Conéctate a nuestras redes

Discos

Napalm Death – Apex Predator – Easy Meat

Publicado

en

Solo tres años esperamos para tener una actualización de la ley del grindcore. Y así de categórico es esto, simplemente porque lo de Napalm Death es ley que siempre se mantiene en vanguardia, liderando un movimiento cada vez más grande. No es menor que, con casi 35 años de experiencia sobre los escenarios, la agrupación británica nos siga entregando lo mejor de sí. Y un punto más para su consagración es “Apex Predator – Easy Meat”, que desde la carátula nos evoca al antiguo Carcass, pero con el toque más políticamente incorrecto que siempre ha sido la firma de los oriundos de Birmingham.

NAPALM DEATH 01Con un ambiente tenso, oscuro y pesado, la ceremonia comienza con la introducción que titula al disco, preparando el terreno para llevarnos por el más perverso de los caminos. “Smash A Single Digit” es el vamos de una serie de masas de batería de Danny Herrera, que nos muestra lo mejor de la alineación; con solemnidad arremeten riffs rápidos y screams para iniciar la ceremonia hecha álbum. Una poderosa “Metaphorically Screw You”, con un excelente ambiente cimentado en años de experiencia, logra mantener la mencionada solemnidad. Después de la sorpresa de las tres primeras muestras, nos dirigen hacia “How The Years Condemn”, que nos recuerda la época del mismísimo “Scum” (1987), y no es por simple casualidad: cargado de ese sonido vintage y bien carrasposo, característico de la época, demuestra que la fórmula utilizada por los ingleses es infalible desde hace varias décadas, manteniendo la potencia constante. “Stubbon Stains” nos entrega ese ambiente exclusivo de Napalm Death, con riffs tensos y unas buenas demostraciones técnicas del verdadero grindcore. Y así, rápidamente aparece una potente entrada del bajo de Shane Embury en el tema “Timeless Flogging”, culminando la primera sección del disco.

Siguiendo en la misma ceremonia inicial, una oscura “Dear Slum Landlord…”, con un ambiente pesado y atemorizante, nos hace recordar “13”, el último disco de Black Sabbath, y esto no es una comparación aleatoria, ya que la guitarra toma un protagonismo único que, mezclada con las voces casi gregorianas por parte de Greenway, generan ese ambiente característico de la banda liderada por Ozzy. Con esta increíble nueva introducción pasamos al sencillo de este disco, “Cesspits”, una larga muestra de poder, exquisitos growls y screams que nos dicen que lo que están re-creando es una nueva versión del grindcore más puro.

“Bloodless Coup” y “Beyond The Pale” generan el ambiente propicio para un mosh como corresponde; velocidad, técnica y riffs que nos llevan a un constante clímax de desorden. “Stunt Your Growth” extiende ese exquisito caos por unos minutos más, con experimentación en base a lo más reconocible de la banda. “Hierarchies” nos muestra una idea más crossover de lo que tenemos enfrente: riffs rápidos, característicos del speedmetal previo al thrash, pero incluso más pesados, mostrando gran parte de la agresividad tácita de la banda, coronando la nueva versión del grindcore.

NAPALM DEATH 02La demoledora “One-Eyed” no baja ni en volumen ni en velocidad, por el contrario, se mantiene firme durante casi tres minutos. Mitch Harris aquí sencillamente se luce con riffs técnicos, rápidos, e incluso violentos. Luego de esa muestra de poder, nos vemos frente al último monstruo de estos británicos, el track más largo del disco. Como sello final aparece “Adversarial / Copulating Snakes”, que cierra un trabajo increíblemente poderoso y perfecto.

Los seguidores más fieles del grindcore encontrarán una nueva versión del género dentro de este disco, el que mantiene constante la agresividad y la tensión, con una experimentación basada en estilos cada vez más poderosos que salen al mercado, pero con el toque que sólo Napalm Death ha sabido darle. Por otra parte, el seguidor nuevo encontrará un clásico en constante movimiento, esto porque la fórmula de los ingleses es infalible, una que puede volver a usarse de distintas formas y que probablemente seguirá brindando buenos frutos. Una actualización recomendada para la ley del grindcore es “Apex Predator – Easy Meat”, manteniendo en la vanguardia al género y, además, transformando lo aprendido en años de gira en algo nuevo y sólido, pero al mismo tiempo en clásico y versátil.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Oh Sees – “Face Stabber”

Publicado

en

Face Stabber

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete bautizos, se hace llamar la banda californiana fundada en 1997. Lo anterior se debe a que la experimentación y el cambio han sido las consignas de la agrupación encabezada por John Dwyer, y con el presente LP, “Face Stabber”, los norteamericanos las hacen más propias que nunca. Siguiendo el camino trazado por sus antecesores “Orc” (2017) y “Smote Reverser” (2018), el disco se basa en un fuerte coqueteo entre el garage, el progresivo, el noise y el pysch-punk, convirtiéndose en toda una experiencia.

La apertura con “The Daily Heavy”, el cual se posa esplendoroso con el ruido dominante de un juguete de goma siendo presionado en forma repetitiva para marcar el paso, funciona como argumento a la hora de afirmar que no hay límites en la exploración de nuevos sonidos, aquello que los ha empoderado para ir más allá de lo que sus seguidores y ellos mismos hayan podido imaginar. Posteriormente, la canción se funde con una variada instrumentación que sigue un ritmo punk y guitarras que hacen solos a su antojo e incorpora, de forma intermitente, la voz de Dwyer para sazonarlo con oscuridad y dureza.

La sencillez del estilo que tiene como exponentes a Ty Segall y Black Lips, se hace evidente en los primeros segundos de “The Experimenter”, la cual –haciendo honor a su nombre– permite que la doble batería y las cuerdas desenfrenadas se mezclen con sonidos futurísticos, electrónicos y ambientales de ciudad y de puerto, dando rienda suelta a la creatividad de sus miembros. Luego, “Face Stabber” da el paso al estruendo y saturación propia del metal, encontrando cobijo en este corto pero intenso tema; en él, los platillos gritan fuerte y van de la mano de cargados wah-wahs, lo que sólo le añade rudeza y vigor.

Una novedad interesante que aporta este larga duración es la inclusión de extensas piezas musicales, con “Henchlock” llevándose el oro como pista más larga en los 22 años de carrera de Oh Sees. A pesar de que la inclusión de canciones que superaban los siete minutos se venía dando desde 2017, este track expira pasados los 21 minutos. Esto podría constituir una especie de homenaje a bandas como Pink Floyd, quienes se atrevieron a lanzar pomposas composiciones tanto en instrumentación como en tiempo, tales como “Echoes”, “Atom Heart Mother” y “Dogs”. Concebidas bajo el alero de una dinámica propia de una agrupación de jazz, “Scutum & Scorpius” y “Henchlock” contienen diversos guiños al progresivo de la década del setenta. El mellotrón, los sintetizadores, las cajas y el hipnotizante pero operático ritmo de la misma, intervenido por sabrosas guitarras eléctricas comandadas por diversos pedales, coronan a ambas piezas como dignos viajes en el tiempo a la escena rock que marcó pauta hace medio siglo.

Sin embargo, no todo es fantasía y afán por superarse a sí mismos en términos experimentales. Si bien, Dwyer es un compositor delirante y onírico, no por ello es menos crítico. En esta ocasión, el líder se posiciona de manera belicosa contra los políticos y sus mentiras en “Snickersnee”, donde no duda en bombardear a la clase gobernante. Esto lo hace acompañado por cajas que le ayudan a emprender y dirigir la marcha, a las que se suman penetrantes y agudos riffs e intervenciones de guitarras que se derriten alla 8-bit en el ocaso de la canción ayudada de sintetizadores.

No apto para auditores ansiosos, “Face Stabber” constituye una agotadora pero gratificante experiencia para quienes gozan de perderse en la inmensa nebulosa sonora. El disco es rudo, pero seductor; fantasioso, pero real. La exquisita ejecución y mezcla de estilos y subgéneros del rock hacen que el ambicioso vigesimosegundo lanzamiento de la ecléctica banda sea tanto envolvente como potente.


Artista: Oh Sees

Disco: Face Stabber

Duración: 79:51

Año: 2019

Sello: Castle Face


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Face Stabber Face Stabber
DiscosHace 15 horas

Oh Sees – “Face Stabber”

Camaleónica es una palabra que queda corta al definir la carrera de Oh Sees, nombre con el que, tras siete...

Any Human Friend Any Human Friend
DiscosHace 7 días

Marika Hackman – “Any Human Friend”

Es muy común escuchar que, para que el ser humano sea realmente feliz, debe estar en paz consigo mismo; conocerse,...

Order In Decline Order In Decline
DiscosHace 1 semana

Sum 41 – “Order In Decline”

En tres años y dos discos, Sum 41 demostró que las segundas oportunidades pueden hacer una gran diferencia. Fue en...

Terraformer Terraformer
DiscosHace 2 semanas

Thank You Scientist – “Terraformer”

Thank You Scientist es de aquellas propuestas que, desde la primera escucha, resultan un descubrimiento fresco y satisfactorio; un proyecto...

Bon Iver Bon Iver
DiscosHace 2 semanas

Bon Iver – “i,i”

La música que Justin Vernon ha creado como Bon Iver siempre ha sido asociada a las estaciones del año, desde...

First Taste First Taste
DiscosHace 2 semanas

Ty Segall – “First Taste”

Ty Segall es sin lugar a duda una de las mentes más inquietas de esta década. Comenzando el segundo semestre...

CALIGULA CALIGULA
DiscosHace 3 semanas

Lingua Ignota – “CALIGULA”

No es fácil confrontar una obra cuando esta contiene un carácter tan personal y exigente, lo que compromete aún más...

Blood Year Blood Year
DiscosHace 3 semanas

Russian Circles – “Blood Year”

Pioneros de un post rock grave y con esencia metal, herederos de las más oscuras influencias del sludge, e inclasificables...

Fear Inoculum Fear Inoculum
DiscosHace 3 semanas

Tool – “Fear Inoculum”

Hasta hace unas semanas, la idea de escuchar material nuevo de Tool parecía totalmente inviable; algo más cercano al rumor...

Fever Dream Fever Dream
DiscosHace 4 semanas

Of Monsters And Men – “Fever Dream”

Una de las historias de éxito más curiosa de la década es la de Of Monsters And Men. Si bien,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas