Conéctate a nuestras redes
Low In High School Low In High School

Discos

Morrissey – “Low In High School”

Publicado

en

Hubo una época en que no teníamos el poder de juzgar instantáneamente a las personas en la plaza pública virtual por culpa de sus dichos. Es posible que el tsunami de información que azota la sociedad en la que vivimos nos haya hecho olvidar aquellos días en que personajes como Morrissey no eran más que sujetos pintorescos y hasta queribles en el mundo del espectáculo; de hecho, su punzante visión siempre fue motivo de admiración para sus discípulos y caldo de cultivo para ganarse la animosidad de sus detractores. Pareciera ser que los inolvidables clásicos del inglés eran capaces de pasar por alto su a veces destemplada visión del mundo, y eso es precisamente lo que más se extraña en “Low In High School”: la capacidad para entregar hits enormes, aunque aporte un puñado de canciones que conservan el gancho sin convencer del todo como elemento unitario.

De todas maneras, hay que reconocer que la gracia de Moz para crear algunas melodías destacables sigue intacta, como se puede apreciar en el arranque a toda máquina de “My Love, I’d Do Anything For You”, impulsada por la batería marchante de Matthew Ira Walker y la muralla de guitarras a cargo de Jesse Tobias y Boz Boorer, o en la traviesa “I Wish You Lonely”, cuya base electrónica da chispazos de innovación en áreas que no son muy frecuentes para el ex The Smiths. La defensa de su catálogo más clásico recae en las interesantes “When You Open Your Legs” y “Jacky’s Only Happy When She’s Up On The Stage”, que cuenta la historia de una artista que se dedica completamente al teatro después de una ruptura amorosa. Otro aspecto innegable, es que Morrissey se defiende bien en temas más emocionales como “Home Is A Question Mark”, en la que aún puede mostrar sus dotes de crooner, o “Spent The Day In Bed”, en la que su voz de terciopelo cuenta las bondades de holgazanear mientras invita a dejar de ver las noticias, algo contradictorio si se toma en cuenta que una gran porción de las letras están influenciadas por los acontecimientos de la actualidad mundial, siempre bajo su singular óptica.

La apocalíptica “I Bury The Living” –una sátira oscura que cuenta cómo es la guerra desde el punto de vista de un soldado– se extiende por más de siete desafiantes minutos, en los que la excesiva tensión no cuaja, algo que tampoco logra hacer la lánguida “In Your Lap”, cuya preocupación por el abuso de autoridad combinada con referencias a la Primavera Árabe, se funden en un lamento que resulta tedioso.

El ataque a la lucha de Estados Unidos por el petróleo sirve como telón de fondo para “The Girl From Tel-Aviv Who Wouldn’t Kneel”, con un sonido que mezcla lo mediterráneo con tintes latinos, una jugada que ya habíamos visto fracasar en su olvidable disco anterior y que esta vez tampoco luce como una buena idea, mientras “Who Will Protect Us From The Police?” clama por Venezuela en una atmósfera donde los sintetizadores y los instrumentos de viento se cruzan violentamente, mixtura que despierta un poco más de interés, pero no como para destapar espumante. La crítica sigue en “All The Young People Must Fall In Love”, que habla de cómo las cosas se mantienen estáticas a pesar de la alternancia de los gobiernos, con un rasgueo de guitarra un poco más luminoso, un tono totalmente distinto al de “Israel”, en la que la lenta batería y el color lúgubre profundizan el dramatismo de su interpretación sobre el conflicto palestino-israelí, pero siempre con un tono excesivamente eurocentrista.

Morrissey nunca ha sido un artista neutral, y en su entrega número once tampoco pretende serlo. Dispuesto a opinar sobre todos los temas, tanto en la prensa como en sus discos, el músico de 58 años trata de mostrarse contestario en “Low In High School”, pero adolece de un sustento musical que lo acompañe, sobre todo en la segunda mitad de la placa, y una vez más se inmiscuye en caminos sónicos muy pedregosos que no logra hacer brillar su nuevo trabajo. Durante muchos años, las convicciones polémicas le dieron un valor agregado al hombre de sangre irlandesa y corazón inglés, pero hoy ese mensaje se ve dinamitado por lo débil de la entrega, especialmente en un momento en el que podemos usar las redes para llevar a la guillotina a cualquiera, y eso hace que su música sea mucho menos disfrutable. ¿Se puede separar la obra de la vida personal y de las opiniones de un artista, especialmente cuando este tiene una visión tan militante? Es una pregunta que podría responderse de manera más fácil si el resultado fuera óptimo, pero en este caso sólo le alcanza para superar a sus ya flojas placas anteriores. El bocón atacó de nuevo, pero su ofensiva sólo nos dejó un par de canciones destacables entre otras bastante olvidables.


Artista: Morrissey

Disco: Low In High School

Duración: 53:25

Año: 2017

Sello: BMG


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Publicado

en

False Alarm

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys, Two Door Cinema Club lanza “False Alarm” luego de tres años de recreo desde el lanzamiento de “Gameshow” en 2016. Con este LP, el trío norirlandés abre un nuevo capítulo en su búsqueda de identidad musical, inspirado en su cruzada personal de ir a la caza de un sonido que haga que la gente baile y se empape de positivismo.

Sin duda alguna, esta nueva creación responde a la inquietud de la banda por explorar el synthpop y el electropop de manera más profunda que en algunas canciones del disco anterior, como “Bad Decisions” y “Surgery”. Al abrir con “Once”, el grupo pareciera estar haciendo una declaración de principios sobre el álbum, desmarcándose del punto de partida de su carrera con “Tourist History” (2010) y la línea indie que venían siguiendo. Con sonidos computarizados como pilotos de este avión, el tema explora melodías excéntricas, comandadas por sintetizadores y casualmente intervenidas por la guitarra eléctrica de Sam Halliday. La voz de Alex Trimble merece comentario aparte: suave y armónica, da la sensación de que danza entre los alegres y relajados beats que recorren esta pista de más de tres minutos.

El sello kitsch que el trío le imprime a este LP se evidencia a medida que se avanza en él, cumpliendo con características musicales y rítmicas de los 80. “Talk”, el segundo tema y primer single de este disco, es lo suficientemente frívolo para ser ocupado en una pasarela y presentar una nueva colección en la New York Fashion Week, pero es también alegre como para bailarlo en discotecas y escapar de la monótona y gris rutina de la ciudad. Su sucesora, “Satisfaction Guaranteed”, fue creada en colaboración con la banda de afropop Mokoomba; ella provee un ritmo irresistible y cadencioso, que emana de agudos sintetizadores que emulan la sonoridad de la icónica “Popcorn” de Hot Butter.

Los riesgos tomados por los tres músicos se ven reflejados en creaciones como “So Many People”, en la que el coqueteo con una rítmica funk hace que esta espacial y popera canción salga a la luz. Seduciendo con volátiles melodías que aterrizan en los versos y vuelven a emprender vuelo en los coros, resulta imposible no entregarse al viaje galáctico propuesto. También, al encontrarse con “Think”, se revela un groovy e interesante guiño al compás característico del R&B. Más lenta que sus antecesoras, el aporte de la voz distorsionada y los sintetizadores más calmos y tibios, llaman a tomar un descanso de la alegre e hiperventilada línea melódica de esta entrega.

Si se habla de empaparse de influencias, “Nice To See You” es la respuesta. Este hijo traído al mundo de la mano del rapero Open Mike Eagle, da el puntapié inicial con un ritmo oscuro, marcado y seco, digno de “Songs Of Faith And Devotion” (1993) de Depeche Mode. Sobre la misma, rápidamente se mezcla con elementos extraídos de “Let’s Dance” del icónico Duque Blanco, como el riff de la Stratocaster del legendario Stevie Ray Vaughan o el sintetizador que periódicamente le añade textura, seguidos de una intervención del otrora miembro de Thirsty Fish. Además, se evidencia de manera indudable una entrega al estilo inconfundible de bandas como New Order. Desde el timbre de voz grave y distintivo de Bernard Sumner hasta la instrumentación y mezcla, tanto “Dirty Air” como “Satellite” aparecen como fruto de un influjo de emblemáticos éxitos como “Blue Monday”, lo que las convierte en interesantes, bailables e hipnóticas. Al finalizar con “Already Gone” –la cual es melosa, optimista y un tanto naïve–, la banda explora terrenos electropop con un dejo de psicodelia tipo Tame Impala, con un abrupto final que permite comprender el porqué del título.

En este cuarto compilado creativo y riesgoso, pero cohesivo e interesante, Two Door Cinema Club se muestra como una agrupación sólida y audaz, pues salen de su zona de confort estampada en sus dos primeros discos que fácilmente pueden conformar un LP doble. “False Alarm” es la fiel prueba de que su búsqueda por un sonido deseado y orientado hacia lo bailable va acompañado de un fiato y madurez innegables en sus ya doce años de camino colectivo, mezcla infalible para dar a luz a una creación tanto convincente como exquisita.


Artista: Two Door Cinema ClubFalse Alarm

Disco: False Alarm

Duración: 40:25

Año: 2019

Sello: Prolifica / PIAS


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

False Alarm False Alarm
DiscosHace 1 min

Two Door Cinema Club – “False Alarm”

Con una portada azul eléctrico, que luce como si hubiese sido diseñada para adornar un disco de Pet Shop Boys,...

Gold & Grey Gold & Grey
DiscosHace 1 día

Baroness – “Gold & Grey”

Durante la segunda mitad de la década pasada, Baroness sonaba como una de las agrupaciones responsables de llevar el relevo...

Western Stars Western Stars
DiscosHace 6 días

Bruce Springsteen – “Western Stars”

Dicen que la sabiduría popular prueba ser más cierta que cualquier ciencia exacta. Hay gente que sostiene firmemente que el...

Let’s Rock Let’s Rock
DiscosHace 1 semana

The Black Keys – “Let’s Rock”

Después de cinco años fuera del radar, el dúo de Ohio vuelve a la carretera con un nuevo disco de...

Designer Designer
DiscosHace 1 semana

Aldous Harding – “Designer”

La escena del indie actual no es la misma que aquella en la que Aldous Harding debutó con su LP...

Help Us Stranger Help Us Stranger
DiscosHace 2 semanas

The Raconteurs – “Help Us Stranger”

Un intermedio de once años entre un álbum y otro parece un tiempo muy largo, pero para The Raconteurs fue...

It Won/t Be Like This All the Time It Won/t Be Like This All the Time
DiscosHace 2 semanas

The Twilight Sad – “It Won/t Be Like This All The Time”

Pareciera ser que la discografía de The Twilight Sad es más extensa de lo que parece, pero con cinco títulos...

Anima Anima
DiscosHace 2 semanas

Thom Yorke – “Anima”

Si Thom Yorke ha sido capaz de entregar trabajos tan buenos con Radiohead y como solista, un nuevo álbum de...

Morbid Stuff Morbid Stuff
DiscosHace 3 semanas

PUP – “Morbid Stuff”

En tiempos donde las bandas underground tienen un espacio mucho más amplio, gracias a distintas plataformas digitales que se convierten...

Fishing For Fishies Fishing For Fishies
DiscosHace 3 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Fishing For Fishies”

Nueve años de carrera y 14 discos de estudio. Ese es el saldo de la discografía de los australianos, quienes,...

Publicidad
Publicidad

Más vistas