Conéctate a nuestras redes

Discos

Omar Rodríguez-López – Octopus Kool Aid

Publicado

en

El puertorriqueño Omar Rodríguez-López, guitarrista de The Mars Volta y At The Drive-In, sigue incrementando su ya extensa discografía en solitario, y ahora es el turno de “Octopus Kook Aid” el tercer álbum que edita este 2012 y que precede a “Un Corazón De Nadie” y “Saber, Querer, Osar y Callar”. Este nuevo disco corresponde a material grabado en febrero de 2011 y en donde el músico nuevamente se hace cargo de todos los instrumentos, pero que tiene la particularidad de delegar el protagonismo de las voces en Teri Gender Bender, líder y vocalista del grupo mexicano Le Butcherettes.

Este álbum está editado bajo el sello discográfico del artista y, al igual que sus anteriores trabajos, puede ser escuchado y adquirido desde la página de Rodríguez-López en BandCamp. El disco está conformado por diez tracks, los cuales fueron mezclados por Jon Debaun y masterizados por Pete Lyman. El llamativo arte gráfico de la portada es responsabilidad del artista visual Sonny Kay.

La canción encargada de abrir el disco es “Buenos Aires”, una relajada pista instrumental de poco más de un minuto, que tiene como protagonista excluyente el sonido del sintetizador. En “Where Are The Angels?” realiza su primera aparición la delicada voz de Teri Gender Bender, que se complementa a la perfección con una base rítmica que funciona en su justo volumen, generando buenas expectativas para el resto del álbum. Llega el turno de “Pink Heart”, que mantiene la tendencia a las melodías sin tanta intensidad y fuertemente influenciadas por matices electrónicos. Una pista que en un comienzo puede parecer interesante, pero que a medida que avanza se torna un tanto monótona. “Células Hermosas” constituye el segundo tema instrumental de la placa y podría ser descrito como la mezcla de improvisaciones con varios elementos, teniendo siempre como núcleo al sintetizador. Las voces vuelven para cerrar la primera mitad del disco con “People Feeding”, que en base a una melodía sombría, confirma que este trabajo no se destacará por su energía y potencia, sino más bien por secuencias pausadas y sensibles.

El sonido electrónico de “Un Café Atonal” da la bienvenida a la segunda parte del álbum, un nuevo corte instrumental que destaca por su interesante melodía, pero que carece de cambios de ritmo. La canción “18”presenta una nueva faceta de Teri Gender Bender, con una voz mucho más oscura que se mimetiza con una base opaca y poco enérgica. “Waves” colabora a que el disco no logre salir de su letargo, fundamentándose en un ritmo plano y una voz que se diluye de a poco sobre el sonido del sintetizador. La mayor desilusión del álbum llega de la mano de “Avión Apestoso”, la falta de creatividad en su máxima expresión. Dos minutos de un sonido homogéneo, cuya frecuencia raya peligrosamente en lo molesto, y en donde las variaciones de volumen constituyen el único esfuerzo por intentar variar la melodía. El disco termina de buena forma con “Worlds Get In The Way”, un track mucho más potente que el resto de la placa y que inyecta un poco más de intensidad dentro de lo contenida de su propuesta.

Existen artistas a los que le funciona de mejor manera el trabajar en solitario, este no es el caso de Omar Rodríguez-López, quien saca enormes dividendos en la incorporación de Teri Gender Bender en las voces, logrando que “Octopus Kool Aid” se encumbre por sobre el promedio de lo mostrado este 2012. No es recomendable engañarse pensando que esta placa es un ejemplo de gran expresión artística, por el contrario, se encuentra un par de peldaños bajo lo que podría considerarse un disco recomendable, pero que tiene la virtud de marcar un crecimiento respecto a la mediocridad de sus anteriores trabajos. Quizás la principal crítica que se puede realizar al álbum es lo poco arriesgada de su propuesta, manteniendo siempre una misma línea musical, sin abrirse a la incorporación de variantes en su sonido.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Shame – “Songs Of Praise”

Publicado

en

Songs Of Price

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga duración. Dentro de aquella selecta lista encontramos a Shame, parte de ese siempre anhelado recambio del rock inglés. En colaboración con Nathan Boddy –quien ha trabajado junto a Gary Numan– y Dan Foat en producción y mezclas, la propuesta musical del quinteto londinense deja aflorar toda la influencia que inculcaron en ellos agrupaciones que brillaron en la década pasada dentro de las islas británicas (nombres que ya son clásicos contemporáneos, como Arctic Monkeys o Interpol). De esta colaboración nace un álbum grandioso de principio a fin, que ya empieza a posicionarse en las listas de lo mejor del año con argumentos de sobra.

Las canciones tienen su precio y se lo toman a pecho; si el tiempo es dinero, no hay segundo por perder, y eso significa arrojar toda la caballería desde un comienzo. Esa es la sensación que nos invade en “Songs Of Praise” al escuchar “Dust On Trial”, con guitarras estridentes y vertiginosas, que amenizan el magistral fraseo “Just – One – Step – Closer to me”. Cargado hacia el post-punk, “Concrete” es un tema que juega con la velocidad de los instrumentos y la pacífica interpretación vocal de Charlie Steen, quien explota en un potente coro vociferando: “Tengo esperanza de que me escuches”, y vaya que se hace escuchar. Por su parte, “One Rizla” nos hace disfrutar a la vez que nos preguntamos cómo lo hace una banda de pubs para sonar como cabeza de cartel de festival europeo. Las guitarras pegajosas de Sean Coyle-Smith y Eddie Green junto con un potente coro, son elementos suficientes para aseverar que este es uno de los mejores tracks del álbum.

En “The Lick” escuchamos la sensual voz de Steen –quien se empieza a candidatear como uno de los grandes frontman de la década que está por llegar–, mientras el bajo de Josh Finerty repite una y otra vez un riff hipnótico, armonizado por las guitarras. Acá la banda nuevamente aplica la fórmula de los coros potentes y bien delimitados. “Tasteless” y “Donk” siguen el cauce de lo que hasta ahora hemos logrado apreciar. El primero, es un tema cargado en reverberaciones que cuestiona a todos aquellos que señalan que las guitarras ya no tienen cabida en el rock. El segundo, un poco más agresivo que su antecesor, presenta a un descomunal Charlie Forbes golpeando sin parar la caja de su batería. Luego de esa exuberante demostración de energía, nos encontramos con otro de los grandes momentos del álbum. “Gold Hole” es de esos temas llamados a ser uno de los himnos de la banda, gracias a un potente coro que repite una y otra vez “shake me up, shake me up”. Además, las variaciones de intensidad y el caos del final son sin duda increíbles.

Un poco más calmada, “Friction” muestra la buena dupla que realizan los guitarristas. Además, acá se logra apreciar una especial conexión con el britpop gracias a las psicodélicas segundas voces de los coros, entregando un aura de armonía mucho mayor que en otros tracks. Llegando al cierre, “Lampoon” ofrece un punk más clásico, totalmente británico, que desborda una gran cantidad de energía, entre bailable y aguerrida. Como punto final, “Angie” cierra con serenidad el excelente debut de Shame. Con buenos quiebres, además de un pulcro juego melódico entre diversos timbres vocales, esta última canción nos enseña que la banda da para explotar diferentes variantes de su género.

Quién no quisiera debutar con un álbum como este, sin puntos bajos, totalmente redondo. Hay una predominancia de temas de estructuras sencillas, pero con grandes arreglos y, no menos importante, con un sentido melódico contagioso que se agradece. A su vez, esas notorias cuotas de oscuridad y pinceladas de violencia le entregan versatilidad de colores al relato. Por otro lado, hay un constante dialogo con la tradición indie británica, lo que significa rememorar viejos estandartes, como Gang Of Four o The Stone Roses, bandas que se dejan sentir, pero sin opacar el sonido de los oriundos de South London. ¿Alguien quería recambio? Acá está. Negarlo debería avergonzarnos y no hay por qué hacerlo.


Artista: ShameSongs Of Price

Disco: Songs Of Praise

Duración: 44:55

Año: 2018

Sello: Dead Oceans


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 17 horas

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 1 semana

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Publicidad
Publicidad

Más vistas