Contáctanos

Discos

Millencolin – The Melancholy Connection

Publicado

en

Los suecos de Millencolin se encuentran en medio de la celebración de sus 20 años de trayectoria, y dentro de las actividades de conmemoración que partieron con el anuncio de un festival propio, el cual se llevará a cabo el segundo fin de semana de junio en Örebro, Suecia, y que los tendrá como cabeza de cartel, ahora se suma el lanzamiento de un disco compilatorio que reúne 12 lados B y rarezas que se desprenden de las sesiones de grabación de sus últimos cuatro trabajos de estudio: “Pennybridge Pioneers” (2000), “Home From Home” (2002), “Kingwood” (2005),  y “Machine15”(2008), además de dos canciones inéditas.

El álbum muestra de inmediato sus credenciales con sus dos temas nuevos, “Carry You” y “Out From Nowhere”, en los cuales no cuesta trabajo identificar los sonidos más clásicos de la banda, con la energía y potencia del punk rock que tan buenos dividendos les ha dado y que desde un comienzo deja las revoluciones en lo más alto. La tercera canción es “Absolute Zero”, un tema que mantiene la línea de los primeros tracks, con un atractivo riff y un pegajoso estribillo, no teniendo nada que envidiarle a los mejores singles de la banda. El disco continua con “Mind The Mice”, en donde se disminuye levemente la velocidad, lo justo y necesario para darse un respiro dentro de la intensidad de la placa. Comienza a sonar “The Downhill Walk”, por lejos la canción con más energía de lo que va corrido del álbum, con una melodía que de inmediato queda grabada en el inconsciente, haciendo que se repita una y otra vez. “E20 Norr” es una pista menos trascendente, que baja las revoluciones drásticamente y cuyo estilo no termina por convencer. La canción a cargo de cerrar la primera mitad del disco es “Bull By The Horns”, que trae de vuelta los sonidos más duros del punk, pero que en ningún caso deja de lado la velocidad y dinamismo del resto de la placa.

El bien logrado riff de “Junkie For Success” marca el comienzo de la segunda parte del disco, una canción que a pesar de no caracterizarse por su potencia, saca dividendos de un coro llamativo y de una letra fácil de llevar. “Dinner Dog” vuelve a subir la velocidad y apuesta por una receta ya conocida por Millencollin, en base a ritmos ágiles y constantes incrementos de energía. La línea musical se mantiene con “Ratboy’s Masterplan”, que entrega mayor protagonismo a los sonidos más ásperos de la batería, ganando en fuerza e intensidad.

Las canciones rápidas se apropian del álbum, llegando el turno de “Phony Tony”, que apuesta por un ritmo levemente más tranquilo, convirtiéndolo en uno de los pocos tracks prescindibles. “Queen’s Gambit” arremete con una potente introducción, que baja las revoluciones a medida que avanza, manteniendo esta dinámica de altos y bajos durante toda la pista. Hacía el final del disco comienza a sonar “Bowmore”, un tema que no aporta mucho en lo que respecta a la experimentación de nuevos matices musicales, y que apenas logra sobresalir en un universo de hits. La canción a cargo de cerrar el compilado es “Into The Maze”, que termina el viaje con la especialidad de la casa: sonidos potentes, energía constante y esa vitalidad que los suecos derrochan en cada pieza que componen.

Un trabajo perfectamente bien logrado, con canciones acotadas (no superando ninguna los cuatro minutos de duración) y que se caracteriza por melodías llenas de energía y una potencia constante, casi invitando a desempolvar el skate, ponerse los audífonos y salir a patinar por la ciudad, haciendo ollies, kick-flips, board-slides y porque no, con uno que otro melancholy.

Publicidad
¡Comenta Ahora!

Responder

Discos

The War On Drugs – “A Deeper Understanding”

Publicado

en

A Deeper Understanding

Existe un encanto en las obsesiones, pero también esto configura enemigos internos que, en el caso de proyectos exitosos, son más poderosos que cualquier factor externo, y Adam Granduciel sabe bien eso. El músico, compositor y productor entiende cuán demandante es su afán de perfección y desarrollo de una propuesta que tenga excelencia, pero no sucumbe ante estos antecedentes que, en manos de otros, podrían derivar en un caos.

Aunque la música de Granduciel, a través de The War On Drugs, se compara mucho con la de Bruce Springsteen y otros referentes del rock americano, hay algo que lo separa del resto. Pese a que el cuarto disco de la banda se llama “A Deeper Understanding”, lo que menos se intenta vender hacia el público es a un narrador que sabe más y lo canta, como harían Bruce, Tom Petty o Neil Young. Adam se contenta con líricas menos ambiciosas, porque su lucha y su necesidad como artista no va en lo que se expresa, sino que en el cómo se hace.

El lugar natural de Granduciel es en el estudio, donde puede controlar los detalles y su música puede ser experimentada hasta el punto de estar lista para ser escuchada sin interferencias. Claro, conocidas son las ocasiones donde ha sufrido ataques de pánico y ansiedad, algo que no le es ajeno. Ese “entendimiento profundo” al que referencia el hablante lírico en “Pain” (y que nombra al disco) no es un estado de comprensión del mundo, sino que un aprendizaje de él mismo, y eso es lo que se nota en el álbum. Adam no le canta al mundo, sino que a sí mismo para mejorar y continuar, con menos temores, con menos trabas.

La obsesión del hombre que controla a The War On Drugs, luego de que Kurt Vile –el otro fundador del proyecto– se dedicara tiempo completo a su faceta solista, no es un afán estético, sino que algo mucho más personal. Muchas reseñas de “Lost In The Dream” (2014) indicaban que la música de la banda era perfecta para estar de viaje, pero, más que un viaje, lo que grafica Granduciel es una búsqueda de algo más concreto: un lugar. Sea en la extensa y muy bien construida “Thinking Of A Place” o en la reflexiva “Clean Living”, lo que explora el cantautor es la posibilidad de estar bien y cuánto debe recorrer para notar que siempre habrá un lugar para ello.

El vehículo termina siendo la música y, pieza a pieza, poniendo capas de sonido en armonía y con buen tino, esos engranajes van más allá de las influencias que nos esforzamos en encontrar. Pese a esa familiaridad, en vez de que haya la espectacularidad de otros referentes, en The War On Drugs –y en especial en “A Deeper Understanding”– hay un halo de sensible introspección que permite que convivan tracks tranquilos como “In Flames”, otros más animados como “Holding On”, e incluso algunos que podrían hacer que un estadio entero levante sus brazos, como la impecable “Strangest Thing”.

En este caso, el entendimiento es propio, interno e íntimo, desde un lugar muy específico, justamente el movimiento que necesitaba hacer Adam Granduciel, y la perfección en una fórmula que suena brillante en su cuarto registro, uno con testimonios más rotundos de cómo la atención a los detalles en la música debe tener algo de sentimiento para llegar más lejos, porque la música no es fin, sino que vehículo, trayecto y también espacio.


Artista: The War On Drugs

Disco: A Deeper Understanding

Duración: 66:13

Año: 2017

Sello: Atlantic


Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

A Deeper Understanding A Deeper Understanding
DiscosHace 49 mins.

The War On Drugs – “A Deeper Understanding”

Existe un encanto en las obsesiones, pero también esto configura enemigos internos que, en el caso de proyectos exitosos, son...

Colossus Colossus
DiscosHace 1 día

Triggerfinger – “Colossus”

Están por cumplir 20 años de carrera. Dos décadas que parecen mucho y poco al mismo tiempo. Triggerfinger es una...

Undertow Undertow
DiscosHace 5 días

El Álbum Esencial: “Undertow” de Tool

La portada de todo álbum debiese generar impresiones anticipadas sobre el contenido que este alberga. Bajo esa lógica, ver esa...

DiscosHace 6 días

Lee Ranaldo – “Electric Trim”

La reinvención siempre estará acompañada de un proceso de búsqueda, un viaje donde se pueda llegar al centro del asunto...

DiscosHace 2 semanas

Paradise Lost – “Medusa”

En 2015 el oscuro y lúgubre universo del doom fue remecido por una de las bandas referentes en su género....

DiscosHace 2 semanas

Living Colour – “Shade”

Si el alma pudiera traducirse musicalmente, no cabe duda que sonaría como el blues; una voz auténtica, actual y poderosa,...

The National The National
DiscosHace 2 semanas

The National – “Sleep Well Beast”

El motor de The National es la rabia y la desorientación causada por la falta de respuestas. No hay un...

Sex Pistols Sex Pistols
DiscosHace 3 semanas

El Álbum Esencial: “Never Mind The Bollocks, Here’s The Sex Pistols” de Sex Pistols

A mediados de los años 70, dos de los mayores polos del rock no vivían una situación alentadora. Nueva York...

DiscosHace 3 semanas

Prophets Of Rage – “Prophets Of Rage”

Hace aproximadamente un año, millones de fanáticos se llenaban de ilusiones ante la aparición de misteriosos carteles en EE.UU. que...

DiscosHace 3 semanas

Franja de Gaza – “Despegue”

Un comienzo impactante. Esta frase describe bien lo que provoca el disco “Despegue” de la banda nacional Franja de Gaza,...

Publicidad

Más vistas