Conéctate a nuestras redes
Cenizas Cenizas

Discos

Nicolas Jaar – “Cenizas”

Publicado

en

En la década de los 70, el arte sonoro fue definido por el investigador y cultor de la radio Klaus Schöning como “la organización temporal y espacio-temporal de los objetos sonoros con una intencionalidad artística”, pero con la electrónica a mucha gente se le pierden los objetos, y esa organización se queda en conservadoras habilidades perceptivas, todo con el ulterior semblante del juicio apresurado de quienes polarizan las discusiones del arte musical.

Es precisamente la línea entre lo sonoro y lo musical la que Nicolas Jaar ha estado trabajando con ahínco en cada proyecto en el que se dispone. Sea desde la pista de baile o desde la experimentación, pasando por lo cinemático o lo ligado a otras artes, el cruce de disciplinas y de intenciones está ahí, jamás olvidando a los objetos, pero tampoco cayendo en complacencias vacías de sentido.

Si a comienzos de febrero, el chileno-estadounidense había lanzado su segundo LP con el seudónimo Against All Logic, “2017-2019”, extendiendo los dominios de su capacidad haciendo música electrónica de club, a fines de marzo vino otra cara, una que, en vez de pensar en movimientos, hace observar los espacios que se advierten en medio de los recovecos sonoros que consigue Jaar. En “Cenizas”, su tercer álbum de estudio oficial como solista, el desafío no es respecto a los mensajes o lo que queda como eco –como pasaba en “Sirens” de 2016–, sino que el descubrimiento viene en las raíces más profundas de esa definición de arte sonoro hecha por Schöning.

En “Menysid” la pregunta, más allá de los beats y la construcción de compases, viene desde qué objetos son los que suenan, hasta por qué suenan así, buscando en medio de cada capa que aparece una organización que parece invisible, pero que existe, que al final es la intención del autor. O en “Sunder”, al ir escuchando, se empiezan a buscar los arroyos –sea de agua digital o agua palpable– para ir fluyendo, así como en “Hello, Chain”, más allá de las voces solemnes y corales, son los ecos y las posibles paredes, cámaras o techos altos que pudieron haber sido utilizados o que se replican con maestría.

Más evidente es la referencia en “Gocce”, que, tal como dice el título en italiano, refiere al sonido de las gotas que dominan el track, aunque sin duda que son las voces el elemento que termina siendo la columna vertebral de un trabajo que se mueve libre de esqueletos tradicionales, escondiéndolos de lo evidente. Un ejemplo de estos escondrijos es que sólo dos canciones sean dominadas estructuralmente desde las percusiones, como pasa en “Mud” y “Faith Made Of Silk”, y terminan siendo un punto de aterrizaje para el resto de los sonidos, que a ratos parecieran flotar con dirección clara, pero de corporalidad onírica.

Nicolas Jaar alguna vez dijo que, en vez de intentar congeniar los sonidos que son de su interés, lo que importaba era usarlos sin preocuparse de congeniar nada. Así se ha dado espacio para generar álbumes únicos, sin descuidar su esencia provocadora, pero también no abandonando la idea de que, sea cuales sean los objetos que utiliza para armar sus canciones, lo importante es no perder la intencionalidad artística. “Cenizas” es más que un álbum musical, es arte sonoro en una expresión rica y necesaria de descubrir paso a paso, escucha tras escucha, y allí puede tener una evidente dificultad para muchos oyentes que en esta época de fugacidad tal vez no tienen el tiempo de releer sonido, pero que, si se llega a hacer, lo que se encuentra es precisamente a un artista sin miedo de serlo, sin temor de sus intereses, de compartirlos y de plantearse conceptualmente desde múltiples locus para configurar las organizaciones que cada proyecto necesita.


Artista: Nicolas Jaar

Disco: Cenizas

Duración: 53:47

Año: 2019

Sello: Other People


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Elder – “Omens”

Publicado

en

Omens

Etimológicamente hablando, el concepto omen se asocia a la idea de presagio o visión. Es en torno a ese constructo que gira la propuesta estética de “Omens”, el quinto larga duración de Elder. Los oriundos de Boston siguen la senda de su anterior álbum, “Reflections Of A Floating World” (2017), trabajo que les otorgó mayor visibilidad en el circuito mundial del metal. Esta agrupación, que cultiva una particular forma de entender el stoner metal alejándose de una visión más cercana al doom como es de costumbre, vuelve a establecer una alianza con el rock progresivo, reforzando en esta entrega su vínculo con una psicodelia de tintes espaciales.

Este ideario místico y profético lo inaugura la sutil introducción de sintetizadores de “Omens”, la cual evoluciona hacia lisérgicos pasajes amenizados por variados solos de guitarra, los que, a su vez, conducen a intrincados senderos de cambios rítmicos. Mucho más stoner que su predecesora, “In Procession” nos arroja a una ceremoniosa travesía por los confines de un universo sonoro psicodélico, reexplorado por una banda que desde su génesis marcha hacia un metal más demoledor y visceral, aunque siempre con tintes vanguardistas.

Es acá donde más se evidencia el ímpetu experimental que Elder ya manifestó en el EP “The Gold & Silver Sessions” (2019), esencia que también influye a “Halcyon” y sus casi seis minutos introductorios, repletos de texturas y capas que se entrecruzan. Esta inmersión sonora se quiebra de golpe con pasajes potentes que, de vez en cuando, dialogan con melodiosas atmósferas, todo como acompañamiento de una letra existencialista que se pregunta por el devenir que nos augura la particular época que vivimos o, como ellos mismos han señalado, la encrucijada entre “evolución o extinción”.

Por su parte, “Embers” es mucho más cercana al sonido de su potente tercer álbum, “Lore” (2015), pero esta vez con un sentido más emotivo, manteniendo vivo este relato cautivo de la incertidumbre ante el devenir de la humanidad. De esta forma, versos llenos de ilusión (“Llevando a los sin voz en una esperanza”) se conjugan con demoledores riffs, constantes cambios rítmicos y versátiles solos instrumentales. En el cierre nos invade un tono tan enigmático como nostálgico, materializado en “One Light Retreating”, canción que vuelve a evocar la temática del cambio de época. Es aquí donde todo concluye, con una inmersión en atmósferas pinkfloydianas, en cuyos ecos es posible apreciar lo que nos intenta transmitir implícitamente este gran relato. Un ejercicio autoreflexivo sobre la propia evolución sónica de la banda.

En síntesis, cada uno de los cinco tracks que componen “Omens” brilla con luces propias, fundamentalmente por la diversidad de los paisajes internos de este viaje. Tanto mejor si se aprecian como un todo, pues, gracias al concepto unificador, nos encontramos con una idea acabada de lo que debiese ser el álbum: una construcción estética donde sus partes colaboran de manera más o menos equilibrada para desarrollar la idea del conjunto.

Siguiendo en esa dirección, sería interesante que la banda apostara por más y nos entregara una gran suite musical con una continuidad más explícita entre uno y otro de sus elementos. Independiente de esa posibilidad, “Omens” es quizás el trabajo más acabado dentro de la discografía de Elder, donde la incorporación de nuevas texturas rebosadas de detalles ha enriquecido la ya prolífica capacidad compositiva de los estadounidenses.


Artista: Elder

Disco: Omens

Duración: 55:03

Año: 2020

Sello: Armageddon Label


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Omens Omens
DiscosHace 2 días

Elder – “Omens”

Etimológicamente hablando, el concepto omen se asocia a la idea de presagio o visión. Es en torno a ese constructo...

Afterburner Afterburner
DiscosHace 3 días

Dance Gavin Dance – “Afterburner”

Como todo nuevo movimiento, un grupo de personas conecta con una idea inicialmente por compartir convicciones. También sucede así con...

What The Dead Men Say What The Dead Men Say
DiscosHace 4 días

Trivium – “What The Dead Men Say”

Existe un concepto dentro del relato de Philip K. Dick en el que está inspirado este álbum, el que hace...

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 1 semana

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 1 semana

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 2 semanas

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 2 semanas

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 2 semanas

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 3 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 3 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Publicidad
Publicidad

Más vistas