Conéctate a nuestras redes

Discos

Nick Cave & The Bad Seeds – “Skeleton Tree”

Publicado

en

La estética de la muerte es una de las más poderosas. La imposibilidad de que se escape de nuestro alcance –porque “todos vamos a morir”– la hace un tema universal tan poderoso como abrumante. Nick Cave ha usado esa estética antes, y la ha dominado, entonces no resulta extraño verlo en esos terrenos. Cave no necesita mayores halos de luz para caminar terrenos pedregosos, porque los conoce bien, y en “Skeleton Tree” no sólo domina una estética, sino que la enfrenta, la pone en crisis y la glorifica, entregando uno de los mejores discos de 2016. Más importante aún, generando un trabajo con la cualidad única de ser afectuoso y repelente, de esas obras que son de una belleza inconmensurable, pero que a la vez no se puede ver por mucho tiempo, dado que afecta al oyente de manera innegable.

nick-cave-the-bad-seeds-01Erróneamente, la preconcepción de la relación entre realidad y ficción derivó en que las primeras escuchas de “Skeleton Tree”, decimosexto álbum de Cave con The Bad Seeds, fueran marcadas por la muerte en 2015 de Arthur, uno de sus hijos, porque las referencias en las letras, las imágenes presentadas, el ambiente que se cierne sobre las conciencias al escuchar los ocho tracks, parecen ser de una relación directa, pero Cave, en el documental “One More Time With Feeling” que lanzó el disco, explica el proceso creativo –de forma de evitar dar entrevistas y manejar la forma en la que su voz es puesta en los medios–, expresando que las letras y las canciones estaban listas prácticamente un año antes de la muerte de Arthur, y que incluso creativamente él había tenido un bloqueo respecto al acto de escribir.

La relación entre realidad y ficción, tan complicada de explicar y definir cuando la estética de la muerte está cerca. Y más aún cuando la muerte en sí lo está. Si no, que lo diga quien haya intentado leer “Blackstar” (2016) separado del deceso de David Bowie. Las líneas entre lo que ocurre y lo que se crea son complejas, y en un álbum que establece a la vista tantos paralelos entre la muerte de Arthur y lo que pasa en las canciones, sin duda que lleva al equívoco. La diferencia puede ser mínima, pero es crucial. Las letras son claves para el ánimo que trae “Skeleton Tree”, pero es la interpretación la que hace brillar a canciones que podrían perfectamente haberse convertido en una segunda parte de “Push The Sky Away” (2013), dadas las similitudes en la forma de aproximarse al acto de armar un disco. Son esos parecidos los que hacen más evidente que el álbum no fue la respuesta ante una muerte, sino que meramente una forma de lidiar con ella. En rigor, “Skeleton Tree” no se creó para expresar luto, sino que para vivirlo y generar un hito en la superación de un hecho que cambia los cimientos de una persona para siempre.

nick-cave-the-bad-seeds-02Acá tenemos un disco más expansivo y más fácil de relacionar a nuestras historias particulares de lo que parece ser en un comienzo. De hecho, he ahí la conexión inmediata que logra: no todo el mundo ha perdido un hijo, pero sí todo el mundo ha tenido relación con estas estéticas de la muerte, en especial cuando se extiende a los terrenos de la muerte de una relación, o de la muerte de una era en la vida.

Las imágenes en “Jesus Alone” son tan fuertes como la descripción del decaer de la existencia en “Anthrocene”, o la sensación de liberación al dejar atrás todo en la impactantemente bella “Distant Sky”, donde Cave es acompañado por la soprano danesa Else Torp, y ambos logran el clímax emocional de un disco que de por sí ya es muy intenso. Punto aparte merece “Rings Of Saturn” que, más que orbitar la lógica de una muerte, celebra al amor y la vida de forma oscura mediante un seudo rap que apela a algo más juguetón, en un respiro inmediato ante el eco de las imágenes de “Jesus Alone”, un eco que no abandona jamás al oyente en los 39 minutos de “Skeleton Tree”, cuyo track homónimo cierra el disco diciendo que “nada es gratis”, pero que “todo está bien ahora”, en el último acto de consolar este luto estético que coincidió con un hecho lamentable, y que nos entregó a Nick Cave & The Bad Seeds en un disco conmovedor, conciso, e imposible de ignorar. Todos vamos a morir, y este es un álbum que nos da una bella despedida, cuando sea que la necesitemos escuchar.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

Publicado

en

EVEN IN EXILE

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país, esto porque, si bien es considerado un ícono de nuestra historia musical y cultural, el inmenso legado que dejó como activista trascendió las barreras incluso del idioma. Bajo este contexto, no resultaría tan extraño que un artista como James Dean Bradfield, acostumbrado a un rock de guitarras más convencionales en Manic Street Preachers, decidiera concentrarse en la vida y obra del hombre de “Manifiesto” para entregar “EVEN IN EXILE”, un trabajo que, mediante 11 composiciones, aborda diferentes episodios de Jara y su inmenso legado.

En poco más de 48 minutos, el artista entrega una colección de canciones recopilando distintos pasajes de la vida de Jara, mostrando su inmensa capacidad como compositor con diversos elementos sacados del pop, el rock progresivo, e incluso la música latinoamericana, descifrando diversos mensajes en una clave fresca y bastante radial para tratarse de un álbum conceptual. Dicho eso, basta sólo el inicio con “RECUERDA” para ir comprendiendo las diversas postales de la historia chilena que Bradfield entrega desde el arranque, con “THE BOY FROM THE PLANTATION”, el single principal del LP, introduciéndonos al viaje que nos contará la historia de Víctor Lidio Jara Martínez.

Todos los elementos sonoros que James incorporó en el desarrollo de “EVEN IN EXILE” se funden en una obra que permite analizar una mirada externa de una figura tan importante como la de Víctor Jara, todo esto gracias a las sublimes palabras del poeta galés Patrick Jones, quien es el encargado de cada uno de los poemas musicalizados en este trabajo. Desde ahí radica cómo un disco en homenaje a la figura de Jara puede transformarse a la vez en un detallado ejercicio de su música y legado, sobre todo abordando la importancia que tuvieron en la vida del intérprete personas como su madre Amanda Martínez, su esposa Joan Jara o la influencia de Violeta Parra, todas ellas encontrando su momento en el disco para abordar dichos lazos, como en “UNDER THE MIMOSA TREE”, “FROM THE HANDS OF VIOLETA” o “WITHOUT KNOWING THE END (JOAN’S SONG)”, completamente dedicada a la viuda de Víctor.

Por supuesto que otros hitos del período más complejo de nuestro país también se hacen presente en varios tracks, desde la desolación de “THERE’LL COME A WAR” o la profunda inmersión en el relato que logra “SEEKING THE ROOM WITH THE THREE WINDOWS”. Asimismo, “LA PARTIDA”, una canción donde lo primero que uno podría identificar es la vibra del italiano Alessandro Alessandroni, se centra en las viudas de los Detenidos Desaparecidos y su incansable búsqueda por el desierto de Atacama, fundiendo la historia hacia “THE LAST SONG”, en la que, mediante una indudable sensación de derrota, Bradfield narra una prosa que bien representa los últimos días de Jara, así como los del presidente Salvador Allende.

Las canciones de Jara seguirán sonando siempre, incluso para las nuevas y futuras generaciones, pero nunca es tarde para reflexionar en el sentido de cómo su obra ha sido tan relevante incluso, en lugares tan lejanos como Europa. “No hay ningún cantante de protesta como él”, ha dicho Bradfield en reiteradas ocasiones, y evidentemente tanto él como Patrick Jones lo comprendieron muy bien, abriendo así una puerta a que el legado de Víctor llegue a influenciar aún más gracias a este documento de historia viva, de palabras que cobran una fuerza por sobre el recuerdo de un artista excepcional, donde de alguna u otra forma su influencia se sentirá en cada cantar que vaya desde el corazón. “Ahí donde llega todo, y donde todo comienza. Canto que ha sido valiente, siempre será canción nueva”.


Artista: James Dean Bradfield

Disco: EVEN IN EXILE

Duración: 48:20

Año: 2020

Sello: MontyRay


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

EVEN IN EXILE EVEN IN EXILE
DiscosHace 1 mes

James Dean Bradfield – “EVEN IN EXILE”

A veces pareciera que la figura de Víctor Jara irrumpe mucho más potentemente en el extranjero que en nuestro país,...

POWER UP POWER UP
DiscosHace 1 mes

AC/DC – “POWER UP”

El 19 de febrero de 1980 falleció Bon Scott, segundo vocalista de la banda de hard rock AC/DC. En la...

CYR CYR
DiscosHace 1 mes

The Smashing Pumpkins – “CYR”

Retomando un formato doble, que no le veíamos desde el reconocido “Mellon Collie And The Infinite Sadness” (1995), The Smashing...

Letter To You Letter To You
DiscosHace 2 meses

Bruce Springsteen – “Letter To You”

A través de su carrera, Bruce Springsteen ha musicalizado la juventud de múltiples generaciones. Los clásicos solos de saxo, su...

Canciones Para El Siglo XXI Canciones Para El Siglo XXI
DiscosHace 2 meses

Poder Fantasma – “Canciones Para El Siglo XXI”

Tierra fértil para el pop ha sido nuestro país. Con una rica tradición y un variado catálogo a punta de...

Atlas Vending Atlas Vending
DiscosHace 2 meses

METZ – “Atlas Vending”

Luego de haber publicado el compilatorio “Automat” en 2019, el trío canadiense METZ tenía a todos muy atentos por un...

Endless Twilight Of Codependent Love Endless Twilight Of Codependent Love
DiscosHace 2 meses

Sólstafir – “Endless Twilight Of Codependent Love”

Últimamente, la casa discográfica francesa Season Of Mist ha estado pendiente de lo que ocurre en Islandia en términos musicales....

Post Human: Survival Horror Post Human: Survival Horror
DiscosHace 2 meses

Bring Me The Horizon – “Post Human: Survival Horror”

La emergencia sanitaria por el Covid-19 ha sido uno de los sucesos que más ha afectado al ambiente artístico. Lo...

Song Machine, Season One: Strange Timez Song Machine, Season One: Strange Timez
DiscosHace 2 meses

Gorillaz – “Song Machine, Season One: Strange Timez”

Lo de Gorillaz siempre ha tenido que ver con dar vida a un espacio donde las cosas pueden ser llevadas...

Vökudraumsins Fangi Vökudraumsins Fangi
DiscosHace 2 meses

Auðn – “Vökudraumsins Fangi”

Islandia es tierra mágica en cuanto a creación artística. Con una población que bordea los 400 mil habitantes y paisajes...

Publicidad
Publicidad

Más vistas