Conéctate a nuestras redes
CARNAGE CARNAGE

Discos

Nick Cave & Warren Ellis – “CARNAGE”

Publicado

en

En un mundo sin pandemia, Nick Cave & The Bad Seeds estaría girando alrededor del globo para presentar el excelente “Ghosteen” (2019), pero como no estamos en esa realidad, todos los conciertos que la banda había programado debieron ser cancelados. Finalmente, este bache en el camino terminaría siendo un regalo en términos creativos para el frontman australiano, quien, ante la imposibilidad de presentarse en vivo, optó por encerrarse y darle vida a un álbum que, tal como él describe, prácticamente le cayó del cielo. Es que Nick Cave, en poco más de dos días, compuso junto a su mano derecha, Warren Ellis, un disco donde desnuda el oscuro panorama mundial en estos días de pandemia, exorcizando al mundo de todo mal con “CARNAGE”, una de las obras más dinámicas y complejas del artista en los últimos años.

Pese a que la línea de su anterior disco siga presente, para este trabajo firmado como dúo podemos contar con Cave y Ellis completamente en su zona de confort, demostrando desde el primer track, “Hand Of God”, que lo suyo puede llegar hasta distancias más allá de lo convencional. El quién y el por qué son preguntas que siempre giran en nuestras mentes, y mediante un inicio que, si bien va muy en la senda del artista, permite darle un poco más de entusiasmo catártico al sostenerse en una base semi electrónica gracias a los maravillosos trabajos en la instrumentación de Ellis. No hay duda de que el multinstrumentista aportó un carácter completamente diferente a las letras del artista australiano desde su arribo a los Bad Seeds, algo que impone su presencia en cada uno de los trabajos que llevan la firma de ambos, tal como han hecho en el terreno de las bandas sonoras, por ejemplo.

Como toda obra tras la reinvención de los Bad Seeds con “Push The Sky Away” (2013), este disco va creciendo en un transitar entre la luz y la oscuridad, dando fruto a una obra tan bella como desgarradora. “Old Time” muestra esa dualidad deslizándose entre capas cristalinas y un piso denso, que sostiene la composición como si se tratara de una amenazante procesión de almas, ejecutando una mezcla entre lo humano y lo divino solo como Nick Cave lo puede hacer. Esta idea de carnicería que reza el titulo del disco, es evidentemente reflejada en “Carnage”, track que, con una melancólica oscuridad, nos muestra al artista haciendo el ejercicio de encontrar la divinidad en una situación de duelo como la actual pandemia, referenciando de una manera muy poética el trabajo de Flannery O’Connor. Esta es una de las canciones que más recuerda al álbum “Abattoir Blues / The Lyre of Orpheus” de 2004, un trabajo que, entre todo el catálogo del artista, es sin duda el referente principal en este disco.

Así es como también encontramos canciones de la talla de “White Elephant”, el punto más alto del disco, no sólo por la intensa línea de bajo que acecha sigilosamente a la narrativa, sino que por contener algunas de las metáforas más consistentes en cuanto a la política. Nick Cave no es precisamente un artista que acostumbre a escribir en aquella vereda, pero sus sutiles palabras dedicadas a la inquietante plaga social del supremacismo blanco calan hondo, permitiendo que referencias a hechos recientes, como las protestas del Black Lives Matter y el agitado clima político del mundo, suenen de una manera elegante y con mucho sentido. “Un manifestante se arrodilla sobre el cuello de una estatua / La estatua dice ‘No puedo respirar’ / El manifestante dice ‘Ahora ya sabes cómo se siente’ / Y la patea hacia el mar”. La segunda parte de la canción, en cambio, refleja un panorama mucho más esperanzador, con ese tinte religioso ambiguo, muy presente en el estilo del artista.

Es así como los momentos de más humanidad llegan en tracks como “Albuquerque”, donde mediante la idea de “No iremos a ningún lado este año” –una frase que, por muy sencilla que parezca, resuena intensamente– entrega una composición con Cave inspirado por la cotidianeidad de la cuarentena durante esta pandemia, la que ha sido uno de los puntos más oscuros y complejos de la historia mundial. “Lavender Fields”, en tanto, lidia con una de las ideas que más se repite en la obra del artista: la de buscar una respuesta de dónde iremos una vez que nuestro tiempo en lo terrenal haya terminado. Sin duda, este concepto se ha acrecentado más tras la muerte de su hijo y el posterior arribo de “Ghosteen”, pero acá es donde vemos un Nick Cave un poco más cuestionador y, a la vez, esperanzado en las bondades de la vida después de la vida. El cierre con “Shattered Ground” y “Balcony Man” sigue desarrollando esa introspección tan humana y profunda, pero con un halo de incertidumbre que no sólo aterra, sino que también entrega fuerzas para poder cuestionarse uno mismo todas esas interrogantes.

Líricamente hablando, hay muy pocos artistas que puedan compararse a la sutileza y elegancia de Nick Cave, quien nuevamente entrega un trabajo donde las palabras cobran un protagonismo esencial, apoyadas por bellas y desgarradoras melodías. No queda duda de que la complicidad del artista con Warren Ellis transforma a este último en su mano derecha, esa que ejecuta cada idea que se manifiesta ante él con una precisión quirúrgica. Las ocho canciones presentes en “CARNAGE” muestran a ambos en el peak creativo de sus carreras, entregando otra obra que desafía al oyente a analizar cada pista y cada frase con un concepto que se repite en todo su desarrollo, pero que no cae en la auto referencia para encontrar su consistencia. Pareciera difícil que cada disco de Nick Cave pueda ser mejor que el anterior, sobre todo tras la absoluta obra maestra que significó su más reciente trabajo, pero lo cierto es que el australiano logró nuevamente replantear los conceptos de lo espiritual y lo material mediante la música, una capacidad que, hoy por hoy, nadie más es capaz de ejecutar con una maestría tan excepcional.


Artista: Nick Cave & Warren Ellis

Disco: CARNAGE

Duración: 40:04

Año: 2021

Sello: Goliath


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Publicado

en

Jubilee

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre ella para entregar su placa definitiva, donde se consolide lírica y sónicamente. “Jubilee”, su tercer disco bajo el nombre de Japanese Breakfast, aparece como un punto cúlmine en su carrera, como un testamento de una nueva fuerza del indie a considerar. Todo comienza con “Paprika”, una patada a la puerta tras casi cuatro años de silencio desde el lanzamiento de su último álbum, “Soft Sound From Another Planet”, y es también un adelanto de los nuevos sonidos y temáticas que explorará en el álbum, con trompetas que guían una llegada mucho más alegre de lo que se le recuerda.

A diferencia de sus materiales anteriores, “Jubilee” busca alejarse de la pérdida y tristeza. Rítmicas guitarras eléctricas, synths ochenteros, cuerdas y trompetas reflejan un disco más relajado, pero no por eso menos complejo. “Be Sweet” es el himno definitivo del álbum, su tema más cercano al pop clásico, el que creó en colaboración con Jack Tatum de Wild Nothing. Existe un sentido de exploración casi adolescente en este tema, donde sólo pide la amabilidad y honestidad de la otra persona: “Se dulce conmigo, quiero creer en ti, quiero creer en algo”, expresa en el pegajoso coro. La sensación juvenil se replica en “Kokomo, IN”, un tema más confesionario donde utiliza elementos del folk para contar un imaginario adolescente. Aquí Zauner luce sus talentos líricos, creando una carta a una versión más joven de sí misma y convirtiéndose en la compañía que hubiera deseado tener en esa época.

“Posing In Bondage” cierra la primera mitad del disco y lo hace de manera espectacular. A diferencia las anteriores, esta canción se acerca más al art pop en una constante composición que sorprende a cada segundo por los detalles de su producción. Las cuerdas la convierten en un tema ideal para una noche solitaria, que fácilmente podría aparecer en un capítulo de “Twin Peaks”. La soledad y el deseo por una conexión significativa se pueden percibir en los espacios en vacío de la canción, dando lugar a la construcción de más tensión en un atmosférico final y cerrando bien el primer tramo de “Jubilee”, bloque donde se encuentran los tracks que apuntan a convertirse en éxitos.

El resto de las canciones exploran una mayor diversidad sonora e instrumentales más oscuros, como en la atrapante “Sit”, que comienza con distorsiones cercanas al noise, pero que pronto dispersa el ruido para un angelical trance. La segunda parte también presenta mejor su punto de vista como mujer en la industria. “Savage Good Boy”, en colaboración con Alex G, cuestiona el poder de los billonarios y se posiciona desde el lugar de un hombre poderoso, sin embargo, sus personajes son complejos, donde, lejos del dinero, quieren regresar a casa con su ser amado.

“Jubilee” tiene un ambiente más positivo, pero hay puntos que recuerdan a la música anterior de Japanese Breakfast. En “In Hell” maldice su propia suerte y lamenta la pérdida de su perro y, pese a lanzarlo ahora, el tema se escribió en sus eras anteriores, lo que explica la disonancia temática con el resto de las canciones. A pesar de esto, pasa desapercibido con un instrumental lleno de trompetas y synths que lo homogenizan con el resto del material. También existe un momento barroco en “Tactics”, donde se acerca más a contemporáneas como Angel Olsen, en la que es quizás la única balada como tal del disco.

Lejos de ser un cierre temático como tal, “Posing For Cars” es un tema para lucir sus dotes como músico, con un brillante solo de guitarra, finalizando el álbum en uno de sus puntos más altos. “Sólo soy una mujer con soledad. Sólo soy una mujer con necesidades”, expresa en su carta de amor, donde las palabras no logran expresar todo lo que se siente y es su instrumento el que refleja toda la complejidad de sus sentimientos. De esta forma, “Jubilee” puede parecer menos complejo que otras placas de Japanese Breakfast, sin embargo, es quizás el material donde mejor refleja su punto de vista como artista, reconectándose con una adolescencia perdida y reexaminándola con la experiencia del presente. En su tercer acto, Zauner se va a lo grande y aprovecha cada oportunidad de explorar sus límites como compositora, narradora y músico.


Artista: Japanese Breakfast

Disco: Jubilee

Duración: 36:59

Año: 2021

Sello: Dead Oceans


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Jubilee Jubilee
DiscosHace 2 días

Japanese Breakfast – “Jubilee”

Michelle Zauner lleva un tiempo esperando una oportunidad como esta, un momento en el que la atención esté completamente sobre...

Ancient Dreams In A Modern Land Ancient Dreams In A Modern Land
DiscosHace 4 días

MARINA – “Ancient Dreams In A Modern Land”

Dentro de la variada gama del pop alternativo que surgió en la década pasada, la carrera de Marina Diamandis es...

Van Weezer Van Weezer
DiscosHace 2 semanas

Weezer – “Van Weezer”

Weezer ha lanzado una gran cantidad de discos de manera ininterrumpida durante los últimos años. Ni siquiera la pandemia de...

WINK WINK
DiscosHace 2 semanas

CHAI – “WINK”

Como pocas veces en la industria, una ola internacional de música golpeó con fuerza en los últimos años. La era...

Cavalcade Cavalcade
DiscosHace 3 semanas

Black Midi – “Cavalcade”

Durante la última década, muchos prometedores nombres han pasado por la escena musical. Con un hype a veces indescriptible de...

Dry Cleaning Dry Cleaning
DiscosHace 3 semanas

Dry Cleaning – “New Long Leg”

Usualmente, al ver lo mal que lo pasa la mayoría de los habitantes del mundo, es difícil buscar una referencia...

Daddy’s Home Daddy’s Home
DiscosHace 3 semanas

St. Vincent – “Daddy’s Home”

Desde su debut en 2007 con “Marry Me”, St. Vincent ha adoptado una multiplicidad de personas para contar sus historias,...

Hella Love Hella Love
DiscosHace 1 mes

Marinero – “Hella Love”

Marinero es el seudónimo de Jess Sylvester, músico de ascendencia mexicana que para este álbum abandona la bahía de San...

Seek Shelter Seek Shelter
DiscosHace 1 mes

Iceage – “Seek Shelter”

Cuando lanzaron “New Brigade” y “You’re Nothing” en 2011 y 2013, respectivamente, los daneses de Iceage estaban en la cima...

G_d’s Pee AT STATE’S END G_d’s Pee AT STATE’S END
DiscosHace 1 mes

Godspeed You! Black Emperor – “G_d’s Pee AT STATE’S END!”

Durante 2019, previo a que el mundo entrara en su letargo y una pandemia no fuese más que un argumento...

Publicidad
Publicidad

Más vistas