Conéctate a nuestras redes

Discos

Matorral – Gabriel

Publicado

en

Pocas bandas en Chile cuentan una historia tan particular como la que tiene Matorral, a quienes se les ha situado como una de las piedras angulares de la música nacional pese a que no son récords de ventas, sus canciones rara vez suenan en las radios, e incluso su nombre es aún desconocido para muchos. Nominados a un Altazor por su brillante “Resonancia En La Zona Central” (2007), asistieron a la ceremonia en micro. Y es que así es el camino de la autogestión: retorcido, intrincado, pedregoso, pero con la maravillosa bondad de permitir a sus adherentes la libertad plena de la realización sin condiciones ni limitantes, algo de lo que Matorral ha sacado fecundo provecho.

MATORRAL 01Es con esta libertad que dejan atrás la fusión entre rock, psicodelia y sonidos folk de raíz inconfundiblemente chilena que cimentaron sus inicios, para dar lugar a un sonido mucho más experimental. Es imprescindible retroceder a “Remoto Control” (2013), disco lanzado tras seis años de silencio, para comprender la transición que atravesó la banda y que da origen a una reinvención de su sonido, donde la preponderancia de las guitarras y el volumen pasan a segundo plano abriéndose a un tono aún más íntimo, casi susurrante, en el que los protagonistas son los teclados, sintetizador y trompetas, cálidos acompañantes para la voz de Felipe Cadenasso. Otro hito del nuevo sonido de Matorral es la entrada de Ítalo Arauz a la batería, la cual, sin duda, ha logrado destacarse, puesto que adquiere personalidad propia en “Gabriel”.

Con un video filmado en plena Cordillera de Los Andes –trabajo audiovisual que incluso contó con elogios de Phil King, bajista en The Jesus And Mary Chain–, se abre paso “Boleta De Cambio”, una canción pausada, particularmente rica en texturas; una buena carta de presentación de lo que será esta entrega. Destaca el ritmo de la batería, una que entre apuros y pausas logra dar sonoridad al llamado que se hace a la intensidad sin necesitar de invocación al ruido. En “Abril”, una tímida guitarra acústica busca retornar al protagonismo que alguna vez tuvo en el sonido de Matorral, pero su entrada es sutil, respetuosa con los otros instrumentos, ingrediente que permite mantener todo en el equilibrio y armonía que son sello de este trabajo. Le continúa “Cierto”, lisérgica tonada a base de sintetizador, donde todos los elementos se ponen de acuerdo para generar una pista cíclica, circular, que otorga sentido y profundidad a la idea del continuo retorno con la intención de ver lo que hay detrás de uno, tal como lo señalan las tres sencillas frases que componen la lírica completa de este tema.

MATORRAL 02La intimidad llega a su clímax en “Blanco”, corte donde el protagonismo se lo lleva el dueto entre el piano y la susurrante voz de Cadenasso, para posteriormente retornar a la sonoridad en “Caen”, quizá la pista sobre la que mejor se adhieren todos los instrumentos, que abren paso a un suculento festín de sonidos y texturas. Por su parte, “Superándolo” destaca por la predominancia de un piano estructuradamente caótico, como si intentara transformar en sonido el impetuoso deseo de poner orden en aquello que internamente se dispersa; una batalla entre la resignación y la vorágine, estupendamente traducida hacia el lenguaje musical. En “Secuencia”, antesala al cierre del disco, se sostiene un rico juego melódico cargado a la nostalgia. Finalmente llega “Transmisión”, combinación exacta entre sutileza e intensidad; una síntesis precisa de todo lo expuesto en la breve pero concisa duración del álbum.

Sin lugar a dudas, Matorral se arriesga con una propuesta en la que sigue explotando nuevas gamas de su paleta sonora, con la finalidad de reinventarse y seguir consolidando esta nueva etapa de su carrera, donde si bien muchas cosas distan de sus primeros tres trabajos, existen sutilezas que se mantienen constantes, probablemente gracias a la honestidad con que se han desarrollado siempre, algo posible sólo en el cómodo ambiente de libertad que la banda ha sabido construirse a pesar de su accidentado camino. Por su indudable originalidad, caracterizada por un sonido rico en texturas y variaciones, pero de estructura sólida, estable y uniforme, “Gabriel” se constituye como un disco excepcional dentro de lo que tiene para ofrecer la escena nacional. Un trabajo breve y conciso, de cierre algo abrupto, donde el silencio que sucede al final exige ser llenado por más de lo mismo, siendo algo inevitablemente tentador volver a dar play desde la primera pista.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Gaerea – “Limbo”

Publicado

en

Limbo

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias musicales y estéticas de bandas como Venom, Celtic Frost y Mercyful Fate, un colectivo de bandas de Noruega impulsó al extremo a uno de los subgéneros más controversiales dentro del metal. Provocadores y selectivos, establecieron las raíces de lo que conocemos como black metal tradicional, y continuando con una de sus características fundamentales, lo desafiante de este sonido también sirvió para que el enfoque pagano, mitológico y musicalmente minimalista, evolucionara a través de agrupaciones que vieron en su oscuridad nuevas formas de expresión.

Desde Portugal, cinco individuos encarnan las tinieblas en el anonimato absoluto, haciendo que Gaerea sea un ente materializado sólo por sus obras. “Limbo” es el segundo larga duración oficial de esta agrupación, un trabajo que durante sus seis canciones expande la frialdad con matices ambientales, que remueven fibras emocionales por su desgarradora propuesta. La estridente obertura de “To Ain” se ve interrumpida con una crudeza majestuosa. La potencia rítmica de Gaerea despeja todo atisbo de pasividad hasta el aterrizaje a mitad del track, en un delicado pasaje con un cuidado armado en su trabajo de cuerdas, muy apegado al post rock, siendo un respiro previo al remate del tramo final.

Una vorágine conduce a un potente clímax, navegando entre lo solemne y disonante, para arremeter de inmediato con “Null”, la apabullante muestra de la dimensión más feroz del misterioso quinteto. El brillante despliegue de percusión, que va más allá de lo brutal, aplica leves variaciones que brindan los espacios necesarios para que los componentes más emotivos brillen por su descarnada entrega, lo que desemboca en la devastadora “Glare”, donde un filoso riff con sentido de urgencia se ve inmerso en una sofocante atmósfera, conjugando elementos del shoegaze y que son bien asimilados dentro de la desesperación que envuelve toda la canción.

En equilibrio, la mitad de “Limbo” va mostrando más aristas del sonido de Gaerea. En crescendo, “Conspiranoia” se va desenvolviendo en lo intrigante. Cada elemento va añadiendo algo exquisito al armado del explosivo ataque de cuerdas, que tiene a lo inquietante y a lo bestial de la voz durante el introspectivo viaje a través de la mente del intérprete y sus demonios como combustible sonoro.

Preparándonos para un final inminente, “Urge” es un letal homenaje a los precursores del black metal. Siendo el corte más breve del opus, Gaerea no se guarda nada e invoca absoluta destrucción, dando lugar –aún en contrariedad con los pioneros del sonido de origen– a un bajo muy presente, junto a tenebrosos acordes que van dando forma a “Mare”, el extenso cierre del larga duración: una muralla sonora que no escatima en potencia, llevado a un disonante intervalo que cautiva por la solemnidad en su punto más alto, el cual se disuelve en un gélido valle.

En el pasado, lo que hacía a una banda “verdadera” dentro del hermético circuito del black metal radicaba en privarse de una producción de calidad y en la claridad del sonido mostrado, y así impactar con una visceral muestra. Es en este último punto donde Gaerea se alza como un conjunto que hace de la catarsis un componente indispensable para librarse de un esquema que bebe del pasado, y con “Limbo”, en su agonía y frenesí, los portugueses consiguen crear una extrema muestra emotiva, que brilla en la vasta oscuridad.


Artista: Gaerea

Disco: Limbo

Duración: 51:47

Año: 2020

Sello: Season Of Mist


Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

Limbo Limbo
DiscosHace 2 semanas

Gaerea – “Limbo”

La década de los noventa fue el período donde un movimiento musical e ideológico tuvo un apogeo histórico. Tomando influencias...

The Kingdom The Kingdom
DiscosHace 2 semanas

Bush – “The Kingdom”

Lejos del sonido que hizo masticable su propuesta en los 90, Bush se abre a una idea donde predomina una...

Where Only Gods May Tread Where Only Gods May Tread
DiscosHace 2 semanas

Ingested – “Where Only Gods May Tread”

“Sobre gustos no hay nada escrito”, una frase que funciona como recordatorio ante lo subjetivo de una opinión dentro de...

Keleketla Keleketla
DiscosHace 2 semanas

Keleketla! – “Keleketla!”

Nacido en Sudáfrica y cruzando las fronteras, Keleketla! es un proyecto tan diverso como los múltiples artistas que lo componen....

A Hero’s Death A Hero’s Death
DiscosHace 2 semanas

Fontaines D.C. – “A Hero’s Death”

Para muchas bandas el segundo disco es un gran desafío, ya que en un período de tiempo acotado deben volver...

Microphones In 2020 Microphones In 2020
DiscosHace 3 semanas

The Microphones – “Microphones In 2020”

“Las bandas que se separan y se reúnen por dinero pueden hacer lo que quieran. Pero me pone feliz ser...

Forever Blue Forever Blue
DiscosHace 3 semanas

A.A. Williams – “Forever Blue”

En el arte, el azul es un color asociado a climas fríos, atmósferas intimistas cargadas de nostalgia y tristeza. Es...

Thalassic Thalassic
DiscosHace 4 semanas

Ensiferum – “Thalassic”

Dentro de las historias que aparecen en la mitología griega, existe una que hace referencia a Talasa, la diosa primordial...

Certified Heavy Kats Certified Heavy Kats
DiscosHace 4 semanas

!!! – “Certified Heavy Kats”

Primero que todo, son necesarias dos aclaraciones: primero, que no es posible hablar del dance punk sin incluir a los...

Slow Decay Slow Decay
DiscosHace 4 semanas

The Acacia Strain – “Slow Decay”

En nuestros tiempos de inmediatez, captar la atención del oyente durante los años requiere de algún valor agregado, independiente de...

Publicidad
Publicidad

Más vistas