Conéctate a nuestras redes
Ghosts VI: Locusts Ghosts VI: Locusts

Discos

Nine Inch Nails – “Ghosts VI: Locusts”

Publicado

en

Casi como la secuela de una película, Nine Inch Nails separa sus dos nuevos álbumes en obras con contexto diferente, pero que saben combinar ciertos elementos que se mantendrán presentes durante ambos LP. Principalmente, adoptar la idea del cliffhanger que deja “Ghosts V: Together” es lo que se desarrolla como premisa general en “Ghosts VI: Locusts”, obra mucho menos cálida y contrastada que el disco anterior, que se adentra en un sentido permanente de persecución, permitiendo que el relato cobre un papel muy importante al interpelar y desafiar al auditor a imaginarse su propia historia, ya que, tal como en un libro y sus palabras, la necesidad de imaginar y darle vida a las melodías que expresa NIN es un eje fundamental de la trascendencia que encuentra “Ghosts VI: Locusts”. Ya sea como segunda parte o continuación, esta obra es un cuerpo por sí solo, tal como dijo Trent Reznor al referirse a las canciones de los dos discos: “Algunas de ellas algo felices, otras no tanto”.

La sola idea de tomar una obra como esta y comprender cómo encaja dentro del viaje discográfico de la banda es un ejercicio arriesgado, pero con “Ghosts VI: Locusts” es muy importante diseccionar el disco en sus partes cruciales para comprender sus pilares fundamentales. Si esta pandemia tuviera que musicalizarse, no queda duda de que Trent Reznor y Atticus Ross son los agentes ideales para dicha tarea, y si en “Ghosts V: Together” pensamos que de una u otra forma todo podía estar bien, “Ghosts VI: Locusts” es esa parte en que se piensa no en lo contrario, sino que sólo en asumir que la realidad que afrontamos –y afrontaremos– nunca más será la misma. Casi como la comparativa entre las versiones de “Raining Blood” de Slayer y Tori Amos, si la primera representa la destrucción y masacre en un apocalipsis, la segunda viene cuando el humo se ha despejado y la calma después de la tormenta muestra el desolador y abatido panorama.

Esa idea de contrastes en un contexto de destrucción es lo que va narrando el disco desde su partida con “The Cursed Clock”, canción que se desarrolla con una inquietante y a ratos molesta melodía, la que marca el paso del tiempo de una manera extenuante y apresurada, algo así como esa escapatoria del escenario complicado que nos dejó el final del álbum anterior. En cambio, “The Worriment Waltz” asume una desolación propia de este contexto post traumático, donde la pérdida de esperanza es una realidad, la que se ve alterada por el distante sonido de unas trompetas que, entre un torrencial viento que marca la identidad de esta canción, da la posibilidad de que comiencen a despertar los primeros atisbos de participación en el auditor. Al llegar a “Run Like Hell”, lleva el escenario pandémico a otro nivel, incorporando las primeras baterías como tal y permitiendo que la canción posea una estructura más ligada al trabajo convencional de Nine Inch Nails, pero de una manera mucho más orgánica, no tan digital como se siente en los beats programados que acostumbran a aparecer en varios de sus álbumes.

El contexto se ve roto por “When It Happens (Don’t Mind Me)”, donde las campanas se toman una canción que termina por establecer esa idea de que el disco relata muy subliminalmente situaciones que podrían parecer ficticias, pero que mucho tienen de real en la actualidad. “Another Crashed Car” reafirma ese contexto apocalíptico que el auditor podría imaginar en la urgente y acelerada carrera por la que Reznor y Ross llevan el álbum. A pesar de su casi nula instrumentación, este track en particular permite tomar esa pausa que aclara la mente y hace unir los cabos sueltos, yendo por el camino correcto, que puede no ser el mismo para todos, pero que a final de cuentas será el que cada uno elija para su propia versión del disco. “Your New Normal”, en cambio, pareciera revertir ese escenario sólo para que todo vuelva al mismo punto en la parte final, donde, desde “Turn This Off Please” hasta “Almost Dawn” la suerte está echada y todas las cosas parecen llegar a su final, siempre y cuando quien escucha esto así lo quiera.

A medida que este disco se va revelando –lo que se logra con varias escuchas– va cobrando más sentido en la subjetividad un relato que podría significar escenarios completamente distintos para el receptor, pero siempre con un mensaje cuyo emisor envía en una dirección clara y concisa. Esta obra se hace entre todos, y esa necesidad de conexión que nace en estos tiempos de encierro adopta una importancia vital cuando el auditor no sólo es parte del disco como un consumidor, sino que también como compositor de su propia historia.

El arte es subjetivo, suelen decir mucho por ahí, pero lo que Trent Reznor y Atticus Ross pretenden con esta obra, sobre todo en un contexto como el que vivimos por estos días, hace que podamos sentir lo mismo que los autores cuando nos enfrentamos a ella, y esto no es únicamente desde la otra vereda, sino que también desde la forma en que nos afecta y nos hace comprenderla, generando todo un proceso de descubrimiento y análisis que compromete la mera experiencia de escuchar un álbum mucho más allá. Volviendo a citar a Reznor, “Ghosts V: Together” es para cuando parece que todo puede estar bien, y Ghosts: VI: Locusts… Bueno, lo descubrirás”. Ahora lo estamos descubriendo, ahora lo estamos entendiendo y, sobre todo, ahora lo estamos viviendo.


Artista: Nine Inch Nails

Disco: Ghosts VI: Locusts

Duración: 83:11

Año: 2020

Sello: The Null Corporation


Leer “Ghosts V: Together”

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

Publicado

en

Making A Door Less Open

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el auto de Will Toledo, a convertirse en uno de los proyectos emblemas de la escena indie contemporánea. En su cuarto álbum bajo el sello Matador, “Making A Door Less Open”, la banda mira hacia el futuro, enfocándose en un nuevo sonido que incomodará a más de un fanático. Han pasado dos años desde el último lanzamiento de Toledo y compañía, una reedición de “Twin Fantasy” (2018), y un adelanto de lo que se vendría: dejar atrás los elementos lo-fi para ofrecer un rock característico de una banda consagrada.

“Weighlifters”, introduce los nuevos sonidos que formarán parte del disco, pero sin dejar atrás la intimidad. Una bien pensada apertura que conecta los sonidos conocidos con la experimentación se encarga de dividir el protagonismo, permitiendo que las guitarras de Ethan Ives y la percusión de Andrew Katz tengan su momento para brillar. Temáticamente, es una introspectiva mirada al paso del tiempo y sus efectos en la formación del individuo. Múltiples sencillos se lanzaron para apaciguar la espera del disco, siendo “Can’t Cool Me Down” la encargada de dar la primera impresión, un corte indie pop que detalla la batalla con la ansiedad. Con una relajada percusión, el clásico tono de Toledo logra brillar y expresar los sentimientos de angustia, a los que se suma una gama de sintetizadores que crean una lustrosa instrumentación.

Sencillos como “Martin” y “There Must Be More Than Blood” son algunos de los puntos más altos del disco. En el primero, los elementos electrónicos presentes en “Making A Door Less Open” se relajan y dan espacio a uno de los momentos más dulces, donde las melodías van avanzando junto a la voz de Toledo, en una exitosa mixtura de la intimidad característica y los sonidos electrónicos. El segundo es un clásico de la banda, el tema más largo del LP y que no presenta sutilezas en su intento de contrastar los sonidos, pero que les permite brillar por separado con un loop electrónico que acompaña toda la canción, aunque sin opacar las cuerdas ni la percusión.

No todos los cortes logran una combinación libre de fallas. “Hollywood” es ambas partes, crítica y superficial, motivada por el disgusto cliché hacia la industria del entretenimiento; un ida y vuelta entre Toledo y Katz con una disonante interpretación vocal ante un instrumental con menos potencia que sus voces. “Deadlines (Hostile)” y “Deadlines (Thoughtful)” presentan distintas versiones del original vinilo, la primera una versión más pulida en su mezcla, pero alejada de los sintetizadores, mientras que la segunda golpea con elementos electrónicos y dance de frente, siendo una fuerte discrepancia del track anterior, incluyendo un drop que la acerca al EDM.

Sin embargo, quien haya escuchado detenidamente la carrera de Toledo verá este cambio como una evolución orgánica. Para este disco, el cantante se presenta bajo una nueva persona, Trait, en referencia a su proyecto “1 Trait Danger”. Este disco es fruto de la colaboración con Katz, y el punto de vista del baterista se hace escuchar con más fuerza. Y es que Toledo se ha llevado la atención de amplia manera, por lo que Trait funciona para alejar los focos de su persona, no obstante, arriesga ver su punto de vista desplazado. A diferencia de los proyectos que le cobraron su aclamación, el disco no posee un concepto narrativo que lo guíe, aunque los temas conviven en una narración sonora que apunta hacia el futuro de la banda. Pese a los tropiezos, la autenticidad no se ha perdido. “What’s With You Lately?” es una pequeña pieza a cargo de Ives, el único momento acústico del disco, funcionando como un descanso de la electrónica y dando paso a “Life Worth Missing”, otra mixtura exitosa de los elementos característicos del proyecto, con sintetizadores que le agregan espacialidad a la melodía y potencian el trabajo del resto de la banda.

Es difícil predecir el siguiente sonido de Car Seat Headrest, sobre todo cuando la intención de “Making A Door Less Open” pareciera buscar el siguiente paso. Es claro que sus ideas los han convertido en un sonido fundamental de la escena actual y su autenticidad esta lejos de desaparecer, pero la búsqueda por no quedarse atrapados en su propia nostalgia se hace presente. Lo cierto es que, independiente de los altos y bajos, sus miembros parecen estar divirtiéndose más que nunca con esta exploración.


Artista: Car Seat Headrest

Disco: Making A Door Less Open

Duración: 47:28

Año: 2020

Sello: Matador


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 3 días

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 4 días

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 4 días

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 1 semana

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 1 semana

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 2 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 2 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Earth Earth
DiscosHace 2 semanas

EOB – “Earth”

Bajo perfil, escudero de Radiohead y uno de sus pilares creativos, Ed O’Brien asoma con su esperado lanzamiento en solitario...

Guardians Guardians
DiscosHace 3 semanas

August Burns Red – “Guardians”

La consistencia en una banda se relaciona con la habilidad para desarrollar una identidad que evite que cada trabajo discográfico...

Sawayama Sawayama
DiscosHace 3 semanas

Rina Sawayama – “SAWAYAMA”

En un viaje al pasado y con miras hacia el futuro, “SAWAYAMA”, el esperado LP debut de Rina Sawayama, es...

Publicidad
Publicidad

Más vistas