transmite, la falta de esa explosión enérgica, bueno, es lo que confiere a mi humilde opinión. gracias y saludos

  2. Rodrigo

    29-May-2012 en 9:21 pm

    Concuerdo absolutamente con “omar”, aunque yo lo tomé como un desahogo ante su ruptura sentimental, pero el relacionarlo con el fallecimiento de la mamá tiene mucho más sentido. Si bien concuerdo en que es un disco “prescindible”, me parece un poco antojadizo lanzar una declaración como “se despiertan dudas respecto a su habilidad para grabar en solitario” pudiendo enumerar fácilmente un buen puñado de discos solistas de Omar en los que justamente se encuentra todo lo que se critica que éste no tiene.

Responder

Discos

Pedropiedra – “Aló!”

Publicado

en

Aló!

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al catálogo. En ese selecto grupo está Pedropiedra, quien en cada álbum ha ido llenando de nuevos colores y sonidos su discografía, siendo “Aló!” la prueba más explícita de esto. Nueve canciones que vienen a reformular a un artista que en este disco abraza géneros tan diversos cómo el rap y el reggaetón, logrando sonar tremendamente fresco y novedoso.

El comienzo del LP es una declaración de principios, donde queda claro que las guitarras pasaron a segundo plano, cediéndole ese espacio a loops, beats y sonidos urbanos. Mucho de esto se debe al excelente trabajo de Cristían Heyne en la producción, quien le dio al creador de “Cripta y Vida” (2011) el empujón necesario para olvidarse de sus sonidos pasados y sumergirse en nuevos ritmos. “Amar En Silencio” es un muy buen ejemplo para entender a este nuevo Pedropiedra, quien se siente cómodo rapeando y con el auto-tune. No importa cómo suene, sino que suene bien, y en este primer track esa sensación es continua.

El disco sigue con “Quinta Costa”, un voladero de luces dentro del álbum, ya que es la canción más similar al sonido de sus primeros trabajos. Ritmos que lo posicionaron como uno de los artistas nacionales más famosos de la última década, pero que desaparecen rápidamente en “Perdido En Viña Del Mar” e “Hipnotizada”, dos canciones que siguen la línea de este nuevo estilo y que muestran una de sus grandes cualidades: hacer música y letras entretenidas. En la primera incursiona en un reggaetón para reírse de los zorrones, y en la segunda se acompaña de Álvaro Henríquez para dar con una pieza bailable que por momentos recuerda a la que pudo haber sido su primera búsqueda de nuevos sonidos, “Rayito/Olita” del disco “Ocho” (2016).

Si bien Pedropiedra no es un músico contestatario, siempre ha dado espacio en sus trabajos para hacer radiografías sociales y mostrar el mundo en el que vivimos. Si hace once años cantaba en “Obrero Mundial” que presidente rimaba con cerdo, hoy vuelve a colgarse de ese animal para criticar a nuestra clase política en la canción “Aló!”. Detalles como este transforman al disco en un collage de sensaciones porque, del que es el tema más contingente del álbum, pasa a “Abuela Come On”, una canción de imágenes con letras sin mucho sentido y donde colabora nuevamente con Gepe, siendo la segunda canción del artista que cuenta con la participación del oriundo de San Miguel (la primera fue “Granos de Arena” del disco “Emanuel” de 2013).

La búsqueda por sonar actual llevó a Pedropiedra a trabajar con Xander (productor que ha colaborado con Pablo Chill-E y Gianluca) en la pista “Sueños Por Cumplir”, donde habla de la vejez y el pasado, irónicamente con una de las melodías más urbanas y modernas del disco. Sensaciones que se repiten en “Noche En Vela”, donde teclados, sintetizadores y bajo se roban la película en una pieza que, según el mismo artista, está inspirada en “Say No More” de Charly García.

El final se da con “En Llamas”, el track más emotivo de “Aló!” y donde vuelve a reflexionar sobre nuestra sociedad, abordando la crisis medioambiental y el movimiento “Fridays For Future”. Una pieza que cierra de manera perfecta el disco, con potencia, actualidad y sentimiento. Este quinto disco demuestra la versatilidad que tiene Pedropiedra al momento de componer, logrando darle cada vez más amplitud a su obra, sin dejar de sonar a sí mismo. Un disco honesto y entretenido, que da en el clavo siempre que se lo propone, ya sea para hacernos reflexionar o bailar.


Artista: Pedropiedra

Disco: Aló!

Duración: 32:11

Año: 2020

Sello: Quemasucabeza


Seguir Leyendo

Podcast HN Cine

Publicidad

Podcast HN Música

Facebook

Discos

Aló! Aló!
DiscosHace 1 día

Pedropiedra – “Aló!”

Hay artistas que no tienen miedo cuando se trata de hacer música que no responde a las expectativas ni al...

Ordinary Man Ordinary Man
DiscosHace 3 días

Ozzy Osbourne – “Ordinary Man”

Una de las fórmulas históricamente exitosas en el mundo del rock es intentar romper algún paradigma. Golpear desde la apuesta...

F8 F8
DiscosHace 1 semana

Five Finger Death Punch – “F8”

Es curioso lo que ocurre con Five Finger Death Punch: en Estados Unidos y en Europa son, acaso, la banda...

Miss Anthropocene Miss Anthropocene
DiscosHace 1 semana

Grimes – “Miss Anthropocene”

No hay dudas de que Grimes se compromete totalmente con los conceptos que su mente imagina. Con sorpresa recibieron muchos...

Cuauhtémoc Cuauhtémoc
DiscosHace 1 semana

Niños Del Cerro – “Cuauhtémoc”

Latinoamérica es un continente de elementos comunes. No sólo compartimos un idioma o un espacio geográfico, sino que nuestras historias...

Splid Splid
DiscosHace 2 semanas

Kvelertak – “Splid”

Se dice que para los gustos no hay nada escrito. Llevado al aspecto musical, recorrer un camino de experimentación a...

color theory color theory
DiscosHace 2 semanas

Soccer Mommy – “color theory”

Dos años después del álbum que la puso al frente de la nueva generación de cantautoras del indie, “Clean” (2018),...

The Fallen Crimson The Fallen Crimson
DiscosHace 2 semanas

Envy – “The Fallen Crimson”

¿Puede una banda tener un espacio trascendental, aun cuando se mantiene en el underground? ¿Incluso cuando la ausencia se explaya?...

Perdida Perdida
DiscosHace 3 semanas

Stone Temple Pilots – “Perdida”

Han transcurrido tres décadas desde que Stone Temple Pilots fuera parte de los grandes del grunge, tiempo esplendoroso que, años...

The Slow Rush The Slow Rush
DiscosHace 3 semanas

Tame Impala – “The Slow Rush”

El tiempo ha sido siempre un enigma en sí mismo para el ser humano. A veces, pareciera que pasa de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: