Conéctate a nuestras redes

Discos

Melvins – Hold It In

Publicado

en

Cuando se habla de Melvins, hay que unificarlos en un grupo selecto que incluye, por ejemplo, los por ahora difuntos Sonic Youth o Mudhoney; esto es, bandas que han cimentado el camino para centenares de agrupaciones alrededor del mundo y que han sabido navegar, tranquilamente y sin aspavientos, los avatares que han implicado los estilos que, durante estos últimos treinta años, han gobernado las listas del mainstream, porque de una forma u otra, ellos son quienes los han cimentado e influenciado. El nutrido catálogo de los nativos de Washington ha servido para que bandas como Nirvana hayan podido asentar su sonido y del que “Bleach” (1989) es ejemplo fidedigno. 27 años han pasado desde la publicación de su primer trabajo, “Gluey Porch Treatments” (1987), y este año regresan campantes y ruidosos con “Hold It In”.

MELVINS 01Si el sludge metal pudiera tener una definición en una canción hoy en día, esa sería “Bride Of Crankenstein”, el riff oscuro y viscoso que da inicio al álbum, que poco tiene que ver con “You Can Make Me Wait”, track que le prosigue. En realidad no tiene mucho que ver con la mayoría de su catálogo, pero surge precisamente para darle un punto de inflexión, guitarras luminosas y letras de amores no correspondidos envasadas en vocoder. El rumbo vuelve a retomarse en “Brass Cupcake”, porque si bien conserva el tiempo de la que le precede, modifica la densidad de los ataques de guitarra. “Barcelonian Horseshoe Pit” es una ensalada de ruido y efectos que no tiene en ningún momento un fin claro, aunque igualmente es un nuevo quiebre en el disco.

Una de las características a resaltar en “Hold It In” es la cantidad de ritmos e intenciones que conviven en un solo álbum. Por ejemplo: “Onions Make The Milk Taste Bad” junto con “Sesame Street Meat” y “Piss Pistophersson”, son sin duda las canciones más allegadas al sonido clásico de Melvins; sludge no tan metálico, amenazante y sincopado, y por momentos muy ralentizado. Y en el otro lado, el característico tono de voz de Paul Leary en “Eyes On You” y “I Get Along (Hollow Moon)”, forman una dupleta vivaz y rockandrollera casi al ritmo del boogie.

MELVINS 02Si es que a mitad del año existía alguna suspicacia respecto al destino musical de Melvins, dado el lanzamiento del disco solista de su líder Buzz Osborne, “This Machine Kills Artists”, más acústico y reposado, “Nine Yards” destruye las sospechas con un batatazo que combina punk hecho y derecho con hard rock. El álbum baja la cortina con “House Of Gasoline”, un ladrillo por ratos intragable de casi trece minutos, en que su bajista JD Pinkus vomita fracciones de bajo y Dale Crover, su baterista, golpea los cueros con vehemencia. Cabe destacar que Pinkus y Leary fueron en algún momento miembros de Butthole Surfers, quienes junto con Melvins fueron punta de lanza del movimiento alternativo de fines de los ochenta, al que curiosamente nunca pertenecieron de facto.

“Hold It In” ciertamente no es la opera magna de Melvins; está por debajo, en términos de originalidad y propuesta, de trabajos como “Ozma” (1989) o “Houdini” (1993), sin embargo, gana mucho a la hora de unificar por primera vez, de forma íntegra, guitarras que juegan sin prejuicios con ganchos poperos junto al clásico sonido sludge, hermano del doom metal, opresivo y lento. Es agradable ver cómo treinta años de carrera no han hecho mella en la capacidad creativa de Osborne y compañía.

Publicidad
1 Comentario

1 Comentario

Responder

Discos

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

Publicado

en

Zeal & Ardor

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no fue hasta 2017 que se consagró como un grupo propiamente tal. El proyecto comenzó a partir de un ejercicio creativo en el que Gagneux pedía a usuarios de un foro online dos géneros musicales para combinarlos en una composición que realizaría en sólo media hora. Le sugirieron mezclar black metal con “música de negros” y, en el álbum homónimo lanzado este año (el tercero de la banda), esa fusión sigue igual de vigente. Además, aquella identidad dual es sazonada con pequeños vistazos a otros estilos, generando combinaciones inesperadas y resultados sonoros frescos.

En “Zeal & Ardor” la banda es también coherente con su pasado en los aspectos líricos, ya que las letras del álbum continúan con lo propuesto en “Devil Is Fine” (2016) y “Stranger Fruit” (2018), relatando una historia alterna en la que los esclavos estadounidenses no se hubieran convertido al cristianismo, sino que habrían volteado hacia el satanismo. Esto permite contextualizar de mejor manera títulos como “Death To The Holy” o “Church Burns”, y es precisamente esta orientación anti-religiosa, junto con la técnica vocal (de gritos agudos), lo que permite a Gagneux enlazarse con la historia del black metal, aun cuando su proyecto no es demasiado dogmático en relación con la música, ya que recoge gestos característicos del djent (“Death To The Holy”) e incluso del nu metal (“I Caught You”). El otro pilar del disco, la música de raíz africana, se manifiesta a través del canto soul, los coros de influencia gospel y el énfasis en los ritmos sincopados.

En términos globales, el álbum refleja una notable mejora en su producción comparado con los discos anteriores, con un timbre moderno, tanto de guitarras como baterías, y profundidad en los arreglos de voces y sintetizadores, alcanzando un sonido que llena el espectro, es decir, sonando pesado, pero con una buena dosis de agudos. En relación con su estructura, la primera canción, “Zeal & Ardor”, funciona como una sinopsis, exponiendo el contraste entre las distintas voces que usará Gagneux, y la postrera “A-H-I-L (All Hope Is Lost)” cumple el rol de outro al ser una pista instrumental de timbres electrónicos, que no tiene mayor relación con el resto del disco. Pese a ello, durante sus 43 minutos de duración, el álbum transita por varios niveles de energía sin establecer ningún patrón particular, lo que permite oír las canciones de manera desordenada sin perderse de mucho.

Por lo anterior, sin un concepto o un título que unifique el contenido del disco, la cohesión recae en la característica sonoridad derivada del cruce del metal y el soul.  Desde un punto de vista compositivo, el desafío de congeniar dos géneros tan distintos es resuelto a través de dos caminos: la yuxtaposición (o contraste directo entre los dos géneros) y la síntesis. Como ejemplos de la primera, encontramos a “Feed The Machine” y “Hold Your Head Low”, donde se recurre a un violento contraste entre los dos mundos sonoros sin que estos se integren con posterioridad. En el caso de la síntesis, “Erase” y “Run” son algunas de las piezas más logradas, ya que consiguen superponer los elementos característicos de cada género de manera efectiva. Por otro lado, hay otras canciones que no se quedan en la dualidad ya mencionada, entre las que destaca “J.M.B. (Jazz Metal Blues)”, que incorpora acordes extendidos característicos del jazz, pero cuyo ritmo y energía la asemejan más al math-rock, o “Emersion” donde se revelan influencias del post-rock.

Pese a ser considerada una banda avant-garde, la propuesta de Zeal & Ardor en este álbum es bastante accesible, e incluso llega a transitar por sonoridades casi publicitarias, gracias a la mezcla de melodías sin letra y ritmos basados en bombo y aplausos. De todos modos, la banda logra situarse dentro del linaje del black metal, encontrando un interesante punto de equilibrio entre novedad y familiaridad. No obstante, cuando prefieren la yuxtaposición de “momentos soul” y “momentos metal” por sobre la síntesis de ambos géneros, las canciones bordean el pastiche, generando a veces un efecto cómico por lo brutal del contraste, que parece ser indeseado, debido a la seriedad con que se comprometen en materia lírica. De todas formas, la impresión global que deja el álbum es positiva y demuestra coherencia con las placas anteriores de la banda.


Zeal & ArdorArtista: Zeal & Ardor

Disco: Zeal & Ardor

Duración: 43:57

Año: 2022

Sello: MVKA


Seguir Leyendo

Podcast Cine

Publicidad

Podcast Música

Facebook

Discos

Zeal & Ardor Zeal & Ardor
DiscosHace 4 horas

Zeal & Ardor – “Zeal & Ardor”

La banda suiza Zeal & Ardor nació en 2013 como un proyecto solista del músico suizo-estadounidense Manuel Gagneux, pero no...

THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND
DiscosHace 1 día

PUP – “THE UNRAVELING OF PUPTHEBAND”

A tres años del excelente “Morbid Stuff” (2019), la banda canadiense PUP se aventura en su cuarto larga duración con...

Bronco Bronco
DiscosHace 1 semana

Orville Peck – “Bronco”

Desde su aparición con “Pony” (2019), la misteriosa imagen de Orville Peck colmó las miradas de medios y fanáticos, y...

Chloë And The Next 20th Century Chloë And The Next 20th Century
DiscosHace 1 semana

Father John Misty – “Chloë And The Next 20th Century”

El juego de las expectativas es cruel porque pone la carga de la espera y del tiempo en miras a...

Jodeki Jodeki
DiscosHace 2 semanas

tricot – “Jodeki”

Como pocos lugares en el mundo, Japón cuenta con la capacidad de sostenerse sobre su propia industria cultural. Es esta...

Where Myth Becomes Memory Where Myth Becomes Memory
DiscosHace 2 semanas

Rolo Tomassi – “Where Myth Becomes Memory”

La capacidad para habitar terrenos sonoros dispares es una de las primeras características que relucen en “Where Myth Becomes Memory”...

Together Together
DiscosHace 3 semanas

Duster – “Together”

Los herméticos exponentes del slowcore regresan con “Together”, un sorpresivo nuevo disco a sólo tres años después de su regreso...

Fear Of The Dawn Fear Of The Dawn
DiscosHace 3 semanas

Jack White – “Fear Of The Dawn”

Cuando se terminó The White Stripes, fue por una razón en específico: preservar lo bello y especial de la banda,...

Messa Close Messa Close
DiscosHace 4 semanas

Messa – “Close”

¿Cómo romper la monotonía dentro de subgéneros musicales que se caracterizan justamente por ese atributo? Si, por ejemplo, hablamos de...

LABYRINTHITIS LABYRINTHITIS
DiscosHace 1 mes

Destroyer – “LABYRINTHITIS”

Abordar la carrera de Dan Bejar, al menos en lo que respecta a Destroyer, se hace complicado por varias razones....

Publicidad
Publicidad

Más vistas