Conéctate a nuestras redes

Discos

Mr. Big – “Defying Gravity”

Publicado

en

Es conocido por cualquier fan de Mr. Big que la banda es mucho más que sus baladas de superventas, como “To Be With You” o “Just Take My Heart”. Es una aplanadora de hard rock clásico, con toques bluseros y abundante virtuosismo, que ha tenido la capacidad de reinventarse de manera sobresaliente a través del tiempo, todavía sonando fresca. A tres años de su última producción de estudio, Eric Martin, Billy Sheehan, Paul Gilbert y Pat Torpey vuelven a juntar fuerzas con el productor Kevin Elson, responsable de la mezcla de su material más clásico. En un período de seis días grabaron “Defying Gravity” junto al apoyo de Matt Starr en la batería, quien ocupa ese rol durante las presentaciones en vivo de la banda desde 2014, debido al mal de Parkinson que afecta a Torpey.

Arranca “Open Your Eyes” con un riff directo, muy vieja escuela, y con un coro ganchero que se cataloga como uno de los puntos altos de este trabajo. Caso similar ocurre con “Defying Gravity” y “Everybody Needs A Little Trouble”, donde se escucha a una banda sonando de forma natural, como en su época más clásica. Lo que más llama la atención de este nuevo trabajo es que no sigue la línea de un sonido más moderno, como fue el caso de “What If…” (2010) y “…The Stories We Could Tell” (2014). Acá la mezcla es más cruda, muy al estilo del rock setentero, lo que permite escuchar de manera muy clara cada instrumento. Otro cambio que se nota de manera inmediata es la batería. Matt Starr le da un estilo más duro a los parches, que quizás descoloque a algunos fans acostumbrados más al groove que transmitía Pat Torpey. Sin embargo, este cambio le da un nuevo aire a la banda, con bases que recuerdan un poco a Led Zeppelin.

“Damn I’m In Love Again” y “Mean To Me” le colocan paños fríos a esta producción; la primera –con un estilo cercano al country– carece de inspiración y finalmente pasa casi desapercibida, mientras que la segunda resalta el virtuosismo por parte de Billy Sheehan y Paul Gilbert, pero no termina de convencer del todo. La diversidad de estilos que presenta Mr Big en su repertorio es algo que le sigue sentando muy bien. Además del hard rock más blusero, es posible encontrar canciones cercanas a lo que hacía Van Halen en su época, o ir más allá con estilos como el country y las baladas. Todavía se siente la energía al combinar todos estos elementos en un solo trabajo.

Sigue la semiacústica “Nothing Bad (Bout Feeling Good)”, la cual es más compleja, pero muy lograda, con unos potentes coros en segundo plano que logran envolver de manera magistral, catalogándola como el punto más alto del disco. Continúan “Forever And Back” y “She’s All Coming Back To Me Now”, la primera la gran balada de este álbum, que ya fue estrenada como adelanto y que, con una delicada lírica de Eric Martin, aspira a convertirse en un nuevo clásico de la banda. La segunda es un registro más orientado al pop, algo que le acomoda bastante bien a la banda. Entrando a la recta final del disco, “1992” destaca por su sonido al estilo Van Halen, que le da bastante fuerza, junto con el trabajo de ese monstruo de las seis cuerdas llamado Paul Gilbert y el demoledor bajo de Billy Sheehan. Por último, “Nothing At All” y “Be Kind” presentan esa vibra muy bluesera, cerrando con un pequeño pero desenfrenado jam entre Gilbert, Sheehan y Starr.

En términos generales, el regreso discográfico de Mr. Big cumple a cabalidad, con un sonido más crudo al que nos tienen acostumbrado, pero que seguramente dejará satisfecha a su fanaticada. A pesar de las adversidades que han tenido que enfrentar en el último tiempo, se percibe que la banda aún tiene mucho por entregar y que la inclusión de Matt Starr ha sido un acierto.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Dance Gavin Dance – “Afterburner”

Publicado

en

Afterburner

Como todo nuevo movimiento, un grupo de personas conecta con una idea inicialmente por compartir convicciones. También sucede así con un sonido donde la diversidad tiene un nicho en crecimiento por su atractivo en lo poco convencional y, a su vez, la accesibilidad que una banda puede generar a través de una discografía compleja de hacer encajar en un molde, la cual también comprende cambios de alineación que, paradójicamente, consiguen aportar con una evolución y revitalización de la particular carrera musical de Dance Gavin Dance, agrupación de Sacramento que lleva quince años fusionando el post-hardcore con el math rock, tomando ritmos de jazz y del screamo de los 90, creando un sonido experimental y ganchero.

Desde 2012, Tilian Pearson ha cumplido con las labores de vocalista. Poseedor de un registro muy versátil y melódico, se adaptó muy bien al trabajo de Jon Mess, quien desempeña los gritos que suman a la diversificación del trabajo de los estadounidenses, y en “Afterburner” la progresión se expande con ritmos entre el funk y el rap sin ser una incorporación abrupta, debido a la misma naturaleza de la agrupación. Y es que, como miembros originales, el guitarrista Will Swan, junto a Jon Mess y el baterista Matthew Mingus, han construído un inconfundible sello, que por momentos puede parecer una parodia de sí mismos por su contenido, pero, desbordante de talento, su propuesta es virtuosa, atravesando patrones complejos con una calidad en sonido notable por la producción que los acompaña desde su debut larga duración “Downtown Battle Mountain” (2007).

La dupla que abre el álbum logra reafirmar que se trata de la banda en un momento muy bueno de su trayectoria; “Prisoner” y “Lyrics Lie” son claros ejemplos del trabajo compositivo que tomó un nuevo brillo desde el bien recibido “Instant Gratification” (2015). Cuerdas progresivas, pero que mutan a delicados arreglos y variaciones, acompañando las voces entre gritos que potencian los compases fuera de tiempo en percusión y coros limpios en contagiosa interpretación. Con la llegada de “Calentamiento Global” viene el atrevimiento de exploración y, en una canción en su mayoría en castellano, el ritmo de la escucha cambia de vibra totalmente a una bailable atmósfera que se extiende también a “One In A Million”, no exenta de quiebres, manteniendo la impredecibilidad como parte del sello de la agrupación.

“Strawberry’s Wake” es una continuación de una saga de canciones iniciada en “Happiness” (2009), y justo en mitad del disco se evidencia con esta canción que aún quedan herramientas para emplear en la mezcla. Secciones de rock más radial junto con explosivos giros en un despliegue más progresivo en su instrumentación es lo que sigue con naturalidad durante “Born To Fail” y “Night Sway”, aplicando sus influencias del math-core y rock alternativo. Y, hacia el final, “Say Hi” va coronando de forma implacable la dualidad asequible de Dance Gavin Dance y la intensidad clave en una de las mejores canciones de “Afterburner”.

¿Cómo sostener una prolongada carrera sin riesgos, cambios o una identidad clara? Basado en el noveno trabajo discográfico y analizando sus previas entregas, Dance Gavin Dance satisface las tres alternativas, pero cayendo en un cierre poco cohesionado, donde “Nothing Shameful” e “Into The Sunset” son más tenues, e incluso con las colaboraciones del vocalista de la banda Eidola, Andrew Wells y Bilmuri (nombre artístico del ex vocalista de la banda Attack Attack!), respectivamente, las canciones aterrizan un momento álgido y lo llevan por un espectro más alternativo.

Sin tener un hilo conductor y armando un buen listado de canciones, tiene una validez apoyada en la capacidad de los intérpretes de “Afterburner”, siendo un disco de buena factura y entretenida escucha. Con un recorrido no menor, donde han obtenido una buena base de oyentes, Dance Gavin Dance tiene la agudeza suficiente para ir aún más allá.


Artista: Dance Gavin Dance

Disco: Afterburner

Duración: 48:05

Año: 2020

Sello: Rise Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Afterburner Afterburner
DiscosHace 6 horas

Dance Gavin Dance – “Afterburner”

Como todo nuevo movimiento, un grupo de personas conecta con una idea inicialmente por compartir convicciones. También sucede así con...

What The Dead Men Say What The Dead Men Say
DiscosHace 1 día

Trivium – “What The Dead Men Say”

Existe un concepto dentro del relato de Philip K. Dick en el que está inspirado este álbum, el que hace...

Making A Door Less Open Making A Door Less Open
DiscosHace 6 días

Car Seat Headrest – “Making A Door Less Open”

En lo que ya es una década de carrera, Car Seat Headrest ha evolucionado de demos desprolijos creados en el...

I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain
DiscosHace 1 semana

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos...

Verminous Verminous
DiscosHace 1 semana

The Black Dahlia Murder – “Verminous”

Cambiando la tendencia de lanzar un nuevo álbum cada dos años, The Black Dahlia Murder libera “Verminous”, su noveno material...

Mestarin Kynsi Mestarin Kynsi
DiscosHace 2 semanas

Oranssi Pazuzu – “Mestarin Kynsi”

Tal como asegura la banda, Oranssi Pazuzu es un proyecto donde la reinvención es un principio intransable. Convencidos por la...

Trust Fall (Side B) Trust Fall (Side B)
DiscosHace 2 semanas

Incubus – “Trust Fall (Side B)”

En tiempos convulsionados y previos a un inimaginable aislamiento mundial al que nos veríamos inducidos, a fines de 2019 Incubus...

Titans Of Creation Titans Of Creation
DiscosHace 2 semanas

Testament – “Titans Of Creation”

Por regla general, las bandas son reconocidas por sus primeros trabajos. El factor sorpresa, la novedad y la furia en...

HUMAN. :||: NATURE. HUMAN. :||: NATURE.
DiscosHace 3 semanas

Nightwish – “HUMAN. :||: NATURE.”

Desde los albores de las primeras civilizaciones, cuando los hombres comenzaron a registrar objetos y acciones a partir de símbolos...

Earth Earth
DiscosHace 3 semanas

EOB – “Earth”

Bajo perfil, escudero de Radiohead y uno de sus pilares creativos, Ed O’Brien asoma con su esperado lanzamiento en solitario...

Publicidad
Publicidad

Más vistas