Conéctate a nuestras redes
Hesitation Marks Hesitation Marks

Discos

Nine Inch Nails – “Hesitation Marks”

Publicado

en

Uno de los retornos más esperados vino acompañado del anuncio de un nuevo lanzamiento discográfico, el octavo en la carrera de una de las bandas que redefinieron el rock durante los noventa y crecieron hasta convertirse en una verdadera institución de la música contemporánea. Nine Inch Nails, el proyecto estrella del virtuoso Trent Reznor, regresaba después de cinco años de silencio, en los cuales su creador se dedicó a formar proyectos paralelos y a ganar globos de oro y premios Oscar. Nada mal, pero Reznor decidió que ya era tiempo de volver a dedicar tiempo a su banda más exitosa, y de paso demostrar que las garras siguen tan afiladas como antaño.

NINE INCH NAILS 01“Hesitation Marks” relata los episodios más oscuros de la adicción de Reznor a las drogas, la cual lo tuvo al borde del colapso durante la primera mitad de los ‘90, y alcanzó su peak durante una gira que compartieron con David Bowie, quien ya había pasado ese umbral en el pasado, y se transformó en el mentor de Reznor en su camino hacia la desintoxicación. Así cualquiera. Como sea, el ganador del Oscar por la banda sonora de “The Social Network” (2010), se basó en sus más dolorosas vivencias para impregnar de oscuridad y melancolía un disco que sorprende por su capacidad de enganchar en la primera escucha, a pesar de lo denso de su temática.

El disco comienza con el ruido de la intro “The Eater Of Dreams”, para dar paso a “Copy Of A”, el track ideal para empezar cualquier presentación de la banda, de aquí hasta que decidan parar de nuevo. La energía in crescendo que posee la canción es el impulso necesario para quedarse a escuchar el disco completo, que continua con el primer sencillo del álbum, “Came Back Haunted”, convirtiéndose en el segundo gran acierto de la placa, poniendo todos los elementos del grupo a favor de un corte poderosísimo, apto para cualquier emisora de radio, y disfrutable para el fanático más acérrimo de NIN. A diferencia de “la canción de la controversia” que repasaremos más adelante, “Came Back Haunted” se gana un espacio dentro del gran espectro de clásicos de los norteamericanos, gracias a un coro enérgico y la capacidad de condensar lo mejor del conjunto en un sencillo comercial y virtuoso por partes iguales. Para repetírselo una y otra vez.

NINE INCH NAILS 02“Find My Way” viene cargada de toda la vibra del sonido Reznor de los últimos años. Atticus Ross, colaborador del músico en sus trabajos más recientes, es uno de los productores del disco y su influencia se hace presente en la primera canción lenta de este, la cual se asemeja demasiado al sonido de las bandas sonoras que han compuesto juntos y al proyecto paralelo que fundaron en 2010, How To Destroy Angels, tanto así que pareciera que en cualquier momento se va asomar la voz de Mariqueen Maandig, esposa de Reznor y vocalista de HTDA. De a poco el disco vuelve a subir las revoluciones y a poner en primer plano los elementos esenciales de NIN. Ahí están “All Time Low” y “Disappointed””, las cuales rememoran a los sonidos de “The Slip” (2008) y “Year Zero” (2007), ahora pasados por un filtro mucho más oscuro, concordante con el norte que se impone “Hesitation Marks”, y que quiebra de manera rotunda en el siguiente track.

“Everything” es la vuelta de tuerca absoluta de este LP. Las críticas que causó cuando salió a la luz hace unas semanas fueron de lo más lapidarias, provocando en muchos la sensación de que Reznor había caído en las sucias garras de la industria comercial, despachándose un tema que ponía en vergüenza el nombre de Nine Inch Nails. Es cierto que “Everything” no es lo que uno esperaría de Reznor y compañía, y como canción se siente efectista y hasta melosa, pero dentro del conjunto que propone el disco, el tema se siente orgánico y fluye sin problemas como un haz de luz entre las sombras. Teniendo en el mismo registro un single tan perfecto como puede ser “Came Back Haunted”, “Everything” descoloca pero no empaña la propuesta con la que fueron pensadas las catorce canciones presentes en “Hesitation Marks”, es más, una vez que el disco es revisitado, “Everything” encaja sin problemas, pese al quiebre que significa su irrupción, y esa puede ser su cualidad más rescatable.

NINE INCH NAILS 03Las cosas se mantienen en un plano “amigable” durante la segunda mitad de la placa. “Satellite” va en la onda de temas como “God Given”, al igual que en “Various Methods Of Escape”, escapando hacia espacios más experimentales como en el tema “Running”, donde se vuelven más palpables las colaboraciones de Adrian Belew, quien abandonara la banda poco tiempo antes de su regreso a los escenarios, obligando a Robin Finck a encargarse de las seis cuerdas. El industrial, una de las marcas registradas de NIN, se deja caer en plenitud en los últimos minutos del disco, sobre todo en “In Two”, cuyo estridente final pone la última cuota de intensidad antes de bajar el telón con “While I’m Still Here”, una de las más electrónicas del conjunto, donde destacan los saxos al final de la canción, que conectan con la ruidosa “Black Noise”.

“Hesitation Marks” es un retorno sobresaliente. Ni cinco años de silencio pudieron truncar la evolución de NIN que, si bien ha conservado los mismos elementos de siempre, sigue avanzando en una escalada casi perfecta, pudiendo capturar las sensaciones más oscuras del ser humano para interpretarlas bajo un sonido que ya es marca registrada. Trent Reznor lo hizo de nuevo y, a juzgar por la energía que ha demostrado en la gira que está realizando la banda por estos días, Nine Inch Nails ha vuelto para quedarse, por lo menos, por un muy buen tiempo.


Hesitation MarksArtista: Nine Inch Nails

Disco: Hesitation Marks

Duración: 61:50

Año: 2013

Sello: Columbia / The Null Corporation


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Meshuggah – “Immutable”

Publicado

en

Immutable

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y la banda sueca regresa con “Immutable”, una obra que se enfrenta al paso del tiempo y a un catálogo que ya los tenía con ocho trabajos de estudio en el cuerpo. Sin embargo, eso no parece ser un impedimento para desarrollarse creativa e interpretativamente con el mismo ímpetu de siempre, centrándose en hacer andar su visión creativa y llevar adelante una maquina que destruye todo a su paso. El concepto es simple y se desarrolla sutilmente desde el sonido, con las letras como un adorno a lo que Meshuggah realmente prioriza en su precisa forma de tocar. Como no era de extrañar, es la sección rítmica donde el peso de un disco como este más se hace sentir.

Mediante una idea central de inmutabilidad –aludiendo al título, por supuesto–, es que la banda toma el volante para avanzar a través de una carretera de sonidos y formas que a veces se siente sin rumbo. ¿Es eso algo malo? Para nada, Meshuggah tiene una calidad de interpretación y composición a la que saben sacarle partido desde los primeros acordes de “Broken Cog”, la canción que abre el disco y que dirige la senda de un ejercicio que pareciera un constante loop. Guitarras estridentes, precisión matemática y una batería que marca el ritmo de cada canción son los elementos principales en que el conjunto va sustentando el peso de su sonido, la tenacidad de sus letras y la naturaleza avasalladora y destructora de sus composiciones. Bajo ese contexto, golpes como “The Abysmal Eye” y “Light The Shortening Fuse” no hacen más que acrecentar esa destrucción de frentón que impregna el disco.

No cabe duda de que la sección instrumental es la que finalmente le da el enfoque a “Immutable”, ya que son las visiones creativas del guitarrista Mårten Hagström, el bajista Dick Lövgren y, sobre todo, el baterista Tomas Haake, las que se encargan de establecer los parámetros por los que desfila este noveno larga duración, que también cuenta con la participación en algunos solos de Fredrik Thordendal, guitarrista de Meshuggah que regresa luego de una pausa. Esto permite que todo el aspecto instrumental logre separarse y destacar de la parte vocal a cargo de Jens Kidman y, aunque exista una coherencia que permite hacer convivir ambas veredas, a su vez logra que cobren una fuerza propia que se une por el bien mayor de la obra. Es eso lo que también permite que los interludios instrumentales con “They Move Below”, “Black Cathedral” o el cierre del disco con “Past Tense”, funcionen tan impecablemente para dosificar la agresividad impoluta y constante del álbum.

Aunque la inmutabilidad como concepto no es necesariamente el tema central, el hecho de que el apartado lírico se vincule con el concepto permite que la banda se desarrolle con bases propias y una completa libertad creativa dentro de su visión, haciendo que esa naturaleza ajena de cambios se aplique a su sonido e interpretación, siempre pendientes de lo que ocurra a su alrededor. Desde ahí también cobra sentido la portada con el hombre en llamas, representando la violencia y la lenta destrucción de la sociedad en ciertos aspectos, mientras que el cuchillo empuñado en su mano habla de que aún se recurre a la violencia como una forma de comunicación, así como una herramienta completamente válida en un contexto ya empapado por la misma violencia. Con todo eso a cuestas, “I Am That Thirst”, “The Faultless” y “Ligature Marks” muestran perfectamente eso: la banda manteniendo su mismo sello y naturaleza de siempre, expandiéndose creativamente para mostrar más de lo mismo, por muy contradictorio que aquello suene.

Podríamos decir que hace mucho rato Meshuggah inventó la rueda, en cierta forma, pero regañarle que se quede en lo mismo es simplemente negarse a enfrentar su propuesta. La calidad de interpretación y las posibilidades que se pueden desprender desde una configuración como la que entrega la banda, son los elementos que deben priorizarse cuando se analice la calidad y valor que pueda tener una obra a estas alturas del partido. Llegar al noveno álbum no es una tarea menor, algo que muchas agrupaciones dentro del metal no logran resistir, pero la manera en que Meshuggah se enfoca en hacer lo suyo y crear su propio nicho es lo que les permite mantenerse estables ante el paso del tiempo. Fueron seis años desde su último trabajo y el hype no fue un impedimento para apreciar lo que logran. Aunque “Immutable” esté lejos de ser su mejor álbum, sí es una buena muestra de que esta banda sabe lo que hace, y no dejará de hacerlo por miedo o incertidumbre a que su obra no sea comprendida.


ImmutableArtista: Meshuggah

Disco: Immutable

Duración: 66:43

Año: 2022

Sello: Atomic Fire


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Immutable Immutable
DiscosHace 3 días

Meshuggah – “Immutable”

Seis años pasaron desde “The Violent Sleep Of Reason” (2016) para que Meshuggah volviera a publicar un nuevo disco, y...

WE WE
DiscosHace 4 días

Arcade Fire – “WE”

Desde “The Suburbs” (2010), Arcade Fire no había sido capaz de despachar un disco de contenido más personal y emotivo...

Emotional Eternal Emotional Eternal
DiscosHace 1 semana

Melody’s Echo Chamber – “Emotional Eternal”

La década de existencia que lleva Melody’s Echo Chamber, el proyecto de la cantante y compositora francesa Melody Prochet, ha...

Alpha Games Alpha Games
DiscosHace 2 semanas

Bloc Party – “Alpha Games”

Después seis años de silencio discográfico, luego del tan duramente criticado “Hymns” (2016), Bloc Party vuelve con “Alpha Games”, un...

SHUNKA RYOUGEN SHUNKA RYOUGEN
DiscosHace 2 semanas

Haru Nemuri – “SHUNKA RYOUGEN”

Ya sea en festivales o listados de medios especializados, el nombre de Haru Nemuri ha resonado fuerte desde su irrupción...

A Light For Attracting Attention A Light For Attracting Attention
DiscosHace 3 semanas

The Smile – “A Light For Attracting Attention”

Todas las inquietudes musicales de Thom Yorke y Jonny Greenwood, incentivadas por el cerebro de Nigel Godrich, se vuelven a...

Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful
DiscosHace 3 semanas

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo...

Mr. Morale & The Big Steppers Mr. Morale & The Big Steppers
DiscosHace 4 semanas

Kendrick Lamar – “Mr. Morale & The Big Steppers”

Cinco años de espera tuvieron que pasar lentamente para que Kendrick Lamar entregara la obra que, de alguna u otra...

Dragon New Warm Mountain I Believe In You Dragon New Warm Mountain I Believe In You
DiscosHace 1 mes

Big Thief – “Dragon New Warm Mountain I Believe In You”

Con cuatro discos bajo el brazo y firmando un catálogo que en su estilo roza la perfección, es difícil no...

The Long Road North The Long Road North
DiscosHace 1 mes

Cult Of Luna – “The Long Road North”

El sonido avasallador de Cult Of Luna es un titán que los suecos llevan alimentando durante más de dos décadas,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas