Conéctate a nuestras redes

Discos

O.R.k. – “Soul Of An Octopus”

Publicado

en

O.R.k. es una de esas reuniones donde músicos de elite generan proyectos de una creatividad tremenda para agrado de los fans del progresivo, y probablemente de los músicos mismos. La banda compuesta Lorenzo Esposito Fornasari en las voces y teclados, y Carmelo Pipitone en la guitarra, cuenta con la colaboración de dos músicos consolidados dentro del rock progresivo: Colin Edwin de Porcupine Tree en bajo y Pat Mastelotto de King Crimson en batería. “Soul Of An Octopus” es, sin duda alguna, un disco multifacético, que muestra la habilidad de músicos que no tienen nada que envidiar a atletas de la guitarra, el bajo o la batería. Sin embargo, este aspecto no es explotado por O.R.k., y no porque no puedan, sino porque su interés en muchos casos está en crear una obra donde la habilidad técnica se expresa en determinados momentos con una estética muy cuidadosa, transformando al disco en un deleite.

Todo comienza con “Too Numb”, la que posee un temple calmado y misterioso, con un fraseo casi propio del rap. Es una buena mezcla de habilidad técnica con una justa medida de efectos electrónicos, guitarras hábiles pero sutiles y toques rockeros mesurados, los que dan paso a “Collapsing Hopes”, que cuenta con una base country oscura y con un juego de voces muy a lo Alice In Chains. La estructura es variable, las melodías no permanecen mucho tiempo, porque el despliegue creativo se encarga de hacer avanzar la canción y, al escucharla, casi sin que nos demos cuenta nos lleva hasta el final.

“Searching For The Code” tiene un ritmo más moderno, y las bases de batería y bajo sumadas a los efectos electrónicos hacen de esta pieza un conjunto de rock alternativo con toques de jazz. Así, la canción avanza con un aire de letargo que llega a una melodía más hábil y rockera. Uno de los puntos más altos del disco se escucha en “Dirty Rain”, canción con un aire seductor y que tiene aires al progresivo que desarrolla Porcupine Tree en discos como “Deadwing” (2005). El bajo con delay de Colin Edwin crea una base enigmática, la que pasa rápidamente a una intensidad poderosa en el outro de la canción. “Scarlet Water” destaca en profundidad, y es aquí donde podemos escuchar un sonido más celestial, con instrumentos que albergan arreglos sutiles, pero demostrando una habilidad compositiva y ejecutiva muy bien cuidada.

Probablemente “Heaven Proof House” sea una de las apuestas más enigmáticas del disco. Comenzando con unos versos recitados, su sonido luce influencias de Leonard Cohen, llevando a la canción a un in crescendo que termina con un temple apocalíptico, y así pasar a “Just Another Bad Day”, donde el sonido juguetea con la voces y las guitarras hábiles, para seguir con el uso de sintetizadores de aire new wave. Y es en esta canción donde escuchamos al O.R.k. más estridente y técnico; el sonido es bipolar y tiene reminiscencias del King Crimson de “Discipline” (1981). Los momentos de clímax de la banda nunca son demasiado explosivos en este disco, tal como lo revela “Capture Or Reveal”, canción fresca y llena de emotividad, con arreglos corales que acompañan la voz de Lorenzo Esposito, siempre entrando de manera bien planeada. El disco termina con “Till The Sunrise Comes”, que comienza con guitarra acústica acompañada de arreglos de cuerdas, para pasar nuevamente a una atmósfera misteriosa.

“Soul Of An Octopus” tiene una fórmula interesante. Más que hábil técnicamente, son movimientos inteligentes de músicos que ya tienen mucho camino recorrido. Al modo del rock progresivo, no se llega a fórmulas tan pesadas, sino que el sonido decanta por un tacto estético. En términos compositivos es como la comida gourmet, donde el sonido es de una calidad espectacular, pero la música se saborea por momentos, dejando espacios para la calma, y donde las pausas e intensidades son precisas. En términos generales, este es un disco más pensado y menos impulsivo que su predecesor, “Inflamed Rides” (2015), sin embargo, esta mesura genera una síntesis profundamente creativa que se desarrolla a cabalidad en “Soul Of An Octopus”.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Discos

Gojira – “Fortitude”

Publicado

en

Fortitude

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde sus jóvenes inicios en 2001 con “Terra Incognita”, los franceses han trabajado en torno a tópicos como el extractivismo, la depredación humana o el peligro medioambiental inminente. Un discurso que, a diferencia de los diversos elementos sonoros que han quitado o agregado durante su carrera discográfica, parece inamovible. Así lo demuestra “Fortitude”, un trabajo que se enmarca en una época de crisis, donde encontrar un punto de equilibrio con el planeta toma un carácter urgente.

Partiendo por la carátula, que ilustra un guerrero amazónico portando una vistosa armadura, el concepto del séptimo disco de Gojira es claro, posicionando a los pueblos ancestrales como los principales y más importantes protectores de lo natural. Canciones como “The Chant”, inspirada en la resistencia tibetana a la ocupación china, o “Amazonia”, en denuncia de la alarmante deforestación de la selva, sostienen estos cuestionamientos, que se han hecho constantes y cada vez más sólidos con el paso del tiempo, colaborando recientemente con la organización Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) como una forma de pasar de la palabra a la acción.

Junto con el enfoque activista de sus líricas, los franceses desarrollan otras reflexiones, como la perspectiva de la muerte como un proceso más de la vida, el ocaso de la humanidad, la desobediencia civil o el encuentro con experiencias que conllevan a nuevos propósitos personales. En relación a este último planteamiento, hay otro elemento que se hace evidente en este séptimo trabajo. Hace ya algunos años que la técnica vocal de Joe Duplantier ha mutado de un acérrimo tono death metal hacia un registro abierto a más posibilidades. Un aspecto que, irónicamente, le ha costado varios cuestionamientos por parte de sus fanáticos, y que acá continúa evolucionando de forma paulatina al trabajo con voces limpias. Lejos de se ser una debilidad, más bien es el signo de una banda que apunta a componer canciones adaptables a presentaciones con amplias convocatorias.

En términos musicales, “Fortitude” ofrece un panorama variado y menos orientado a un sonido extremo permanente. Una decisión que, al igual que la evolución del vocalista, puede provocar opiniones divididas, pero que en ningún caso resta de matices sonoros al presente de la banda. Desde aquellos momentos donde se aprecian sus guiños característicos, en canciones como “Sphinx”, “Grind”, “Another World” o “Born For One Thing”, hasta pasajes que apelan tanto a los brasileños de Sepultura (“Amazonia”) como también a melodías étnicas, como el caso de “Hold On” o “Fortitude”. El resultado completo da cuenta de un álbum que explora a través de intensidades y mantiene la apuesta de definir un sello que sigue sumando elementos.

“Fortitude” manifiesta el ímpetu de Gojira por mantenerse firme en la senda de una evolución constante y que los distinga dentro del panorama extremo, pero que también vaya separando etapas en comparación con sus trabajos anteriores. Atípicos como suelen ser, este disco conserva la convicción que, para una banda de metal, sonar más fuerte no es el único camino por el cual avanzar, sin miedo a sonar diferentes y, más importante aún, sin miedo a tratar los temas que realmente les preocupan.


Artista: Gojira

Disco: Fortitude

Duración: 51:58

Año: 2021

Sello: Roadrunner


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Fortitude Fortitude
DiscosHace 4 días

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Itaca Itaca
DiscosHace 1 semana

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 2 semanas

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 3 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 3 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 4 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 4 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 1 mes

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Publicidad
Publicidad

Más vistas