Conéctate a nuestras redes

Discos

Mogwai – “Atomic”

Publicado

en

Siempre resulta difícil poner en palabras a Mogwai, no sólo porque la mayor parte de su discografía no tenga letras o por su constante experimentación musical, sino porque parecen adentrarse en una parte de nosotros que no se puede expresar, en lo inefable. Un ejemplo de ello es este álbum de corte instrumental, “Atomic”, originalmente diseñado como banda sonora del documental “Atomic: Living In Dread And Promise” (2015), que documenta los acontecimientos tras la bomba nuclear en Hiroshima. Fuera del contexto del filme, Mogwai crea una trama elaborada en su álbum, que nos lleva de la mano por una historia sin palabras, con una predominancia de teclados, sintetizadores y arreglos de corte espacial.

mogwai-01El álbum comienza con “Ether” que, fiel a su nombre, mezcla lo etéreo con fórmulas electrónicas y un sonido hímnico y luminoso, que ya nos es cercano viniendo de los escoceses. Lo celestial se quiebra en “SCRAM”, que se adentra en un sonido electrónico duro, donde el space rock se mezcla con una dureza rítmica que casi roza el rock industrial. “Bitterness Centrifuge” mantiene el mismo temple: un bajo profundo, sintetizadores intensos y la guitarra de Stuart Braithwaite sin pretensiones, sonando como una capa más sobre la cohesiva atmósfera de la banda. “U-235” es robótica, con un ritmo continuo, llevándonos en un lento viaje de casi cinco minutos que se detiene de golpe en “Pripyat”, donde una materia oscura envuelve la atmósfera. Acá nos encontramos con un Mogwai que intenta transmitir la sensación de inquietud, la tensión de que no sabemos qué vendrá después. Los sintetizadores se van tornando cada vez más electrónicos con texturas que sobrecogen, y detrás el bajo, simple pero impecable, con un ritmo lento y continuo que marca las notas como mostrando la escena de una devastación.

La trama del álbum se detiene en la canción “Weak Force”, con una intensidad débil, casi como un suspiro, para dar paso a una melodía espacial donde de nuevo el disco se vuelve un viaje. La melodía krautrock nos recuerda a Tangerine Dream, donde lo cósmico se tiñe con tintes épicos, los teclados son los protagonistas acompañados por arpegios sutiles, y los bajos y bombos aparecen intermitentemente para dar dramatismo a este relato que se extingue con la misma delicadeza con la que empieza. Esto nos lleva a “Little Boy”, expresando una luminosidad melancólica. La intensidad del Mogwai de antaño ya no está en los decibeles altos, sino que va desde lo hipnótico hasta un éxtasis elegante que no desperdicia energías y que se extingue sólo para volver a la tranquilidad, la misma que acompaña a “Are You A Dancer?”, con un violín que emerge para mecer lenta y plácidamente, y la guitarra que parece casi imperceptible, haciéndose notar en un dueto melódico que nos deja el final de un violín que se apaga con las últimas notas veloces, como quemándose más rápido, expirando su último aliento.

mogwai-02Esta delicadeza se interrumpe de súbito con un sintetizador monocorde en “Tzar”, que avanza hasta convertirse en acordes acompañados por una base que termina explotando de manera estridente: estamos ante el Mogwai de “Rock Action” (2001). Las armonías estallan y son acompañadas de sintetizadores puestos estratégicamente, dando paso a la última canción: “Fat Man”, con un bombo profundísimo, casi aterrador. El piano suena como un lamento y una sensación de extrañeza e incertidumbre profunda llena la atmósfera. El relato de Mogwai nos devasta. Se abren paso sintetizadores, bajo, guitarra y todo fluye en notas que hablan, se responden, juegan y revolotean en torno al bombo que, como un tanque, sigue su marcha lenta pero implacable, sólo para dejar el espacio al silencio con una nota aguda e intermitente del piano que cierra el álbum.

“Atomic” es un relato que funciona de manera independiente al filme del que es banda sonora. El conjunto del disco opera de manera “A-tomica” (de su etimología del griego), sin cortes, sin división, como un todo, que a la vez tiene la capacidad de “dejar de una pieza”. El álbum, de manera inteligente, nos lleva desde la calma hasta la desesperación, de la calidez a la frialdad, con el sonido de un Mogwai espacial que no se cansa de experimentar, pero que muestra un cariz calmo, elegante y con una intensidad profundamente emotiva, pero que no llega a ser desbordante.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Gojira – “Fortitude”

Publicado

en

Fortitude

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde sus jóvenes inicios en 2001 con “Terra Incognita”, los franceses han trabajado en torno a tópicos como el extractivismo, la depredación humana o el peligro medioambiental inminente. Un discurso que, a diferencia de los diversos elementos sonoros que han quitado o agregado durante su carrera discográfica, parece inamovible. Así lo demuestra “Fortitude”, un trabajo que se enmarca en una época de crisis, donde encontrar un punto de equilibrio con el planeta toma un carácter urgente.

Partiendo por la carátula, que ilustra un guerrero amazónico portando una vistosa armadura, el concepto del séptimo disco de Gojira es claro, posicionando a los pueblos ancestrales como los principales y más importantes protectores de lo natural. Canciones como “The Chant”, inspirada en la resistencia tibetana a la ocupación china, o “Amazonia”, en denuncia de la alarmante deforestación de la selva, sostienen estos cuestionamientos, que se han hecho constantes y cada vez más sólidos con el paso del tiempo, colaborando recientemente con la organización Articulación de Pueblos Indígenas de Brasil (APIB) como una forma de pasar de la palabra a la acción.

Junto con el enfoque activista de sus líricas, los franceses desarrollan otras reflexiones, como la perspectiva de la muerte como un proceso más de la vida, el ocaso de la humanidad, la desobediencia civil o el encuentro con experiencias que conllevan a nuevos propósitos personales. En relación a este último planteamiento, hay otro elemento que se hace evidente en este séptimo trabajo. Hace ya algunos años que la técnica vocal de Joe Duplantier ha mutado de un acérrimo tono death metal hacia un registro abierto a más posibilidades. Un aspecto que, irónicamente, le ha costado varios cuestionamientos por parte de sus fanáticos, y que acá continúa evolucionando de forma paulatina al trabajo con voces limpias. Lejos de se ser una debilidad, más bien es el signo de una banda que apunta a componer canciones adaptables a presentaciones con amplias convocatorias.

En términos musicales, “Fortitude” ofrece un panorama variado y menos orientado a un sonido extremo permanente. Una decisión que, al igual que la evolución del vocalista, puede provocar opiniones divididas, pero que en ningún caso resta de matices sonoros al presente de la banda. Desde aquellos momentos donde se aprecian sus guiños característicos, en canciones como “Sphinx”, “Grind”, “Another World” o “Born For One Thing”, hasta pasajes que apelan tanto a los brasileños de Sepultura (“Amazonia”) como también a melodías étnicas, como el caso de “Hold On” o “Fortitude”. El resultado completo da cuenta de un álbum que explora a través de intensidades y mantiene la apuesta de definir un sello que sigue sumando elementos.

“Fortitude” manifiesta el ímpetu de Gojira por mantenerse firme en la senda de una evolución constante y que los distinga dentro del panorama extremo, pero que también vaya separando etapas en comparación con sus trabajos anteriores. Atípicos como suelen ser, este disco conserva la convicción que, para una banda de metal, sonar más fuerte no es el único camino por el cual avanzar, sin miedo a sonar diferentes y, más importante aún, sin miedo a tratar los temas que realmente les preocupan.


Artista: Gojira

Disco: Fortitude

Duración: 51:58

Año: 2021

Sello: Roadrunner


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Fortitude Fortitude
DiscosHace 5 días

Gojira – “Fortitude”

Si hay algo que caracteriza a Gojira, es su preocupación por transmitir un mensaje tan potente como su música. Desde...

Itaca Itaca
DiscosHace 2 semanas

Txakur – “Itaca”

Como su carta de presentación, Txakur apareció en 2018 con “La Era De La Información”, un EP donde dibujó paisajes...

ULTRAPOP ULTRAPOP
DiscosHace 2 semanas

The Armed – “ULTRAPOP”

El adjetivo que mejor podría aplicársele a The Armed es “impenetrable”, y aún así puede ser motivo de discusión porque,...

The Battle At Garden’s Gate The Battle At Garden’s Gate
DiscosHace 3 semanas

Greta Van Fleet – “The Battle At Garden’s Gate”

Todo lo que rodeó la elaboración, grabación y lanzamiento del segundo disco de Greta Van Fleet, es digno de atesorarse...

Sweep It Into Space Sweep It Into Space
DiscosHace 3 semanas

Dinosaur Jr. – “Sweep It Into Space”

Con más de 30 años de trayectoria y una disfuncional, tensionada e intermitente relación creativa, Dinosaur Jr. ha tomado la...

Dream Weapon Dream Weapon
DiscosHace 4 semanas

Genghis Tron – “Dream Weapon”

Pasar de un sonido arrollador e irrefrenable hacia una propuesta etérea y mucho más sobria, es un movimiento que causa...

Is 4 Lovers Is 4 Lovers
DiscosHace 4 semanas

Death From Above 1979 – “Is 4 Lovers”

Conceptualmente hablando, ir a contrapelo de la estructura guitarra-bajo-batería en el rock es audaz por lo bajo, porque los resultados...

Tonic Immobility Tonic Immobility
DiscosHace 1 mes

Tomahawk – “Tonic Immobility”

Ocho años tuvieron que pasar para que Mike Patton, Duane Denison, John Stanier y Trevor Dunn volvieran a estar juntos...

Chemtrails Over The Country Club Chemtrails Over The Country Club
DiscosHace 2 meses

Lana Del Rey – “Chemtrails Over The Country Club”

Para ser una artista con un sonido tan distintivo, Lana Del Rey es uno de los nombres más impredecibles de...

When You See Yourself When You See Yourself
DiscosHace 2 meses

Kings Of Leon – “When You See Yourself”

Explorando un nuevo y contemporáneo formato, y luego de cinco años desde su último larga duración, Kings Of Leon lanza...

Publicidad
Publicidad

Más vistas