Conéctate a nuestras redes

Discos

Matorral – Gabriel

Publicado

en

Pocas bandas en Chile cuentan una historia tan particular como la que tiene Matorral, a quienes se les ha situado como una de las piedras angulares de la música nacional pese a que no son récords de ventas, sus canciones rara vez suenan en las radios, e incluso su nombre es aún desconocido para muchos. Nominados a un Altazor por su brillante “Resonancia En La Zona Central” (2007), asistieron a la ceremonia en micro. Y es que así es el camino de la autogestión: retorcido, intrincado, pedregoso, pero con la maravillosa bondad de permitir a sus adherentes la libertad plena de la realización sin condiciones ni limitantes, algo de lo que Matorral ha sacado fecundo provecho.

MATORRAL 01Es con esta libertad que dejan atrás la fusión entre rock, psicodelia y sonidos folk de raíz inconfundiblemente chilena que cimentaron sus inicios, para dar lugar a un sonido mucho más experimental. Es imprescindible retroceder a “Remoto Control” (2013), disco lanzado tras seis años de silencio, para comprender la transición que atravesó la banda y que da origen a una reinvención de su sonido, donde la preponderancia de las guitarras y el volumen pasan a segundo plano abriéndose a un tono aún más íntimo, casi susurrante, en el que los protagonistas son los teclados, sintetizador y trompetas, cálidos acompañantes para la voz de Felipe Cadenasso. Otro hito del nuevo sonido de Matorral es la entrada de Ítalo Arauz a la batería, la cual, sin duda, ha logrado destacarse, puesto que adquiere personalidad propia en “Gabriel”.

Con un video filmado en plena Cordillera de Los Andes –trabajo audiovisual que incluso contó con elogios de Phil King, bajista en The Jesus And Mary Chain–, se abre paso “Boleta De Cambio”, una canción pausada, particularmente rica en texturas; una buena carta de presentación de lo que será esta entrega. Destaca el ritmo de la batería, una que entre apuros y pausas logra dar sonoridad al llamado que se hace a la intensidad sin necesitar de invocación al ruido. En “Abril”, una tímida guitarra acústica busca retornar al protagonismo que alguna vez tuvo en el sonido de Matorral, pero su entrada es sutil, respetuosa con los otros instrumentos, ingrediente que permite mantener todo en el equilibrio y armonía que son sello de este trabajo. Le continúa “Cierto”, lisérgica tonada a base de sintetizador, donde todos los elementos se ponen de acuerdo para generar una pista cíclica, circular, que otorga sentido y profundidad a la idea del continuo retorno con la intención de ver lo que hay detrás de uno, tal como lo señalan las tres sencillas frases que componen la lírica completa de este tema.

MATORRAL 02La intimidad llega a su clímax en “Blanco”, corte donde el protagonismo se lo lleva el dueto entre el piano y la susurrante voz de Cadenasso, para posteriormente retornar a la sonoridad en “Caen”, quizá la pista sobre la que mejor se adhieren todos los instrumentos, que abren paso a un suculento festín de sonidos y texturas. Por su parte, “Superándolo” destaca por la predominancia de un piano estructuradamente caótico, como si intentara transformar en sonido el impetuoso deseo de poner orden en aquello que internamente se dispersa; una batalla entre la resignación y la vorágine, estupendamente traducida hacia el lenguaje musical. En “Secuencia”, antesala al cierre del disco, se sostiene un rico juego melódico cargado a la nostalgia. Finalmente llega “Transmisión”, combinación exacta entre sutileza e intensidad; una síntesis precisa de todo lo expuesto en la breve pero concisa duración del álbum.

Sin lugar a dudas, Matorral se arriesga con una propuesta en la que sigue explotando nuevas gamas de su paleta sonora, con la finalidad de reinventarse y seguir consolidando esta nueva etapa de su carrera, donde si bien muchas cosas distan de sus primeros tres trabajos, existen sutilezas que se mantienen constantes, probablemente gracias a la honestidad con que se han desarrollado siempre, algo posible sólo en el cómodo ambiente de libertad que la banda ha sabido construirse a pesar de su accidentado camino. Por su indudable originalidad, caracterizada por un sonido rico en texturas y variaciones, pero de estructura sólida, estable y uniforme, “Gabriel” se constituye como un disco excepcional dentro de lo que tiene para ofrecer la escena nacional. Un trabajo breve y conciso, de cierre algo abrupto, donde el silencio que sucede al final exige ser llenado por más de lo mismo, siendo algo inevitablemente tentador volver a dar play desde la primera pista.

Publicidad
Clic para comentar

Responder

Discos

Hinds – “The Prettiest Curse”

Publicado

en

The Prettiest Curse

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de bandas como The Strokes se ha vuelto en una constante, pero en su último disco, “The Prettiest Curse”, el cuarteto español amplía sus sonidos y mira hacia una audiencia más amplia, con un material distintivo que celebra el trabajo y carisma de la agrupación. Con producción de Jenn Decilveo (Beth Ditto, Bat For Lashes), la banda deja de lado su clásico sonido garage pop por una paleta más expansiva y colorida. Esto se percibe rápidamente en la apertura “Good Bad Times”, un explosivo giro al power pop con relucientes guitarras y percusión, liderada por el juego vocal entre Carlotta Cosials y Ana Perrote.

Sus personalidades relucen en “Just Like Kids (Miau)”, una crítica a los sexismos y prejuicios que han enfrentado en la industria: “¿Puedo decirte algo sobre tu banda? Estoy seguro de que te encantaría escuchar mi consejo. El sarcástico corte es acompañado de un instrumental dulzón que enaltece la actitud pasivo-agresiva de la composición, en un giro que apela a una mayor audiencia, pero que se presenta como un paso natural más que una necesidad de satisfacer al mainstream. Otra agradable sorpresa son las primeras letras en español de la banda, presentando un arriesgado spanglish que puede resultar molesto para unos y disfrutable para otros. Este juego cultural se materializa musicalmente en la cautivante “Come Back And Love Me <3”, un romántico homenaje a sus raíces, girando hacia bossa nova en la disonancia más grande del “The Prettiest Curse”, pero que se gana un espacio gracias a la constancia en sus vocales. El uso de su lenguaje nativo es una herramienta más que bienvenida, haciendo que su sonido sea más distintivo.

Los elementos del garage no son olvidados por completo, y canciones como “Burn” son ejemplos fieles a su sonido original, donde las chicas se unen en un rugiente estribillo que culmina en un outro a cargo del guitarreo electrónico clásico. Sin embargo, sus estructuras son mucho más pulidas que antes y la técnica en estas logra destacar, como en “Take Me Back”, un tema clásico del repertorio de la agrupación, pero con una evolución que deja brillar cada elemento, con un solo que funciona como el golpe emocional del disco en una nostálgica y atrapante melodía.

Si bien este es un disco de cambios, el elemento principal sigue siendo las voces de de Cosials y Perrote. Mucho de “The Prettiest Curse” es liderado por la personalidad que sale de sus vocales, logrando cambiar el tono en que cada canción es percibida, desde la irónica “Just Like Kids”, la sensual “Come Back And Love Me”, o “Riding Solo”, que presenta un pegajoso coro creado para estadios, en uno de los sonidos más expansivos del álbum. Y es que gran parte del trabajo presenta himnos dignos de cantar en vivo, donde “Boy” es el matrimonio perfecto de los elementos pop y rock del disco, así como también del inglés y español, con un dulce estribillo sepultado en fuertes guitarras.

La batalla más grande que enfrenta el disco es precisamente la magnitud sonora que tiene como objetivo. Al optar por melodías más cercanas al pop, muchos de estos elementos son barridos por las fuertes guitarras propias del garage. Este choque melódico amenaza con opacar la mejor carta de la agrupación: el peculiar, pero inescapable estilo vocal que narra las composiciones. Por esto, la pieza final, “This Moment Forever”, es un apreciado momento donde el instrumental descansa para darle protagonismo a la potencia de sus voces, despidiéndose con el momento más intimo del disco, pero no menos cautivante.

La idea de que los giros hacia el pop reflejan una reducción del sonido original se ha convertido en una narrativa obsoleta, en especial en el caso de Hinds, quienes logran usar estos elementos para construir su propia identidad. Este cambio puede asustar a los fans más puritanos, pero el espíritu de sus primeros discos está presente en “The Prettiest Curse”, si es que no más amplificado. Las guitarras son más brillosas y los vocales presentan más confianza, sin embargo, el encanto original no ha disminuido ni un poco.


Artista: Hinds

Disco: The Prettiest Curse

Duración: 32:45

Año: 2020

Sello: Lucky Number / Mom + Pop Music


https://open.spotify.com/album/5EAxNmYYdSAswaDuqPTiYN

Seguir Leyendo

Podcast Cine E36

Publicidad

Podcast Música E36

Facebook

Discos

The Prettiest Curse The Prettiest Curse
DiscosHace 4 días

Hinds – “The Prettiest Curse”

Llevar las influencias musicales en la manga puede resultar en molestas comparaciones. En el caso de Hinds, la sombra de...

Shadow Of Life Shadow Of Life
DiscosHace 5 días

Umbra Vitae – “Shadow Of Life”

La vida es un camino de luces y sombras, donde aquellos pasajes más lúgubres suelen verse desde una óptica negativa...

Muzz Muzz
DiscosHace 6 días

Muzz – “Muzz”

Proyecto paralelo y superbanda fueron las credenciales para mostrar al mundo a Muzz. El trío liderado por Paul Banks, y...

Stare Into Death And Be Still Stare Into Death And Be Still
DiscosHace 2 semanas

Ulcerate – “Stare Into Death And Be Still”

Desde su concepción, el death metal como subgénero ha sido llevado a experimentación, con muchas agrupaciones que han acoplado este...

Italian Ice Italian Ice
DiscosHace 2 semanas

Nicole Atkins – “Italian Ice”

Los efectos del Covid-19 en la industria musical se han presentado en múltiples formas: cancelaciones de festivales, conciertos o álbumes...

RTJ4 RTJ4
DiscosHace 2 semanas

Run The Jewels – “RTJ4”

Cuando Killer Mike habla de un hombre negro que está siendo asfixiado en “walking in the snow”, no se sabe...

Petals For Armor Petals For Armor
DiscosHace 3 semanas

Hayley Williams – “Petals For Armor”

¿Qué puede salir de una mente agobiada? La pregunta es sencilla si solamente se mira desde una vereda superficial y...

Premonitions Premonitions
DiscosHace 3 semanas

Sojourner – “Premonitions”

Las barreras de la distancia ya parecen ser cosa del pasado. Si bien, siempre cuando oímos algún larga duración recién...

Set My Heart On Fire Immediately Set My Heart On Fire Immediately
DiscosHace 3 semanas

Perfume Genius – “Set My Heart On Fire Immediately”

“La mitad de mi vida se ha ido”, son las palabras con las que Mike Hadreas comienza su quinto álbum...

Notes On A Conditional Form Notes On A Conditional Form
DiscosHace 4 semanas

The 1975 – “Notes On A Conditional Form”

Pese a que Matty Healy indicó que los dos discos lanzados en la era “Music For Cars” de The 1975...

Publicidad
Publicidad

Más vistas