Conéctate a nuestras redes

Discos

Muse – Drones

Publicado

en

Buscamos fuerza y ayuda, con la confianza de que, con su ayuda, el hombre sea aquello que está destinado a ser: libre e independiente”, parece ser la línea más elocuente de la maraña de discursos, muchos de ellos absurdos, fútiles, pero cantados con envidiable certeza por Matthew Bellamy en “Drones”, el séptimo álbum de estudio de Muse, una de las bandas de rock más grandes del mundo en la actualidad. Sintomático es que esta línea sea un extracto de un discurso de John F. Kennedy puesto en el disco, y no una letra creada por Bellamy. Sintomático es que el discurso elegido haya sido uno hacia la prensa, y no para el público general. Sintomático también es la manipulación de este discurso, editándolo para darle tintes épicos que en la realidad no tuvo.

MUSE 01“Drones” es un disco musicalmente vivo y lleno de espíritu, que carece de consistencia y credibilidad por el lado de su concepto, tan difuso como, en ocasiones, ridículo (en el mejor de los sentidos). El séptimo capítulo de la historia de Muse se mueve entre un sonido demoledor y lleno de potencia, muy bien logrado y que refleja más que ningún otro álbum su expresión en vivo, y sus letras superficiales que no se mueven más allá de la paranoia y la conspiración más leve, sin argumentos mayores. Esto genera una dicotomía al enfrentar el álbum. Felizmente para la gente de habla hispana, el inglés es un idioma anexo y, por lo tanto, se puede escuchar el disco desde una lectura netamente musical, fijándonos en los riffs, las melodías y los timbres de los instrumentos. Pero al revisar el disco como un todo, las letras claramente echan abajo cualquier entusiasmo, lo cual termina siendo una gran pena al considerar que en materia compositiva este álbum posee una fortaleza como hace mucho no se encontraba en Muse, y que permite tener expectativas altas de su futuro.

Se es majadero en este aspecto porque, en materia musical, este es el disco más sólido de Muse desde “Absolution” (2003), y tiene potencia directa en muchos pasajes, mientras que en otros se logra de buena forma esa épica de estadios muy Queen que Bellamy ha buscado desde hace varios álbumes, bajando un poco las revoluciones, dejando los yerros principalmente en la segunda mitad del disco, en un par de tracks de bajo nivel de sorpresa y alto nivel de tedio. Se es majadero con las críticas a las letras porque, al final, a muchos fans les dará vergüenza corear una línea como “tu trasero me pertenece ahora”, tal como se canta en “Psycho”, o “fui el más grande, pero ahora estoy muerto por dentro” en “Dead Inside”, ambos sencillos que abren el disco en forma ágil y potente en lo musical, directa y lista para aplastar orejas, pero cuyas letras suenan a veces mediocres.

MUSE 02“Dead Inside” se mueve en terrenos similares a los de “Madness” o “Undisclosed Desires”, con un pop potente, pero esta vez la apuesta resulta, con una canción que toma vuelo tras un par de minutos, cuando aparecen las guitarras y un bajo mucho más dominante. Luego viene esa especie de homenaje a “Full Metal Jacket” de Stanley Kubrick, esa película donde se explora la formación de los soldados que luego van a la guerra de Vietnam. Se intenta recoger la crudeza de la deshumanización del soldado, pero luego en “Psycho” viene la banalización ya mencionada en la letra, escondida en medio de una de las canciones más vitales que ha tenido Muse, rescatando en parte un riff clásico de sus presentaciones en vivo y agregándole buenos pasajes musicales. Mención aparte para cuán relevante es el bajo de Chris Wolstenholme y, en especial, la batería de Dominic Howard. Tremendos ambos.

La primera mitad del disco, y un poco más, son así, directos, al hueso. Incluso “Mercy”, que se mueve en el ámbito de la ternura romántica de canciones como “Starlight” o “Invincible” –resulta ser una de las pocas letras con genuinos sentimientos-, musicalmente se va desde la épica cósmica de “Black Holes And Revelations” (2006) hacia terrenos más distorsionados. “Reapers” y “The Handler” ponen mayor peso rockero con melodías altamente adictivas. “[JFK]” es la reproducción de parte del discurso de Kennedy modificado por Muse, que luego tiene su culminación en la excelente “Defector”, quizás la mejor canción del trío inglés en mucho tiempo, en parte por la melodía cautivante, y en buena parte porque logra un épica mucho más propia y sin echar tanta mano a Queen o U2. Esta es una de las pocas canciones de Muse que logra emocionalidad sin que existan opciones de reclamo por parte de detractores o fans busquillas. Si “Origin Of Symmetry” (2001) tiene la gracia de expandir el universo de Muse, en lo musical “Drones” lo enfoca luego de erráticos intentos de expansión masiva, como en “Resistance” (2009) o “The 2nd Law” (2012). Lo malo es que todo lo compacto que logra ser Muse en “Drones” se descomprime en el concepto general, poco sólido.

MUSE 03“Revolt” suena inofensiva, aunque los trazos Queen-escos logran que la canción sea disfrutable, en tanto que “Aftermath” es parte de lo más bajo del disco, al presentar líneas bastante predecibles y que apelan a convertirla en un himno, en un intento que resulta demasiado evidente, al contrario de “The Globalist” que debe ser la primera pieza de “opera-rock” que le resulta a Muse, principalmente por la fluidez que hay en lo musical y la capacidad de lograr una obra en actos, lo que tiene su epílogo en “Drones”, track final del disco que guarda coherencia con el universo explicado en “The Globalist”.

En síntesis, “Drones” es un álbum que se mueve en dos dimensiones que, unidas, derivan en un trabajo que se siente incompleto, casi como una oportunidad desaprovechada, pero que si se hace una desconstrucción más compleja, permite ver que más allá de que una dimensión no pareciera tan bien desarrollada, la otra, la de la música y el concepto instrumental, es excelente, y lleva a Muse nuevamente al nivel que puede ofrecer, lo que permite augurar cosas buenas, y que, si Bellamy se libera de las conspiraciones y profundiza más en sentimientos y esas temáticas, tendremos de vuelta al Muse más respetado y laureado.

Publicidad
3 Comentarios

3 Comments

  1. mapoftheproblematiquee

    23-Jun-2015 en 11:53 am

    DRONES es un disco temático, que al escuchar todas las canciones JUNTAS, forman una historia. Quizás, el tema de la lírica tomada en este disco sea más débil que en The 2nd Law o The Resistance, pero este CD cuenta una historia. La transformación de un hombre por las fuerzas oscuras que lo transforman en un Human-Drone, su realización de querer salir de esas mismas fuerzas que lo tomaron, el poder que tienen para quebrar las cadenas que lo atan al “comandante”. Si se escucha bien, The Globalist y Drones, son canciones que canta el “comandante”, mientras que todas son cantadas por el protagonista, el hombre que se deja ir al lado oscuro.

    Si hubieran leído las entrevistas de Muse antes de lanzar el disco, sabrían que DRONES era un disco temático y no dejarían llevar tanto por el “le falta profundidad en las letras” o “aftermath es una canción débil”. Separadas, no tienen coherencia, pero juntas forman una especie de musical épico-bélico. Y si hablamos de debilidad, pensemos que The 2nd Law es uno de los discos más malos dentro de lo que es Muse, ese sí que no tiene coherencia al escucharlo.

    • Angelo

      23-Jun-2015 en 10:09 pm

      Estoy absolutamente de acuerdo con esta opinión, este disco fue hecho como un todo y no sirve analizarlo por separado porque hay canciones realmente pobres sin ver el conjunto. Me parece que es un buen disco, un poco corto pero un buen disco.

  2. Rolando V

    23-Jun-2015 en 10:21 pm

    Qué onda la gente que comenta acá, loco? Ayer leí a tipos echando la foca al que escribió la review de Extreme como si hubiese dicho algo negativo del concierto, y ahora acá leo a gente con tan poca comprensión de lectura y que se hacen los capos y hueás, aumentando lo negativo del texto (que es mínimo) y no refiriéndose a nada más (el último párrafo resume todo pa atrás y es decidor). Y más encima se dan la paja de intentar dar clases con sus opiniones, y más encima hay hueones que les siguen el amén. Yo no estoy de acuerdo con todo lo que dice el texto (hay canciones de las que opino totalmente lo contrario), pero al menos el periodista que lo escribió fundamenta, y entiendo que es solo una opinión, no es palabra de oro, ni algo total.

    En resumen creo que es una mejora a lo mostrado en The 2nd law, pero no por eso es un buen disco, o que destaque por sobre otros discos de este año, quizás solo destaca dentro de la discografía de Muse, pero nada más.

Responder

Discos

Protomartyr – “Ultimate Success Today”

Publicado

en

Ultimate Success Today

El padre de la bomba atómica, un perro rabioso, el Emperador Constantino I, una actriz de cine mudo y una mula. La secuencia de portadas de los discos de Protomartyr tiene más significado que el aparente, debido a que las piezas diseñadas por Joe Casey, su vocalista, dan pistas de una identidad visual y por dónde se trazará la línea lírica y sonora. Frente a este panorama complejo y oscuro, llegan las punzantes y asfixiantes canciones de la banda, cuya particular visión del mundo, nihilista, reflexiva e irónica, puede ser para algunos un bálsamo, un baño de realidad, o bien, una mecha que lo encienda todo.

Obsesionado con la historia de las mulas y su función de animales casi desechables para el ser humano, el narrador toma inspiración para mirar con ojo crítico el mundo actual. Centrándose en la reflexión, y de manera casi profética, da en el clavo con sus referencias a los matones que llegan a los puestos de poder (“Processed By The Boys”) la policía y su brutalidad, y a quienes, aferrados a sus dogmas económicos, desechan la vida de otros.

“Ultimate Success Today” –retrasado por la pandemia– aparece como reflejo de ello. Al inicio, Jemeel Moondoc se encarga de introducir con extrema confianza el saxofón en “Day Without End” y en varios pasajes del álbum. Esa fuerza y carácter post punk en constante experimentación se materializa en nuevos arreglos, melodías e instrumentos ajenos a la banda, los que aportan más color y actitud. Por otro lado, el trabajo vocal es superior y se complementa con coros femeninos a cargo de Nandi Rose (“June 21”), donde es posible identificar a un Joe Casey que recita y balbucea cada vez menos, pero sin abandonar su postura de frontman despreocupado y sin carisma.

Los cinco discos que adornan las vitrinas de los de Detroit los han posicionado como una de las bandas más interesantes del último tiempo, a punta de intensos y repetitivos riffs, profundas líneas de bajo y una atmósfera ahogada por la voz recitada de Casey. Como punto alto, “The Aphorist” mantiene esa receta con una hipnótica guitarra contenida hacia un disonante final y una batería seca. La letra, con guiños a la literatura, repasa otra vez a la sociedad y a la política de manera ácida y directa.

Nuevamente el saxo acompaña a un bajo con mucha distorsión en “Tranquilizer”, una catarsis de tres minutos, que bien se asemeja a los primeros trabajos de la banda y que desemboca en la inquieta “Modern Business Hymns”. Podría parecer un caótico final si no fuera por “Worm In Heaven”, una suave, pero amarga balada, con un dejo a despedida.

Las referencias de las que bebe este y todos los álbumes de Protomartyr no son explícitas. Refugiados en la filosofía, las metáforas y el sarcasmo a ratos, construyen un relato difícil de descifrar, pero que al final es más sencillo de lo que parece. “Ultimate Success Today” suena oscuro y atrapante, como el fin de un ciclo o una declaración final, sin embargo, la luz se cuela cuando el discurso se torna más reflexivo y abierto: ¿Existe realmente un futuro? El miedo y la incertidumbre ahora se comparte.


Artista: Protomartyr

Disco: Ultimate Success Today

Duración: 40:07

Año: 2020

Sello: Domino


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ultimate Success Today Ultimate Success Today
DiscosHace 4 días

Protomartyr – “Ultimate Success Today”

El padre de la bomba atómica, un perro rabioso, el Emperador Constantino I, una actriz de cine mudo y una...

Inlet Inlet
DiscosHace 5 días

Hum – “Inlet”

Hay ocasiones en que el reconocimiento puede ser esquivo; un terreno donde no sólo basta con el talento, sino que...

Beyond The Pale Beyond The Pale
DiscosHace 6 días

JARV IS… – “Beyond The Pale”

Al final del día, casi todo termina siendo cosa de límites y dinámicas. Tras ocupar Irlanda en el siglo XIV,...

Providence Providence
DiscosHace 2 semanas

Ulthar – “Providence”

Algo muy valioso dentro de la música extrema es la diversificación del sonido y su amplitud de opciones, exigiendo a...

Mordechai Mordechai
DiscosHace 2 semanas

Khruangbin – “Mordechai”

En un presente tan automatizado como el actual, Khruangbin ha logrado con éxito captar la atención de la audiencia con...

Hum Hum
DiscosHace 2 semanas

Alain Johannes – “Hum”

La carrera de Alain Johannes habla por sí sola. Como “hombre en las sombras” ha sido el responsable de un...

Savage Peace Savage Peace
DiscosHace 3 semanas

Partisan – “Savage Peace”

Actualmente, una frase como “paz salvaje” resulta tan paradójica como acertada. La brusquedad de los cambios en los ritmos de...

Women In Music Pt. III Women In Music Pt. III
DiscosHace 3 semanas

HAIM – “Women In Music Pt. III”

Desde el lanzamiento de “Summer Girl” el año pasado, era claro que el tercer álbum de HAIM, “Women In Music...

Hell Will Come For Us All Hell Will Come For Us All
DiscosHace 3 semanas

Aversions Crown – “Hell Will Come For Us All”

Australia no sólo es el país originario de bandas importantes de rock como AC/DC, y otras que nacieron durante la...

Amends Amends
DiscosHace 4 semanas

Grey Daze – “Amends”

Para quienes crecieron con los himnos de Linkin Park sonando fuerte en la radio y en la televisión, la muerte...

Publicidad
Publicidad

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: