Conéctate a nuestras redes

Discos

Mikal Cronin – MCIII

Publicado

en

Después de un breve período de 2 años de silencio, Mikal Cronin vuelve a irrumpir en la sólida escena del indie norteamericano para buscar su merecida consolidación. Acompañado de su inseparable distorsión descuidada en la guitarra y sumando ingredientes de un pop vintage que lo caracterizan como un potencial integrante de The Beatles que se equivocó unas cuantas décadas en aparecer, ahora, tras dos álbumes solistas en el cuerpo y un sin fin de colaboraciones con otros artistas, las expectativas son altas. ¿“MCIII” estará a la altura de la discografía del artista?

MIKAL CRONIN 01La primera canción de un disco es siempre de vital importancia, cumpliendo el rol de tarjeta de presentación en donde se debe captar la atención del receptor para generar un enganche a través de la experiencia del disco, y “Turn Around” comienza con firmeza, marcando de manera indudable el carácter positivo de la actual propuesta del álbum, afirmándose en progresiones de notas que tienden frecuentemente a los tonos cálidos. Luego sorprende la propuesta del tema “Made My Mind Up”, ya que es primera vez que el artista incursiona con una guitarra principal que dirige la melodía de la canción, guardando mucha influencia del rock alternativo de los 90. Los matices rítmicos de “Say” inician una canción que no llega a los oídos, sino que directamente al cerebro a través de un track irrefrenable que no suelta al oyente hasta los últimos segundos, culminando con un excitante clímax de instrumentación, y convirtiéndose en uno de los temas más vertiginosos. En cada larga duración de Cronin existen canciones que nos conectan con la melancolía y sentimentalismo, como lo denota “Feel Like” y “I’ve Been Loved”, siendo el primero un grito áspero de desahogo, y el segundo más bien un lamento taciturno.

Desde el track seis en adelante es donde se presenta una propuesta distinta, siendo canciones con una continuidad temática y con mucho apoyo orquestal, destacando la mayor complejidad en la composición del álbum, logrando demostrar una madurez evidente y que definitivamente se agradece. Este experimento dentro del disco despega con el susurro inicial de “i) Alone”, que finaliza con una movida atmósfera instrumental, acompañada de la infaltable guitarra fuzz del artista. “ii) Gold” nos vuelve a poner los pies en el suelo demostrando que el noise sigue siendo parte de la propuesta del solista norteamericano. Sorprende en este track la utilización de un interludio interesante, utilizando cigar box guitars, al puro estilo de Alain Johannes.

“iii) Control” nos devuelve ese feel de folk  playero que se hace tangible en muchas de las composiciones de Cronin y su grupo. Nada nos ha preparado para este salto radical llamado “iv) Ready”, el cual pareciera ser un tema extraído directamente del primero disco de Mikal, teniendo una atmósfera minimalista y en donde la guitarra eléctrica se apodera de manera absoluta del control. Todo esto hasta que aparece el freno de mano a través de “v) Different”, en donde explora la música orquestal acompañada de una lírica confesional, que ayuda a conocer en concreto el proceso personal creativo detrás de los temas del larga duración. “vi) Circle” conserva el feel general de “MCIII”, teniendo una clarísima influencia de la música popular británica de los 60. Cabe destacar que es una MIKAL CRONIN 02manera modesta de finalizar el disco, ya que se ve opacado por las canciones que dieron término a sus dos primeros trabajos de estudio, siendo “The Way Things Go” y “Piano Mantra” verdaderas obras de cierre que otorgaban la sensación de epílogo.

“MCIII” resalta la gran virtud de Mikal Cronin, que es la de ser un artista indie altamente versátil, quien, pese a sus aguzadas guitarras con distorsión, es capaz de cautivar a todo tipo de público, y no debiese dejar a nadie indiferente. La gran variable presente en este disco es la gama de colores que se obtienen en las progresiones musicales con la presencia marcada de bronces y cuerdas orquestales, otorgando mayor dramatismo en la transmisión del mensaje. Respecto a la producción, a diferencia de la anterior placa, “MCIII” destaca por el regreso a un sonido sucio, que de manera intencionada nos recuerda el disco debut del artista, a diferencia del segundo álbum en donde se optó por una ecualización limpia y más ajustado al indie pop.

En resumidas cuentas, “MCIII” es un disco sólido, que no se arriesga a grandes cambios, pero tampoco permanece inamovible. Si bien Mikal Cronin aún debe recorrer y explorar más su capacidad de composición para lograr consolidarse del todo, es innegable que la convicción del artista se refleja en la comodidad de buscar un sonido familiar y que logra transmitir el trabajo puesto en cada uno de los tracks, dejando la interrogante respecto a qué es lo que se puede esperar en el siguiente trabajo del californiano.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Publicado

en

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación de Napalm Death, consistente desde “Utopia Banished” (1992), se ha transformado en un referente de ferocidad y, sobre todo, consciencia social. A punto de cumplir cuatro décadas de existencia y tras cinco años desde “Apex Predator – Easy Meat” (2015), los ingleses lanzan su decimosexto larga duración. “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism” es una reafirmación de la ética de trabajo de Napalm Death, donde la consistencia no va de la mano con dormir en laureles, sino que se forja en consciencia, ensamblando una maquinaria que arrasa con todo a su paso con maestría e inspirada con mensajes que exponen una brutal realidad.

La rabia es algo que no dura eternamente y puede servir como un conductor enérgico, y Mark “Barney” Greenway emplea este recurso de una forma realmente abrumadora. La tripleta inicial compuesta por “Fuck The Factoid”, el llamado a alzarse “Backlash Just Because” y “That Curse Of Being In Thrall” es una atronadora muestra visceral e incendiaria, donde el gutural de Greenway encarna una furia efervescente. Danny Herrera se luce con redobles de impacto y patrones arraigados al hardcore punk de antaño, que sirven como mecanismos para que los momentos más extremos a nivel de percusión sean apabullantes. La transición de “Zero Gravitas Chamber” –que muta a un corrosivo death metal– hacia la severa crítica sobre el sometimiento de seres sintientes dentro de un esquema con “Fluxing Of The Muscle”, sólo transmite inclemencia absoluta.

La inmersión en “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism” es profunda debido al ciclón que arremete y, una vez dentro, la esencia experimental de Napalm Death no es algo de lo que haya escapatoria. “Joie De Ne Pas Vivre” crea una densa atmósfera gracias a la voz de Greenway, quien varía su registro a una forma espeluznante de narrativa, y los arreglos industriales que se encuentran en la capa que sostiene la rítmica con un Shane Embury muy presente. Así, conecta con “Invigorating Clutch”, un track concebido en deterioro y con matices más orientados hacia el post punk, que en “Amoral” explota con dureza una dimensión en la que podemos operar individualmente: “Las capas de culpa nunca pueden sanar. El trauma busca un corazón vengativo para arrancar la verdad de la oscuridad. Todos nos turnamos para esconder el engaño, pero lo que sembramos es lo que cosechamos”. El corte es una gélida confrontación con la desconexión con la que podemos actuar.

“Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism” puede involucrar físicamente por lo robusto que suenan los momentos más letales, y también por la desoladora forma en que la atmósfera se ve intervenida. La canción homónima que irrumpe durante el último tercio lo hace salvajemente, dejando claro que Napalm Death se inclina a impedir que algo se pueda dar por sentado. Esta catarsis con abrupto final lleva directamente a los riffs vertiginosos de Mitch Harris, quien apoya con sus característicos gritos implacables en “Acting In Gouged Faith”, y ejecuta quiebres que provocan perplejidad después de armonías con palpable sentido de urgencia.

Considerando los dos covers que van cerrando el largo, respectivamente las de “White Kross” (Sonic Youth) y “Blissful Myth” (Rudimentary Peni), que muestran la versatilidad de Napalm Death sin abandonar su sello, es en “A Bellyful Of Salt And Spleen” donde algunos elementos presentes en “The Code Is Red… Long Live The Code” (2005) resurgen de esta portentosa agrupación para inquietar en lo que se asemeja a un atisbo de esperanza, convirtiéndose en una devastadora muestra contenida con una claustrofóbica sensación. Ásperas líneas de bajo desfilan y soportan la muralla industrial que vibra con la agónica voz de Greenway, manifestando la horrenda realidad de la indiferencia frente a las personas que arriesgan sus vidas cruzando el mar, buscando una mejor calidad de vida.

Napalm Death se ha mantenido firme sin llevar un estandarte por el grindcore, pero ejecutando un sonido letal, no exento de innovación. Y es que, a estas alturas de su carrera, la longeva agrupación aún tiene un mensaje que transmitir, alentando a no caer en las fauces de la derrota y, pese a las trabas sociales con las que la humanidad debe lidiar, los ingleses con “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism” continúan dando una necesaria cátedra de cómo incomodar e impactar.


Artista: Napalm Death

Disco: Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism

Duración: 51:13

Año: 2020

Sello: Century Media Records


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism
DiscosHace 20 horas

Napalm Death – “Throes Of Joy In The Jaws Of Defeatism”

Leyendas vivientes. Un título que para los “padres del grindcore” no es algo exagerado. Y es que esta legendaria formación...

Zeros Zeros
DiscosHace 6 días

Declan McKenna – “Zeros”

La edad de Declan McKenna parece ser un tópico difícil de ignorar al discutir sobre el cantautor británico. Y es...

Alphaville Alphaville
DiscosHace 1 semana

Imperial Triumphant – “Alphaville”

De la ciencia ficción y ambientado en una localidad distópica, “Alphaville, Une Étrange Aventure de Lemmy Caution” es el título...

ENERGY ENERGY
DiscosHace 1 semana

Disclosure – “ENERGY”

La fórmula de los ingleses Disclosure, a través de su relativamente breve, pero intensa historia, supone consensos: un producto en...

Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival
DiscosHace 2 semanas

June Of 44 – “Revisionist: Adaptation & Future Histories In The Time Of Love And Survival”

No son pocas las ocasiones en que proyectos musicales se ven consumidos por pretensiones creativas que terminan deteriorando las relaciones...

WE ARE CHAOS WE ARE CHAOS
DiscosHace 2 semanas

Marilyn Manson – “WE ARE CHAOS”

Si existe un concepto definitorio que pueda englobar toda la carrera discográfica de Marilyn Manson, ese sería ser ecléctico. Comenzando...

Virus Virus
DiscosHace 2 semanas

Haken – “Virus”

Los efectos de la pandemia han sido, por mucho, el tópico global de este año. Desde las relaciones interpersonales hasta...

Mukiltearth Mukiltearth
DiscosHace 3 semanas

The Fall Of Troy – “Mukiltearth”

En la música, literalmente todo puede ser una influencia, ya sea para el concepto de un álbum o para una...

Ohms Ohms
DiscosHace 3 semanas

Deftones – “Ohms”

Se vale decir que lo de Deftones a estas alturas es una carrera sin altibajos. La extraña época del denominado...

Ultra Mono Ultra Mono
DiscosHace 3 semanas

IDLES – “Ultra Mono”

IDLES se demoró dos semanas en grabar su tercer álbum y más de cuatro meses en mezclarlo. En el tercer...

Publicidad
Publicidad

Más vistas