Conéctate a nuestras redes
Ghosts VI: Locusts Ghosts VI: Locusts

Discos

Nine Inch Nails – “Ghosts VI: Locusts”

Publicado

en

Casi como la secuela de una película, Nine Inch Nails separa sus dos nuevos álbumes en obras con contexto diferente, pero que saben combinar ciertos elementos que se mantendrán presentes durante ambos LP. Principalmente, adoptar la idea del cliffhanger que deja “Ghosts V: Together” es lo que se desarrolla como premisa general en “Ghosts VI: Locusts”, obra mucho menos cálida y contrastada que el disco anterior, que se adentra en un sentido permanente de persecución, permitiendo que el relato cobre un papel muy importante al interpelar y desafiar al auditor a imaginarse su propia historia, ya que, tal como en un libro y sus palabras, la necesidad de imaginar y darle vida a las melodías que expresa NIN es un eje fundamental de la trascendencia que encuentra “Ghosts VI: Locusts”. Ya sea como segunda parte o continuación, esta obra es un cuerpo por sí solo, tal como dijo Trent Reznor al referirse a las canciones de los dos discos: “Algunas de ellas algo felices, otras no tanto”.

La sola idea de tomar una obra como esta y comprender cómo encaja dentro del viaje discográfico de la banda es un ejercicio arriesgado, pero con “Ghosts VI: Locusts” es muy importante diseccionar el disco en sus partes cruciales para comprender sus pilares fundamentales. Si esta pandemia tuviera que musicalizarse, no queda duda de que Trent Reznor y Atticus Ross son los agentes ideales para dicha tarea, y si en “Ghosts V: Together” pensamos que de una u otra forma todo podía estar bien, “Ghosts VI: Locusts” es esa parte en que se piensa no en lo contrario, sino que sólo en asumir que la realidad que afrontamos –y afrontaremos– nunca más será la misma. Casi como la comparativa entre las versiones de “Raining Blood” de Slayer y Tori Amos, si la primera representa la destrucción y masacre en un apocalipsis, la segunda viene cuando el humo se ha despejado y la calma después de la tormenta muestra el desolador y abatido panorama.

Esa idea de contrastes en un contexto de destrucción es lo que va narrando el disco desde su partida con “The Cursed Clock”, canción que se desarrolla con una inquietante y a ratos molesta melodía, la que marca el paso del tiempo de una manera extenuante y apresurada, algo así como esa escapatoria del escenario complicado que nos dejó el final del álbum anterior. En cambio, “The Worriment Waltz” asume una desolación propia de este contexto post traumático, donde la pérdida de esperanza es una realidad, la que se ve alterada por el distante sonido de unas trompetas que, entre un torrencial viento que marca la identidad de esta canción, da la posibilidad de que comiencen a despertar los primeros atisbos de participación en el auditor. Al llegar a “Run Like Hell”, lleva el escenario pandémico a otro nivel, incorporando las primeras baterías como tal y permitiendo que la canción posea una estructura más ligada al trabajo convencional de Nine Inch Nails, pero de una manera mucho más orgánica, no tan digital como se siente en los beats programados que acostumbran a aparecer en varios de sus álbumes.

El contexto se ve roto por “When It Happens (Don’t Mind Me)”, donde las campanas se toman una canción que termina por establecer esa idea de que el disco relata muy subliminalmente situaciones que podrían parecer ficticias, pero que mucho tienen de real en la actualidad. “Another Crashed Car” reafirma ese contexto apocalíptico que el auditor podría imaginar en la urgente y acelerada carrera por la que Reznor y Ross llevan el álbum. A pesar de su casi nula instrumentación, este track en particular permite tomar esa pausa que aclara la mente y hace unir los cabos sueltos, yendo por el camino correcto, que puede no ser el mismo para todos, pero que a final de cuentas será el que cada uno elija para su propia versión del disco. “Your New Normal”, en cambio, pareciera revertir ese escenario sólo para que todo vuelva al mismo punto en la parte final, donde, desde “Turn This Off Please” hasta “Almost Dawn” la suerte está echada y todas las cosas parecen llegar a su final, siempre y cuando quien escucha esto así lo quiera.

A medida que este disco se va revelando –lo que se logra con varias escuchas– va cobrando más sentido en la subjetividad un relato que podría significar escenarios completamente distintos para el receptor, pero siempre con un mensaje cuyo emisor envía en una dirección clara y concisa. Esta obra se hace entre todos, y esa necesidad de conexión que nace en estos tiempos de encierro adopta una importancia vital cuando el auditor no sólo es parte del disco como un consumidor, sino que también como compositor de su propia historia.

El arte es subjetivo, suelen decir mucho por ahí, pero lo que Trent Reznor y Atticus Ross pretenden con esta obra, sobre todo en un contexto como el que vivimos por estos días, hace que podamos sentir lo mismo que los autores cuando nos enfrentamos a ella, y esto no es únicamente desde la otra vereda, sino que también desde la forma en que nos afecta y nos hace comprenderla, generando todo un proceso de descubrimiento y análisis que compromete la mera experiencia de escuchar un álbum mucho más allá. Volviendo a citar a Reznor, “Ghosts V: Together” es para cuando parece que todo puede estar bien, y Ghosts: VI: Locusts… Bueno, lo descubrirás”. Ahora lo estamos descubriendo, ahora lo estamos entendiendo y, sobre todo, ahora lo estamos viviendo.


Artista: Nine Inch Nails

Disco: Ghosts VI: Locusts

Duración: 83:11

Año: 2020

Sello: The Null Corporation


Leer “Ghosts V: Together”

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Publicado

en

Endless Twilight Of Codependent Love

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales. Bajo ese contexto, la agrupación de post rock Sólstafir, aprovechando este momento de pandemia que ha impactado muy poco en aquella isla del extremo norte, estuvo trabajando en lo que sería su séptimo opus. “Endless Twilight Of Codependent Love” se publicó el 6 de noviembre, pero el sello sorprendió a los fanáticos de la banda subiendo el álbum a sus redes sociales dos días antes para que pudiéramos tener las primeras impresiones de la versión 2020 de una de las agrupaciones con mayor factura en la escena rockera-metalera de Islandia, siendo este larga duración una representación fidedigna de ello.

“Endless Twilight Of Codependent Love” contiene nueve pistas, las que van alternando entre progressive rock, post metal e incluso el metal extremo, con un sonido grave saturado en el bajo de Svavar Austmann y la distorsión en las guitarras de Sæþór M. Sæþórsson, quienes sirven de soporte instrumental para la exploración de pasajes sónicos. En conjunto con los golpes de batería de Hallgrímur J. Hallgrímsson, que va latiendo lentamente para generar una atmósfera de pesadez y tristeza, la voz de Aðalbjörn Tryggvason compone la parte emotiva con su cántico meloso, pero desgarrador, en los momentos claves de cada canción expresada en su idioma natal. Así, si uno aún no ha tenido la oportunidad de escuchar los trabajos anteriores del cuarteto islandés, en “Endless Twilight Of Codependent Love” imprime un estilo único, que abarca varias influencias de bandas setenteras, como también de otros géneros musicales, y los vierte en una hora de aflicción musical.

Desde el primer tema, “Akkeri”, se entrevé que el cuarteto abarca influencia tanto del metal negro como también del estilo progresivo, donde se incluyen sonidos de cowbell para terminar la canción que sobrepasa los diez minutos. De allí, temas como “Drýsill” y “Her Fall From Grace” dejan una estela de tristeza, con una lentitud y líneas melódicas que pretenden sumergir al oyente en su mundo melancólico. Y, mientras que en “Dionysus” hay reminiscencias de aquel black metal noventero con el que empezó su carrera musical, en “Alda Syndanna” las guitarras van tomando protagonismo al llevar la canción por diversos parajes, tal como la geografía de aquella mítica isla europea. “Or”, por otro lado, posee una vibra blues que explota a mitad de la canción con la emocionalidad posible. Por último, “Úlfur” cierra el álbum con un ritmo pausado, pero con una cinemática donde son los instrumentos los que terminan apropiándose de la naturaleza del tema y cerrándolo como cuando el crepúsculo finaliza el día.

Al ser uno de los actos más sobresalientes de la esfera musical islandesa, y con seis discos a su haber, Sólstafir ha querido mantenerse fiel a su estilo melancólico, que se refleja tanto en los ambientes musicales como también en sus letras. Y en esta obra el cuarteto islandés cuenta diversas historias, con temáticas como la pérdida de seres queridos (“Her Fall From Grace”), el demonio de la depresión (“Drýsill”), el abuso por parte de algún malhechor y su venganza (“Rökkur”), el suicidio (“Til Moldar”) y el morir solitariamente (“Úlfur”). Así, el concepto detrás del disco va en concordancia con la caída de la dependencia emocional; el dejar de estar atado a aquella persona o entidad que no permite vivir dignamente. Por lo que “Endless Twilight Of Codependent Love” va elaborando un compendio de historias con un factor en común con una música melancólica e ingeniosa, como sólo ellos pueden crear.

Sintetizando, Sólstafir han vuelto en gloria y majestad con “Endless Twilight Of Codependent Love”, con un post rock que se escucha como un cielo nublado, a punto de llover, a medida que las canciones van desfilando ante los oídos, pero que se hace completamente necesario para explorar la fisionomía de una de las agrupaciones con resonancia en la actualidad musical. El signo indeleble de lo que es capaz de inspirar los paisajes de la isla del norte y sus particulares características, que no permiten que haya un crepúsculo para esta banda.


Artista: Sólstafir

Disco: Endless Twilight Of Codependent Love

Duración: 63:00

Año: 2020

Sello: Season Of Mist


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 días

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 3 días

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 3 días

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 1 semana

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Lament Lament
DiscosHace 1 semana

Touché Amoré – “Lament”

Después de su emocionalmente devastador cuarto larga duración, “Stage Four” (2016), Touché Amoré vuelve a remover fibras profundas con “Lament”,...

MMXX MMXX
DiscosHace 1 semana

Cómo Asesinar A Felipes – “MMXX”

A estas alturas, es un hecho que Cómo Asesinar A Felipes va más allá de la idea tradicional de banda....

Fake It Flowers Fake It Flowers
DiscosHace 2 semanas

Beabadoobee –”Fake It Flowers”

Cada vez es más aparente el estado cíclico de la música. Las generaciones nuevas ven como novedoso cosas que las...

10 Songs 10 Songs
DiscosHace 2 semanas

Travis – “10 Songs”

En sus casi 30 años de trayectoria, Travis acumula una serie de buenas –y lindas– canciones, que han servido para...

Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic
DiscosHace 3 semanas

The Ocean – “Phanerozoic II: Mesozoic | Cenozoic”

La vida después de “la gran muerte”, como históricamente se le ha llamado a la más grande extinción masiva de...

Róisín Machine Róisín Machine
DiscosHace 3 semanas

Róisín Murphy – “Róisín Machine”

Ya sea como parte del extinto dúo musical Moloko, o bien en su carrera como solista, Róisín Murphy ha destacado...

Publicidad
Publicidad

Más vistas