Conéctate a nuestras redes

Discos

Mogwai – Raves Tapes

Publicado

en

Hablar de los escoses de Mogwai es algo difícil, siempre lo fue. El encasillarlos en un estilo es y siempre será complicado. Se han desarrollado con una fórmula que parece simple de aplicar, manteniéndola por casi dos décadas de forma efectiva; algo realmente plausible. En la actualidad se percibe que la incorporación de sintetizadores a sus piezas han sumado a la ya conocida composición –que los llevó a ser una de las bandas mas innovadoras y trascendentales en los noventas-, un esbozo de una nueva receta que quizás los lleve al próximo nivel. En comparación con su placa anterior, “Hardcore Will Never Die, But You Will” (2011), disco de alto calibre, que dejó la vara muy alta, llegamos a un punto por el cual pasan todas las bandas, con o sin perjuicio: la reinvención; el traspasar límites sin traicionar las propias raíces.

En este nuevo disco, Mogwai nos encamina a punta de sus clásicas cascadas de guitarras. “Heard About You Last Night”, tema de apertura, es una mezcla entrañable y melancólica tal como Mogwai lo sabe hacer, y que delinea de manera perfecta lo que se vendrá mas allá de las nubes invernales escocesas que se aproximan. “Simon Ferocious” es una creación ajena a lo que ya se conoce de estos europeos. Nos traslada a un mundo paralelo y de ensoñación que, al escucharlo, provoca esa sensación de estar en un mundo que simplemente no existe. Le sigue “Remurdered”,  la propuesta de lo que el post-rock en esta época representa: sonidos clásicos y modernos, cargados de arreglos electrónicos que armonizan y conspiran a la perfección en un solo universo.

Continuamos con “Hexon Bogon”, tema que podría perfectamente ser parte de cualquiera de los trabajos anteriores de esta banda. Sólo basta escuchar dos riffs para darse cuenta de que continúan estrujando sus viejas glorias y que, de algún modo u otro, cumplen con su objetivo. “Repelish”, track que incorpora voces en estilo Spoken Word, habla sobre “Stairway To Heaven” de Led Zeppelin, en cómo se convirtió en la canción más popular de la historia del rock, y que luego nos relata sobre los supuestos mensajes satánicos y subliminales que algunos álbumes suelen tener escondidos entre líneas. Un tema delirante y con una exquisita atmósfera. Ya pasando la mitad del disco, nos encontramos con “Master Card”, un tema que nos recuerda un poco a “Shellac” en un par de riffs, sólo que, como ha sido la tónica en esta nueva creación, contiene el agregado de los sintetizadores.

El viaje continúa y se vislumbra el final. Acá las revoluciones no paran. “Deesh” es un tema tenso, donde la batería se torna protagonista y suena como si se tratase de una marcha militar. Este ambiente rígido se ve interrumpido con la siguiente composición. “Blues Hour” es un tema cantado sin vocoder y que impone el lado inteligente del disco. Un tema que por sí solo se destaca entre el resto, MOGWAI 02ya que es el único que cuenta con canto y letras. Algo triste y melancólico, una fórmula emocional que siempre le ha dado buenos resultados a Mogwai. “No Medicine For Regret” es una composición más que destacable, trasladando a un lugar distinto, casi mágico. La música traspasa sentimientos y no se necesitan líricas para influir explícitamente en ello. El disco cierra con “The Lord Is Out Of Control”, tema escogido como single, y el cual nos deja con esa sensación tétrica y de incertidumbre.

“Rave Tapes” puede jactarse perfectamente de ser el nuevo punta de flecha de un sonido que no sabemos dónde va a terminar, pero que sí nos pone en conocimiento que estos escoceses están en constante exploración. Una fórmula quizás agotada, pero que se renueva cada vez y nos deja siempre con ese miedo sobre el qué vendrá en el horizonte. Deja gusto a poco, pero la vara a superar estaba alta, ya que su trabajo anterior fue potente. Se compensa de sobremanera al entregar un abanico de temas distintos y cautivadores; reinventarse o morir en el intento es algo que se percibe a gritos en el disco y lo han logrado. Mogwai puede seguir tranquilamente haciendo lo que siempre supo hacer, infinitos crescendos con arreglos de guitarras que nos llevan a lugares distintos e impensados cada vez. Por ahora permaneceremos seguros en este lugar esperando con ansias la siguiente parada de este largo viaje. Se han ganado el sitial de ser la banda ícono y más trascendente del post-rock, trono que no está asegurado, y que por lo mismo debe ser defendido cueste lo que cueste.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Shame – “Songs Of Praise”

Publicado

en

Songs Of Price

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga duración. Dentro de aquella selecta lista encontramos a Shame, parte de ese siempre anhelado recambio del rock inglés. En colaboración con Nathan Boddy –quien ha trabajado junto a Gary Numan– y Dan Foat en producción y mezclas, la propuesta musical del quinteto londinense deja aflorar toda la influencia que inculcaron en ellos agrupaciones que brillaron en la década pasada dentro de las islas británicas (nombres que ya son clásicos contemporáneos, como Arctic Monkeys o Interpol). De esta colaboración nace un álbum grandioso de principio a fin, que ya empieza a posicionarse en las listas de lo mejor del año con argumentos de sobra.

Las canciones tienen su precio y se lo toman a pecho; si el tiempo es dinero, no hay segundo por perder, y eso significa arrojar toda la caballería desde un comienzo. Esa es la sensación que nos invade en “Songs Of Praise” al escuchar “Dust On Trial”, con guitarras estridentes y vertiginosas, que amenizan el magistral fraseo “Just – One – Step – Closer to me”. Cargado hacia el post-punk, “Concrete” es un tema que juega con la velocidad de los instrumentos y la pacífica interpretación vocal de Charlie Steen, quien explota en un potente coro vociferando: “Tengo esperanza de que me escuches”, y vaya que se hace escuchar. Por su parte, “One Rizla” nos hace disfrutar a la vez que nos preguntamos cómo lo hace una banda de pubs para sonar como cabeza de cartel de festival europeo. Las guitarras pegajosas de Sean Coyle-Smith y Eddie Green junto con un potente coro, son elementos suficientes para aseverar que este es uno de los mejores tracks del álbum.

En “The Lick” escuchamos la sensual voz de Steen –quien se empieza a candidatear como uno de los grandes frontman de la década que está por llegar–, mientras el bajo de Josh Finerty repite una y otra vez un riff hipnótico, armonizado por las guitarras. Acá la banda nuevamente aplica la fórmula de los coros potentes y bien delimitados. “Tasteless” y “Donk” siguen el cauce de lo que hasta ahora hemos logrado apreciar. El primero, es un tema cargado en reverberaciones que cuestiona a todos aquellos que señalan que las guitarras ya no tienen cabida en el rock. El segundo, un poco más agresivo que su antecesor, presenta a un descomunal Charlie Forbes golpeando sin parar la caja de su batería. Luego de esa exuberante demostración de energía, nos encontramos con otro de los grandes momentos del álbum. “Gold Hole” es de esos temas llamados a ser uno de los himnos de la banda, gracias a un potente coro que repite una y otra vez “shake me up, shake me up”. Además, las variaciones de intensidad y el caos del final son sin duda increíbles.

Un poco más calmada, “Friction” muestra la buena dupla que realizan los guitarristas. Además, acá se logra apreciar una especial conexión con el britpop gracias a las psicodélicas segundas voces de los coros, entregando un aura de armonía mucho mayor que en otros tracks. Llegando al cierre, “Lampoon” ofrece un punk más clásico, totalmente británico, que desborda una gran cantidad de energía, entre bailable y aguerrida. Como punto final, “Angie” cierra con serenidad el excelente debut de Shame. Con buenos quiebres, además de un pulcro juego melódico entre diversos timbres vocales, esta última canción nos enseña que la banda da para explotar diferentes variantes de su género.

Quién no quisiera debutar con un álbum como este, sin puntos bajos, totalmente redondo. Hay una predominancia de temas de estructuras sencillas, pero con grandes arreglos y, no menos importante, con un sentido melódico contagioso que se agradece. A su vez, esas notorias cuotas de oscuridad y pinceladas de violencia le entregan versatilidad de colores al relato. Por otro lado, hay un constante dialogo con la tradición indie británica, lo que significa rememorar viejos estandartes, como Gang Of Four o The Stone Roses, bandas que se dejan sentir, pero sin opacar el sonido de los oriundos de South London. ¿Alguien quería recambio? Acá está. Negarlo debería avergonzarnos y no hay por qué hacerlo.


Artista: ShameSongs Of Price

Disco: Songs Of Praise

Duración: 44:55

Año: 2018

Sello: Dead Oceans


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Songs Of Price Songs Of Price
DiscosHace 15 horas

Shame – “Songs Of Praise”

Pocas veces tenemos la fortuna de presenciar el nacimiento de una gran banda de la mano de su primer larga...

New Material New Material
DiscosHace 1 semana

Preoccupations – “New Material”

Para quienes puedan estar perdidos dentro del siempre caótico panorama del rock contemporáneo, probablemente sonará desconocido el nombre de Preoccupations....

American Utopia American Utopia
DiscosHace 2 semanas

David Byrne – “American Utopia”

Una verdadera sorpresa terminó siendo el regreso musical de David Byrne, quien había estado silencioso en cuanto a nuevo material...

Eat The Elephant Eat The Elephant
DiscosHace 2 semanas

A Perfect Circle – “Eat The Elephant”

La espera no es algo a lo que estemos acostumbrados en la modernidad, a estas alturas parece un concepto extraño...

Mindfucker Mindfucker
DiscosHace 4 semanas

Monster Magnet – “Mindfucker”

Dave Wyndorf dejó claro desde el principio que no iba a pasar desapercibido por este mundo como un rockero del...

Boarding House Reach Boarding House Reach
DiscosHace 4 semanas

Jack White – “Boarding House Reach”

Pasaron casi cuatro años para que Jack White volviera a entregar un nuevo álbum de estudio, el que mantenía a...

Stone Temple Pilots Stone Temple Pilots
DiscosHace 1 mes

Stone Temple Pilots – “Stone Temple Pilots”

Stone Temple Pilots no es la primera banda que se enfrenta a la muerte de su figura más icónica y,...

All Nerve All Nerve
DiscosHace 1 mes

The Breeders – “All Nerve”

The Breeders es uno de esos conjuntos que tiene mística. Su existencia se encuentra en un tipo de “historia subterránea”...

Time & Space Time & Space
DiscosHace 2 meses

Turnstile – “Time & Space”

Por más que insistan, hay quienes no se cansan de responder: ¡el punk no ha muerto! En esta ocasión, es...

Time Will Die And Love Will Bury It Time Will Die And Love Will Bury It
DiscosHace 2 meses

Rolo Tomassi – “Time Will Die And Love Will Bury It”

Pensar en la música inglesa, o británica en general, para muchos puede estar relacionado con un sencillo pero sofisticado sentido...

Publicidad
Publicidad

Más vistas