Conéctate a nuestras redes

Discos

Nine Inch Nails – Hesitation Marks

Publicado

en

Uno de los retornos más esperados vino acompañado del anuncio de un nuevo lanzamiento discográfico, el octavo en la carrera de una de las bandas que redefinieron el rock durante los noventa y crecieron hasta convertirse en una verdadera institución de la música contemporánea. Nine Inch Nails, el proyecto estrella del virtuoso Trent Reznor, regresaba después de cinco años de silencio, en los cuales su creador se dedicó a formar proyectos paralelos y a ganar globos de oro y premios Oscar. Nada mal, pero Reznor decidió que ya era tiempo de volver a dedicar tiempo a su banda más exitosa, y de paso demostrar que las garras siguen tan afiladas como antaño.

NINE INCH NAILS 01“Hesitation Marks” relata los episodios más oscuros de la adicción de Reznor a las drogas, la cual lo tuvo al borde del colapso durante la primera mitad de los ‘90, y alcanzó su peak durante una gira que compartieron con David Bowie, quien ya había pasado ese umbral en el pasado, y se transformó en el mentor de Reznor en su camino hacia la desintoxicación. Así cualquiera. Como sea, el ganador del Oscar por la banda sonora de “The Social Network” (2010), se basó en sus más dolorosas vivencias para impregnar de oscuridad y melancolía un disco que sorprende por su capacidad de enganchar en la primera escucha, a pesar de lo denso de su temática.

El disco comienza con el ruido de la intro “The Eater Of Dreams”, para dar paso a “Copy Of A”, el track ideal para empezar cualquier presentación de la banda, de aquí hasta que decidan parar de nuevo. La energía in crescendo que posee la canción es el impulso necesario para quedarse a escuchar el disco completo, que continua con el primer sencillo del álbum, “Came Back Haunted”, convirtiéndose en el segundo gran acierto de la placa, poniendo todos los elementos del grupo a favor de un corte poderosísimo, apto para cualquier emisora de radio, y disfrutable para el fanático más acérrimo de NIN. A diferencia de “la canción de la controversia” que repasaremos más adelante, “Came Back Haunted” se gana un espacio dentro del gran espectro de clásicos de los norteamericanos, gracias a un coro enérgico y la capacidad de condensar lo mejor del conjunto en un sencillo comercial y virtuoso por partes iguales. Para repetírselo una y otra vez.

NINE INCH NAILS 02“Find My Way” viene cargada de toda la vibra del sonido Reznor de los últimos años. Atticus Ross, colaborador del músico en sus trabajos más recientes, es uno de los productores del disco y su influencia se hace presente en la primera canción lenta de este, la cual se asemeja demasiado al sonido de las bandas sonoras que han compuesto juntos y al proyecto paralelo que fundaron en 2010, How To Destroy Angels, tanto así que pareciera que en cualquier momento se va asomar la voz de Mariqueen Maandig, esposa de Reznor y vocalista de HTDA. De a poco el disco vuelve a subir las revoluciones y a poner en primer plano los elementos esenciales de NIN. Ahí están “All Time Low” y “Disappointed””, las cuales rememoran a los sonidos de “The Slip” (2008) y “Year Zero” (2007), ahora pasados por un filtro mucho más oscuro, concordante con el norte que se impone “Hesitation Marks”, y que quiebra de manera rotunda en el siguiente track.

“Everything” es la vuelta de tuerca absoluta de este LP. Las críticas que causó cuando salió a la luz hace unas semanas fueron de lo más lapidarias, provocando en muchos la sensación de que Reznor había caído en las sucias garras de la industria comercial, despachándose un tema que ponía en vergüenza el nombre de Nine Inch Nails. Es cierto que “Everything” no es lo que uno esperaría de Reznor y compañía, y como canción se siente efectista y hasta melosa, pero dentro del conjunto que propone el disco, el tema se siente orgánico y fluye sin problemas como un haz de luz entre las sombras. Teniendo en el mismo registro un single tan perfecto como puede ser “Came Back Haunted”, “Everything” descoloca pero no empaña la propuesta con la que fueron pensadas las catorce canciones presentes en “Hesitation Marks”, es más, una vez que el disco es revisitado, “Everything” encaja sin problemas, pese al quiebre que significa su irrupción, y esa puede ser su cualidad más rescatable.

NINE INCH NAILS 03Las cosas se mantienen en un plano “amigable” durante la segunda mitad de la placa. “Satellite” va en la onda de temas como “God Given”, al igual que en “Various Methods Of Escape”, escapando hacia espacios más experimentales como en el tema “Running”, donde se vuelven más palpables las colaboraciones de Adrian Belew, quien abandonara la banda poco tiempo antes de su regreso a los escenarios, obligando a Robin Finck a encargarse de las seis cuerdas. El industrial, una de las marcas registradas de NIN, se deja caer en plenitud en los últimos minutos del disco, sobre todo en “In Two”, cuyo estridente final pone la última cuota de intensidad antes de bajar el telón con “While I’m Still Here”, una de las más electrónicas del conjunto, donde destacan los saxos al final de la canción, que conectan con la ruidosa “Black Noise”.

“Hesitation Marks” es un retorno sobresaliente. Ni cinco años de silencio pudieron truncar la evolución de NIN que, si bien ha conservado los mismos elementos de siempre, sigue avanzando en una escalada casi perfecta, pudiendo capturar las sensaciones más oscuras del ser humano para interpretarlas bajo un sonido que ya es marca registrada. Trent Reznor lo hizo de nuevo, y a juzgar por la energía que ha demostrado en la gira que está realizando la banda por estos días, Nine Inch Nails ha vuelto para quedarse, por lo menos, por un muy buen tiempo.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Publicado

en

Any Human Friend

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse, quererse, transparentar lo que se es frente al espejo. La auto aceptación implica abrazar lo propio con autenticidad y ser honesto consigo mismo y con los demás, invitando a decir lo que se piensa sin tapujos y a no dejarse llevar por códigos sociales restrictivos ni preocuparse por el qué dirán. Esto es exactamente lo que hace Marika Hackman, cantante y multiinstrumentista británica, en su tercer larga duración “Any Human Friend”, una entrega marcada tanto por el cambio de sonido, como por el toque gráfico y sincero en la lírica respecto a su intimidad y mundo interior.

El inicio está marcado por “Wanderlust”, un tema acústico que engaña a quien lo oye por vez primera, pues lleva a pensar que Hackman vuelve a sus raíces con una línea más unplugged. Es menester recordar que la hija de Sub Pop Records emprendió vuelo bajo el alero de sonidos de cuerda inundados de melancolía, tanto en su debut “We Slept At Last” (2015) como en su primer EP, “That Iron Taste” (2013), por ello, el opening de esta saturada pieza puede entenderse como un regreso a dicha corriente sonora. Pero no. Es solamente una exquisita trampa, pues el sintetizador comienza a agarrar fuerza para dar paso a “The One”, el popero, memorable y bailable segundo sencillo de este compilado. Consolidándose como un punto fuerte de este álbum, su ritmo encabezado por guitarras y su lírica relacionada al creciente e insoportable ego de una estrella de rock arruinada por sus populares pero desdichadas composiciones, hacen de este un tema digno de cantar a todo pulmón (y a coro).

A lo largo del disco, la artista juega con canciones que se contraponen, pero que se funden de forma perfecta. Una fórmula que se hace evidente en los más de 41 minutos es pasar de creaciones más pausadas, reposadas y sentimentales, a otras colmadas de energía, agilidad, vigor y honestidad. Cambios radicales, pero intrigantes y encantadores, son pilar fundamental y principal razón de que el tercer LP de Hackman sea tan cautivante. Es cosa de entregarse sin problemas a la explícita y seductora “All Night”, transitar posteriormente por una ágil y seca melodía en “Blow”, para luego ceder al frenesí y desborde del crudo primer single “I’m Not Where You Are”, y finalmente perderse en la apacible “Send My Love”.

A medida que el LP avanza, se aprecia lo favorable que fue para la británica seguir por la senda que comenzó a trazar con “Boyfriend” hace un par de años, donde se propuso no limitarse ni censurarse en la composición. En una industria dominada por el hombre, con letras de amor, lujuria o desenfreno emanadas y creadas desde un lugar y punto de vista masculino, Marika rompe barreras y abulta el archivo de líricas LGBTQ añadiendo el punto de vista de una mujer queer en el plano emocional y sexual. Sin dejar espacio para la imaginación, la cantante explicita y hace una oda al autoplacer femenino en “Hand Solo”, detallando maniobras, efectos y pensamientos que danzan en torno al mismo y, a su vez, sacándole la lengua a todos ellos que creen que es un tabú del cual no debería hablarse.

La sinceridad nunca se había escuchado tan fuerte y tan despojada de vergüenzas, y en su tercer álbum, Marika Hackman da cátedra de una reveladora metamorfosis. Empoderada de un sonido fuerte, pero frágil a la vez, la artista se desenvuelve más segura que nunca, a pesar de que lo mezcla con la épica tarea de desnudarse física y emocionalmente ante el universo. Más humana que nunca, la artista prueba que el exponer aspectos que el mundo heteronormativo y patriarcal considera a menudo como debilidades, tales como el no querer una relación normal, el autosatisfacerse sexualmente o el reconocer y hablar de la fragilidad mental, solamente la hacen más fuerte, pues tiene el arma más potente de todas: el autoconocimiento.


Artista: Marika Hackman

Disco: Any Human Friend

Duración: 41:01

Año: 2019

Sello: Sub Pop Records


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 5 días

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 6 días

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 2 semanas

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 2 semanas

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 2 semanas

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 3 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 3 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 3 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 4 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Guy Walks Into A Bar Guy Walks Into A Bar
DiscosHace 4 semanas

Mini Mansions – “Guy Walks Into A Bar…”

Mini Mansions, la banda formada por Michael Shuman, bajista de Queens Of The Stone Age, Zach Dawes, bajista de The...

Publicidad
Publicidad

Más vistas