Conéctate a nuestras redes

Discos

Minor Victories – “Minor Victories”

Publicado

en

¿Qué resultaría del diálogo entre el shoegaze con tintes de dream-pop, el post-rock y el indie? Pues, el esperado debut de Minor Victories por fin está aquí para responder a esta interrogante. Una unión inesperada que pareció caída del cielo: algo así fue el recibimiento de la noticia que anunciaba la “superbanda” que reuniría a Rachel Goswell –voz de Slowdive–, Stuart Braithwaite y Justin Lockey –guitarras en Mogwai y Editors, respectivamente– y el hermano de este último, James Lockey, quienes se encargaron en conjunto del bajo y la batería, además de producir los videos promocionales de la banda al alero de Hand Held Cine Club.

MINOR VICTORIES 01El resultado: una maravilla de principio a fin. La conjugación de todas las influencias mencionadas está lograda con tal pulcritud, que nadie sospecharía que cada quien grabó su parte a modo de colaboración a larga distancia, para mezclarlo todo más tarde. Y es que en Minor Victories pareciera no existir las luchas de egos ni personalidades opacadas: cada miembro realiza su aporte en el momento justo y en la dosis adecuada, como si se tratara de un grupo de amigos largamente acostumbrados a la presencia y al sonido del resto de sus compañeros. Y justamente es la variación en el protagonismo de cada estilo aquello que funciona como motor de dinamismo dentro del disco, armando de  singularidad a cada pista siempre dentro de una atmósfera etérea pero intensa, que se mantiene constante a lo largo de sus 50 minutos de duración.

Las primeras tres pistas del disco, si bien son una introducción oscura que contrasta con el aura más cálida que prevalecerá a continuación, igualmente cumplen con presentar el sonido de este proyecto; la magnética dulzura de la voz de Goswell se ve contrapesada con guitarras más agresivas que se acercan reiteradamente a los pasajes más ambientales del noise, manteniendo un equilibrio constante entre lo onírico y lo terrenal. El drama se desvanece al llegar a “Scattered Ashes (Song For Richard)”, una melodía pop con tintes épicos que pone a prueba los límites más altos del registro de la vocalista, quien logra dar la talla sin nunca llegar a sonar estruendosa. Por su parte, “Folk Arp”, quizás la canción más íntima y dulce en este disco, logra resaltar por su carácter progresivo: un comienzo de sutil intensidad va tomando peso de a poco y en gran parte gracias a la guitarra de Braithwaite, quien hace gala del sonido que arrastra desde Mogwai. Los violines y la irresistible suavidad de la voz de Goswell producen el equilibrio perfecto para conmover hasta la última fibra de sus oyentes.

MINOR VICTORIES 02Resalta la cotidiana intimidad plasmada en “For You Always”, declaración de dos amigos que han debido aprender a desear y dejar ir, acaso la historia personal de la amistad entre Goswell y el invitado Mark Kozelek, más conocido por su actual proyecto bajo el nombre de Sun Kil Moon. Es en este punto del disco donde la versatilidad del estilo vocal de la británica logra su mayor punto de inflexión: desde la prosa musicalizada hasta la saturación de reverberancia que difumina las palabras al punto de lo inentendible, tan característico del shoegaze y que acá se plasma inmediatamente a continuación en “Out To Sea”, instrumentalmente la pieza más cercana al post-rock dentro de este larga duración. Ya en la previa a los minutos finales, los teclados y metalófonos en función del tic-tac de un reloj marcan “The Thief”, otra que ha figurado dentro de las favoritas de los fans. Su mística melodía termina jugando con los quiebres, un primero calmo y ambiental, previa para el segundo quiebre y final, donde estallan las guitarras distorsionadas propias de la catarsis noise que a continuación terminan por sellar el final del trabajo, marcado por las estruendosas guitarras de “Higher Hopes”.

Costaba imaginarse lo que sería el sonido de Minor Victories, pero una vez revisado tiene todo el sentido del mundo. Y es que si hay algo que tienen en común las bandas de origen de cada integrante son las emociones que han explorado cada una desde el lenguaje propio del estilo en que han sido encasilladas, elementos que logran convivir en armonía y potenciarse en un sonido que, si bien hace ciertos guiños a la nostalgia, se presenta como algo nuevo y original que sólo podría haber surgido del correcto trabajo en equipo que hace caso de la singularidad de cada una de sus mentes creativas.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Publicado

en

C’MON YOU KNOW

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de Liam Gallagher sin contar con el talento compositor de su hermano, quedó en el pasado. Después de dos sólidos álbumes, Liam vuelve con “C’MON YOU KNOW”, un tercer larga duración más maduro y genuino, con una apuesta por sonidos nuevos y una producción de calidad, demostrando su evolución sin transar una esencia que vive en la influencia de The Beatles, con las guitarras como protagonistas en canciones melódicas con letras optimistas.

Si bien, la producción de sus tres álbumes se ha mantenido con varios nombres constantes, esta vez el encargado es Andrew Wyatt, quien toma mayor protagonismo, y se nota. Wyatt ha trabajado con artistas como Lady Gaga y Bruno Mars, entre otros, la mayoría principalmente de la escena pop, por ende, no es casualidad que en este álbum el rock se sienta con mayor ritmo, como es el caso de “Better Days”, una canción llena de energía y coescrita por la cantante sueca Tove Lo, mostrando arreglos experimentales que hacen recordar lo mejor de Primal Scream y que se mantiene dinámica con la intensidad de la batería. Una fórmula que se repite en “Don’t Go Halfway”, “World’s In Need”, “I’m Free” y “It Was Not Meant To Be”, esta última mayormente influenciada por The Beatles.

“More Power” abre el álbum como una intro que va in crescendo hasta alcanzar progresivamente un cúmulo de sonidos que sintetizan el estilo de Liam, que, al igual que “C’mon You Know”, son las canciones más influenciadas por el estilo de Oasis, con esa batería constante acompañada del órgano similar a “Mucky Fingers” del álbum “Don’t Believe The Truth” (2005), pero con otro tempo. En “Everything’s Electric”, primer adelanto del álbum, nos encontramos con el track más peculiar, en una colaboración con Dave Grohl que derrocha rock y donde Liam alcanza nuevas notas, demostrando que su voz sigue siendo versátil, y con un coro que mantiene la tensión hasta un riff donde se luce la guitarra. Otra canción con actitud es “Diamond In The Dark”, que suena muy al Arctic Monkeys de la era “AM” (2013), con guitarras distorsionadas y una batería potente.

Por su parte, “Moscow Rules”, una colaboración con Ezra Koenig de Vampire Weekend, es una canción que podría pasar desapercibida por ser más lenta y menos rockera, pero es más instrumental que el resto del disco, contando con varios detalles sonoros que la hacen más compleja y atractiva. Y para terminar las baladas del álbum, “Too Good For Giving Up” y “Oh Sweet Children” destacan por su letra, con un mensaje inspirador al estilo “Stop Crying Your Heart Out” de Oasis, cargada de esa seguridad que Liam Gallagher transmite con su actitud tanto arriba como abajo del escenario.

Las polémicas por esa actitud rebelde que colmaba portadas de diarios quedaron atrás, hoy Liam Gallagher sigue dando que hablar, pero por tocar en Knebworth, trollear a su hermano Noel en redes sociales y seguir siendo rey en su tierra debutando en el N°1 de las listas. Una leyenda viviente, el rockstar original que sobrevivió a la era digital sin abandonar su esencia que se mantiene viva a través del éxito sostenido, siendo “C’MON YOU KNOW” la prueba de ese éxito. Cualquier duda sobre el potencial de Liam Gallagher como artista queda disipada, y este álbum lo consolida como uno con sonido propio, que se adaptó para trascender a través de la música.


C’MON YOU KNOWArtista: Liam Gallagher

Disco: C’MON YOU KNOW

Duración: 45:13

Año: 2022

Sello: Warner Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

C’MON YOU KNOW C’MON YOU KNOW
DiscosHace 10 horas

Liam Gallagher – “C’MON YOU KNOW”

Este 2022 se cumplen 13 años desde la separación de Oasis, y la incertidumbre de una carrera en solitario de...

Harry’s House Harry’s House
DiscosHace 6 días

Harry Styles – “Harry’s House”

Harry Styles trae su tercer disco solista con “Harry’s House”, presentando, a diferencia de sus trabajos anteriores, un tránsito por...

PHALARIS PHALARIS
DiscosHace 1 semana

Dir En Grey – “PHALARIS”

Desde que Dir En Grey cambió completamente su orientación sonora en “UROBOROS” (2008), la banda japonesa ha ido entregando una...

Super Champon Super Champon
DiscosHace 2 semanas

Otoboke Beaver – “Super Champon”

Sólo han pasado tres años desde que Otoboke Beaver remeció terrenos musicales con “Itekoma Hits” (2019), una suerte de carta...

Growing Up Growing Up
DiscosHace 2 semanas

The Linda Lindas – “Growing Up”

El conjunto estadounidense The Linda Lindas se convirtió en fenómeno viral en 2021 gracias a una presentación en vivo de...

The Loser The Loser
DiscosHace 3 semanas

Gospel – “The Loser”

Existe una infinidad de bandas y artistas que, publicando un solo trabajo –o incluso ninguno–, se disuelven y pasan al...

Hellfire Hellfire
DiscosHace 3 semanas

black midi – “Hellfire”

No había presión, no había urgencia, sólo había buenos comentarios de black midi con su tremendo debut “Schlagenheim” (2019) y...

Big Time Big Time
DiscosHace 4 semanas

Angel Olsen – “Big Time”

Proponerse crear a partir de la crisis y los tiempos tumultuosos es una práctica riesgosa porque, si no llega a...

Omnium Gatherum Omnium Gatherum
DiscosHace 4 semanas

King Gizzard & The Lizard Wizard – “Omnium Gatherum”

El 17 de abril de 2020, Bob Dylan lanzaba “I Contain Multitudes”, el segundo sencillo de lo que sería “Rough...

Cruel Country Cruel Country
DiscosHace 1 mes

Wilco – “Cruel Country”

Roberto Bolaño decía que la patria podían ser sus hijos, sus libros, e incluso simplemente se podía no tener patria...

Publicidad
Publicidad

Más vistas