Conéctate a nuestras redes
Automat Automat

Discos

METZ – “Automat”

Publicado

en

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa de riffs y distorsión. El noise había encontrado en Canadá al mejor huésped, y es que sin timidez el trío se hizo dueño de la presión que los catalogaba dentro de todos los estilos posibles relacionados al ruido. Su debut homónimo de 2012, un macizo de once tracks, reverberó en los exigentes oídos de todos quienes buscaban guitarras sin pretensión y canciones con esencia garage, directas y aplicadas.

Así, sin más, los de Ontario dieron con la receta perfecta y se preocuparon de lo importante: la música. Canciones efectivas, pero con pocos matices, es lo que se pudo apreciar en “II” (2015). Su segundo largo se oye más maduro y atrevido, sin embargo, esa atenuación de su sonido pareciera no proponer novedad. Ello cambió con el lanzamiento de “Strange Peace” (2017), producido por Steve Albini y que dotó a la banda de una línea más melódica, nuevas experimentaciones y guiños a todos los clásicos noventeros como complemento de sus nuevos aires.

Como una manera de celebrar diez años de carrera e intensas presentaciones en vivo por todo el mundo (con dos visitas a nuestro país), la banda decidió agrupar en 12 tracks todo el material inédito y lados B que los ha mantenido vigentes desde aquel último disco. Se trata de “Automat”, que repite la fórmula revisitando una gran cantidad de material regado en EP’s y singles. La necesidad de cohesión de estas canciones en un largo era urgente para una banda inquieta y caótica.

“Automat” abre los fuegos con la demoledora “Soft Whiteout”, marca registrada del trío, y continúa en la misma senda con “Lump Sums”, un tema mucho más melódico y experimental. Aquí METZ se atreve a proponer más con otros efectos, una duración mayor y nuevos elementos en la composición. El álbum continúa sin descanso hasta las intensas “Dirty Shirt” y “Can’t Understand”.

¿Qué escuchamos cuando escuchamos a una banda como METZ? Estrés, paranoia y un presente caótico es lo que la banda pretende plasmar en sus letras. Sin mayores conceptos o figuras líricas, sus canciones reflejan estados modernos bajo los chirridos de la afilada guitarra de Alex Edkins, el bajo inmerso de Chris Slorach y las baterías de Hayden Menzies. El epílogo queda a cargo de las ya conocidas “Pure Auto” y “Eraser”, dos temas que comparten intensidad y distorsión con guitarras que transitan entre Nirvana o cualquier formato punk. En su mayoría, canciones breves, para nada ligeras y que no dejan espacio para el descanso.

El lugar común dice que METZ es un torbellino de canciones ásperas; un manual de estilo del ruido armónico que parecía venir de capa caída –con excepciones, como lo que hace Ty Segall o A Place To Bury Strangers–, pero que se refugió en un trío que está lejos de las pretensiones y que no carece de actitud en un estudio o arriba del escenario. Si bien, el sonido de METZ no busca proponer más allá que sutiles cambios a sus líneas melódicas, sabe cómo diferenciarse entre sí para entregar canciones capaces de alterar los sentidos o potenciar sentimientos.


Artista: METZAutomat

Disco: Automat

Duración: 43:05

Año: 2019

Sello: Sub Pop


Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Kaiser Chiefs – “Duck”

Publicado

en

Duck

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se la juega por un álbum inocente, que sigue la línea de su último trabajo “Stay Together” (2016), pero que lo aleja cada vez más del estilo que los posicionó como una de las bandas más interesantes del indie británico. Con este nuevo LP, los de Leeds regresan para dar vuelta la página de su última producción, la cual llevó a Wilson y compañía a un sonido electro-pop que no terminó de convencer ni a la crítica ni a sus fans, por eso cuesta creer que este nuevo trabajo apunte donde mismo.

“People Know How To Love One Another”, primera canción de la placa, entrega melodías inocentes y letras cliché, dando con un sonido popero que hace bailar y pasarlo bien, pero que no entrega mucho más. De la banda que predecía motines y se caracterizaba por tener un espíritu obrero, queda muy poco. La inocencia es una tónica en el trabajo, el que comienza de una forma mucho más prometedora de la que termina. “Golden Oldies” y “Wait” muestran a los Chiefs más atinados, dejando en claro que los creadores de “Never Miss A Beat” pueden hacer himnos de estadio, aunque hayan dado un giro musical.

Una de las claves para entender los cambios entre “Stay Together” (2016) y este disco es la vuelta a las guitarras, elemento que en su anterior trabajo fue muy poco trascendental. Para “Duck”, Andrew White vuelve a tener un rol protagónico, pero de una manera distinta a la que tuvo en la primera parte de su discografía; ya no es el ejecutor de riffs afilados y grandes solos, sino que busca acompañar y nutrir piezas que van por distintos estilos, pero que terminan siendo canciones parecidas. Así es como pasamos de la balada “Target Market” a “Don’t Just Stand There, Do Something”, una de las canciones más similares a lo que desarrollaba la banda en la década pasada, aunque eso sería darle mucho crédito.

El disco entrega una sensación constante de repetición, provocando que las piezas no varíen mucho entre ellas y tampoco aporten nada nuevo a la escena, incluso pareciera que todas las canciones buscan lo mismo: dar con hits radiales y coros pegadizos, como los de “Record Collection” y “The Only Ones”. El LP deja en claro que la banda busca un nuevo sonido y estilo, luego de que su fórmula inicial comenzará a quedar oxidada con “Education, Education, Education & War” (2014) y, aunque el momento político y social que vive Inglaterra parecía una oportunidad idónea para ver al Ricky Wilson más afilado, este sólo siguió plasmando analogías amorosas y vivencias románticas. Las criticas sociales casi no aparecen en este trabajo y es que Kaiser Chiefs cambió, dejando bien atrás la impronta rebelde y combativa que tenían en “Employment” (2005) y “Yours Truly, Angry Mob” (2007).

Ya para el final del álbum se comienza a notar un agotamiento de la idea, recayendo nuevamente en una fórmula que se repite canción a canción: dar con un sonido pop que probablemente les servirá para seguir recorriendo los festivales más importantes, aunque muy difícilmente los posicione nuevamente como un show estelar de estos. “Lucky Shirt” y “Northern Holiday”, dos canciones extremadamente comerciales, sirven como aperitivo a “Kurt vs Frasier (The Battle For Seattle)” que da cierre al disco y la cual, a pesar de prometer con un título full cultura pop anglosajona, se queda en otra canción inocente tanto por su letra y sonido.

Kaiser Chiefs con este nuevo disco nos demuestra que vive tiempos de cambios y que lo bailable es su nuevo eje, simulando lo que hizo Franz Ferdinand con “Always Ascending” (2018) y The Kooks con “Listen” (2014). Los hombres de “Ruby” se suman a este boom que viven las bandas indie británicas por probar nuevos rubros, usando el pop y la electrónica como respuestas. Aunque el resultado del álbum no sea el mejor, al grupo parece no importarle, ya que su nombre sigue estando en el radar y, con trabajos como este, su participación en los charts y radios parece estar asegurada.


Artista: Kaiser Chiefs

Disco: Duck

Duración: 40:48

Año: 2019

Sello: Polydor


Seguir Leyendo
Publicidad

Facebook

Discos

Duck Duck
DiscosHace 23 horas

Kaiser Chiefs – “Duck”

En “Duck” los ingleses dan con su versión más bailable. Coqueteando con ritmos pop y northern soul, Kaiser Chiefs se...

Purple Mountains Purple Mountains
DiscosHace 2 días

Purple Mountains – “Purple Mountains”

El 7 de agosto de 2019, David Berman falleció a los 52 años. Unos de los compositores emblemas de la...

King's Mouth King's Mouth
DiscosHace 7 días

The Flaming Lips – “King’s Mouth: Music And Songs”

Hay trayectorias musicales que, con el sólo hecho de sostener creaciones durante tantos años, merecen espontáneamente el reconocimiento público. Así...

An Obelisk An Obelisk
DiscosHace 1 semana

Titus Andronicus – “An Obelisk”

Por primera vez en esta década, el regreso de Titus Andronicus a la escena demoró tan solo un año. Quizás...

The Soft Cavalry The Soft Cavalry
DiscosHace 1 semana

The Soft Cavalry – “The Soft Cavalry”

Hay algunos que sostienen que el amor es el único tipo de energía que puede elevar el alma hasta el...

Automat Automat
DiscosHace 2 semanas

METZ – “Automat”

Desde su debut, METZ dejó de lado la chapa de novedad o promesa, sepultando los adjetivos bajo una densa capa...

Kintsukuroi Kintsukuroi
DiscosHace 2 semanas

La Bestia de Gevaudan – “Kintsukuroi”

En la construcción de una identidad musical, es inevitable no tener guiños a quienes significan una influencia para el desarrollo...

The Book Of Traps And Lessons The Book Of Traps And Lessons
DiscosHace 2 semanas

Kate Tempest – “The Book Of Traps And Lessons”

La música puede ser un dispositivo de abstracción. Esa es la invitación que Kate Tempest hace en “The Book Of...

A Bath Full Of Ecstasy A Bath Full Of Ecstasy
DiscosHace 3 semanas

Hot Chip – “A Bath Full Of Ecstasy”

Los cuatro años desde el último lanzamiento de Hot Chip no significaron una pausa para la banda. Desde “Why Make...

Human Delusions Human Delusions
DiscosHace 3 semanas

Lefutray – “Human Delusions”

De origen Mapudungún, la palabra “lefutray” significa “sonido rápido”, y con más de una década de trayectoria, esta banda hace...

Publicidad
Publicidad

Más vistas