Conéctate a nuestras redes
I Am Not A Dog On A Chain I Am Not A Dog On A Chain

Discos

Morrissey – “I Am Not A Dog On A Chain”

Publicado

en

¿Es posible pasar por alto las divagaciones y controvertidas declaraciones y actitudes de Morrissey? Durante el últipo tiempo, algunos dichos directos, intencionales y otros pequeños detalles han ido matizando su controvertida forma de ver el mundo actual y las polémicas de las que ha decidido hacerse parte. Todo ese ruido pareciera haber minimizado y ocultado el hecho de que Morrissey no lanzaba material original desde 2017 con “Low In High School”. Sin embargo, y tras un completo trabajo, su decimotercer lanzamiento, “I Am Not A Dog On A Chain” –curioso título–, ha resultado ser un agrado para algunos, cuando de escucharlo cantar y componer se trata.

Así se expresa en el coro de “Jim Jim Falls”, primer corte del álbum, enérgica canción que en su letra teoriza sobre un suicidio y se aventura a dar muestras de determinación, casi como una declaración: “Si vas a cantar, entonces canta / No lo pienses / Si vas a vivir, entonces vive”. Sin ir más lejos en cuanto a arreglos y composición, sus tintes electrónicos y un sonido clásico hacen que esta primera canción oreja marque un buen presentimiento sobre lo que viene.

Pareciera ser que, matizado con la música, Morrissey pretende continuar una senda de golpes directos, declaraciones incendiarias y una postura de frente. Así al menos se expresa en sus líricas y en sus comentarios tras el lanzamiento; según el autor, este álbum es su mejor trabajo hasta la fecha. Y aparentemente es así tras la muestra de sus tres primeros tracks. Consistentes, como “Love Is On Its Way Out”, hipnótico track de interesantes arreglos electrónicos, hasta “Bobby, Don’t You Think You Know?”, uno de los puntos altos, donde el aporte en la voz de Thelma Houston le entrega un nuevo aire y calidez desde el inicio a “I Am Not A Dog On A Chain”.

Por su parte, “Knockabout World” continúa la senda de arreglos electrónicos sobre finas capas de guitarra. Para la mitad, esta balada ruega por un cambio que se refleja en unos poco sutiles vientos que parecieran artificiales. De ahí en más, nuevos coros con voces femeninas hasta “Once I Saw The River Clean”, que fácilmente podría haberse convertido en un clásico de antaño con ese galopeo de sintetizador ochentero.

Morrissey lleva un poco más lejos la experimentación en “The Truth About Ruth”, otro de los puntos altos que mezcla muy bien una épica melodía con arreglos de cuerdas, piano, coros líricos y una sentimental interpretación. La clave parece ir por acá, en esta línea de canciones que sí proponen y marcan un giro más que necesario cuando el álbum ya se empezaba a sentir predecible.

“I Am Not A Dog On A Chain” no avanza como un mal disco, sin embargo, hace agua hacia la mitad. Es necesario prestar atención a la intención y lo que espera decir Morrissey con sus directas y, a ratos, crípticas letras, títulos y mensajes. Y así lo ha hecho durante toda su carrera, sin ocultar sus principios, militancias y opiniones, diversas y contradictorias. Es el tono confrontacional de este álbum lo que siembra las dudas, haciéndolo parecer nada más que una forzada puesta en escena.


Artista: Morrissey

Disco: I Am Not A Dog On A Chain

Duración: 49:30

Año: 2020

Sello: BMG


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

IDLES – “Ultra Mono”

Publicado

en

Ultra Mono

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer disco del conjunto de Bristol el mensaje es tallado en piedra, pero en el campo del sonido es donde hubo un trabajo brillante, que probablemente pase más desapercibido de lo debido por lo central que resulta la dinámica lírica en “Ultra Mono”.

Tras dos discos de alto impacto, como fueron “Brutalism” (2017) y “Joy As An Act Of Resistance.” (2018), IDLES ganó una notoriedad que les entregó una plataforma para expresar puntos políticos con claridad, en pos de la unidad, contra la masculinidad tóxica, la xenofobia, el machismo y los efectos de un sistema económico que corroe la humanidad, pero eso mismo les puso un blanco en la espalda. Cada paso en falso era usado, especialmente contra el vocalista Joe Talbot. Los cuestionamientos justificaron al final el tono desafiante que tiene “Ultra Mono”.

En este disco las consignas son más desafiantes, sin medias tintas. Aunque las frases son directas, hay reflexión y convicción. Entonces, ¿por qué pareciera que en varias canciones hay respuestas a la medida de las pasiones que genera un troll promedio en Twitter? En “The Lover”, “War” o “Anxiety”, en vez de buscar algo decorado, los conceptos son brutales, sin ambigüedades, para atacar a los haters, a los abusadores o a quienes perpetúan el sistema. En “Ne Touche Pas Moi” (“no me toques” en francés) en vez de reflexionar sobre el abuso, Jehnny Beth y Talbot literalmente gritan “Consent” (“Consentimiento”). Ese afán brutal por sobre el matiz probablemente cristalice la fidelidad de quienes ya adoran a IDLES y le dará más excusas a quienes odian a la banda.

Sin embargo, ese ahínco se olvida de que “Ultra Mono” es un disco sólido y que está basado en los otros pilares que conforman a IDLES. Sí, Talbot es magnético, transparente, sus intentos por generar unidad y buscar justicia son encomiables, pero hay mucho más. Mark Bowen y Lee Kiernan exploran coordinadamente las posibilidades de la guitarra, pero en especial los pedales y los efectos, transformando las seis cuerdas en verdaderos sintetizadores, capaces de generar atmósferas, ánimos y poner otros colores, sin desviar la atención del engranaje preciso y compacto que IDLES por fin logró en el estudio.

En entrevista con HumoNegro, Bowen indicó que “quisimos calmar todo y destilar IDLES a su forma más esencial” quitando ruidos innecesarios. Lo logran, y pareciera que, en la mayoría del álbum, Lee y Mark tocaran al unísono y que lo que cambia son los efectos o matices en las mismas notas, muchas veces con acordes atonales que dan una sensación de extrañeza aún mayor. Adam Devonshire y John Beavis siguen en la senda del ritmo implacable, y esto se nota en canciones como “Mr. Motivator” (con una letra muy blanda para IDLES, pero infecciosa a más no poder), la increíble “Model Village” o la impactante “Reigns”, esta última con un saxo espacial de Colin Webster y un coro que hasta recuerda a Queens Of The Stone Age.

Aunque se diga que IDLES es punk, la actitud puede tirar hacia allá, pero la música del quinteto es bastante más versátil y ecléctica, y se basa en una estructura mental y una fuerza interior más que en un género musical. En un perfil del New York Times, Devonshire dijo que la canción que hizo de IDLES lo que es hoy es “The Rat” de The Walkmen, y quizás ahora por fin lograron replicar esa meta inicial, esa urgencia, esa energía, esa paranoia y también esa capacidad de desenmascarar la falsedad alrededor. IDLES es su propio estado mental, tan así, que pueden llegar y grabar un disco de esta calidad en dos semanas y tomarse cuatro meses de mezcla para preocuparse de cada detalle. Si en “Joy As An Act Of Resistance.” buscaban unidad, en “Ultra Mono” la línea que más se repite es “I am I” (“yo soy yo”), porque el paso siguiente es la autoaceptación, y este es un disco que refleja por completo las facetas de una banda que merece su revolución, su autoestima y la estima de un mundo en aparente ebullición.


Artista: IDLES

Disco: Ultra Mono

Duración: 42:54

Año: 2020

Sello: Partisan


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 6 horas

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Down In The Weeds Where The World Once Was Down In The Weeds Where The World Once Was
DiscosHace 3 días

Bright Eyes – “Down In The Weeds, Where The World Once Was”

Tras un receso de nueve años y con una serie de proyectos bajo el brazo, Conor Oberst ha reunido a...

Imploding The Mirage Imploding The Mirage
DiscosHace 4 días

The Killers – “Imploding The Mirage”

En este año, tan complicado y sombrío, necesitamos ciertas cosas que nos suban el ánimo y nos hagan volver a...

Whole New Mess Whole New Mess
DiscosHace 5 días

Angel Olsen – “Whole New Mess”

Hace menos de un año, Angel Olsen lanzó un álbum digno de definir una carrera. “All Mirrors” (2019) se estableció...

Gentlemen Gentlemen
DiscosHace 6 días

El Álbum Esencial: “Gentlemen” de The Afghan Whigs

R&B metido en el rock con aspiraciones mainstream, hombres reconociendo errores, creatividad mezclada con generosidad, una vocación digna del salmón para...

Limbo Limbo
DiscosHace 3 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 3 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 3 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 3 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 3 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Publicidad
Publicidad

Más vistas