Conéctate a nuestras redes

Discos

Meat Puppets – Rat Farm

Publicado

en

Los legendarios Meat Puppets, banda que sirvió de inspiración para toda una generación de agrupaciones del movimiento grunge en la década del noventa, vuelve a las pistas de la mano de su decimocuarto álbum de estudio, titulado “Rat Farm”, el que será distribuido por el sello Megaforce Records. Esta placa fue grabada en los estudios Yellow Dog de Austin, Texas, y cuenta con la producción del propio frontman y guitarrista de la agrupación, Curt Kirkwood. En total son 12 canciones que marcan el renacer creativo de los oriundos de Arizona, tras dos años de silencio desde el lanzamiento de “Lollipop” (2011).

MEAT PUPPETS 02“Rat Farm”, corte que da el nombre al álbum, constituye una inmejorable forma de comenzar el viaje a través de la placa, con una melodía a medio tiempo, bastante liviana y lúdica, con preponderancia del sonido del bajo de Cris Kirkwood. “One More Drop” mantiene una muy buena energía, con un estilo clásico que hace recordar sus mejores años, apoyados por un pegajoso estribillo y una potente base rítmica. El disco continúa con “Down”, el primer sencillo que se desprende del trabajo, una excelente selección, fiel reflejo de la faceta más psicodélica de los nativos de Phoenix, con precisas secuencias de cuerdas y la característica voz de Curt Kirkwood. Las revoluciones bajan un par de peldaños con “Leave Your Head Alone”, tema que se mueve lentamente al ritmo de la batería de Shandon Sahm y que descansa en los sonidos más distorsionados. “Again” amalgama la textura de la guitarra acústica con una melodía mucho más sintetizada, constituyendo una pieza que no convence por completo, sirviendo sólo como relleno. El cierre de la primera mitad del álbum corre por cuenta de “You Don’t Know”,  una canción que muestra algunos matices de música country, con una agradable y entretenida armonía.

En “Waiting” aparece el sonido folk en todo su esplendor, con una notable participación de la guitarra acústica y el preciso complemento de múltiples voces, que fundamentan uno de los mejores cortes del álbum. El comienzo de “Time And Money” delega todo el protagonismo en las cuerdas de los hermanos Kirkwood, configurando una melodía que no destaca por su energía e intensidad, pero sí por su delicada instrumentación, que además cuenta con el característico aporte del piano. “Sometimes Blue” llena el viaje del sentimiento y alegría de la música country, que parece transportar al oyente a una reunión familiar alrededor de una fogata, jugando con las brasas. La potencia de “Original One” nos trae de vuelta a la realidad, con una batería que suena decidida, marcando el ritmo de la canción, y bien logradas secuencias de la guitarra de Curt, además de una contagiosa melodía. “River Rose” vuelve a mostrar ese sonido tan propio del rock clásico, con una distorsión controlada y una base rítmica que, sin derrochar intensidad, se percibe bastante enérgica. “Sweet” es el último tema en mostrar sus credenciales, exponiendo lo más potente de la guitarra, con secuencias sólidas e intensas, y una percusión que aporta con fuerza e intención, configurando la canción más rockera de toda la placa.

MEAT PUPPETS 01Los años no pasan a través de Meat Puppets, con una esencia que no se compara a nada de lo que actualmente ofrece el mercado, y un sonido implacable que parece sacado de otra época. Sería exagerado afirmar que “Rat Farm” es el mejor trabajo de la banda, pero sin lugar a dudas tiene un lugar asegurado en el podio, básicamente por su facilidad para hermanar los estilos rock psicodélico y country, haciéndolos funcionar en perfecta armonía, además de potenciarlos mutuamente. Con este nuevo álbum, dejan en evidencia que talento les sobra en cada una de sus creaciones, dándole la razón al fallecido Kurt Cobain, quien hace más de veinte años los convirtió en objeto de culto y devoción. Tras la disolución de Sonic Youth en 2011, sólo van quedando tres de los pilares que sustentan al rock alternativo: Pixies, Dinosaur Jr. y Meat Puppets. Es de esperar que esta fructífera camada de músicos que se encuentra en peligro de extinción, se mantengan vigentes por muchos años más, porque sólo ellos son capaces de crear obras tan sencillas y perfectas como “Rat Farm”.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Gaerea – “Limbo”

Publicado

en

Limbo

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias musicales y estéticas de bandas como Venom, Celtic Frost y Mercyful Fate, un colectivo de bandas de Noruega impulsó al extremo a uno de los subgéneros más controversiales dentro del metal. Provocadores y selectivos, establecieron las raíces de lo que conocemos como black metal tradicional, y continuando con una de sus características fundamentales, lo desafiante de este sonido también sirvió para que el enfoque pagano, mitológico y musicalmente minimalista, evolucionara a través de agrupaciones que vieron en su oscuridad nuevas formas de expresión.

Desde Portugal, cinco individuos encarnan las tinieblas en el anonimato absoluto, haciendo que Gaerea sea un ente materializado sólo por sus obras. “Limbo” es el segundo larga duración oficial de esta agrupación, un trabajo que durante sus seis canciones expande la frialdad con matices ambientales, que remueven fibras emocionales por su desgarradora propuesta. La estridente obertura de “To Ain” se ve interrumpida con una crudeza majestuosa. La potencia rítmica de Gaerea despeja todo atisbo de pasividad hasta el aterrizaje a mitad del track, en un delicado pasaje con un cuidado armado en su trabajo de cuerdas, muy apegado al post rock, siendo un respiro previo al remate del tramo final.

Una vorágine conduce a un potente clímax, navegando entre lo solemne y disonante, para arremeter de inmediato con “Null”, la apabullante muestra de la dimensión más feroz del misterioso quinteto. El brillante despliegue de percusión, que va más allá de lo brutal, aplica leves variaciones que brindan los espacios necesarios para que los componentes más emotivos brillen por su descarnada entrega, lo que desemboca en la devastadora “Glare”, donde un filoso riff con sentido de urgencia se ve inmerso en una sofocante atmósfera, conjugando elementos del shoegaze y que son bien asimilados dentro de la desesperación que envuelve toda la canción.

En equilibrio, la mitad de “Limbo” va mostrando más aristas del sonido de Gaerea. En crescendo, “Conspiranoia” se va desenvolviendo en lo intrigante. Cada elemento va añadiendo algo exquisito al armado del explosivo ataque de cuerdas, que tiene a lo inquietante y a lo bestial de la voz durante el introspectivo viaje a través de la mente del intérprete y sus demonios como combustible sonoro.

Preparándonos para un final inminente, “Urge” es un letal homenaje a los precursores del black metal. Siendo el corte más breve del opus, Gaerea no se guarda nada e invoca absoluta destrucción, dando lugar –aún en contrariedad con los pioneros del sonido de origen– a un bajo muy presente, junto a tenebrosos acordes que van dando forma a “Mare”, el extenso cierre del larga duración: una muralla sonora que no escatima en potencia, llevado a un disonante intervalo que cautiva por la solemnidad en su punto más alto, el cual se disuelve en un gélido valle.

En el pasado, lo que hacía a una banda “verdadera” dentro del hermético circuito del black metal radicaba en privarse de una producción de calidad y en la claridad del sonido mostrado, y así impactar con una visceral muestra. Es en este último punto donde Gaerea se alza como un conjunto que hace de la catarsis un componente indispensable para librarse de un esquema que bebe del pasado, y con “Limbo”, en su agonía y frenesí, los portugueses consiguen crear una extrema muestra emotiva, que brilla en la vasta oscuridad.


Artista: Gaerea

Disco: Limbo

Duración: 51:47

Año: 2020

Sello: Season Of Mist


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 2 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 2 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 3 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Thalassic Thalassic
DiscosHace 4 semanas

Ensiferum – “Thalassic”

Dentro de las historias que aparecen en la mitología griega, existe una que hace referencia a Talasa, la diosa primordial...

Certified Heavy Kats Certified Heavy Kats
DiscosHace 4 semanas

!!! – “Certified Heavy Kats”

Primero que todo, son necesarias dos aclaraciones: primero, que no es posible hablar del dance punk sin incluir a los...

Slow Decay Slow Decay
DiscosHace 4 semanas

The Acacia Strain – “Slow Decay”

En nuestros tiempos de inmediatez, captar la atención del oyente durante los años requiere de algún valor agregado, independiente de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas